BLOGS
La Gulateca

Recetas, libros, gadgets, vinos, restaurantes... Un blog de gastronomía sin humos

Ni la leche en la puerta, ni la verdura abajo. Cómo colocar los alimentos en la nevera

La típica nevera de postal en la que todo está mal colocado (Foto Gtres)

La nevera vacía es uno de los dramas habituales de la vuelta de vacaciones. La buena noticia -por decirlo de algún modo- es que podemos aprovechar la ocasión para empezar a ordenarla en condiciones y colocar cada cosa donde toca. Porque, pese a que parece algo bastante sencillo, es posible que, llevados por la inercia y la costumbre, llevemos toda la vida colocando las cosas mal.

Sí, ya sabemos que dan mucha rabia esas listas que enumeran nuestros errores, pero unos sencillos consejos pueden conseguir que la comida (cocinada o no) se conserve mejor y dure más tiempo en nuestro frigorífico, además de, por supuesto, ayudarrnos a evitar cualquier riesgo. Por eso le hemos pedido consejo a Lluís Riera, experto en seguridad alimentaria en la empresa SAIA, para que nos explique cómo ordenar correctamente nuestra nevera ahora que, posiblemente, todavía esté medio vacía.

La temperatura correcta. Nada de jugar con los mandos de la temperatura, calculando a ojo si es mejor más o menos frío. La temperatura correcta para la zona de la nevera es 4 grados y para el congelador 18 bajo cero. El frío “pesa” -nos explica Riera-, así que la zona inferior del frigorífico es siempre más fría que las baldas superiores. Un dato básico para pensar el orden de los alimentos. Por cierto, si la nevera ha estado apagada en vacaciones, mejor ponerla en marcha vacía 24 horas para que pueda recuperar su temperatura.

Crudos y elaborados. Teniendo en cuenta no sólo la temperatura, sino los riesgos de cada alimento, los productos crudos deberían estar en la zona inferior para evitar que al gotear contaminen el resto de productos. Los ya elaborados (yogures, quesos, comida preparada…) pueden estar en la zona superior sin problemas.

Lee el resto de la entrada »

‘Juicero’, la delirante historia del exprimidor de 600 euros que resultó ser un timo

Hacer un zumo no tiene mucho misterio ni requiere demasiada tecnología. Pero si empezamos a hablar de cold press (prensado en frío) y de sofisticados aparatos pensados para conseguir este tipo de bebidas, no sólo el tema se vuelve más sofisticado, sino también más caro. Si a la receta se le suma algo de diseño, un buen vendedor de humo, una de esas startup de Silicon Valley, y clientes dispuestos a gastar lo que sea por tener el último gadget, el resultado es Juicero.

Tras ese nombre está lo que prometía ser la Nespresso de los zumos. Un aparato capaz de obtener en pocos segundos y sin apenas ensuciar -eterno problema de las licuadoras convencionales- un estupendo zumo de frutas y verduras a partir de bolsas con diferentes preparados para cada combinación de sabores.

Un negocio y una máquina que despertó mucha expectación entre los más modernos de la costa oeste de Estados Unidos, y que llegó a conseguir -levantar, como se dice en el argot de los emprendedores- más de 120 millones de dólares de financiación. Teóricamente se trataba de un sistema de tecnología única capaz de, mediante presión, conseguir esos estupendos y coloridos zumos.

La empresa comenzó a comercializar Juicero en la primavera de 2016 a un precio de nada menos que 700 dólares. Y todo iba bien hasta que alguien tuvo la mala idea de probar a apretar con las manos una de esas bolsas que contenían el preparado para los zumos y, sorpresa, resulta que la simple presión manual y algo de paciencia bastaba para extraer el zumo.

Lee el resto de la entrada »

Receta: sopa fría de melón y pepino

Fotos de Emma García para La Gulateca

Septiembre ya está aquí, y aunque es hora de deshacer las maletas y volver a la rutina, todavía es pronto para renunciar a los estupendos productos de verano que quedan en el mercado, y a esas recetas sencillas y refrescantes que tanto nos gustan.

La sandía ha sido nuestro ingrediente estrella este verano, y no solo como postre porque, igual que el melón y otras frutas, da mucho juego también en recetas saladas. Esta vez hemos probado con una sopa fría de melón, pepino y menta, con la esperanza de hacer más llevadero el cambio de la playa a la oficina o, al menos, presumir de táper colorido y rico en el trabajo.

Sí, es una sopa de melón y pepino, aunque por el color alguno creerá que ya estamos en otoño y haciendo cremas de calabaza. La razón es muy sencilla: hemos utilizado melón de la variedad Cantaloup, aunque evidentemente podemos recurrir al que más nos guste o tengamos a mano. De hecho, siempre es buena idea utilizar ese que tenemos por casa y amenaza con empezar a ponerse feo si no lo comemos ya.

Lee el resto de la entrada »

¿Helado en pan de sandwich? Así se come en Singapur


Un corte de helado entre dos galletas de barquillo. Esa es la imagen en la que todos pensamos al hablar del sandwich helado, un invento muy clásico y que, pese a que las grandes compañías han mantenido y reinventado con todo tipo de sabores y galletas, todavía muchos relacionan con las barras de helado de toda la vida.

¿Pero qué ocurre si estamos en Singapur y pedimos -con nuestro mejor inglés- un ice cream sandwich? Pues que nos servirán un trozo de helado con una rebanada de pan de molde. Vaya, un sandwich de helado en el sentido más literal de la idea. Convertido en uno de los iconos gastronómicos de la ciudad y en motivo de sorpresa para los visitantes, este invento es habitual en los puestos callejeros, aunque también puede encontrarse en algunas pastelerías y tiendas de dulces.

Por supuesto, este peculiar sandwich admite muchas variaciones de sabores, aunque ya que estamos en Singapur lo suyo es animarse con el helado de durian, una de las frutas más icónicas de este país y de Malasia, y con un sabor y olor que a algunos les chifla y a otros les hace salir corriendo.

El pan de sandwich -sólo una rebanada, que se sirve en forma de “u”- suele tener franjas de colores, aunque en algunos puestos es una rebanada blanca normal y corriente. ¿Y que tal está? Aprovechando que este verano hemos pasado unos días por allí, hemos querido probarlo y, la verdad, es que está rico, aunque es cierto que la combinación del helado frío con el pan esponjoso y bastante insípido resulta un poco inquietante al principio. Eso sí, como merienda completa y para llenarse, genial.

Lee el resto de la entrada »

El restaurante que sólo deja beber una copa a los padres que comen con sus hijos

(Foto: GTres)

Quienes se pasen por el restaurante Peddlers Bar & Bistro (Clifton Park, Nueva York) y quieran pedir una segunda copa de vino o un cóctel para rematar la cena, se encontrarán con una sorpresa: el local tiene una norma por la que, si en la mesa hay niños, sólo se puede pedir una copa por comensal.
Una curiosa medida que, en realidad, está vigente desde nada menos que 2010, aunque ha sido ahora cuando ha llamado la atención de los medios de comunicación. Según explican los responsables del local, no se trata de dar ejemplo a los pequeños o evitar que alguien acabe dando el espectáculo delante de sus hijos, sino que es una mera cuestión de seguridad al volante.

“La norma se creó para proteger a los niños y asegurarnos de que los padres pueden conducir sin peligro de vuelta a casa”, asegura Melissa Gravelle, responsable de este restaurante estadounidense.

Lee el resto de la entrada »

‘Dorilocos’, el arte mexicano de ‘tunear’ las bolsas de patatas fritas

Si añadir un poco de salsa –como la que preparamos el otro día– a unas patatas fritas de bolsa, para muchos ya es algo extraño, posiblemente lo de los Dorilocos mexicanos sonará a ciencia ficción. No es para menos, porque por allí lo de tunear las bolsas de snacks con todo tipo de salsas e ingredientes es todo un arte.

Y es que desde hace ya mucho los llamados Dorilocos o Tostilocos son una de las botanas (picoteo) más habituales que se pueden encontrar en cualquier calle de los pueblos y ciudades de México.

Si las aceras están repletas de puestos que practican auténtica comida callejera -no esa de postal que se ofrece en España-, en muchos parques y kioscos se ofrece este curioso aperitivo que incluso las propias marcas de snacks ya han hecho suyo, sugiriendo posibles recetas que conviertan una bolsa de patatas fritas o de Doritos en algo más.

La idea es muy sencilla, nos explican en un pequeño puesto en la plaza de San Sebastián de Norte, uno de los Pueblos Mágicos que merece mucho la pena visitar en la zona de Puerto Vallarta. Era nuestro primer encuentro con unos Dorilocos, y nuestra cara de asombro sólo era comparable a la de ellos al vernos sorprendidos por algo que parece bastante lógico.

Lee el resto de la entrada »

El consumo de helados veganos se ha duplicado en los últimos años

Sabores más exóticos, recetas más saludables -o que al menos lo parezcan- y menos lácteos en los ingredientes. Así es como el mercado europeo de helados ha cambiado en los últimos años, según un reciente estudio de Mintel que analiza las ventas y tendencias dentro de este segmento a lo largo de 2016.

Y dentro de los cambios más relevantes de los últimos años, los helados veganos -sin lácteos ni ingredientes de origen animal- han mostrado un gran crecimiento, duplicando sus ventas de 2014 a 2016. Eso sí, por ahora siguen representando una parte muy pequeña del mercado: tan sólo el 4%.

Elaborados a base de frutas y sustitutos vegetales de la leche, su auge es especialmente significativo en Europa donde, según los datos de este estudio, el 60% de los nuevos helados presentados a lo largo de 2016 fueron veganos.

No obstante, a nivel global, las tendencias difieren bastante de unos países a otros. Así, mientras en occidente el consumo se ha ido reduciendo, países como India, Vietnam e Indonesia despuntan como los grandes nuevos aficionados al helado. De todos modos, China sigue siendo el principal mercado, seguido por Estados Unidos.

Lee el resto de la entrada »

Cobrar por el mantel y otros timos de algunos restaurantes para subir la cuenta

Aunque parece que este año no ha habido ningún escándalo con las cuentas veraniegas que se haya convertido en uno de los hits del verano, eso no significa que algunos locales no hayan intentado pasarse de listos a la hora de cobrar.

La organización FACUA ha recopilado recientemente algunas de las prácticas más surrealistas denunciadas por los clientes durante estos meses y que, más allá del clásico clavazo veraniego del que tanto nos gusta hablar por aquí, son sencillamente timos que algunos restaurantes parecen tener instaurados a la hora de cobrar la cuenta.

En la lista se incluyen genialidades como cobrar por el mantel o, como reza el ticket en cuestión, “servicio de lavandería” a razón de 1,75 euros por comensal. Aunque no ha trascendido el nombre del negocio que cobra este original suplemento, quien lo denunció a través de Twitter matizó que no ocurrió nada en particular y que no se trataba de un plus por provocar algún tipo de marcha o desperfecto en el local.

¿Se trata de una forma diferente de cobrar por cubierto -cómo sí se hace más a menudo- o es una simple tomadura de pelo? En realidad, explica Ruben Sánchez en un capítulo de su libro Timocracia donde recopila algunas de las tropelías de los hosteleros, cobrar por el cubierto en sentido literal es tan absurdo como lo del mantel -el local tiene que proporcionar todo lo necesario para comer, dice la ley-, pero lo que sí suele hacerse en algunos locales de cierto nivel es el cobro por servicio.

Lee el resto de la entrada »

Recetas de verano: salsa casera para el aperitivo

Fotos de Emma García para La Gulateca

Aunque agosto enfila su recta final, la buena noticia es que no hay ninguna ley que prohiba seguir disfrutando de la hora del aperitivo durante todo el año. Ese rito a base de vermut, cañas, vino o lo que se tercie, y en el que nunca puede faltar algo para picar. Y si caen unos berberechos o unas patatas fritas, tenemos el ingrediente perfecto para acompañarlos: la salsa aperitivo.

Muy popular por Catalunya -seguro que también en más sitios, que no se nos ofenda nadie-, la más conocida es la firmada por Espinaler, aunque otras marcas han sacado ya sus propias versiones bajo esa denominación genérica de “salsa aperitivo”.

Aunque no es complicado encontrarla cada vez en más sitios, la versión casera es muy fácil de hacer, queda muy rica y además podemos ajustar su sabor a nuestros gustos. No se trata de copiar la original, sino de crear -más o menos- nuestra propia salsa aperitivo para triunfar en el próximo vermut.

Lee el resto de la entrada »

7 restaurantes de Barcelona para aprovechar lo que queda de verano

Aunque el mes de agosto enfila su recta final, todavía quedan suficientes días por delante para aprovechar el verano haciendo lo que más nos gusta: comer rico y descubrir nuevos lugares en los que hacerlo. Algo más necesario que nunca para plantar cara al terror y la barbarie que han sacudido la ciudad Condal los últimos días.

Así que, dispuestos a llenar las calles y los bares, volver a la normalidad y recuperar ese verano que algunos han querido robarnos, hemos recopilado algunos de nuestros lugares favoritos y últimos descubrimientos en Barcelona para terminar agosto y empezar septiembre de la mejor manera posible.

Mediamanga

Mont Bar se ha ganado un merecido prestigio en los últimos años en Barcelona. Y ahora es el turno de Mediamanga, el nuevo establecimiento de un equipo que reivindica la elegancia y la cocina tradicional en un espacio muy agradable y cuidado que algunos definen como bar gourmet. Producto de primera, elaboraciones que respetan la materia, y una presentación cuidada son los tres pilares de Mediamanga. ¿Qué comer? Su ensaladilla rusa, el salmorejo con pescaito, el trinxat o el sandwich de ventresca son algunos de los mejores bocados.

The Greenhouse

Hace ya tiempo que tenemos fichado el Hotel Pulitzer por su estupenda terraza y por ofrecer uno de los mejores menús del día del centro de Barcelona. Pero quienes se animen a sobrepasar su recepción por la noche se encontrarán con una agradable sorpresa: The Greenhouse y la cocina de Damien Bolger, que desde hace unos meses ha asumido las riendas gastronómicas del hotel. Los vegetales mandan en la renovada carta, con platos tan recomendables como las Brassicas o los tomates con fresa fermentada. Su menú degustación (a 60 euros) es una gran opción.

Quillo

La cocina del sur se asoma a Barcelona a través de la cocina de Quillo. Un bonito y amplio local de ambiente desenfadado y con un excelente servicio que recurre a clásicos como los molletes -muy recomendables-, el contundente cochifrito o, como no, gazpacho y gambas para los que no quieran pasar calor. También hay platos más elaborados como el rabo de toro o las manitas de cerdo con cigalas. Precios muy bien ajustados y un horario ininterrumpido completan la carta de presentación de uno de esos lugares a anotar en el mapa de la ciudad.

Mana75

Está un poco escondido, pero el paseo merece la pena. De hecho, es un buen plan para quienes anden por la playa -sí, hay gente que va a la playa en Barcelona- y luego vayan buscando un lugar para comer una paella. Los arroces son la especialidad de este reciente y espectacular local con una zona donde elaboran decenas de paellas simultáneamente. Aunque no podemos dejar de probar alguna de sus 12 variedades de arroces, sería un error irse de allí sin pedir también los mejillones o el espectacular Singapur Day, uno de esos platos que, por sí sólo, justifican el paseo y volver por allí unas cuantas veces.

Can Ramonet

Para los que busquen algo más clásico, Can Ramonet, en la Barceloneta, es el lugar al que ir. Cocina marinera clásica -ojo a sus guisos cuando baje el calor, por cierto- de un veterano del barrio que sigue al pie del cañón ofreciendo los mejores arroces de la zona. Presume de ser la taberna más antigua del puerto, así que algo para compartir y una paella es un excelente plan para un día de verano. Su terraza suele estar muy concurrida, pero a nosotros nos gusta más sentarnos dentro. Somos así de clásicos.

Woki Playa

Seguimos en la Barcelona con otro local que hace ya una década empezó a poner de moda en la ciudad los -por entonces- muy exóticos woks y la comida para llevar. Woki Playa sigue en su sitio, con esa interesante mezcla entre chiringuito y restaurante, y una carta renovada en la que el tapeo (los mejillones al curry y los calamares a la andaluza son una buena idea) convive con el mayor protagonismo de la brasa. Platos como la presa ibérica o el pez mantequilla a la parrilla se suman así a la carta de un local que defiende el producto ecológico y de proximidad, y donde, por cierto, también es posible tomar unos estupendos cócteles.

La Taverna del Clínic

Otro clásico de la ciudad. Y es que agosto es un buen mes, no sólo para descubrir nuevas aperturas, sino también para repasar locales como La Taverna del Clínic, que lleva más de una década reivindicando la buena cocina. Ahora su carta se viste de verano con nuevos platos como el tataki de buey o la anguila ahumada con lima. Recetas frías para los días y noches de verano de la mano de los hermanos Toni y Manu Simoes, que han convertido este restaurante en una referencia gastronómica de la ciudad. Dispone de menús a partir de 30 euros (en barra), así que no es una mala idea apuntarlo para darse un capricho este verano.