BLOGS
La Gulateca

Recetas, libros, gadgets, vinos, restaurantes... Un blog de gastronomía sin humos

Archivo de la categoría ‘Restaurantes y viajes’

Los Estrella Michelin más baratos del mundo donde comer por menos de 5 euros

El estreno en 2016 de la Guía Michelin en Singapur fue de lo más sonado: dos puestos de comida callejera de la ciudad asiática eran reconocidos con una Estrella, convirtiéndose así en los más asequibles del mundo. Más baratos incluso que el ya famoso Tim Ho Wan de Hong Kong, convertido ahora en una cadena con locales por medio mundo.

Para algunos, aquellos fue una astuta ocurrencia de la guía roja para salir en todos los medios. Algo que, por cierto, consiguió con creces. Otros todavía no le han perdonado la desfachatez y critican -con bastante razón- la absurda diferencia de criterios de Michelin según el país o región del mundo. Mientras en unos lugares las servilletas de tela o los baños puntúan, en otros los inspectores parece que no tienen problema en servirse ellos mismos la comida y pasar por alto que uno de los puestos premiados tiene una calificación de B (A es la mejor, C la peor) en la escala de higiene que tienen que lucir todos los restaurantes. 

El caso es que, una año después y con la Guía 2017 de Singapur ya en la calle, la visita a estos dos puestos de comida callejera -no son exactamente eso, por cierto- era obligada en nuestro reciente viaje por la zona.

Hawker Chan -el más mediático de los dos galardonados- ha abierto diversos locales por toda la ciudad, en los que todo parece algo más ordenado que en el puesto original del mercado de Chinatown que, por cierto, fuimos incapaces de encontrar abierto en diferentes visitas.

En estos nuevos locales la escueta carta sigue siendo la misma, se supone que la comida también pero los precios son algo más caros que en el puesto original, aunque los menos de 5 dólares de Singapur (poco más de 3 euros al cambio) que cuesta un plato de pollo laqueado con fideos o arroz sigue siendo la mayor ganga Michelin del mundo. O, mejor dicho, Big Gourmand -la segunda división de Michelin, para entendernos-, porque los nuevos locales no tienen estrella en la Guía 2017.

Lee el resto de la entrada »

¿Helado en pan de sandwich? Así se come en Singapur


Un corte de helado entre dos galletas de barquillo. Esa es la imagen en la que todos pensamos al hablar del sandwich helado, un invento muy clásico y que, pese a que las grandes compañías han mantenido y reinventado con todo tipo de sabores y galletas, todavía muchos relacionan con las barras de helado de toda la vida.

¿Pero qué ocurre si estamos en Singapur y pedimos -con nuestro mejor inglés- un ice cream sandwich? Pues que nos servirán un trozo de helado con una rebanada de pan de molde. Vaya, un sandwich de helado en el sentido más literal de la idea. Convertido en uno de los iconos gastronómicos de la ciudad y en motivo de sorpresa para los visitantes, este invento es habitual en los puestos callejeros, aunque también puede encontrarse en algunas pastelerías y tiendas de dulces.

Por supuesto, este peculiar sandwich admite muchas variaciones de sabores, aunque ya que estamos en Singapur lo suyo es animarse con el helado de durian, una de las frutas más icónicas de este país y de Malasia, y con un sabor y olor que a algunos les chifla y a otros les hace salir corriendo.

El pan de sandwich -sólo una rebanada, que se sirve en forma de “u”- suele tener franjas de colores, aunque en algunos puestos es una rebanada blanca normal y corriente. ¿Y que tal está? Aprovechando que este verano hemos pasado unos días por allí, hemos querido probarlo y, la verdad, es que está rico, aunque es cierto que la combinación del helado frío con el pan esponjoso y bastante insípido resulta un poco inquietante al principio. Eso sí, como merienda completa y para llenarse, genial.

Lee el resto de la entrada »

‘Dorilocos’, el arte mexicano de ‘tunear’ las bolsas de patatas fritas

Si añadir un poco de salsa –como la que preparamos el otro día– a unas patatas fritas de bolsa, para muchos ya es algo extraño, posiblemente lo de los Dorilocos mexicanos sonará a ciencia ficción. No es para menos, porque por allí lo de tunear las bolsas de snacks con todo tipo de salsas e ingredientes es todo un arte.

Y es que desde hace ya mucho los llamados Dorilocos o Tostilocos son una de las botanas (picoteo) más habituales que se pueden encontrar en cualquier calle de los pueblos y ciudades de México.

Si las aceras están repletas de puestos que practican auténtica comida callejera -no esa de postal que se ofrece en España-, en muchos parques y kioscos se ofrece este curioso aperitivo que incluso las propias marcas de snacks ya han hecho suyo, sugiriendo posibles recetas que conviertan una bolsa de patatas fritas o de Doritos en algo más.

La idea es muy sencilla, nos explican en un pequeño puesto en la plaza de San Sebastián de Norte, uno de los Pueblos Mágicos que merece mucho la pena visitar en la zona de Puerto Vallarta. Era nuestro primer encuentro con unos Dorilocos, y nuestra cara de asombro sólo era comparable a la de ellos al vernos sorprendidos por algo que parece bastante lógico.

Lee el resto de la entrada »

7 restaurantes de Barcelona para aprovechar lo que queda de verano

Aunque el mes de agosto enfila su recta final, todavía quedan suficientes días por delante para aprovechar el verano haciendo lo que más nos gusta: comer rico y descubrir nuevos lugares en los que hacerlo. Algo más necesario que nunca para plantar cara al terror y la barbarie que han sacudido la ciudad Condal los últimos días.

Así que, dispuestos a llenar las calles y los bares, volver a la normalidad y recuperar ese verano que algunos han querido robarnos, hemos recopilado algunos de nuestros lugares favoritos y últimos descubrimientos en Barcelona para terminar agosto y empezar septiembre de la mejor manera posible.

Mediamanga

Mont Bar se ha ganado un merecido prestigio en los últimos años en Barcelona. Y ahora es el turno de Mediamanga, el nuevo establecimiento de un equipo que reivindica la elegancia y la cocina tradicional en un espacio muy agradable y cuidado que algunos definen como bar gourmet. Producto de primera, elaboraciones que respetan la materia, y una presentación cuidada son los tres pilares de Mediamanga. ¿Qué comer? Su ensaladilla rusa, el salmorejo con pescaito, el trinxat o el sandwich de ventresca son algunos de los mejores bocados.

The Greenhouse

Hace ya tiempo que tenemos fichado el Hotel Pulitzer por su estupenda terraza y por ofrecer uno de los mejores menús del día del centro de Barcelona. Pero quienes se animen a sobrepasar su recepción por la noche se encontrarán con una agradable sorpresa: The Greenhouse y la cocina de Damien Bolger, que desde hace unos meses ha asumido las riendas gastronómicas del hotel. Los vegetales mandan en la renovada carta, con platos tan recomendables como las Brassicas o los tomates con fresa fermentada. Su menú degustación (a 60 euros) es una gran opción.

Quillo

La cocina del sur se asoma a Barcelona a través de la cocina de Quillo. Un bonito y amplio local de ambiente desenfadado y con un excelente servicio que recurre a clásicos como los molletes -muy recomendables-, el contundente cochifrito o, como no, gazpacho y gambas para los que no quieran pasar calor. También hay platos más elaborados como el rabo de toro o las manitas de cerdo con cigalas. Precios muy bien ajustados y un horario ininterrumpido completan la carta de presentación de uno de esos lugares a anotar en el mapa de la ciudad.

Mana75

Está un poco escondido, pero el paseo merece la pena. De hecho, es un buen plan para quienes anden por la playa -sí, hay gente que va a la playa en Barcelona- y luego vayan buscando un lugar para comer una paella. Los arroces son la especialidad de este reciente y espectacular local con una zona donde elaboran decenas de paellas simultáneamente. Aunque no podemos dejar de probar alguna de sus 12 variedades de arroces, sería un error irse de allí sin pedir también los mejillones o el espectacular Singapur Day, uno de esos platos que, por sí sólo, justifican el paseo y volver por allí unas cuantas veces.

Can Ramonet

Para los que busquen algo más clásico, Can Ramonet, en la Barceloneta, es el lugar al que ir. Cocina marinera clásica -ojo a sus guisos cuando baje el calor, por cierto- de un veterano del barrio que sigue al pie del cañón ofreciendo los mejores arroces de la zona. Presume de ser la taberna más antigua del puerto, así que algo para compartir y una paella es un excelente plan para un día de verano. Su terraza suele estar muy concurrida, pero a nosotros nos gusta más sentarnos dentro. Somos así de clásicos.

Woki Playa

Seguimos en la Barcelona con otro local que hace ya una década empezó a poner de moda en la ciudad los -por entonces- muy exóticos woks y la comida para llevar. Woki Playa sigue en su sitio, con esa interesante mezcla entre chiringuito y restaurante, y una carta renovada en la que el tapeo (los mejillones al curry y los calamares a la andaluza son una buena idea) convive con el mayor protagonismo de la brasa. Platos como la presa ibérica o el pez mantequilla a la parrilla se suman así a la carta de un local que defiende el producto ecológico y de proximidad, y donde, por cierto, también es posible tomar unos estupendos cócteles.

La Taverna del Clínic

Otro clásico de la ciudad. Y es que agosto es un buen mes, no sólo para descubrir nuevas aperturas, sino también para repasar locales como La Taverna del Clínic, que lleva más de una década reivindicando la buena cocina. Ahora su carta se viste de verano con nuevos platos como el tataki de buey o la anguila ahumada con lima. Recetas frías para los días y noches de verano de la mano de los hermanos Toni y Manu Simoes, que han convertido este restaurante en una referencia gastronómica de la ciudad. Dispone de menús a partir de 30 euros (en barra), así que no es una mala idea apuntarlo para darse un capricho este verano.

Qué hacer y dónde comer este verano en el Delta del Ebro

Es uno de esos parajes relativamente próximos -según dónde nos pille, claro- a los que siempre merece la pena organizar una escapada. Ya sea por su gastronomía o por sus paisajes, el Delta del Ebro se convierte en un gran plan si, a estas alturas del verano, todavía no tenemos muy claro dónde pasar unos días.

Por allí estuvimos hace ya tiempo -de hecho hemos repetido varias veces- tomando buena nota de algunos de los mejores planes para descubrir el paisaje y la interesante gastronomía de una zona marcada por el Ebro, la costa y los clásicos arrozales del Delta.

Dependiendo de los días disponibles, será cuestión de adaptar la agenda para centrarnos en la zona del Delta o aprovechar, ya que estamos por allí, para adentrarnos un poco en la provincia de Tarragona, donde territorios como la Terra Alta son muy recomendables para los amantes del vino.

Empezamos nuestro recorrido en L’Ametlla, descubriendo el mundo del atún -e incluso bañándonos con ellos, para los que se animen- de la mano de Balfegó. Una actividad muy original de la que ya hablamos hace tiempo y que ahora en verano se convierte en un plan muy interesante para toda la familia.

En esta misma localidad, la cocina marinera y el atún son los protagonistas de la carta de La Llotja. Nada mejor para poner en práctica todos los conocimientos recién adquiridos sobre el atún que degustar algunos de sus mejores cortes, y los platos que elabora Marc Miró en esta casa.

Sant Carles de la Ràpita es otra de las localidades más conocidas de la zona, situada al sur del Delta. Justo allí nos encontramos con otra de las actividades más interesantes para asomarse a la gastronomía y productos de la zona: Musclarium. La visita y degustación de las ostras y mejillones que se crían en las bateas del Delta es, sin duda, un gran plan.

Lee el resto de la entrada »

Reclamación a Consumo contra un restaurante por ofrecer su menú del día a los clientes del pueblo, pero no a los visitantes

Es algo que a todo el mundo le ha ocurrido alguna vez de vacaciones: esa sensación de que, por ser turista, el precio o el servicio de un bar o restaurante es diferente del que se ofrece a los locales. Normalmente peor, se entiende.

Y en nuestra ya tradicional búsqueda de los #clavazosveraniegos nos hemos topado con un curioso caso que pone sobre la mesa este polémico tema. ¿Puede un local adaptar su oferta y servicio según el origen del cliente? No hablamos de discriminación por sexo o raza -lo cual sería denunciable, por mucho que algunos crean que lo de “reservado el derecho de admisión” vale para todo- sino de locales y visitantes.

En teoría, un establecimiento no puede tener diferentes precios según el cliente. La lista de precios es única y debe estar en un lugar visible. No obstante, es verdad que siempre hay margen para las invitaciones o diferentes dosis de generosidad a la hora de poner la tapa, por ejemplo.

¿Pero y si esta distinción entre los parroquianos de siempre y los que pasaban por allí no se hace con el precio, sino con el menú del día?

Algo así es lo que ocurrió hace ya tiempo en El Mirador de Atienza, un restaurante en la sierra de Guadalajara. Según nos explica una clienta con todo lujo de detalles, y adjuntando imágenes que acreditan su historia, el pasado mes de mayo pararon aquí para comer y, tras preguntar por el menú del día, se les aseguró que no tenían, con lo que tocó elegir a la carta.

Según esta versión, al poco tiempo llegaron otros clientes que, por la familiaridad con los camareros, parecían ser habituales. ¿Qué hay hoy de menú?, preguntaron. Y les cantaron los platos del día. Efectivamente, para ellos si hubo menú del día.

Lee el resto de la entrada »

El mapa que te explica en qué países hay que dejar propina y cuánto es lo correcto

Es una de las dudas más habituales cuando estamos en otro país y llega el momento de pagar la cuenta. ¿Hay que dejar propina? ¿Cuánto hay que dejar para no quedar mal ni pasarse? Puede parecer un detalle menor, pero irse de un restaurante en Estados Unidos sin dejar la correspondiente tip puede crear un pequeño escándalo, mientras que amagar con dar una propina en algunos países asiáticos es considerado una falta de educación.

Para evitar este tipo de conflictos diplomáticos estas vacaciones, nada como recurrir al práctico mapa elaborado por Go Compare y que recoge la política de propinas en casi 50 países de todo el mundo. Basta con moverse por el mapa, elegir el lugar, y descubrir si es adecuado o no dejar propina en un restaurante o taxi y, en todo caso, cuál es la cantidad que se espera.

Lee el resto de la entrada »

Los países más caros y baratos de Europa para comer fuera

(Foto: GTres)

Que levante la mano quien no haya descartado alguna vez viajar a un país porque salir a comer o tomar algo resulte carísimo. ¿De qué sirve un vuelo muy barato si luego es imposible comer por menos de 30 euros?, se preguntan muchos cuando miran en el mapa los países del norte de Europa, por citar un ejemplo conocido.

¿Cuáles son los destinos europeos más recomendables para los que quieran ajustar el presupuesto a la hora de comer? Según los datos del últimos estudio de Eurostat, Macedonia es el país más económico desde el punto de vista gastronómico, tanto a la hora de hacer la compra como para comer fuera.

Según estos datos, el gasto medio por mes y persona apenas supera los 100 euros. ¿Y en un restaurante? De acuerdo con los datos de Numbeo recopilados por La Vanguardia, el país también está en el primer puesto, con un menú económico de poco más de 3 euros y una comida para dos en un restaurante de categoría media por unos 13 euros.

Lee el resto de la entrada »

Aguachile, pescado zarandeado y otros platos para descubrir el Pacífico mexicano

Carne, pescado, verduras, un guiso… Todo puede ir dentro de una tortilla para hacer un taco. Esa es una de las primeras cosas que se aprende en México. ¿La segunda? Que hablar de la cocina mexicana en general es complicado. Más allá de los rasgos compartidos y del prestigio internacional al alza, cada zona de este inmenso país tiene sus propios ingredientes, platos y recetas.

Con casi dos millones de kilómetros cuadrados y 32 estados federados, la lista de platos típicos es prácticamente interminable. Pero centrándonos en la costa del Pacífico, que visitamos hace unos meses -concretamente las increíbles zonas de Puerto Vallarta y Riviera Nayarit, en los estados de Jalisco y Nayarit- hemos recopilado algunos platos que merece mucho la pena conocer y que tal vez, de entrada, no identificaríamos con México.

Junto a los tacos de pescado y pulpo, si hay un plato que define esta zona de México -sobre todo Nayarit- es el pescado zarandeado. Una forma de cocinar los pescados de la región (se usa mucho el pargo, pero se puede hacer con cualquiera) al fuego, adobado primero y después volteándolo numerosas veces sobre la parrilla hasta que queda, normalmente, muy hecho.

Lee el resto de la entrada »

Las mejores terrazas de Barcelona para este verano

Fieles a nuestra cita veraniega con las mejores terrazas de la ciudad, si hace unos días repasamos las de Madrid, ahora es el turno de Barcelona, para poner al día y ampliar la lista del año pasado y que, por cierto, sigue llena de excelentes recomendaciones.

Terrazas que ya son un clásico, otras más recientes y alguna que otra un tanto desconocida completan un mapa perfecto para quienes estén de paso por la ciudad o para los barceloneses que tengan planeado pasar buena parte del verano en casa.

Además, hasta el 30 de julio, algunas de ellas se suman a Vespres Inedit’s, una ruta que marida las mejores tapas de autor con la cerveza Inedit. Y a un precio de lo más apetecible para perderle el miedo a las terrazas.

El Chiringuito de Casa Bonay

Se ha convertido en uno de los hoteles que mejor conjuga la idea de acoger a los visitantes con una oferta atractiva también para los locales. Y si sus restaurantes Libertine y Elephant, Cocodrile, Monkey figuran en nuestra lista de favoritos, lo mismo pasa con El Chiringuito, su terraza de verano. Abierta en horario de tarde-noche, además de su carta de cócteles merece la pena probar platos como la zanahoria en escabeche -tan sencilla como deliciosa- o el pincho de entraña.

Alaire

Además de las vistas y el buen ambiente, la oferta gastronómica debería ser también parte importante en una terraza. Por es nos gusta Alaire -en el Hotel Condes de Barcelona– y su fórmula de mediodía, que por menos de 20 euros ofrece 3 menús diferentes. Ligeros, veraniegos y perfectos para hacer un alto en el trabajo o en la visita a la ciudad. Con horario ininterrumpido desde las 12 hasta las 2 de la mañana, además de su excelente coctelería -que incluye clásicos y creaciones de autor- no hay que perderse los tacos o el pulpo.

360º, Barceló Raval

El nombre no es casual. Y es que la terraza del hotel Barceló Raval puede presumir de una de las mejores puestas de sol de la ciudad, gracias a sus 360 grados. Situada en uno de los barrios más animados de Barcelona, picar algo en la planta baja (B-Lounge) y acabar la velada en la terraza es un excelente plan. Por cierto, tienen cerveza artesana propia (La Ravalera), y merece mucho la pena.

Lee el resto de la entrada »