Archivo de la categoría ‘Restaurantes y viajes’

‘Zela’, así es la cocina ‘meppon’ de Ricardo Sanz en Londres

Es uno de nuestros hoteles favoritos de Londres y, de hecho, el campamento base que utilizamos siempre que se tercia para nuestras excursiones gastronómicas por la capital inglesa. Además de su estupenda localización junto a la zona de teatros y Covent Garden, desde finales del año pasado ME London cuenta con un nuevo argumento gastronómico: el restaurante Zela.

Se trata de la primera apertura internacional tras el estreno en 2017 en Ibiza, y la llegada de la cocina meppon a Londres. ¿Qué invento es ese? Pues nada menos que la fusión entre la cocina mediterránea y japonesa que, de la mano de Ricardo Sanz, lleva años consiguiendo adeptos y reconocimientos, y que ahora, además, tiene denominación propia. Que eso siempre gusta.

Ubicado en el mismo hotel pero a pie de calle y con entrada propia, la decoración ha corrido a cargo de Studio Gronda, que consigue una atmósfera sofisticada y acogedora, en línea con el estilo de los restaurantes Tatel, pertenecientes al mismo grupo y presente también en Madrid.

¿Y en qué se traduce esa fusión entre lo nipón y lo mediterráneo? En platos tan curiosos y ricos como las vieiras -¡cómo les gustan las vieiras a los ingleses!- con sobrasada, un delicioso sichimi salmorejo acompañado de edamames, o un niguiri con huevo de codorniz.

Lee el resto de la entrada »

El pub donde puedes pagar la cerveza con verduras

La lista de precios del pub The New Inn, en la localidad inglesa de Great Limber, es, posiblemente, una de las más curiosas del mundo: aquí, el precio de las pintas se traduce en verduras.

¿Cuánto cuesta una cerveza? Una coliflor. O unos rábanos. Aunque si quieres dos pintas tendrás que pagar con unos espárragos. Y es que este local, que también es un pequeño hotel, ha estrenado un original sistema de pago para que los clientes puedan abonar la cuenta a base de verduras locales.

Según explica el responsable del pub al diario Metro, están en una zona con muchas granjas cercanas, así que se les ocurrió proponer este sistema alternativo de pago. ¿Quién quiere dinero pudiendo tener unas coles o unos guisantes?

Y por lo visto el sistema está funcionando estupendamente, y muchos vecinos han comenzado a llevar sus productos. Según explican los responsables del pub, por ahora ninguno de ellos ha pedido su correspondiente cerveza o ración de pudding.

Pero llegado el caso, el sistema tiene sus propias normas: solo se aceptan productos locales y de temporada, con lo que la pizarra con los precios se irá actualizando según la época.

Lee el resto de la entrada »

Restaurante ‘Amelia’, la estrella rebelde de San Sebastián

¿No te impone cocinar en la ciudad donde mejor se come del mundo?, le preguntaron nada más llegar, antes incluso de abrir el restaurante. “Pensaba que estábamos en Donosti, no en Hong Kong”, respondió.

Mientras dejamos unos segundos de pausa para que algunos se escandalicen -sobre todo los que no han estado en la ciudad china y sepan que tiene toda la razón-, nos sentamos con Paulo Airaudo, chef del restaurante Amelia de San Sebastián.

El currículum del restaurante no está nada mal: una Estrella Michelin a los 7 meses de abrir, recién incluido en la guía OAD de los mejores restaurantes de Europa, y al frente un chef con un discurso que no deja indiferente a nadie. Y menos en un lugar como la capital guipuzcoana, donde la cocina es sagrada y tiene sus propios dioses.

Argentino con medio mundo recorrido y otro medio pendiente, en Amelia a los comensales se les recibe en la cocina, donde brasas y piezas de caza curándose en cámara son parte del paisaje. Hay más de 20 personas trabajando para los 28 comensales, aunque nos cuenta que van a ser todavía menos cuando a finales de año dé el salto al exclusivo Paseo de la Concha y abra en los bajos de un nuevo hotel ahora en construcción.

¿Apostar alto para ir a por la segunda Estrella? Cualquiera lo negaría, pero Airaudo no tiene problema en reconocer que esos son sus planes. La segunda y después la tercera. La paciencia no es su fuerte. Habla claro y eso, nos cuenta -y nos confirman- le ha creado algunos enemigos en una ciudad, donde todo el mundo se conoce.

También ha dotado a Amelia de una personalidad innegable que ya es parte de la  carrera meteórica de este restaurante. Cuando a finales de año se traslade, ya tiene planes para el local actual: un restaurante de cocina italiana. De buena cocina italiana, matiza.

Lee el resto de la entrada »

Bocadillo de caracoles, la última ocurrencia de un restaurante de Lleida

Quienes defienden que absolutamente todo se puede poner entre pan y pan para hacer un bocadillo, seguro que están encantados de descubrir que en Lleida se atreven incluso con los caracoles. Sí, efectivamente, el bocadillo de caracoles existe y algo nos hace pensar que, como suele pasar con cualquier plato en el que estén presentes los caracoles, provocará entusiasmo y caras de horror a parte iguales.

Si existe el bocadillo de calamares, ¿por qué no también de caracoles? Algo así debieron de pensar en Bokadium, un local de bocadillos gourmet en Lleida, donde han decidido llevar la pasión de esta ciudad por los caracoles un paso más allá. De hecho, este mismo fin de semana se celebra allí, como cada año, el Aplec del Caragol, una auténtica fiesta dedicada a la gastronomía alrededor de este ingrediente.

Según explican los responsables de esta cita en la que se sirven, atención, 12 toneladas de caracoles para los 200.000 asistentes, este bocadillo tan especial incluye caracoles, longaniza y alioli suave con pan de pimentón. El invento es obra de Miquel Robles y Marc Majos, socios de este negocio, que decidieron dedicar a los caracoles el bocadillo especial del mes de mayo.

No lo hemos probado, pero es fácil imaginar que entre el alioli y la longaniza los caracoles aportarán más bien textura y un poco de originalidad al sabor del bocadillo que, eso sí, entra automáticamente en la lista de los más curiosos. Por mucho que, según leemos, hace ya unos cuantos años alguien se atrevió a probar por libre eso de poner caracoles entre pan y pan. Aunque nunca más se supo del invento.

Por cierto, ¿seguro que podemos seguir torciendo el morro cada vez que alguien habla de comer insectos mientras por aquí no le hacemos ascos a unos buenos caracoles, incluso en bocadillo?

Tacos al pastor, el plato mexicano que vino del Líbano

La gente a veces se asoma y piensa que es un restaurante de shawarma, nos cuenta Almudena Olvera, responsable de La Güerita Mexicana. Ha abierto sus puertas hace unos meses en el barrio de Sant Antoni de Barcelona, abanderando un plato que todos los restaurantes mexicanos ofrecen pero que pocos -muy pocos- hacen como realmente toca: los tacos al pastor.

Aunque se trata de una de las versiones más populares de los tacos, a base de carne y piña, lo que es menos conocido es que su origen en realidad no está en México, sino en Oriente Medio. Concretamente en el Líbano, explican los responsables de este pequeño local.

A principios del siglo XX, los emigrantes de aquel país que llegaron a México instauraron la tradición de los rollos de carne asada mientras gira en vertical usados para los tradicionales shawarmas.

Las especias, claro, se sustituyeron, dejando paso a sabores y adobos mexicanos. El resultado de esa fusión árabe-mexicana fueron los famosos tacos al pastor, que comenzaron a popularizarse a partir de los años 60 y cuya fama dura hasta hoy.

Renato Guiomar es quien se ocupa de los tacos de La Güerita Mexicana y quien monta los trompos de carne. Todo casero, nos explica, a base de lonchas de cabeza de lomo de cerdo que, tras adobarse con una mezcla secreta (achiote, cebolla, chile seco, zumo de naranja…) durante 24 horas, él va insertando, loncha a loncha, hasta crear esta pieza de carne. 

Lee el resto de la entrada »

El día que el María Cristina de San Sebastián se convirtió en un asador

Decir que la parrilla está de moda suena absurdo, reconozcámoslo. Llevamos tiempo repitiéndolo, pero si lo pensamos bien, cocinar sobre el fuego es algo tan antiguo como la propia cocina. Esto no va de tostadas de aguacate, ceviches o cualquier otra de esas tendencias que vienen y van, sino de una técnica que siempre ha estado ahí, pero de la que ahora parece acordarse todo el mundo.

Suponemos que los veteranos parrilleros y quienes siempre han apostado por la cocina de producto -pero de verdad, no para la nota de prensa- estarán viviendo este momento con media sonrisa en la cara y bastante escepticismo al ver como los que ayer eran moleculares, en realidad, siempre soñaron con volver a las brasas y dejar de esferificar cosas.

Víctor Arguinzoniz de Etxebarri es, posiblemente, el mejor representante de esa cocina que ha hecho de las brasas y la parrilla su bandera. Alta cocina al fuego que siempre ha estado ahí y que ahora, además, puntúa muy alto en las guías gastronómicas. Así, este asador repite como tercer mejor restaurante de Europa en la lista OAD presentada esta semana en San Sebastián, y hace ya años que figura entre los 10 mejores del mundo según 50Best.

Así que nada mejor para certificar ese ascenso de la parrilla que convertir nada menos que el hotel María Cristina de San Sebastián -aquí se celebra el festival de cine, por si alguien necesita una referencia del glamour y elegancia del lugar- en un asador con motivo de la citada gala de los Opinated About Dining.

Por allí andaba Arguinzoniz, pero esta vez no cerca del fuego sino compartiendo mesa con Arzak. No es habitual verlo fuera de su cocina en eventos y premios porque, posiblemente, eso también forma parte de la esencia de una cocina pensada para comer, no para posar.

Lee el resto de la entrada »

Los restaurantes de Madrid se ponen castizos para celebrar San Isidro

¿Hay alguna fiesta popular en el país que no tenga una vinculación directa con la gastronomía? Puede ser, pero la verdad es que no nos interesa porque lo mejor de las mejores celebraciones es, precisamente, hacerlo comiendo.

Y San Isidro, por supuesto, no es una excepción. La lista de platos tradicionales ligados a esta fiesta madrileña es interminable, con clásicos como las rosquillas listas y tontas, posiblemente el dulce más conocido de estas fiestas.

Cocido, casquería, rabo de toro… platos tradicionales que durante estos días se convierte en protagonistas de muchas mesas. En realidad lo son todo el año en algunos restaurantes, pero otros optan por aprovechar la ocasión para reivindicar esa comida castiza.

En algunos casos en versión de lujo. Esa es la propuesta de Aurelio Morales en Cebo, con un menú degustación que reinterpreta grandes clásicos de esta gastronomía castiza en clave de alta cocina ( huevo pepitoria y ave escabechada, croqueta de callos, arroz a la madrileña…) y maridados con champán Bollinger.

Si este menú degustación (a partidle 85 euros) se va de presupuesto, hay por supuesto opciones mucho más económicos. Así, en el otro extremo nos encontramos con la hamburguesa de rabo de toro -otro de los ingredientes fetiche de San Isidro- del restaurante Dingo. Disponible hasta finales de mayo para Quines quieran alargar la fiesta, su precio es de unos 14 euros.

Lee el resto de la entrada »

La Boella, una escapada entre olivos en Tarragona

Todo el mundo conoce el enoturismo o, dicho de otro modo, viajar a un lugar donde el vino es el protagonista. ¿Y si el aceite de oliva se convierte en el argumento para una escapada gastronómica a Tarragona? Esta es la propuesta de La Boella, un hotel boutique en La Canonja, muy cerca de Reus.

Una preciosa masía del siglo XII restaurada para acoger 13 suites con todas las comodidades, pero sin renunciar al encanto histórico del lugar, y más de 110 hectáreas de olivos y 6.500 metros cuadrados de jardines -incluida una estupenda piscina- componen el complejo Mas La Boella.

Y la parte gastronómica juega un papel clave en la experiencia. Empezando por unos excelentes desayunos -buenos quesos, embutidos y por supuesto aceite- que, como hemos dicho muchas veces, para nosotros son la mejor forma de medir la calidad de un hotel.

Para el mediodía y la cena se ofrecen diferentes propuestas de menú degustación, con Manuel Ramírez a cargo de la enorme cocina desde donde se gestiona tanto el hotel, como el restaurante y los eventos y ceremonias, otro de los puntos fuertes del lugar.

Lee el resto de la entrada »

Pollo frito con churros, la loca combinación que en Estados Unidos funciona

Que los churros son uno de esos productos a los que por aquí les hacemos poco caso pero que en otros países triunfan no es ningún secreto. Normalmente ninguneados o considerados una masa que no da mucho juego más allá de desayunos o meriendas, parece que en Estados Unidos triunfa una combinación que por aquí puede parecernos muy extraña: pollo frito con churros.

Es verdad que también hay quienes han querido jugar con versiones saladas -los churros bravos de Comaxurros son casi un clásico- pero la inmensa mayoría pensaría más en café o chocolate que en pollo como pareja de unos churros.

Sin embargo, en el sur de Estados Unidos parecen tener menos manías a la hora de aprovechar esta masa frita que, por cierto, nadie ha dicho que tenga que ser necesariamente dulce. El chivatazo nos llega desde Atlanta, donde un restaurante de cocina española ofrece en su carta un plato de fried chicken & churros.

No, no son churros de pollo, una receta relativamente conocida y que son simplemente tiras de pollo alargadas y rebozadas. Vaya, como los “churros de pescado” que hemos visto en algunos lugares de Canarias, pero en versión pollo.

En este caso el plato es literalmente lo que promete: piezas de pollo rebozado acompañadas de churros. Mientras algunos se echarán las manos a la cabeza murmurando que estos yanquis no tienen ni puñetera idea de comer, en realidad el invento es una adaptación de un clásico de la cocina sureña y cajún: waffles con pollo frito.

Lee el resto de la entrada »

Lamprea, así se cocina y se come el pescado más monstruoso del mercado

Pez vampiro para los más dramáticos. Primo feo de la anguila para los que prefieren una descripción más coloquial, aunque en realidad ambas especies no tienen nada que ver. El caso es que la lamprea es uno de esos animales que, por su aspecto, su historia y la forma en que se cocina, no deja indiferente a nadie: o no quieres ni verlo y mucho menos probarlo, o es uno de esos manjares de invierno que muchos esperan impacientes.

Desde los ríos gallegos donde se pescan con artes tradicionales llegan las primeras lampreas a principios de año en una temporada corta que se alarga hasta mediados de abril como mucho. Poco más de tres meses que han convertido este producto en una exquisitez muy codiciada entre los gourmet.

Es difícil de pescar, de limpiar y de cocinar, y lo cierto es que muy pocos restaurantes se atreven a lidiar con la lamprea. Todos los ingredientes para crear un mito.

Rías de Galicia, uno de los restaurantes gallegos históricos de Barcelona y marisquería de referencia, es uno de ellos. Desde diciembre, ya hay gente llamando para saber cuándo llegan las lampreas, nos cuenta Ever Cubilla, el chef de la casa. Se sirven unas 80 raciones por temporada y el precio de cada una de ellas ronda los 45 euros.

Es además el plato estrella del menú dedicado al delta del Miño de esta casa y que, mientras dura la temporada, suma a la lamprea varios platos en los que la anguila y las angulas son protagonistas.

Aunque en Galicia también se consume en empanadas, a la plancha o incluso últimamente se puede encontrar en conserva y ahumada, la forma más tradicional de comer la lamprea es a la bordalesa, con una salsa de origen francés a base de vino y que en este caso incluye también la sangre del animal.

Lee el resto de la entrada »