Archivo de la categoría ‘Vinos y bebidas varias’

Seis vinos perfectos para brindar y celebrar

Desde hace unas semanas hay cierto ambiente general de optimismo. La primavera, las vacunas, la sensación de que, ahora sí, es el principio del fin de la maldita pandemia han creado el clima perfecto para que den ganas de celebrar. Que ya iba tocando.

Con cautela y todo eso, claro. Pero no se nos ocurre mejor motivo para descorchar algo rico y brindar que ver cómo cada vez son más los familiares y amigos vacunados. Así que hemos seleccionado unos cuantos vinos que hemos tenido ocasión de probar recientemente y que son de esos que se guardan para una ocasión un poco especial.

An 2018

Nos gustan los vinos con los que se aprendan cosas. Y con esta An 2018 no sólo hemos descubierto que en Mallorca se hacen estupendos vinos, sino también unas cuantas variedades de uva que no conocíamos (callet,  fogoneu y manto negro) y que marcan la personalidad de un tinto muy particular y mediterráneo.

Este An es una de las referencias de la pequeña bodega Ànima Negra y donde las cepas viejas de calles juegan un papel destacado. Un vino intenso -que no fuerte, sus 13,5 grados confirman cierta frescura- diferente y muy arraigado a su tierra. Se puede encontrar por entre 35 y 40 euros la botella.

Malleolus 2018

Uno de esos vinos que son siempre una apuesta segura. Revolucionario en su momento por dejar a un lado la clasificación e crianzas, reservas y demás en Ribera del Duero este Malleolus de la bodega Emilio Moro sigue en plena forma más de 20 años después de aquella apuesta.

Clásico en tanto que ofrece lo que se espera de un gran tinto de Ribera (hay estructura y hay madera, pero muy bien integrada en el conjunto), esa elegancia no está reñida con un carácter muy vivo que lo hace más apetecible a la hora de beber y expresa como pocos el potencial de la tempranillo.

Anda sobre los 30 euros. La versión magnum por algo más del doble -esa es la que hemos podido probar- es sensacional si una botella se nos queda pequeña.

Lee el resto de la entrada »

El vino con acento mexicano que se ha propuesto conquistar Ribera del Duero

Cuando hace unos años tuvimos la oportunidad de probar la primera añada de Pinea descubrimos que eso que repetíamos sobre lo difícil que es distinguir un vino bueno de uno muy bueno era mentira. Este pertenecía a los segundos y al primer sorbo quedaba meridianamente claro.

Aquel era uno de los mejores tintos que recordábamos haber probado en mucho tiempo. La nueva añada (2017) confirma aquella impresión de estar ante uno de esos grandes vinos con aspiraciones de convertirse en un nuevo referente.

Y no nada fácil en una zona como Ribera del Duero donde ya hay nombres propios que son parte de la historia del vino a nivel mundial. Pero eso es exactamente lo que los creadores de esta bodega se propusieron en su momento: elaborar uno de los mejores vinos del mundo.

Aunque por el discurso podríamos pensar que Vicente Pliego y Hugo T. del Pozo -los fundadlos de Pinea Wine- son del mismísimo centro de Bilbao, en realidad son dos mexicanos enamorados de la zona y sus viñedos.

En 2017 pusieron en marcha este pequeño pero ambicioso proyecto basado en seleccionar de forma manual las mejores uvas tempranillo de cepas viejas y de altura, y conseguir llevarlas a su máxima expresión de la mano del enólogo Isaac Fernández.

Pinea es su referencia más exclusiva e internacional, con una producción de 16.000 botellas para todo el mundo en esta añada 2017.  Un dato curioso: se presenta en formatos de hasta 15 litros (Nabucodonosor, por si sale la pregunta en el Trivial) y tanto en esta versión gigante como en la de 3 litros ya está agotada.

Lee el resto de la entrada »

La cerveza “madrileña y artesana” de Ayuso (que no se hace en Madrid)

Hace ya unas semanas que la hostelería madrileña se ha metido de lleno en la campaña electoral. Una parte de la hostelería, mejor dicho, que ha decidido mostrar su apoyo a Isabel Díaz Ayuso como forma de devolverle el favor por mantener unas restricciones más laxas que en el resto del país sobre horarios y demás de bares y restaurantes.

Sin duda, un tema muy delicado eso de que hasta la barra del bar sea parte de esa polarización política de la que tanto se habla. Pero pasando de puntillas por ese asunto y por la relación entre hostelería y contagios, a los carteles y platos dedicados a Ayuso se le ha sumado recientemente un nuevo gesto por parte de ese sector de la hostelería: una cerveza.

En realidad, son 36 los establecimientos que la sirven -según las fuentes más optimistas-, con lo que habría que poner muchas -muchísimas- comillas a eso de la hostelería madrileña volcada con su presidenta. Teniendo en cuenta que en la comunidad de Madrid hay más de 31.000 bares, esos 36 representarían el 0,11%, si nuestras matemáticas no nos fallan.

El caso es que La Caña de España se presentó hace unos días y ha puesto el foco de atención en una pequeña marca de cervezas artesanas que hasta ahora era solo una más en la larga lista de compañías que han potenciado esta revolución cervecera de los últimos años: Cervezas Damas.

Su nombre aparece identificado claramente en la botella, así que se entiende que no tienen nada que ocultar en su apoyo a esta campaña. De todos modos, es verdad que en sus redes sociales por ahora no aparece nada al respecto, solo algún comentario en su Facebook donde algunos le afean la idea de la cerveza de Ayuso.

Afincados en La Prosperidad -en su gama hay una cerveza dedicada a este barrio madrileño-, recientemente también participaban en la presentación de la campaña “Vámonos al bar” de apoyo a la hostelería y que cuenta con su propio himno. Al menos así lo han defendido los impulsores de esta campaña.

Lee el resto de la entrada »

7 vinos resultones para celebrar la primavera

Resultón es, para nosotros, uno de los mejores piropos que le podemos echar a un vino. ¿Pero qué es exactamente un vino resultón? Aquel que por su origen, uva, elaboración, sabor o lo que sea tiene un rasgo interesante que se sale de lo de siempre y que, además, no se van demasiado de precio.

Concretamente en esta selección primaveral nos movemos entre los 8 y 20 euros en estos siete vinos muy diferentes pero, a la vez, con algo en común: ser resultones.

Finca La Sabina Tempranillo 2018

Uno de los vinos más ricos en relación calidad-precio que hemos probado últimamente. Pese a que La Sabina es el hermano pequeño de la bodega de Familia Conesa en Pago Guijoso y su vino más asequible, en esta su segunda añada consigue reunir la elegancia -en su versión más viva y joven- y singularidad de los viñedos de este pago de Albacete.

Un tinto monovarietal a base de tempranillo con DO propia con el resto de vinos de pago del país y que se puede encontrar por sólo 10 euros.

Izadi Blanco 2018

De un tinto con una sola variedad nos vamos al otro extremo con este blanco de Izadi que promete ser el blanco más representativo de La Rioja. ¿Por qué? Porque es el único que reúnele todas las variedades blancas autóctonas: viura, malvasía, garnacha blanca, tempranillo blanco, maturana blanca y turruntés.

Un complejo ensamblaje que da lugar a un blanco único, complejo y muy interesante. Se puede encontrar por menos de 9 euros.

Lee el resto de la entrada »

El envase que mantiene el vino perfecto durante 5 meses una vez abierto

¿Cómo se llama una botella de vino de tres litros? Pregunta de Trivial con respuesta relativamente sencilla: doble Magnum. Para el mercado doméstico, esta es la opción más conocida para juntar el equivalente a cuatro botellas estándar en un formato de gran volumen.

De todos modos, hay otra alternativa que, en realidad, no es nueva y tiene un nombre muy poco atractivo: bag in box. Peor que eso: casi siempre se asocia a vinos de calidad muy justa y están pensados sobre todo para hostelería, rara vez para el mercado doméstico y menos para un contenido de cierto nivel.

Pero eso es justo lo que quiere cambiar ahora la bodega Martúe con sus nuevos formatos Evolution que, sin ese nombre tan feo de bag in box, ofrecen justo eso: un recipiente de 3 litros, cerrado de forma hermética, con un dispensador muy práctico y presentado en un tubo de tamaño muy comedido y aspecto bastante resultón.

De hecho, este sistema en concreto se conoce como  un bag in tube y nos cuentan quienes saben de estas cosas que, de momento, no solo es relativamente raro de ver, sino que además resulta bastante caro.

Por ahora ofrecen dos referencias en este formato que quiere hacerse un hueco en el mercado doméstico y se presenta como alternativa al vino a granel, ofreciendo una solución más práctica, bonita y apostando por una calidad más que correcta.

Lee el resto de la entrada »

Cinco vinos de ‘Lidl’ por menos de 5 euros que merece la pena probar

Por aquí siempre nos hemos declarado muy fans de los vinos de supermercado. Una categoría a veces denostada por los entendidos del tema pero que suele elevar eso de la relación calidad-precio del vino español a una nueva dimensión. A veces tanto que incluso tocaría preguntarse cómo es posible hacer vinos a ciertos precios y que salgan las cuentas de los productores.

Así que cuando hace unos días Lidl nos invitó a una cata de algunas de sus referencias con el sumiller Jon Andoni Rementeria -campeón de España de sumilleres en 2018- nos apuntamos encantados.

Según nos explican, cuentan con 110 referencias -tranquilos, no probamos todas aunque Rementeria sí, para escoger las más interesantes- y ninguna de ellas supera los 9 euros. De hecho, el vino más caro con el que trabajan es el Finca La Cruz Reserva, un DO Ribera del Duero que se vende por 8,99 euros y es algo así como la estrella de lo que denominan zona premium, con un precio medio de unos 5 euros.

 

Aunque reconocemos que parte del encanto muchas veces es ir un poco a ciegas y ver qué encontramos -en nuestro caso, con cierta tendencia a buscar cosas raras-, para los que prefieran ir sobre seguro y con un un presupuesto ajustado, hemos seleccionado cinco vinos que no llegan a los 5 euros y que son muy interesantes.

Encanto Selección. Un tinto a base de uva mencía, la más popular en la DO Bierzo, y que concede a los vinos de la zona una gran personalidad. Tiene un aroma muy interesante. Elegante y con algo de complejidad, tiene buena acidez y se bebe fácil. Cuesta unos 4 euros.

La Bien PintáUn verdejo de la DO Rueda que da justo lo que se espera de él. Un vino rico, con aroma a frutas tropicales (ojo con enfriarlo demasiado, que nos perderíamos el aroma) y que entra peligrosamente bien. Para el aperitivo, pero también para acompañar estupendamente una comida ligera. Por unos 4 euros es una gran opción.

GarabatoUn Ribera que, con sus 8 meses de barrica, ya aporta algo más de potencia en la copa, aunque sin renunciar a un punto fresco que lo hace muy agradable. Nada de, como se suele decir, masticar madera. Por unos 5 euros, un vino más que correcto.

Tramuz. ¿Eres de los que se deja llevar por las etiquetas resultonas? Bienvenido al club. Este Tramuz -también un tinto de Ribera del Duero- no solo cuida el contenido con un vino joven, bien resuelto y muy agradable, sino que también se presenta con un diseño de esos que llama la atención en el lineal del supermercado. A la cesta por poco más de 4 euros.

LuzónBuscamos ahora el sur y las uvas a las que les gusta mucho el sol y el calor con este tinto de Luzón, de la DO Jumilla y a base de monastrell. Un vino muy mediterráneo, expresivo -mucha fruta negra madura por ahí- y que equilibra bien ese carácter con la suavidad para dejarse beber bien. Anda también sobre los 4 euros.

¿Qué son los ‘hard seltzer’? Los refrescos con alcohol que aspiran a ser la nueva moda

Hace ya tiempo que se habla de la moda del sin alcohol y de las bebidas de baja graduación. El consumidor quiere beber menos o, mejor dicho, beber lo mismo o más pero con menos alcohol. Una tendencia que ha llevado a grandes compañías a mover ficha en esta dirección, lanzando vermut sin alcohol o ginebra sin alcohol. También la categoría de cervezas sin alcohol y 0,0 hace ya tiempo que cotiza al alza.

Curiosamente, también se ha dado el movimiento contrario: nuevos productos con alcohol y baja graduación que llegan con un aspecto que recuerda más a los refrescos o incluso al agua con gas que a las bebidas tradicionales. Son los llamados hard seltzer que, tras pegar muy fuerte en Estados Unidos durante los dos últimos años, ahora quieren ponerse de moda también en España.

Coca Cola acaba de estrenar en el mercado nacional Topo Chico, su primera bebida con alcohol. Y a finales del año pasado, Mahou hacía lo mismo con su nueva gama Glowy. Dos gigantes del sector de bebidas apostando por una nueva categoría parece una buena prueba de que hay interés por abrir este mercado y suficientes estudios de que puede ser rentable.

Ambos productos comparten una estética muy desenfadada y juvenil, una graduación por debajo de los 5 grados, y se presentan como agua con gas, aromas naturales y alcohol. Es decir, tienen la misma graduación que una cerveza pero el aspecto de un refresco y un mensaje más o menos claro -decirlo muy claro seguramente no sería legal- de que es hasta saludable: agua, aromas naturales, pocas calorías, poco alcohol…

Lee el resto de la entrada »

San Valentín, una excusa tan buena como otra cualquiera para beber rosados

Es verdad que lo de vincular los vinos rosados a San Valentín da un poco de rabia. ¿Acaso su color los convierte en perfectos para celebrar la fiesta más cursi del año? ¿O es por su delicadeza y aromas florales?

Da igual, porque aunque estamos de acuerdo con que es uno de esos topicazos que el mundo del vino tendría que ir superando, por otro lado nos parece estupendo que sirva como excusa para recordar que el mercado está repleto de grandes rosados. De esos que se resisten a aceptar en silencio la categoría de vinos menores que algunos les han endosado, y nos recuerdan que un buen rosado poco o nada tiene que envidiar a tintos y blancos.

Así que, como en esta casa somos muy de apuntarnos a los rosados -estén o no de moda, sea o no San Valentín-, no tenemos ningún problema en aprovechar que se acerca el 14 de febrero para recomendar unos cuantos que hemos probado recientemente y que nos parecen muy interesantes.

A de Arínzano

Para muchos, hablar de rosados es hablar de vinos navarros. Y, efectivamente, de Navarra viene este A de Arínzano elaborado por unas bodegas con calificación ‘Vino de Pago’ y cuya interpretación del rosado se traduce en un vino muy elegante. No solo en el diseño de su botella, sino también en el contenido.

Monovarietal de tempranillo, la crianza sobre lías le aporta esa estructura que tanto nos gusta. Mucho aroma de fruta y algún toque cítrico aportan mucha frescura. Es tomar una copa y ver ya la primavera ahí cerca. Su precio ronda los 15 euros.

Dido, la solución rosa

Un rosado muy diferente. Ya su color -alejado de la clásica palidez rosácea de estos vinos- deja claro que nos enfrentamos a algo diferente. Eso es lo que buscan en sus vinos desde la bodega Venus la Universal y lo han conseguido con este rosado de la DO Monsant, fruto de un complejo ensamblaje de tres variedades de garnacha (negra, blanca y gris), rematado con cariñena y macabeo.

Si las primeras aportan potencia y personalidad, las segundas permiten aligerar un poco el conjunto y, siempre lejos del perfil clásico de los rosados, conseguir un vino complejo pero también refrescante. Perfecto para quienes reniegan del rosado. Cuesta unos 20 euros.

Izadi Larrosa

Fiel a su cita anual, esta conocida bodega riojana presenta cada 14 de febrero la nueva añada de su rosado. Vaya, que si hay un vino que merece ser descorchado para San Valentín es este Larrosa 2020, recién llegado a las tiendas. Elaborado solo con garnacha -vendimiada a mano, nos cuentan desde la bodega-, este rosado puede presumir de un color precioso y de ser muy aromático.

Se suele hablar de rosados que son casi como una golosina -en el buen sentido, de apetecible, no de empalagosos-, y este Larrosa encajaría perfectamente en esa idea. Es fresco, la fruta está muy marcada y la garnacha aporta esa personalidad que siempre se agradece. Cuesta unos 7 euros.

Marqués de Atrio Rosado

El clásico chistecito del Lambrusco de supermercado para San Valentín no nos hace demasiada gracia. No solo porque hay lambruscos bien ricos, sino porque parece dar por hecho que los vinos de supermercado o los de precio más ajustado no cumplen.

Este Marqués de Atrio Rosado, que seguramente se puede encontrar en supermercados además de en tiendas especializadas, es la prueba de que por poco más de 4 euros podemos beber vinos que merecen la pena. Un rosado que cumple lo que se espera de él, tanto en el color, como en la potencia de su aroma o la combinación de frutas y flores que se traduce en frescor en la boca.

¿Más rosados?

Quienes se hayan quedado con ganas de más rosados pueden repasar la selección del verano pasado o algunas de las referencias con las que brindamos en otoño.

Burbujas para Nochevieja: champán, cava y espumosos para despedir este puñetero año

¿Estamos poniendo demasiadas esperanzas en 2021? Puede ser, pero lo cierto es que será fácil mejorar este año que se acaba. Pese a ello, tenemos dos buenas noticias: visto los precedentes, cabe pensar que esta vez pocos se atreverán con los típicos mensajes de autoayuda y “este va a ser tu año” que tanto se estilan por estas fechas.

Y, lo más importante, nos hemos ganado a pulso un brindis para decirle adiós a 2020. Por eso hemos seleccionado unas cuantas botellas de champán, cava y un espumoso muy especial para que este 31 resuenen las copas. Sí, esta vez hasta nos hemos animado a perderle el miedo al champán -la oferta es cada vez más amplia y accesible- con varias referencias de precios ajustados, ricas y bastante fáciles de encontrar.

Veuve Clicquot Yellow Label Tape Limited Edition

Un nombre realmente largo para un champán de esos que no sabes si regalar, abrirlo en una cena o sencillamente quedártelo. Será cosa de la edad, pero lo cierto es que esa caja con forma de casete nos ha ganado. También el contenido: un Yellow Label de Veuve Clicquot. Una de las referencias más conocidas de la casa es también muy polivalente, expresivo -la pinot noir manda e imprime carácter- y a un precio muy bien ajustado que suele andar por los 40 euros.

Bernard Remy Prestige

Un pequeño vigneron de Champagne con una gama muy interesante y de precios controlados que no conocíamos pero que merece mucho la pena. Este Prestige se sitúa en lo más alto de su oferta -entre 30 y 40 euros, no asustarse- con 5 años de envejecimiento. Elegante y de burbuja muy fina, aunque somos muy de evitar eso de guardar el champán para el postre, la verdad es que este pega estupendamente para acompañar las uvas de Nochevieja y algo dulce.

Alta Alella Laietà Rosé

Un cava monovarietal (100% uva monastrell) y ecológico de esta conocida bodega de Alella (Barcelona) que presenta su Rosé Gran Reserva 2016 en una botella y estuche de lo más elegante. Algo que también se traduce en la copa, con un perfil muy gastronómico y cierta complejidad (hay un punto salino combinado con frutos rojos y toque de frutos secos) y perfecto para acompañar una cena o comida completa. Se puede encontrar por unos 20 euros.

Louis Roederer Brut Premier

Si decimos que ha sido elegido en varias ocasiones como el mejor champán sin añada del mundo, posiblemente la cartera se eche a temblar. Y es que hablamos de un Louis Roederer, la bodega que en 2019 conseguía que uno de sus champanes se convirtiera en el primero del mundo con 100 puntos Parker. Este Brut Premier no apunta tan alto, pero tiene una relación calidad-precio magnífica por los 50 euros que cuesta. Fresco y elegante, es fruto de un ensamblaje de 8 años de vendimias, con una parte procedente de la excepcional colección de vinos de reserva de la casa. El pequeño capricho que nos merecemos para despedir este año.

Juve & Camps Singular 2016

Volvemos al cava. Pero a uno muy singular. No solo en el nombre, sino en la apuesta de la casa Juve & Camps por un monovarietal de uva xarel·lo trabajada en ecológico. Suave, aromático y con una burbuja muy fina -nos repetimos con esto porque suele ser un detalle importante para identificar un buen espumoso-, los 36 meses de crianza en botella le dan mucha estructura. Estupendo para beber este año pero, ojo, perfecto también para guardarlo. Cuesta unos 19 euros.

Robert Pierrel Tradition Brut Blanc de Blancs

Otra pequeña bodega de la región de Champagne que hace las cosas bien sin volverse locos con los precios. Es más, algunas de sus referencias (Cuvée Tradition Brut Séléction) se pueden encontrar por poco más de 20 euros, lo que lo sitúa como una excelente puerta de entrada al muchas veces temido mundo del champán. En este caso hemos apostado por un Blanc de Blancs 100% chardonnay, muy equilibrado y fresco. Por unos 25 euros, tienes que probarlo.

Albert Vilarnau Xarel·lo Castanyer

Otro cava que apuesta por hacer algo diferente recuperando una vieja tradición: envejecerlo en barricas de castaño. La idea es de Vilarnau y este monovarietal de xarel·lo que representa una de las referencias más singulares de la bodega. Luce un precioso color dorado, cierto toque tropical en su gusto y muy cremoso. Se presenta en un estuche y botella muy vistosas y ronda los 35 euros.

Deutz Brut Classic

Una de las maisons históricas y más respetadas de Champagne que en España distribuye González Byass, lo que hace que sea sencillo encontrar referencias como este estupendo Brut Classic. Clasicismo y elegancia en este champán con cierto frescor afrutado pero al que las uvas pinot noir y la ligereza de la pinot meunier le dan un contrapunto muy vínico. Vaya, un champán de manual que siempre apetece. Anda sobre los 40 euros.

2020 LPQTP

Este año merece que le digamos un par de cosas. Y eso es precisamente lo que hace este divertido espumoso del que ya hablamos hace unos días y que reivindicamos para el último brindis del año. No solo por dedicarle unas bonitas palabras a 2020 sino porque está realmente rico -siempre parece lo de menos en este tipo de vinos que se venden por la etiqueta o el nombre- y tiene un precio estupendo de unos 8 euros.

9 vinos para acompañar las comidas y cenas de esta Navidad

Se nos empiezan a acabar los sinónimos para diferente y rara al hablar de esta Navidad, así que mejor dejarse de rodeos e ir al grano: esos menús navideños que se avecinan merecen un maridaje en condiciones. Que sí, que 2020, que la crisis, la pandemia y todo eso. Pero si vamos a sacar los platos de fiesta y las copas buenas, que el vino esté a la altura de las circunstancias, por mucho que no sea esta la Navidad de todos los años.

Por eso nos hemos animado a seleccionar unos cuantos que nos encantan y hasta nos hemos permitido incluir algún pequeño capricho para quienes se animen a estirar el presupuesto. Pero que no cunda el pánico porque hay vinos desde 15 euros la botella realmente interesantes, y la mayoría de ellos no pasa de los 20.

Opciones clásicas y un poco más aventureras, aunque la verdad es que esta vez ganan más por goleada los primeros. De todos modos, quienes busquen vinos diferentes, hace unas semanas propusimos unos cuantos que también merecen mucho la pena.

Lalomba Finca Ladero 2016

Empezamos fuerte. Con lo que nosotros, técnicamente, definiríamos como un vinazo. Así, con todas las letras. La bodega Ramón Bilbao se ha tomado en serio eso de los vinos de finca y la reivindicación del terruño, y el resultado es este Lalomba Finca Ladero que, recién llegado al mercado con su añada 2016, es de los vinos más ricos que hemos probado este año. Tempranillo y garnacha de altura para un tinto de Rioja complejo y de una gran elegancia. Un capricho de uno 70 euros para una ocasión especial.

Cepa 21 2016

Desde Ribera del Duero, la bodega Cepa 21 acaba el año con un mensaje optimista: ¡2021 será nuestro año!, dicen. Una actitud que, la verdad, en 2020 tiene mucho mérito. Una razón más para hacer un hueco en nuestra mesa esta Navidad a este 100% tempranillo fresco y muy vivo. La añada 2016 se puede encontrar por menos de 15 euros ahora mismo en la tienda de la propia bodega.

La Revelia 2018

Bierzo y godello en su máxima expresión en este excelente monovarietal de la vertiente leonesa de bodegas Emilio Moro. Eso sí, con él ocurre lo que con algunos buenos vinos: da pena abrirlo porque seguro que evoluciona de forma muy interesante con el tiempo. ¿Solución? Comprar un par de botellas: una para esta Navidad y otra para guardar. Cuesta menos de 20 euros.

Geol 2017

De la relativamente desconocida DO Costers del Segre (Lleida) llega este tinto, uno de los vinos más personales de Tomàs Cusiné y donde las viñas viejas de cariñena, cabernet sauvignon y merlot son las auténticas protagonistas. Un vino que se trabaja en ecológico y en el que las uvas, de parcelas a más de 600 metros de altura, se seleccionan grano a grano. Un tinto diferente, de esos que apetece disfrutar tranquilamente en la mesa. Ronda los 20 euros.

Lee el resto de la entrada »