Archivo del autor

10.000 euros por un racimo de uvas

El lujo tiene muchas formas. Acostumbrados a subastas de quesos con muchos ceros, a botellas de vino que cuestan una pequeña fortuna o a restaurantes que presumen de ser el más caro del mundo, en Japón está claro que juegan en otra liga: allí el verdadero lujo puede ser un racimo de uvas.

En realidad, la relación de los japoneses con la fruta es un tanto peculiar, como ya pudimos descubrir en nuestra última visita por allí. No es que, en general, sea bastante cara, es que productos como los melones de Hokkaido o las singulares sandías cuadras son directamente artículos de lujo pensados para regalar en ocasiones especiales.

Algo que, por lo visto, también ocurre con las uvas. No con cualquier uva, sino con la variedad Ruby Roman, que se cultiva desde hace una década en la prefectura de Ishikawa y que está muy cotizada. Tanto que recientemente se han llegado a pagar 1,2 millones de yenes -eso son unos 10.000 euros al cambio– por lo que algunos consideran el racimo de uvas perfecto.

Lee el resto de la entrada »

Más del 20% de los británicos siguen utilizando aceite de cocina como bronceador

Tú ves aceite, uno de cada cinco ingleses ve loción para el sol. (Foto Gtres)

Hace unas décadas, cuando no se conocían los peligros para la piel y la salud de la exposición al sol sin la debida protección, tostarse en la playa embadurnados de cremas que potenciaban el bronceado era lo habitual.

Estar bien morenos era casi un símbolo de estatus -algunos siguen pensando que ser de color naranja lo es, por cierto- y para conseguirlo valía todo, desde remedios caseros con bien de zanahoria hasta echarse por encima la botella de aceite.

Y es que el aceite de cocinar, normalmente el de girasol, era uno de los remedios caseros más habituales para conseguir que las horas en la playa cundieran más si se trataba de volver con un buen bronceado. Y con muchas papeletas para un cáncer de piel, aunque aquello lo descubrimos un poco más tarde.

Por suerte, el sentido común fue imponiéndose y el aceite cedió su espacio en la bolsa de la playa a cremas con factores de protección cada vez más altos.

Al menos eso pensábamos hasta que un reciente estudio de la cadena de supermercados ASDA ha señalado que en Reino Unido más de una quinta parte de la población sigue siendo fiel al aceite de cocina.

Una moda que, según señala The Telegraph, pegó fuerte en la década de los 60, cuando los británicos comenzaron a salir del país para ir de turismo, pero que, por lo visto, todavía se mantiene en muchas casas.

Aunque no se matiza el tipo de aceite usado, por los precios que se estilan por allí cabe suponer que no será de oliva, y que girasol o soja serán los habituales, tanto en las cocinas como en la playa.

En cualquier caso, una pésima idea por si alguien está pensando en recuperar viejas modas para aprovechar la ola de calor y empezar el verano bien moreno.

El país africano donde se bebe más Guinness que en Irlanda

Es la típica pregunta trampa perfecta. ¿En qué país del mundo es dónde se bebe más cerveza Guinness? La respuesta parece evidente: Irlanda, por supuesto. No sólo es la bebida nacional, sino que resulta imposible pensar en esta cerveza oscura sin que suene de fondo música irlandesa y aparezcan imágenes de tréboles, duendes, campos verdes… Los tópicos de siempre, vaya.

Pues resulta que no es así y, efectivamente, la pregunta tenía trampa. Irlanda no es ni el primer ni el segundo consumidor del mundo de Guinness sino que se queda con un modesto tercer puesto.

Que Reino Unido esté en el primer lugar entra dentro de lo previsible y hasta lógico. Son muchos más y la afición por los pubs y la cerveza es compartida, así que tiene sentido.

La sorpresa viene al repasar la lista que se publicaba hace ya unos años -y a la que hemos llegado ahora por pura casualidad- y en la que, atención, Nigeria figura como el segundo país del mundo donde más cerveza Guinness se consume.

Mientras vuelan por los aires todos esos tópicos que hemos citado, la cosa no queda ahí. Porque en Nigeria tienen incluso su propia fábrica Guinness, una de las cinco que la compañía mantiene en el continente africano.

Y es que lo de este país no es una excepción, porque resulta que en cuarto puesto en este ranking mundial está Camerún, por delante de Estados Unidos.

Lee el resto de la entrada »

Los restaurantes de Madrid se ponen castizos para celebrar San Isidro

¿Hay alguna fiesta popular en el país que no tenga una vinculación directa con la gastronomía? Puede ser, pero la verdad es que no nos interesa porque lo mejor de las mejores celebraciones es, precisamente, hacerlo comiendo.

Y San Isidro, por supuesto, no es una excepción. La lista de platos tradicionales ligados a esta fiesta madrileña es interminable, con clásicos como las rosquillas listas y tontas, posiblemente el dulce más conocido de estas fiestas.

Cocido, casquería, rabo de toro… platos tradicionales que durante estos días se convierte en protagonistas de muchas mesas. En realidad lo son todo el año en algunos restaurantes, pero otros optan por aprovechar la ocasión para reivindicar esa comida castiza.

En algunos casos en versión de lujo. Esa es la propuesta de Aurelio Morales en Cebo, con un menú degustación que reinterpreta grandes clásicos de esta gastronomía castiza en clave de alta cocina ( huevo pepitoria y ave escabechada, croqueta de callos, arroz a la madrileña…) y maridados con champán Bollinger.

Si este menú degustación (a partidle 85 euros) se va de presupuesto, hay por supuesto opciones mucho más económicos. Así, en el otro extremo nos encontramos con la hamburguesa de rabo de toro -otro de los ingredientes fetiche de San Isidro- del restaurante Dingo. Disponible hasta finales de mayo para Quines quieran alargar la fiesta, su precio es de unos 14 euros.

Lee el resto de la entrada »

El conejo de Pascua de chocolate de ‘Ikea’ que, por supuesto, tienes que montar tú mismo

Parece que la conocida filosofía de Ikea para que sea el propio cliente quien monte sus muebles también es aplicable a la división gastronómica de la empresa sueca. Así lo demuestra la propuesta que ha lanzado para esta Pascua y que da una vuelta al tradicional conejo de chocolate.

Porque, efectivamente, el dulce llega desarmado para que cada cual monte las piezas en su casa hasta tener algo parecido a una mona de Pascua de chocolate.

La buena noticia es que solo son tres piezas y no hacen falta herramientas, contar tornillos u observar diez veces las instrucciones y el mueble de turno para saber si se está montando correctamente o al revés.

Con un precio de 3,5 euros y a la venta en todas las tiendas de Ikea, hay que reconocer que el conejo de chocolate Vårkänslahay cumple al pie de la letra uno de los mandamientos de Ia casa: paquetes planos, que ocupan menos.

Ahora ya sabemos que la idea sirve incluso para las figuras de chocolate.

¿Se te ponen malos los plátanos o los aguacates? Estas pegatinas prometen resolverlo

Si eres de los que nunca calcula bien las cantidades al hacer la compra en la frutería y acabas con un montón de plátanos pochos o de agucates demasiado maduros -lo que en el caso de los agucates supone un dineral, visto el precio al que andan-, hay un invento que podría salvar toda esa fruta de acabar en la basura.

Sí, efectivamente, comprar menos o pedirle al frutero piezas con diferente grado de maduración para que no estén todas verdes o pasadas a la vez sería lo más sencillo. ¿Pero quién quiere cosas sencillas que nos obliguen a ir al mercado un par de veces a la semana cuando tenemos una de esas modernas startups dispuestas a resolver, mediante una campaña de recaudación de fondos, los problemas del primer mundo?

Tras la correspondiente dosis de escepticismo, la verdad es que la idea de StixFresh suena muy interesante: pegatinas que se pueden poner en una amplia variedad de frutas para evitar que se pongan malas y alargar su vida durante -aseguran sus creadores- nada menos que 14 días.

¿Y cómo lo consiguen? Las pegatinas mágicas están impregnadas de una sustancia similar a la que de forma natural desprenden las frutas para protegerse de algunos depredadores y que, entre otros efectos, impide la proliferación de bacterias y, por tanto, retrasa su putrefacción.

Lee el resto de la entrada »

Hielo de lujo a 5 euros el cubito

Si el concepto de agua de lujo ya es bastante discutible -sobre todo si es a base de icebergs que se derriten-, siempre se puede ir un paso más allá y ofrecer cubitos de hielo de lujo. Aunque somos firmes defensores de los hielos de roca que se compran frente al hielo casero de las cubiteras que se derrite enseguida y suele llevar de regalo olor de lo que tengamos en el congelador, por lo visto hay un mercado que necesita hielo de gama más alta.

¿Cómo de alta? Pues en el caso concreto del que comercializa Grace Luxury Ice, a nada menos que unos 6 dólares por cada cubito, lo que vendría a ser unos 5 euros la pieza. Según explican los responsables de esta compañía dedicada a la producción de hielo de lujo -así, tal cual-, se trata de un producto pensado para la alta coctelería y que se vende en formato cubo o como una esfera.

Ambos, eso es cierto, de un tamaño considerable, de una transparencia aparentemente perfecta -algo que se cotiza mucho en el mundo del hielo- y con una notable resistencia a la hora de descongelarse y acabar aguando el cóctel de turno.

Lee el resto de la entrada »

En Burger King ahora también puedes pedir un hueso a la parrilla para el perro

Si hay grandes cocineros anunciando comida para perros, vino para gatos, e incluso chefs diseñando recetas para las mascotas, ¿por qué no también fast food para perros? Dicho así puede sonar un poco extraño, pero lo cierto es que algo así ofrecer Burger King en sus restaurantes de España desde hace unas semanas.

Aunque estamos hablando de un mercado de mucho dinero por ahora parece que la iniciativa es más una ingeniosa estrategia de marketing que una forma de aumentar la facturación.

Y es que la propuesta de la cadena de hamburgueserías es ofrecer a los dueños de los perros de forma gratuita un hueso con sabor a parrilla para sus animales. Bautizado como Dogpper -el whopper para perros, claro- los clientes pueden solicitarlo de forma gratuita al hacer un pedido a domicilio.

Lee el resto de la entrada »

El restaurante que cobra un extra por compartir los platos

¿Les traigo un plato más para compartir la ración? Una propuesta muy habitual cuando los comensales de un restaurantes se animan a compartir alguno de los platos servidos pero que, al menos que nosotros sepamos, siempre había sido gratuita.

Pero en la lista de extras que aparecen en las cuentas -por pan, cubierto…-, y dejando a un lado lo más o menos discutibles que puedan ser algunas, un restaurante inglés acaba de inventarse una nueva: 1,5 libras si se quiere compartir alguno de los platos servidos.

La polémica idea es del restaurante Sorrento del sur de Londres que, por lo visto, ha decidido compensar sus ajustados precios con este extra que, por ahora, ya ha conseguido cabrear a unos cuantos clientes y saltar a los titulares.

Según explican en The Mirror, los responsables del local defienden la medida recordando que su carta tiene unos precios muy asequibles, que cada vez más gente lo hace y que, a diferencia de lo que ocurre en muchos restaurantes de Inglaterra y otros países, aquí no se suma un cargo adicional por servicio.

Lee el resto de la entrada »

43 euros por dos aguas y dos cafés: así son los clavazos veraniegos en Venecia

No hay verano sin sus clavazos. Esas cuentas abultadas en el chiringuito de turno, esa sangría de tetra brick cobrada a precio de champán, ese bocadillo rancio en el aeropuerto que cuesta más que un menú del día… Sí, en realidad, hay lugares en los que los precios absurdos no entienden de estaciones, y Venecia es uno de ellos.

Aunque seguro que hay lugares en los que se puede comer bien a un precio ajustado -hace años estuvimos por allí y más o menos lo conseguimos-, sentarse en una terraza de la Piazza San Marco es comprar muchos boletos para que la cuenta llegue con sorpresa.

Concretamente una de 43 euros por un par de aguas y un par de cafés. ¿Agua de litro y cafés de esos helados con mucha nata y cosas por encima que son caros en todas partes? Pues no, agua pequeña y un par de expresos.

Según leemos en Twitter, la broma tuvo lugar en el café Lavena, uno de los históricos de la ciudad. Y de donde, por cierto, es la foto que ilustra esta bonita historia aunque los protagonistas no sean ellos. O igual también lo fueron, pero de otro clavazo.

Lee el resto de la entrada »