Archivo del autor

MasterChef Celebrity 5: lo máximo (Valverde)

En pleno ecuador de la edición número 5 del concurso de celebrities y nosotros sin pronunciar palabra. De hecho, hoy mismo es la repesca de los concursantes ya expulsados.

Mentiríamos si dijéramos que no estamos disfrutando de esta edición. De hecho, seguramente sea de las más divertidas que hemos seguido. Quizá por eso hemos descuidado un poco nuestra función de guardianes de las buenas formas gastronómicas.

Así que, vamos a hacer un esfuerzo de memoria para ponernos al día. Cuando se abrieron las puertas de las cocinas, confesamos que nuestro primer pensamiento fue ‘este año, mucho celebrity y poco chef’. Y es que entre la Arteta, Flo, Raquel Meroño, Gonzalo Miró o Josie, las esperanzas de encontrar grandes talentos de la cocina, pues pocas, la verdad.

Pero mira, ¡nos equivocamos! Y es que muchos de ellos se han tomado muy en serio esto de meterse tras los fogones y están demostrando un gran nivel, teniendo en cuenta que, la mayoría, solo se había acercado a una cocina para ocupar la privilegiada mesa que algunos grandes restaurantes reservan para eso que se conoce como comensales VIP.

Y si tenemos que escoger entre todos quién nos ha sorprendido más, no hay duda alguna: Josie. Y eso que por este sí que no dábamos un duro cuando arrancó el concurso. Pero su carácter competitivo y sus infinitas ganas de superación están dejando ver a un Josie inesperado.

No podemos olvidar esos primeros programas en los que miraba las cocinas y los platos con una cierta cara de asco, y después de rociarse la cara con bruma, soltaba frases como “La gente que huele a fritanga, yo creo que es una forma de protesta, porque no tienes por qué. Es como una rasta, o sea, es como un tatuaje mal hecho”; “Yo no sofrío. El sofrito se te queda en la cococha”; refiriéndose a un paté, “yo me como eso y estoy entre Carlos V y Paquirrín”; o hablando sobre sus croquetas, sosas según el jurado, “están al límite de sal porque se me van a hinchar las piernas”.

Lee el resto de la entrada »

¿Cómo eran las cocinas de Ikea hace 50 años?

No sabemos muy bien si motivados por esa fiebre que le ha dado a todo el mundo con el nombre de la calle de Valladolid donde se encuentra la sede de Ikea en la ciudad, o si más bien ha sido la nostalgia que nos ha despertado la noticia de que Duralex cierra para siempre, pero hemos echado mano de los viejos catálogos de Ikea para estudiar cómo eran las cocinas en los inicios de la marca sueca.

No, no es que tengamos todos los catálogos en casa (aunque sí una buena representación, para que nos vamos a engañar), es que, por si alguien aún no se ha enterado, Ikea ha publicado en su museo virtual todos los catálogos de su historia para que los más mitómanos nos recreemos viendo cómo vivían en esa mítica Suecia del diseño ya en los años 50.

Los catálogos están disponibles desde 1950, toda una joya arqueológica que le dará a más de uno un disgusto si lo que espera encontrar ya desde el principio son referentes del diseño nórdico. Nada más lejos de la realidad: los diseños son tan rococós como en el resto del mundo por esas épocas. Y de las cocinas, ni asomo. Sofás, mesas, butacas, camas, lámparas y poco más. Y todo en blanco y negro, y con mucha letra.

Lee el resto de la entrada »

Gallos, gallinas y exceso de testosterona. Esto es lo que ha dado de sí la edición 8 de ‘MasterChef’

Si hay algo que marcará esta octava edición de MasterChef será, como no, el coronavirus. También el programa se ha visto afectado por la crisis sanitaria, con los concursantes confinados juntos en la casa del programa durante unas 6 semanas extra.

Para nosotros, los espectadores, el programa ha durado lo mismo, pero los concursantes se han visto afectados también por la pandemia, pasándola todos juntos como si de un Gran Hermano se tratara. De hecho, esta ha sido la primera edición en la que hemos visto “la casa”, gracias en parte a los vídeos que los concursantes hicieron durante el confinamiento por aquello de hacerlo más llevadero.

En lo culinario, pues la verdad es que, aunque en un principio parecía que los concursantes estaban más preparados que en ediciones anteriores, lo cierto es que ha sido más de lo mismo. Pese a que el encierro les ha servido para mejorar algo sus técnicas, lo cierto es que eso que desde el jurado denominan “la necesaria evolución”, este año nos ha costado encontrarla. Y sospechamos que al programa también. Solo eso explicaría que en la semana 11 del programa montaran una prueba de delivery en la que tenían que preparar un bol de palomitas, hummus o guacamole…

Eso sí, al prueba sirvió para conseguir desquiciar a la pobre Juana, la veterana del concurso, que como es normal, no pudo seguir el ritmo loco impuesto por los jurados en la prueba. Tampoco consiguió Juana adaptarse a las técnicas de vanguardia: “Yo me lío con las cocinas de MasterChef. Tienen todo moderno y robots. Yo prefiero mi gas y mi olla express de 1900. En mi casa tengo una sartén que le regalaron a mi madre cuando se casó”. ¡Ay Juana! Si por nosotros fuera, se podría haber quedado hasta el final.

Pero, para ser justos, y pese a su indudable mano en los fogones, lo cierto es que, que llegara hasta el programa 11 en un concurso en el que siempre se recalca que hay que evolucionar y adaptarse a nuevas técnicas, no se acaba de entender si no es por las “preferencias” del jurado. Pese a todo, no les culpamos. Ha sido una concursante entrañable, y muy buena en lo que a compañerismo se trata. Pero claro, este no es un programa de convivencia, ¿no?

Lee el resto de la entrada »

Saray y la perdiz: a MasterChef el espectáculo se le va de las manos

Casi 30.000 aspirantes. 50 escogidos para el primer programa. Primera vez en la historia del programa que entran 17 concursantes. Novedades a la vista. Por primera vez en varias ediciones, parece que hay talento en las cocinas.

Así nos hubiera gustado empezar este primer artículo de la octava edición de MasterChef. En general, nos gusta esperar unos días, ver por dónde van los tiros, qué concursantes pintan mejor, quiénes son nuestros favoritos o nuestras apuestas. Pero todo se ha ido al traste después de la emisión del cuarto programa.

Lo queramos o no, Saray, los insultos, la tensión y la perdiz ganan por goleada. Lo que se vio en el cuarto programa no se ha visto nunca en ninguna de las ediciones de este talent show culinario. Pero, recapitulemos primero por si todavía queda alguien en este país que no se ha enterado de qué va la historia.

Saray, cordobesa de 27 años y educadora social, se presentaba en el programa de manera clara y concisa: “Soy gitana, transexual y cocino de muerte”. Sin haber sido siquiera seleccionada ya dejó las primeras dosis lacrimógenas explicando lo duro de pasar por lo que ella había pasado siendo gitana. La conexión con el público -y con el jurado- por la vía emocional la consiguió en un abrir y cerrar de ojos. Lo de “cocinar de muerte” ya era otro cantar. En cualquier cosa, estaba dentro.

Durante los siguientes dos programas vimos a una Saray divertida y faltona a partes iguales. Se fueron destapando tensiones con los otros concursantes, gestos de desprecio a cámara tanto hacia sus compañeros como hacia el jurado, y comentarios subidos de tono cuando se criticaba alguno de sus platos (imposible no criticar en un programa como MasterChef dos rodajas de patata y cuatro pimientos mal fritos colocados en capas).

Lee el resto de la entrada »

¿Alguien sabe quién ha ganado ‘MasterChef Junior 7’?

La pregunta, de hecho, podría ir aún más allá: ¿Alguien sabe que se ha emitido la séptima edición de MasterChef Junior?

Sí señores, ha habido una séptima edición de MasterChef Junior y la ha ganado Lu, un portento de niña, no solo en la cocina. Y es una lástima porque, esta vez sí, el talento de algunos de los pequeños que han pasado por esta última edición del concurso ha sido de los de recordar. Así lo dejaban claro los miembros del jurado en la final: “Habéis marcado un techo de nivel muy alto”. Hasta el propio Martín Berasategui, invitado a la final, aseguraba que esta edición del concurso marcaría historia: “Sois las 2 mejores finalistas que he visto en 60 años”.

Y pese a todo, desde la cadena pública no se ha respetado un formato ideado en origen para la programación navideña. Así había sido hasta este año cuando, sin mucha lógica, lo han alargado hasta finales de enero, con su consabida bajada de audiencia y pérdida de interés por parte de los espectadores. Tan solo dos programas se emitieron durante los días de las fiestas navideñas, y hasta la gala de Reyes se emitió 4 días después del mismo día de Reyes, con el consiguiente ridículo de hablar de una cosa que ya quedaba lejana en el calendario.

Como decimos, una pena, porque esta edición contaba con niños que realmente dejaban al jurado con la boca abierta. En especial hay que destacar a Lu (11 años), la ganadora, y María (12 años), la otra duelista. Dos niñas que no solo han asombrado por su nivel culinario, su autoexigencia en los fogones y su capacidad de esfuerzo, sino también por los grandes valores que han transmitido a lo largo de todo el programa: compañerismo, generosidad, cariño y cuidado hacia los más pequeños del grupo, humildad para reconocer los errores y capacidad infinita para pedir perdón. La clase de valores que cabría exigir a los adultos y que, generalizando, claro, no encontramos nunca en las versiones adultas del talent show.

Lee el resto de la entrada »

Ideas para regalar en Navidad a amantes de la cocina y el diseño

Llevar el diseño a la cocina no siempre es fácil. Muchos de los objetos de nuestros sueños tienen precios que no siempre es fácil digerir. Así que, un año más, vamos a darte unas cuantas ideas para que puedas hacerte con algún que otro diseño de esos asequibles -unos más que otros- y lucirlos en tu cocina o en tu mesa desde ya.

7 objetos de deseo, un par de regalos frikis y un capricho al alcance de unos pocos. Saca papel y boli que ha llegado la hora de escribir la carta a los Reyes Magos.

1- Botella Sowden, de Hay

A estas alturas todo el mundo debería tener más que aprendida la lección de “Plásticos No”. Si es así, seguro que ya tienes tu botella rellenable. Pero si aún no te has hecho con una o quieres distinguirte del resto (todo el mundo parece haberse comprado la misma), la botella Sowden será tu mejor aliada. Diseñada por la reconocida empresa danesa Hay, está fabricada en acero inoxidable y plástico, y tiene un diseño funcional perfecto para contener bebidas frías y calientes. Está disponible en varios colores por 31€ en Domestico Shop.

2- Infusor de té You

Si te gusta el té y, además, eres un romántico, te encantará este infusor de té diseñado por Miriam Mirri para Alessi. Su forma cónica y alargada facilita el llenado y vaciado del contenido, además de permitir su uso en cualquier taza. Lo encontrarás en la tienda de Alessi por tan solo 20€.

3- Cubertería de estilo nórdico

El estilo nórdico ya hace tiempo que llegó a nuestras casas y no tiene ninguna intención de irse. Si aún se te resiste, ¿por qué no le das una pequeña oportunidad con esta cubertería? Con mango de cerámica esmaltado en verde y cubiertos de acero inoxidable brillante, esta cubertería llenará de estilo tu mesa y será la envidia de todos tus invitados. El conjunto de cuchara, tenedor, cuchillo y palillos está disponible en Fancy por unos 17€.

4- Juego de tablas de cortar de Index Bamboo

Este juego es una nueva versión de las icónicas tablas Joseph Joseph, pero ahora presentadas en un juego de tres tablas de madera. Cada tabla está hecha de bambú resistente y natural y presenta una pestaña que indica para qué tipo de alimento se debe usar: carne cruda, comida cocida o vegetales. Las tablas vienen junto a un soporte de metal que cuenta con pies antideslizantes. Por algo más de 100€, será el regalo perfecto para los que más cocinan, ya que ayuda a evitar la contaminación cruzada de diferentes tipos de alimentos.

5- Vasos de aperitivo L’apéro

Diseñado por DOIY, este original conjunto de vasos de cristal traslúcido le dará un nuevo sentido a tus vermuts. Una pieza que, además de decorativa, es absolutamente funcional: apilados forman una botella y, por separado, un kit perfecto para disfrutar del vermut. Disponible en verde y ámbar, lo encontrarás por 45€ en Doméstico Shop.

6- Bandeja ilustrada, de Depeapa

Y para redondear tu momento vermut, qué mejor que una bandeja a la altura. Diseñada por Depeapa, esta bonita y divertida bandeja marcará de nuevo la diferencia en tu mesa. Fabricada a base de capas de abedul y con superficie de melamina, la tienes en versión redonda y rectangular. 34€ en Luanord.

7- Vinilos que alegren la cocina

Decorar las paredes de la cocina con un vinilo en una buen manera de darle un toque diferente. Aquí encontrarás varios estilos y de tamaños y precios diferentes. Puedes personalizar incluso el color o añadir el nombre de la persona agraciada. De entre todos, sin duda, nosotros nos quedamos con el de la foto…

8- Moldes para galletas tecnológicas

Aquí viene el primero de los regalos frikis. Se trata de unos divertidos moldes de acero inoxidable para fabricar tus propias galletas tecnológicas en forma de smartphone o con un punto retro y forma de casette. Sin duda, el regalo perfecto para el repostero de la casa, el más goloso o, por qué no, para el más techie. Los encontrarás aquí por 9,90€ cada uno.

9- Taza para vagos

Y para acompañar las galletas, nada mejor que una buena taza de café. Si entre los destinatarios de tus regalos hay algún vago, este regalo será lo más. Y es que esta taza remueve el café sola, sin necesidad de usar cucharilla. Tan solo hay que apretar un botón y ella hará todo el trabajo por ti. Y no solo es práctica para el café, también lo es para aquellos -raros- que quieran tomarse un Cola Cao sin grumos o incluso para preparar una sopa instantánea. En cualquier caso, un regalo divertido que puedes encontrar aquí por 19,90€.

10- El regalo definitivo: Foodini, la impresora de comida

Foodini es el primer electrodoméstico de cocina que acelera el proceso de cocinar platos con ingredientes frescos. ¿Cómo? Mediante la impresión 3D con cápsulas de alimentos. Sí, has leído bien: Foodini es una impresora de comida. Mediante conexión a Internet, permite preparar comidas caseras con una sola impresión. Creada por la empresa Natural Machines, Foodini es una pequeña fábrica de comida pensada para el uso diario y cuyo objetivo es mejorar nuestra alimentación. Vaya, que el futuro ya está aquí, aunque su precio aún nos aleje un poco de él. Por si alguien se anima a meterlo en su lista, podéis encontrarla a la venta aquí.

MasterChef Celebrity 4, o cómo hacer un reality de cocina sin cocina

Pues ya está, 12 semanas después llega a su fin la cuarta edición de MasterChef Celebrity. Una edición que se puede resumir en una sola frase: vinimos a cocinar y por el camino nos olvidamos los ingredientes.

Y es que esta cuarta edición ha sido, sin lugar a dudas, la de más bajo nivel culinario con diferencia. En la semifinal aún hubo quien presentó algún plato que ni los Junior. Eso sí, risas y condimentos para el reality, todos y más.

Sin ir más lejos, MasterChef pasará a la historia de la televisión por ser el primer programa en reunir en un mismo plató a las archienemigas Ana Obregón y Antonia Dell’Atte. Tanto es así que no nos extrañaría que la Obregón fuera la repescada únicamente para poder ofrecer este capítulo de la televisión. Solo eso explicaría que, una vez de vuelta a las cocinas, fuera de nuevo la siguiente expulsada. Eso sí, el momentazo televisivo, como diría Boris, no se lo quita nadie.

Pero volviendo a la cocina, como decíamos, ha sido la gran ausente de esta edición. A riesgo de que nos llamen crueles, podríamos decir que uno de los signos evidentes de que se han esmerado más bien poco ha sido la falta de “accidentes” entre los concursantes.

Más allá de alguna quemadura en los brazos, especialmente de Tamara y Vicky, pocos parches hemos visto. Y no es que queramos que las celebrities se desangren, pero un poco más de garbo con los cuchillos no hubiera estado de más.

Pero claro, poco cuchillo hace falta cuando en una eliminación, momento decisivo de cada programa, la prueba consiste en hacer un huevo frito, una tortilla francesa y un huevo poché. Pues sí, seguro que es muy difícil hacerlos perfectos, pero hombre, en un programa de cocina, y en la semana 5, igual no toca, que diría aquel.

En general, ha sido una edición descafeinada culinariamente hablando. Divertida lo ha sido un rato. Al final, han convertido el programa en una especie de sitcom en la que, casualmente, los principales protagonistas son los que han llegado a la final.

Lee el resto de la entrada »

MasterChef Celebrity 4: Los Chunguitos, la hija del Marqués y un nivel culinario por los suelos

Cuatro semanas lleva ya en antena la cuarta edición de MasterChef Celebrity (esta noche se emite el programa 5) y por aquí aún no habíamos hablado del tema. ¿Por qué? Pues porque esta vez preferíamos esperar algunas semanas para que no nos acusaran de hablar antes de tiempo.

Ahora, con unos cuantos programas y apuntes en nuestra libreta, ya estamos preparados para decir lo que seguramente hubiéramos dicho el primer día: o el formato se agota, o ya no saben qué hacer para mantener la audiencia. Solo eso explica que Los Chunguitos entraran en el programa y peor aún, ¡se mantengan!

Que sí, que nosotros también nos reímos con ellos, pero se supone que aquí se viene a cocinar y, de momento, lo más que han hecho es triturar una piña en la batidora durante aproximadamente 30 minutos. Eso, y una ensalada verde cuyas hojas y demás ‘tallos’ no vieron ni el agua antes de acabar en el plato, con cuerda incluida. Y pese a todo, milagrosamente -o no- ahí siguen. Casualmente, en las pruebas de exteriores -que como todo seguidor del programa sabe, son las más duras y siempre faltan manos- el equipo en el que ellos cocinan (por decir algo, porque lo cierto es que ayudar, más bien poco) siempre gana la prueba. Y eso que cuentan con 4 manos menos…

En fin, cualquiera con un poco de mala baba diría que esto huele a chamusquina… Nosotros nos sumaremos a la teoría de los propios José y Juan que no dudan en calificarse a ellos mismo como “los talismanes” del programa.

 

Tamara Falcó, la “artista” revelación

Además de su falta de conocimientos culinarios, el paso de Los Chunguitos por el programa será recordado también por la amistad que han entablado con Tamara Falcó. “Madre mía, la hija de un Marqués con Los Chunguitos”, comentaban sus compañeros entre risas al principio del programa. Pero lo cierto es que la hija de Isabel Preysler y el Marqués de Griñón está rompiendo moldes.

La que en un principio tenía todas las papeletas de ser la Lomana de la cuarta edición, se ha ganado al jurado, a todos sus compañeros y a una buena parte de la audiencia del programa. Hasta El Sevilla, cantante de Mojinos Escozíos (no se nos ocurre un artista más lejos en todos los sentidos de Tamara Falcó) dijo al abandonar el programa que lo mejor de su paso por el concurso, lo que más le había sorprendido, habido sido conocer a Tamara: “Me parece maravillosa. La gente tiene muchos prejuicios y le va a venir muy bien el programa para que la gente la conozca”.

Y es que lejos de ser una niña remilgada, Tamara se muestra semana a semana cercana, divertida y cariñosa. Y no se le caen los anillos a la hora de hacer nada. Ni siquiera para coger el hacha y despellejar los conejos que haga falta para salvar a su equipo. Hasta el jurado la nombró la mejor en aquella prueba. Y es que esa sí es una imagen para pasar a la historia de la televisión. Y nos referimos al trabajo de Tamara, claro, no a la escena en sí que, para muchos espectadores, volvió a ser algo que el programa se podría haber ahorrado como ya pasó en ediciones anteriores.

La espontaneidad de Tamara es tal que gracias a ella estamos conociendo las intimidades culinarias -y no solo culinarias- de su familia. Ahora sabemos que en casa son adictos al chocolate (eso explicaría el idilio de su madre con los Ferrero Rocher), que a Vargas Llosa no le gusta comer nada que tenga hueso (¿?), que en su casa quien cocina es Ramona (ya sospechábamos que mamá no era), etc. De hecho, su exceso de sinceridad le llevó la semana pasada a confesar que para su libro Cupcakes de Tamara tan solo se había hecho las fotos. “Luego dijeron que eran mis recetas, pero no lo eran”. Maravilloso.

 

Boris y Anabel, de nuevo en el programa

La semana pasada se produjo otro de esos momentos que ponen en duda el funcionamiento del programa. ¿Recurren a antiguos concursantes que funcionaron bien por gusto o porque necesitan un poco de mecha? Las audiencias les acompañan, eso es cierto, pero ¿quizá los concursantes no brillan todo lo esperado por el bajo nivel culinario?

El caso es que en el programa de la semana pasada Boris Izaguirre y Anabel Alonso aparecieron en la prueba de eliminación como candidatos a entrar de nuevo en el concurso, consiguiendo hacerse con una plaza y eliminando de paso a dos de las concursantes de esta cuarta edición: Marta Torné y Elena Furiase.

Justo o no, dos concursantes de pleno derecho de esta edición han sido expulsadas por dos concursantes que ya pasaron en su día por el programa y que, obviamente, no están en igualdad de condiciones. Y lo peor de todo no es eso. Lo peor -y más frustrante- es que Los Chunguitos volverán a ponerse de nuevo delante de los fogones una semana más.

Lo peor y lo mejor de Master Chef 7

Pues ya está, hasta aquí ha llegado una nueva edición de MasterChef. Una temporada que arrancaba con la afirmación de que se enfrentaban a un alto nivel culinario, y que, una vez más, se ha demostrado que salvo algún concursante que ya entró fuerte y algún otro que ha evolucionado durante el concurso, el resto, pues la verdad, ni fu ni fa.

Eso sí, si por algo ha destacado esta séptima edición ha sido por el exceso de protagonismo del (supuesto) conflicto entre Carlos y Valentín. Una lucha que desde el programa han explotada hasta la saciedad, insistiendo y pinchando en cada uno de los programas incluso en más de una ocasión.

La guerra entre ambos y la formación de los consiguientes “ejércitos” a cada bando ha llenado, para nuestro gusto, demasiados minutos del programa. Ya sabemos que es tele y que blablablá pero, la verdad, ha resultado bastante cansino.

Carlos, lo peor de esta edición

Además del citado conflicto, lo peor de todo ha sido Carlos en sí mismo. El más sobrado (pese a no saber hacer ni un gazpacho) de los concursantes que recordamos en todos estos años. Un tío que llegó ya el primer día rajando de todos los compañeros, condenando a algunos de ellos a las pruebas de eliminación -como a Osiris, de quien llegó a decir que era un sobrado y que había que echarlo a los leones- o celebrando la expulsión de algunos de sus compañeros con una cara de satisfacción que daban ganas de apagar la tele.

Junto con Marcos llenaron el programa de un exceso de testosterona que resultaba bastante desagradable. Y suerte que Aleix no llegó a sumarse a eso que ellos insistían en llamar “El Trío Calavera” y que, gracias a dios, no llegó a fraguar nunca, porque hubiera sido la plasmación del mismísimo Trío de Colón en versión culinaria.

Lee el resto de la entrada »

‘Master Chef 7’: maridajes con cerveza en el país de los vinos y otras decepciones de la nueva edición

Este año la séptima edición de MasterChef ha arrancado bajo la premisa del ‘todo nuevo’. La novedad fundamental, con permiso de la ausencia de Eva González, es que, por primera vez, compiten no solo los concursantes sino también el jurado. “Nuestra reputación está en juego”, afirmaba Jordi Cruz nada más arrancar el primer programa.

Como si de La Voz se tratara -igual se trataba de homenajear a Eva- cada jurado tiene sus propios minichefs. 5 cada uno para ser exactos, aunque la pobre Samantha ya tuvo su primera baja en el primer programa. Veremos cómo evoluciona la cosa hoy en la segunda entrega.

Pero más allá de esto, la verdad es que, novedades novedades, pocas. Un año más ha apelado al altísimo nivel culinario, pero bastó la primera prueba de eliminación -a base de bocadillos- para ver que, de entrada, los que se salvan se pueden contar con los dedos de una mano. Y no lo decimos nosotros, es que ellos mismos se retratan.

Sin ir más lejos, Teresa, la gallega que dice haber venido al programa a “reivindicar las canas” se vanagloriaba de haber hecho su primera mayonesa. Vamos, que ni Carmen Lomana en la edición Celebrity. Y lo mejor es que se supone que ella, y algunos otros de sus compañeros, han sido los elegidos de entre los 25.000 aspirantes que se han presentado a esta edición…

Lee el resto de la entrada »