Receta de tarta de queso de La Viña de San Sebastián, elegida como uno de los sabores del año por The New York Times

(Foto: Restaurante La Viña)

Tartas de queso hay muchas, pero solo una puede presumir de haber sido elegida como uno de los sabores de este 2021 según The New York Times: la que hacen en el restaurante La Viña de San Sebastián. Muy conocida desde hace años, la crítica gastronómica ha elegido este popular pastel donostiarra como una de las tendencias de este año.

Y es que su fama ha traspasado fronteras mucho más allá de la capital guipuzcoana. Numerosos chefs internacionales han caído rendidos ante una receta muy sencilla, y han optado por hacer sus propias versiones a partir de la receta original.

¿Qué tiene de especial esta tarta de queso para triunfar en Estados Unidos, una de las mecas mundiales de las cheese cakes? Posiblemente parte del encanto reside en su sencillez, en lo suave que queda gracias al uso de queso crema, y a que no lleva ningún tipo de hojaldre ni base de galleta como otras tartas de queso.

Aunque hemos probado muchas tartas de queso riquísimas últimamente -la de David Muñoz en GoXo o la de Fismuler, por citar un par- y somos más de sabores un poco intensos, hay que reconocer que a la de La Viña le tenemos un especial cariño. Nosotros y casi todo el mundo que pasa por Lo Viejo de Donosti y remata la ronda de pintxos con una porción de esta tarta como postre.

También se puede encargar para llevar aunque, que nosotros sepamos, todavía no han organizado un delivery nacional para poder pedirla desde cualquier lugar.

La receta

Pero no pasa nada porque si nos entra antojo de disfrutar de uno de los sabores del año -o al menos de una versión casera- la receta es, como decíamos, extremadamente fácil de hacer. Hay decenas de versiones y pequeñas variaciones, pero la base es esta que, incluso, aparece entre las recetas que se pueden programar en el Thermomix. Por si alguien lo tiene por casa y quiere que sea incluso más sencillo.

Ingredientes para 10 raciones

  • 1 kilo de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 450 gr. de nata (mejor 35% de grasa)
  • 5 huevos grandes
  • 450 gr. de azúcar
  • 30 gr. harina

Preparación

Precalentamos el horno a 200 grados con calor arriba y abajo. Preparamos un molde redondo de unos 24-26 centímetros y lo forramos por dentro con papel de hornear. Al ser una tarta muy líquida es importante hacerlo así para no liarla al desmoldar.

Mezclamos en un bol (o en el Thermomix) todos los ingredientes. ¿En qué orden? Empezamos batiendo huevos y azúcar (como en casi todas las tartas) y luego incorporamos el queso, la nata y la harina, mezclando todo bien.

Vertemos la mezcla en el molde y horneamos unos 50 minutos a 200 grados. Cuando veamos que la superficie se dora es que estará casi hecha. Pinchamos en el centro y, si sale limpio el cuchillo, apagamos el horno y dejamos que se enfríe dentro con la puerta abierta.

Las medidas son bastante generosas así que si en estos tiempos de pocas reuniones de amigos o familiares preferimos un formato más pequeño, la solución es tan sencilla como dividir por la mitad todas las medidas y usar un molde más pequeño.

El legado gastronómico de Trump durante estos cuatro años

Hoy termina una de las épocas más convulsas en la reciente historia política de Estados Unidos. Y es que si algo no es discutible, más allá de ideologías o partidos, es que la presidencia de Donald Trump ha sido trepidante -por llamarlo de algún modo- desde antes incluso de comenzar hasta el último minuto.

Mucho se ha escrito estos días sobre el legado de estos cuatro años y sobre el trabajo que la administración de Joe Biden y Kamala Harris tienen por delante. Y aunque es verdad que no es comparable con temas como la salida de Estados Unidos de la OMS -por citar un ejemplo-, lo cierto es que este mandato también ha dejado unos cuantos titulares entre curiosos y estridentes relacionados con Trump y la gastronomía. O la comida rápida. O lo que sea. Repasamos algunos de ellos.

Trump y la coliflor

Los gustos de Donal Trump a la hora de comer han llenado centenares de titulares durante estos cuatro años. Antes incluso de las elecciones que le hicieron presidente, ya se hablaba de su pasión por la comida rápida. Y no es solo que le gusten las hamburguesas o el pollo frito sino que, como él mismo ha explicado, es un firme defensor de las cadenas de comida rápida porque le parecen más limpias y seguras que un restaurante al uso.

¿La carne? Muy hecha, por supuesto. ¿La comida mexicana? Solo para la foto y, en realidad, productos industriales Tex Mex. ¿Verduras? Pues no se le ha visto nunca comiéndolas y, de hecho, su médico asegura que le escondía coliflor en el menú para que se la comiera.

Gastronomía digna de un niño de 5 años malcriado para un señor con acceso al botón nuclear. ¿Qué puede salir mal?

Pasta, queso en spray y menús escolares

Por supuesto, esa visión de la alimentación va mucho más allá de lo anecdótico. Porque una cosa son los chistes con sus negocios fracasados de filetes congelados o del vodka Trump -no es broma ninguna de las dos cosas- y otra ver las decisiones de su gobierno en un tema tan delicado como la alimentación en los colegios.

Lee el resto de la entrada »

‘Thermomix’ 1 – ‘Lidl’ 0. ¿El fin del ‘Monsieur Cuisine’?

Ya hay sentencia y, contra todo pronóstico, Vorwerk -la empresa detrás del Thermomix– ha ganado la batalla judicial contra Lidl y su Monsieur Cuisine. ¿Por qué contra todo pronóstico? Porque hace ya unos años, la compañía también demandó a Taurus por violar con su robot de cocina alguna de las patentes de Thermomix y perdió.

Pero esta vez el Juzgado Mercantil 5 de Barcelona ha aceptado los argumentos de Vorwerk contra Silvercrest, la marca que fabrica muchos de los populares electrodomésticos que se comercializan en la cadena de supermercados Lidl.

La capacidad del Thermomix de mezclar y pesar de forma simultánea es el detalle alrededor del que ha girado el caso. Una patente registrada por Vorwerk y que desde Lidl se pedía que fuera revocada por no tratarse de una función técnicamente compleja. Algo que, por lo visto, el juez no ha considerado así, y ha hecho valer los derechos de Thermomix.

A la espera de ver si hay apelación posible o si Silvercrest opta por rediseñar su aparato para que este detalle no suponga un conflicto legal, de momento la sentencia marca la retirada de la venta de este popular producto, así como de toda la publicidad y comunicación relacionada.

No hay que perder de vista que se trata de uno de los productos estrella de Lidl, que se pone a la venta un par de veces al año y que se suele agotar rápidamente. Habrá que ver si la sentencia anima el mercado de segunda mano de un modelo cuyo precio es uno de sus principales alicientes en comparación con el Thermomix.

No es la primera vez, por cierto, que el Monsieur Cuisine salta a los titulares por una noticia no especialmente buena. En 2019 se organizó un escándalo considerable al encontrarse en el interior de este robot de cocina un micrófono que hizo saltar todas las alarmas sobre el posible espionaje a los usuarios. Algo que ocupó titulares durante unos cuantos días pero de lo que tampoco se ha vuelto a saber más.

En cualquier caso, lo de ahora parece mucho más grave porque no solo amenaza el futuro comercial en España de este aparato, sino que también puede suponer un golpe a las cuentas de la cadena de supermercados, que podría tener que pagar hasta un 10% de los beneficios generados por su venta durante los últimos años. No ha trascendido la cifra, pero cabe suponer que no será pequeña.

¿Pero, realmente es el Monsieur Cuisine una copia del Thermomix, o hay más diferencias de las que a priori parece? De eso escribimos hace unos meses cuando arrancó este caso, así que merece la pena, ya con la sentencia en la mano, repasar las características de ambos. Una pista: los parecidos son más que razonables aunque hay que tener claro que no es eso lo que justifica la decisión legal, sino la citada patente.

De todos modos, algo nos dice que este es solo un capítulo más en esta historia de desamor entre Thermomix y Lidl que bien daría para una novela.

Lo peor y lo poco bueno de ‘MasterChef Junior 8’

8 ediciones van ya de la versión infantil de MasterChef y, sin duda, esta última será recordada como la de los niños (en masculino, no genérico) más maleducados de la historia del programa.

Nos referimos, claro, a Javier y Antony, dos niños que han hecho insoportable la convivencia con sus compañeros y, especialmente, las pruebas en equipo. Un mal ejemplo para todos esos niños que siguen el programa y que, encima, ven como se les ríen las gracias y se les aplaude por el buen trabajo.

Sí, es cierto que en el caso concreto de Javier, que solo tiene 8 años, ha presentado platos dignos de cocineros de bastante más experiencia (como el guiso de rape del tercer programa) pero aún así, y pese a que también le ha caído alguna bronca, la sensación es que el niño se va con premio. Bueno, sin ir más lejos, ahí está, en la final del programa.

Y si no queda otra que aceptar el argumento de que aquí se viene a cocinar, y que Javier lo ha hecho bien, lo que no tiene excusa es que Jordi Cruz se haya pasado toda la edición riéndole las gracias porque él también era muy trasto de pequeño.

Pues muy bien, pero resulta que cuando él era pequeño, como mucho le “sufriría” su familia, pero aquí hay muchos niños siguiendo el programa y el comportamiento de Javier es un pésimo ejemplo.  Mal comportamiento no solo hacia sus compañeros (“vamos gusanos, moved el culo”, les gritaba a sus compañeros cuando era capitán) sino también hacia el jurado.

Especialmente con Pepe, a quien en esta edición hemos visto en más de una ocasión con cara de un cierto agotamiento y falta de paciencia ante la actitud de estos niños que, la verdad, da la sensación de que han venido a todo menos a cocinar. “Aburres a un pato de goma, macho”, le decía a Antony, mientras este no paraba de dar gritos a sus compañeras de equipo.

Lee el resto de la entrada »

Polémica por las comidas servidas en el hospital Zendal de Madrid

Para algunos, la comida servida a los pacientes de un hospital es un detalle menor. Para otros, el menú es parte de la atención a los enfermos y juega un papel importante en su recuperación y salud. Nos apuntamos a la segunda: si nos pasamos el día hablando de la importancia de la alimentación, mucho más en el caso de personas enfermas.

Pese a ello, parece que no es algo que se esté cuidando demasiado en el nuevo hospital Isabel Zendal de Madrid, que suma una más a su larga lista de críticas desde que se inauguró: el lamentable aspecto de los menús que la empresa de catering contratada está sirviendo.

A falta de cocina propia en el Zendal, la Comunidad de Madrid ha recurrido a los servicios de la empresa Eurest para ocuparse de las comidas, la misma que lo hizo en el hospital de Ifema. En concreto, el contrato contempla un servicio de medio año con un coste de algo más de 1.160.000 euros.

Pero más allá de esta cuestiones, el caso es que las fotos compartidas por algunos de los ingresados no dejan en demasiado buen lugar la calidad de la comida servida.

Unos guisantes con muy mala pinta -y lo que podría ser moho-, lo que parece un caldo de aspecto poco sugerente, o una hamburguesa que tampoco luce nada bien son algunos de los ejemplos que durante los últimos días se han viralizado en redes sociales.

Tampoco unas natillas envasadas de postres o el desayuno a base de bollería industrial parece lo más adecuado para servir en un hospital donde se recuperan enfermos de Covid-19. En realidad, para ningún paciente. Tampoco para un hospital infantil, por cierto, tal y como por aquí denunciamos hace ya tiempo.

Lee el resto de la entrada »

El restaurante de Madrid donde se inventó el ‘Día Internacional de la Croqueta’

El 16 de enero se celebra el ‘Día Internacional de la Croqueta’. Una fecha que desde hace años, no solo muchos restaurantes veneran, sino también los medios de comunicación a los que los “días de algo” siempre nos huelen a clicks fáciles.

¿Pero por qué este día se homenajea a la croqueta? ¿Es Santa Croqueta? ¿Ocurrió algo en concreto esta fecha? ¿Desde cuándo le damos a la bechamel a mediados de enero? Si, como nosotros, eres de los que se hace este tipo de preguntas cada vez que ve el calendario repleto de fechas dedicadas a algo, por fin tenemos la respuesta.

El ‘Día Internacional de la Croqueta’ se celebra desde hace 6 años y, evidentemente, surge como una campaña de marketing. Una muy buena, hay que reconocerlo, porque aquí estamos en 2021 todos hablando de croquetas en la fecha indicada. La genial idea fue obra de Cristina Barbero, directora de la agencia de comunicación Ideas bien contadas.

Uno de sus clientes era el restaurante La Croquetta de Madrid -¿hace falta decir cuál es su especialidad?- así que se le ocurrió crear un día en el que este popular plato fuera el protagonista absoluto.

Y la idea gustó tanto que a raíz de una nota de prensa donde presentaban la fecha y detallaban la carta del restaurante y algunas de sus croquetas más originales (de pollo con piña y curry, de rabo de toro, de gintonic o de chocolate) no tardó en hacerse viral.

“Se trata del día dedicado a uno de los alimentos que más éxito tiene en el país”, señala orgullosa Barbero. Y razón no le falta, porque en las últimas semanas la avalancha de notas de prensa y propuestas relacionadas con las croquetas han sido una constante y la historia se repite cada año.

Así que ahora que ya sabemos el origen de la idea, si quieres celebrar el día internacional de la croqueta, aquí te dejamos unas cuantas recetas:

Croquetas de pizza, donut o turrón: las recetas más originales para celebrar el ‘Día de la Croqueta’

Aunque el mes de enero es poco dado a alegrías -y más este año-, al menos hay un pequeño oasis gastronómico: el día 16 se celebra el ‘Día de la Croqueta’. Una de esas fechas a las que nos apuntamos encantados y que nos da la excusa perfecta para liarnos a cocinar o comer croquetas. Que tampoco es que haga falta mucha excusa para eso…

Así que hemos echado mano del libro Croquetas gourmet, del cocinero Chema Soler, dispuestos a hacer un auténtico máster croquetil y descubrir tanto recetas clásicas como algunas realmente originales. Estábamos convencidos de que con aquella croquetas de chocolate que hicimos hace años habíamos tocado techo, pero nada más lejos de la realidad: hay croquetas de casi cualquier cosa que podamos imaginar.

Algo que seguramente indignará a los puristas del asunto pero que tiene sentido desde una lógica croquetera en la que este plato se basa en una buena bechamel y lo que encontremos por la nevera y la despensa. Sobre la moda de ponerle todo el rato cosas por encima se podría hablar mucho también.

El caso es que hemos seleccionado tres de las recetas más sorprendentes del libro de Soler. Atentos porque el chef se atreve con croquetas de pizza, de donuts e incluso de turrón.

Lee el resto de la entrada »

‘Welcome to Brexit’: requisan los sandwiches de jamón y queso a viajeros que llegan a Europa desde Reino Unido

Intentar colar un sobre de jamón envasado o algo de embutido al llegar a un aeropuerto de Estados Unidos es la típica anécdota que siempre cuentan quienes han vivido por allí e intentaban llevarse provisiones desde España.  Y es que en muchos países está prohibida la entrada con carne, lácteos, frutas o semillas, entre otros productos.

Algo que ahora es también aplicable, a raíz de la entrada en vigor del Brexit el pasado 1 de enero, a quienes llegan a los países de la Unión Europea desde Reino Unido. Así lo han podido comprobar quienes desembarcan en ferry en Holanda desde Inglaterra al ver cómo los agentes de aduanas les requisaban sus sandwiches de jamón y queso.

Tal y como se puede ver en un vídeo difundido por una cadena holandesa, así lo explicaban los agentes a los conductores llegados de Reino Unido. ¿Me puedo quedar al menos con el pan?, preguntaba uno de ellos sorprendido. “No, tenemos que requisarlo todo. Bienvenido al Brexit señor, lo siento”, respondía el policía.

Lee el resto de la entrada »

‘Veganuary’: el reto de no comer carne durante el mes de enero

Enero es, tradicionalmente, el mes de los propósitos. Y aunque en este 2021 recién inaugurado parece que lo más sensato es no apuntar muy alto con los retos, seguro que lo de comer bien o comer mejor figura en más de una lista de intenciones para el nuevo año.

¿Y si comer mejor pasa por comer menos carne o directamente dejar de comerla? Puede sonar un poco radical para algunos, pero lo cierto es que desde 2014 esa es la idea que pone sobre la mesa Veganuary (de vegan + january, enero vegano), y sus impulsores aseguran que más de un millón de personas en todo el mundo (192 países, más concretamente) han probado el veganismo durante un mes de enero.

“Y más allá”, puntualiza en su web el que se define como el movimiento vegano más grande del mundo y que cuenta con el apoyo de una larga lista de nombres famosos que apoyan la causa.

Aquí no hay una recompensa millonaria como la de esa compañía de alimentos veganos que recientemente prometía más de 50.000 euros, sino que el objetivo tiene que ver con el bienestar animal, la salud y la sostenibilidad del planeta.

Para quienes se animen a este reto durante el mes de enero, en la web de Veganuary pueden encontrar muchas recetas y menús completos basados en productos vegetales. A fin de cuentas, no comer carne -o comer menos carne, aunque eso no sea vegano- no significa buscar productos sustitutivos, sino simplemente basar la alimentación en frutas, verduras y legumbres.

¿Hace falta ser vegano para comer mejor? Evidentemente no. ¿Reducir la cantidad de carne es una buena idea? Sin duda. ¿Es este reto mejor que cualquiera de esas dietas que aparecen por todos lados en enero? Sin duda.

‘Cereal marino’, el nuevo alimento entre arroz y legumbre que se cultiva en el mar

Desde hace más de una década, el cocinero Ángel León está decidido a convertir el mar en una nueva despensa. Un espectacular trabajo desarrollado desde el restaurante Aponiente (Cádiz) que comenzó con los pescados y las especies muchas veces descartadas -los famosos embutidos marinos- y que últimamente se ha centrado también en las plantas marinas comestibles.

Si hay quienes han cambiado la cocina con técnicas o sabores, León ha preferido centrarse en la sostenibilidad a través de los productos del mar. Y su último descubrimiento promete ser una auténtica revolución: el ‘cereal marino‘. Se trata de una planta que crece en el mar, una gramínea acuática llamada Zostera marina.

No es que el equipo de Aponiente haya descubierto esta planta, claro, pero sí han sido los primeros en poder cultivarla y, además, descubrir su potencial gastronómico. Y es que las semillas de este cereal son nutricionalmente tan interesantes como las legumbres, y además ofrecen un sabor y una textura muy interesantes. “Similar a una pasta al dente, pero muy aromático, vegetal y yodado”, explica el chef.

Lee el resto de la entrada »