MasterChef, el programa de las mil polémicas

Hemos perdido la cuenta de ediciones de MasterChef. También de polémicas que, cada pocas semanas, salpican este programa que alguna vez llegamos a creer de cocina. Teniendo en cuenta la experiencia de quienes manejan el proyecto, los cuidados guiones, la selección de protagonistas y la maquinaria de marketing, uno empieza a creer que tanta polémica no puede ser casual, sino una herramienta más para que se hable de ellos. Aunque sea regular.

En esta última edición del Celebrity, el ritmo de líos parece haberse incrementado. Por supuesto, nada que ver con la elaboración de tal o cual plato, por una receta más o menos ajustada o por absolutamente nada que tenga algo que ver con la cocina. Por si a estas alturas queda algún despistado que cree que esto, sobre todo en la versión Celebrity, va de cocinar.

Tras lo del marisco gallego que no lo era o que estaba fuera de temporada -sinceramente, da pereza rebuscar los detalles- o el chiste sin gracia del centro gallego por el que ya han pedido disculpas, la penúltima polémica es algo más seria. En absoluto nueva, eso sí, porque combina dos clásicos de la casa: publicidad en un programa en el que se supone que no puede haberla, y hacerle la ola a discursos nutricionales con muy poca base científica.

El caso es ya bastante conocido: una exconcursante (Amelicious) ha montado una empresa de cremas macrobióticas y en el programa no dudaron en promocionar el invento y alabar sus supuestas virtudes.

Muy supuestas, porque no hay una sola evidencia científica que confirme las ventajas de este tipo de  dieta. Curiosamente, no es la primera vez que MasterChef tropieza con esta piedra macrobiótica porque en 2015 ya tuvieron un lío similar con la misma tontería.

Pero no es el único problema. ¿Se están promocionando unos purés ya preparados en un programa de cocina? Correcto. ¿Están haciendo publicidad en un programa de una cadena en la que en teoría no se puede hacer? Exacto.

Porque no hay que olvidar que MasterChef es un programa de una televisión pública. Por lo visto, con suficiente audiencia y poder como para sumar polémicas año tras año y con total impunidad.

De todos modos, puestos a ser abogados del diablo, es curioso leer sobre esta polémica en medios que normalmente no tienen reparo en hablar de dietas con nula base, alimentar modas antigluten o antilactosa sin ningún fundamento, o apuntarse a la última tontería del famoso de turno para perder esos kilitos, limpiar el organismo o lo que sea.

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.