Zumo de naranja industrial con el mismo IVA que los refrescos, ¿tiene sentido?

Foto: Gtres

Como era de esperar, la puesta en marcha de medidas que penalizan los alimentos menos saludables de la cesta de la compra no está siendo nada fácil. La presión de la industria alimentaria, que lleva años jugando muy bien sus cartas para librarse de cualquier regulación, y también los diferentes criterios a la hora de clasificar algunos productos hace que vayamos a polémica por semana.

El zumo de naranja industrial es el protagonista del último bache que el Ministerio de Consumo se ha encontrado en esta batalla para subir los impuestos a los productos azucarados. ¿El zumo de naranja? ¿Pero eso no es parte de un desayuno saludable, según llevan años contándonos los anuncios? ¿No pone en todas partes que no tiene azúcares añadidos?

La confusión del consumidor es lógica. De hecho, es parte de la estrategia con la que la industria del sector lleva años jugando, haciendo pasar por saludables productos que en realidad no lo son tanto como parece. O que directamente no lo son. Y los zumos industriales son un gran ejemplo.

Un zumo no equivale a una pieza de fruta. Una idea que por más que los nutricionistas llevan años repitiendo parece que cuesta de entender. Ni siquiera un zumo natural, mucho menos uno industrial. Al tomar un zumo dejamos de lado la parte más interesante de la fruta (la fibra) y nos quedamos con una buena dosis de azúcares que, por muy naturales que sean (están en la propia fruta, no se añaden), siguen siendo azúcares.

Es decir: mejor comerse una naranja que tomarse un zumo de naranja. Sencillo de entender, complicado de comunicar cuando al otro lado hay grandes empresas invirtiendo mucho dinero en campañas para potenciar el consumo de zumos. De ahí que sorprenda que a estas alturas algunos se escandalicen porque se quiera aplicar a estas bebidas el mismo IVA que al de los refrescos.

No, evidentemente no son lo mismo. No se trata de eso. Se trata de desincentivar su consumo en favor de alternativas más sanas. Como una naranja o cualquier otra pieza de fruta. Que sí, que ya, que por la mañana no tienes tiempo de pelar una pera y todo eso. Los argumentos son de sobra conocidos, pero estamos hablando de temas de salud general de la población, no de tu horario de las mañanas.

“Los zumos tienen tantos azúcares libres como los refrescos”, recordaba -una vez más- Miguel Ángel Lurueña en su cuenta de Twitter a raíz de la discusión entre Consumo -que defiende la subida de impuestas- y Agricultura, que parece más interesada en los productores que en la salud pública. O, mejor dicho, por las empresas del sector, que pagan una miseria a los productores de cítricos, por cierto.

Curiosamente, son este tipo de alimentos los que representan un mayor peligro para el consumidor. Todo el mundo entiende que unas rosquillas de chocolate no son saludables y que es mejor reducir su consumo. Con el zumo de naranja ocurre lo contrario: seguro que a estas alturas muchos siguen convencidos de que no es que no sea malo, es que es incluso una buena idea para el desayuno. Para el suyo o el de los pequeños.

Precisamente por eso es tan importante empezar a identificarlos como lo que son: productos en la lista de ‘cuanto menos, mejor’. Y que, lógicamente, se les apliquen los mismos impuestos que al resto de elementos de esa categoría. ¡Pero entonces serán más caros!, gritan algunos. Claro. Es que lo que no puede ser es que un zumo de naranja industrial cueste la tercera parte que un kilo de naranjas.

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.