El arte de envolver bien unos pasteles: la primera pista de que estamos en una buena pastelería

Como hijo de pastelera y tras haber pasado unas cuantas mañanas en una -mi primer sueldo fue repartiendo pasteles y Roscones de Reyes en Navidad-, uno tiene sus manías con el tema. No solo con los pasteles o su calidad, que también, sino con los propios locales.

La pastelería en cuestión donde trabajé muchos años estaba en Bilbao. La paulatina desaparición de pastelerías tradicionales en el centro y en los barrios y la invasión de cadenas de panaderías con café, pasteles y panes infames a precio de derribo, es una de esas cosas que me ponen de los nervios.

Así que al pisar una -en Bilbao o donde sea- que parece mantener esa esencia de pastelería tradicional se disparan las alarmas. El olor ya suele ser una buena pista para saber si estamos en una de verdad o en uno de esos sitios donde se limitan a descongelar barras de pan con semillitas y vender pasteles industriales. Un obrador huele dulce, a mantequilla, a chocolate y a harina. Y que haya alguien dentro con las manos y el delantal manchado también es un dato interesante.

Pero hay otro detalle que a mí me gana: cómo envuelven los pasteles. El algo hipnótico. Ese papel grueso donde acabará impregnada parte de la grasa del pastel aunque unas tiras de cartón intenten evitarlo. Los giros y dobleces aprendidos de memoria y ejecutados con precisión y velocidad. El anudado con una cuerda de color que sale de un aparato expresamente diseñado para eso. Y la lazada final.

Quedan unas cuantas donde practican este arte que, con más nostalgia que criterio, he convertido en mi particular 50 Best pastelero. Si lo veo, estoy predispuesto a creer que estoy en una pastelería de verdad y que el producto será bueno. Como sistema de valoración de locales puede ser mejorable, pero la verdad es que a mi me funciona bastante bien.

En Irún (Gipuzkoa), por ejemplo, la pastelería Aguirre confirma esta teoría. Una de las de toda la vida, con un local sin concesiones a la modernidad, pasteles que se envuelven como debe ser y un hojaldre (ojo a las palmeras de chocolate) y brioches buenísimos.

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Lola

    Buenos días, si pasa alguna vez por Castellón visite San Vicente, las dueñas, dos hermanas, son muy simpáticas y tienen unos pasteles deliciosos, la tarta de Santiago a mí me encanta como la hacen ahí. Y siempre que entro a esa pastelería, el olor me transporta a la dulcería que tuvo mi padre en La Habana, allá por los años 50.

    10 agosto 2020 | 12:10

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.