Archivo de junio, 2020

¿Cómo hacer ‘iced tea’? El truco para que te el té helado quede perfecto

Ya, que lo de llamar iced tea al té frío es una horterada. Puede ser, pero hay que reconocer que suena más sofisticado o al menos más caro que un té frio, helado o con hielos. ¿Me pone un té frío? Claro, son 2 euros. ¿Me pone un iced tea? Ahí lo tiene, 4,5 euros.

El nombre y el precio en realidad dan un poco lo mismo porque la idea es prepararnos un té helado casero aprovechando que el calor empieza a asomarse y que puede ser una alternativa muy sana a los típicos refrescos o bebidas alcohólicas. Preparado con cierta gracia, además, está muy rico y es de lo más refrescante.

¿Pero hay algún truco para que quede perfecto? Aparentemente no parece que haya mucho misterio en hacer un té y enfriarlo, pero teniendo en cuenta que en España somos perfectos en hacer el té igual de bien que los ingleses la paella, merece la pena consultar a los expertos en la materia para que al menos la versión helada nos quede en condiciones.

Vamos a dar por hecho que sabemos que cada tipo de té necesita una temperatura concreta (no, normalmente no es hirviendo a 100 grados) y un tiempo de infusionado determinado. Así que lo primero es respetar eso al prepararlo en caliente.

Pero no basta, porque la clave es, según nos explican desde Tea Shop, duplicar la cantidad de té necesaria respecto a la receta normal en caliente. ¿Por qué? Muy sencillo: como vamos a añadir después agua fría o hielo, hace falta que esté más concentrado para que mantenga el sabor.

Lee el resto de la entrada »

La hamburguesa que se acaba de cocinar mientras se reparte a domicilio

Si algo hemos aprendido durante los meses de confinamiento es que el delivery -el reparto de comida a domicilio, vaya- ha llegado para quedarse. Una tendencia instaurada desde hace tiempo en muchos países pero que aquí todavía tenía una presencia menor y asociada sobre todo a la comida rápida.

Una pizza o comida oriental eran opciones viables para pedir desde casa pero, hasta hace nada, a nadie se le pasaba por la cabeza que también un restaurante gastronómico o un menú del día se podían servir a domicilio.

Y ahora que todos los restaurantes se han volcado con esta nueva modalidad -y parece que muchos planean mantenerla pese a que se esté recuperando la actividad en el local- es el momento de intentar innovar.

¿Y qué se puede mejorar en el reparto de comida? Muchos lo tenemos claro: las condiciones de trabajo de las plataformas de reparto. Pero, por suerte, parece que la justicia poco a poco se va ocupando de eso. Otra vía de mejora: conseguir que la comida llegue lo mejor posible a su destino y -aquí la cosa se complica- en su punto.

Es ahí donde entra InMotion Food, que a través de sus cuatro conceptos pensados exclusivamente para reparto -¿podemos hablar de restaurantes si no hay local?- ha diseñado platos que, atención, se acaban de cocinar mientras van de camino a casa.

“Llegamos a la conclusión de que la inmensa mayoría de la oferta no se ha adaptado a las necesidades del canal, preparando comida como si fuese para su consumo inmediato y metiéndola en una caja. Y es aquí donde vimos que podíamos aportar valor”, nos cuentan Enrique Pérez-Castro y José Luis Domínguez de Posada, cofundadores de esta compañía que, por ahora, solo reparte en Madrid.

Lee el resto de la entrada »

Bacon 100% vegetal y con 0% de cerdo: existe y lo hemos probado

Con permiso del chuletón, el bacon era algo así como la última frontera para las denominadas carnes vegetales. Productos sin proteína animal pero que simulan bastante bien el sabor y textura de la carne. Superada la prueba de la hamburguesa y el pollo, era el turno del bacon.

Hace menos de un año hablábamos de los intentos de Beyond Meat -una de las empresas más potentes en este sector en auge y que sirve las hamburguesas vegetales a Burger King– para crear este bacon vegano con la misma filosofía de otros productos: que parezca bacon, pero sin cerdo.

Pero ha sido Next! -otra de las grandes en este campo de la food tech–  la que parece haberse adelantado a la hora de poner en el mercado este tocino 100% vegetal y con 0% de animal.

Distribuido por Zyrcular Foods, curiosamente lo hemos encontrado en la tienda online de Rubiato Paredes, uno de los grandes expertos en carne del país. Raúl García, director comercial de la compañía, asegura que el fuerte de la casa siguen siendo los chuletones o la presa ibérica, pero que este tipo de productos vegetales ya representan un 5% de sus ventas.

La hamburguesa o las tiras de pollo son las estrellas, pero no hemos podido resistirnos a probar este bacon vegetal que se vende en paquetes de un kilo y cuesta unos 25 euros.

El aspecto, de entrada, decepciona un poco. Una de las claves de estos productos veganos de nueva generación es que se parecen incluso en forma y textura a los originales. Pero en este caso el parecido recuerda al de las barritas de cangrejo respecto al cangrejo original, por exagerar un poco.

Cortado en tiras muy finas, la cosa mejora al ponerlas en la sarten con algo de aceite. El olor ahumado que en crudo es un poco excesivo se convierte con el calor en olor a bacon. Si alguien se asoma a la cocina, posiblemente no sabría que no es bacon real y que está hecho a base de proteína vegetal.

Lee el resto de la entrada »

Sidra en vasos individuales y de colores: el coronavirus también ha cambiado la forma de beber en Asturias

Es parte del ritual y no suele ser extraño que pille por sorpresa al visitante. Lo de escanciar la sidra es de sobra sabido. Que una vez servida se bebe el culín y se devuelve el vaso para que se rellene y pase al siguiente, no tanto. Pero así es el ritual de la sidra en Asturias. O lo era, porque en la larga lista de cosas que el coronavirus ha cambiado también figura esta.

“La sidra no es ajena a la situación creada por la Covid-19. Su peculiar forma de consumo social, caracterizada por compartir vaso entre varias personas, se puede ver modificada temporalmente”, explican desde el Consejo Regulador de la DOP Sidra de Asturias.

Aunque ese “temporalmente” deja claro que la idea es volver al sistema habitual, está claro que ahora mismo lo de compartir vaso no parece buena idea. Aunque, como decíamos con aquello de no compartir las patatas bravas, tampoco parece mayor problema si se comparte con la familia con la que se convive.

Pero pensando más en grupos de amigos que quieran compartir unos culines de sidra, ahora mismo la solución pasa por vasos individuales. Para hacerlo un poco más fácil, la Denominación de Origen ya ha repartido 40.000 vasos de colores para que todo el mundo tenga claro cuál es su vaso de sidra.

La idea, explican, es reactivar el consumo de sidra. Algo que en Asturias, la verdad, no parece complicado aunque toque adaptarse a esto de los vasos individuales. Eso sí, esperemos que nadie amague con aprovechar la situación para subir el precio de la botella de sidra. Otro de los puntos que suelen sorprender al visitante de fuera por su bajo precio -la botella anda alrededor de los 3 euros en bar-, pero que resulta un tema de lo más polémico cada vez que se plantea, como piden productores y hosteleros, subir esta cifra.

Carta abierta a los bares y restaurantes que necesitan una ley para servir agua del grifo gratis

Luz verde para la obligatoriedad de ofrecer jarras con agua del grifo de forma gratuita en bares y restaurantes. Aunque la reapertura de la hostelería, las polémicas sobre las terrazas más o menos ocupadas y las ganas de algunos de autoproclamarse Patrimonio de la Humanidad han hecho que la noticia pasara un poco desapercibida, la Ley de Residuos ha comenzado su tramitación.

Aunque sin fecha segura por ahora para su aprobación y ejecución, entre las medidas que se contemplan figura un tema del que ya llevamos años hablando y que parece que por fin está un poco más cerca: la obligatoriedad en la hostelería de ofrecer agua del grifo gratis. 

“Se tendrá que ofrecer siempre a los consumidores, clientes o usuarios de sus servicios, la posibilidad de consumo de agua no envasada de manera gratuita y complementaria a la oferta del mismo establecimiento”, reza el anteproyecto de ley aprobado el pasado 1 de junio y que ahora tiene que pasar todos los trámites hasta su definitiva puesta en marcha.

Vaya, que todavía queda esperar un poco, por si alguien tenía pensado imprimirse la propuesta para exigir en la próxima comida una jarra de agua.

Aunque se trata de una cuestión de sostenibilidad -la idea es reducir los envases de plástico-, en realidad debería ser de sentido común. De hecho, seguro que en muchos países donde la jara de agua encima de la mesa es parte de la bienvenida al cliente mirarán con extrañeza el debate que en España despierta este tema.

Lee el resto de la entrada »

‘Sela 2017’, el vino de la semana

La de 2017 fue la vendimia más temprana en la historia dela bodega riojana Roda. ¿Y se nota eso en este Sela, su vino más joven? Pues la verdad es que ha conseguido reforzar el carácter de este tinto crianza que puede presumir, ahora más que nunca, de una gran frescura.

Un rioja que se aleja de perfiles clásicos, muy frutal, y que se lleva muy bien con estos primeros calores primaverales o veraniegos.  Si somos de los de meter la nariz en la copa, aquí está fácil: mucha fruta, sobre todo roja.

Un vino de tapeo y terraza, pero en el buen sentido. Lo mismo te resuelve la hora del vermut que una comida completa. Eso sí, los 12 meses de barrica le dan la estructura necesaria para equilibrar toda esa frescura de la que hablamos y aportar algo de carácter.

Variedades:  95% tempranillo, 3% traciano y 2% garnacha.

Zona: DOC Rioja

Para hacerte el listo: sírvelo más fresco de lo habitual, le sienta muy bien a este tinto.

Precio: 17 euros

‘El Cenador de Amós’, el nuevo tres Estrellas Michelin del país, vuelve el 3 de julio

En noviembre del año pasado, El Cenador de Amós (Cantabria) se convertía en el único nuevo tres Estrellas Michelin del país. No hubo mucho margen para celebrar esa nueva etapa como triestrellado porque, apenas un mes después, la temporada terminaba coincidiendo con las Navidades.

El 4 de marzo de 2020 comenzaba, ahora sí, la nueva temporada de este restaurante capitaneado por el chef Jesús Sánchez en la cocina y María Martínez en sala. Lo que ocurrió una semana después es de sobra conocido: coronavirus, Estado de Alarma, confinamiento…

Así que, aunque estos días muchos restaurantes -pequeños y también los más prestigiosos del país- están anunciando sus fechas y planes de reapertura, El Cenador de Amós parece merecer un lugar destacado: por su mala pata con esas fechas que solo le han dejado unas semanas para lucir la nueva Estrella y por, precisamente, tratarse de la última incorporación a lo más alto del firmamento Michelin en España.

Pero parece que ahora sí. La reapertura -la segunda del año y ojalá la definitiva- se producirá el próximo 3 de julio. No es una fecha casual, tal y como explican los responsables del restaurante, sino que coincide con el día en el que, hace 27 años, abrió sus puertas .

“Queremos celebrar el principio del fin de lo que han supuesto estos últimos meses en nuestras vidas”, apunta Sánchez. Y la verdad es que es fácil imaginar las ganas del equipo de volver a poner en marcha de una vez los fogones. Lo harán, además, con el restaurante totalmente operativo en cuanto a capacidad, y con todo el equipo de vuelta al trabajo.

La distancia entre mesas -nos cuentan- siempre ha sido un punto fuerte de este bonito espacio, con lo que no hace falta cambiar nada. De todos modos, sí se han implementado todas las medidas y protocolos de seguridad necesarios para adaptarse a estos nuevos tiempos de pandemia.

View this post on Instagram

Cada uno de los que estamos en esta foto estamos viviendo estos días de forma diferente. Cada uno de los que contemplan esta foto igualmente. El deseo probablemente sea unánime “que todo esto pase cuanto antes” y la expresión de “ya queda menos” se ha convertido en un mantra. Difícil imaginar, el día en que abramos esa puerta a nuestros clientes, todo lo que viviremos y la propia extrañeza del momento. Probablemente no tengamos tiempo para pensar o quizás, quien sabe, nos comportemos como si el tiempo simplemente hubiera sido un lapso sin incidencia en nuestras vidas, llevando la procesión por dentro. Un “como decíamos ayer” que hiciera famoso Fray Luís de Leon. Sea como fuere, todavía quedan días para que ese arco quede abierto. Y lo que si hay son ganas, muchas ganas de abrirlo.

A post shared by Cenador de Amós (@cenadordeamos) on

La oferta incluye tres menús con precios a partir de 135 euros. Aunque cabe suponer que habrá muchas reservas pendientes acumuladas de los servicios que no se pudieron dar durante estos más de tres meses de cierre, a través de la página web ya se pueden realizar reservas. La verdad es que una visita a Cantabria con parada en El Cenador de Amós suena como un plan estupendo para este próximo verano.

Estas son las mejores tortillas envasadas del supermercado (o las menos malas) según la OCU

¿Puede una tortilla envasada del supermercado estar buena? Aunque la respuesta rápida sería un no general -y posiblemente injusto-, lo cierto es que dependerá mucho del hambre, el tiempo disponible y el presupuesto.

Con fama de ser tortillas tipo mazacote bastante incomestibles y cuyo parecido con una tortilla casera es más que cuestionable, lo cierto es que seguro que alguna vez hemos caído en la tentación de comprar una en el super para resolver la cena o el bocadillo de turno.

Llegados a ese punto, ¿cuál es la mejor opción, o la menos mala? Por suerte, la OCU nos ha ahorrado el trabajo de tener que catar todas y recientemente publicaba un ranking con las mejores y peores tortillas envasadas. Una lista en la que la ganadora absoluta no nos sorprendía porque ya hace años que para nosotros ocupa ese puesto sin ningún tipo de duda: la tortilla congelada de Senen.

Pero es verdad que por precio (entre 8 y 9 euros) y concepto -está congelada y hay que acabar de cuajarla en la sartén- digamos que sencillamente juega en otra liga. El resultado, eso sí, es estupendo, y en este caso sí que podría competir con una casera.

Lee el resto de la entrada »

Se acabó compartir las patatas bravas. La “nueva normalidad” llega a las tapas y los bares

Ponerse de acuerdo con la mejor receta de patatas bravas del país sería imposible. De hecho, posiblemente tampoco llegaríamos a un acuerdo para elegir las mejores de cada ciudad o municipio. Pero hay algo en lo que seguro todo el mundo está de acuerdo: las bravas, igual que muchas otras tapas, son para compartir.

Aunque es verdad que existen defensores de proteger las raciones unipersonales y que castigarían con penas de carcel eso de compartir absolutamente todos los platos, resulta realmente difícil imaginar pedirse unas bravas y que no vayan al centro de la mesa.

Pero, por lo visto, es lo que toca ahora. Así lo recordaba recientemente el Departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya en una lista de consejos compartida en redes sociales y en la que incluía literalmente que se acabó lo de compartir las bravas.

Y comida y bebidas en general, pero este plato era algo así como el más representativo de esa cultura del tapeo que tanto se estila por aquí y que, dicen, tendrá que cambiar. Al menos por ahora, tal y como matizaba ese mismo aviso de los responsables catalanes de salud, dejando la puerta abierta a un poco de esperanza a medio o largo plazo.

Lee el resto de la entrada »

La hostelería española se postula como Patrimonio de la Humanidad entre apoyos, chistes y bastante incredulidad

A tope con los bares y restaurantes, pero qué pereza la hostelería como colectivo convertido en lobby para gritar qué hay de lo mío. Tal vez haya sido una percepción equivocada, pero da la sensación de que somos muchos los que hemos pensado algo parecido durante estas últimas semanas.

Y es que una cosa es apoyar en todo lo que se pueda al bar y restaurante de turno, ya sea el del barrio o como ente anónimo que lo está pasando mal con la persiana bajada y el alquiler puntual, y otra jalear a un lobby que a ratos parecía reclamar no ayuda y solidaridad, sino algo que, al parecer, se le debía. Que posiblemente sea mucho, ojo, pero el momento y el tono pueden hacer que quede feo.

Y en este contexto llega la penúltima. Nunca mejor dicho. La hostelería y sus asociaciones postulándose como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Así, a lo loco y sin frenos. Por contextualizar, también en Bélgica algunos dicen que las patatas fritas con mahonesa merecen este mismo reconocimiento. Y no, tampoco es broma.

“Nuestros bares, restaurantes y locales de ocio nocturno han formado parte de nosotros, de nuestra sociedad, de la forma de relacionarnos y de nuestra historia. Y tienen un papel muy importante en la cultura española: en la música, en el cine, la literatura, el teatro, monólogos, la arquitectura y la gastronomía. Hasta el punto de que somos el país con más bares por persona”, leemos en la página dedicada a recopilar firmas para apoyar la petición.

Los argumentos van desde que Lorca o Valle-Inclán escribían en los bares hasta que 10 millones de personas celebraron en uno el Mundial, que tirar bien una caña es un arte, o que una de cada tres parejas han tenido su primera cita en un bar. Vaya, que hay margen para ponerse sentimentales o tener un ataque de vergüenza ajena, según apetezca.

A la idea se han sumado unas cuantas caras conocidas y chefs de renombre que, la verdad, parecen estar más por compromiso que por creer en esta singular causa. Vaya que, en caliente, cualquiera declararía su bar de cabecera como monumento a la altura del Taj Mahal pero, tras el calentón, igual la idea da para canción de Sabina pero no para ponerle un sello oficial.

Lee el resto de la entrada »