Espejismos en cuarentena. ¿Seguiremos cocinando cuando esto pase?

“Raro” es posiblemente una de las palabras que más estamos usando estos días. Y es que son días raros en los que hacemos cosas raras para crear nuevas rutinas ahora que las de siempre han saltado por los aires.

Y entre tanta rareza, y mientras repetimos lo de “cuando esto pase”, preparamos panes y masas madres, hacemos salsa de tomate, cocinamos bizcochos cada día, aprendemos a usar el horno que no habíamos encendido desde 2018, removemos bechameles para croquetas, nos atrevemos con una tortilla de patata -qué diferencia con la del super, verdad- y puede que, incluso, ante la cola del dichoso Mercadona descubramos que hay mercados y tiendas con mejor producto fresco, menos gente y negocios que ahora nos necesitan más que nunca.

Todavía no sabemos lo que durará esta situación, pero algunos ya están convencidos de que de esta cuarentena y de esta pandemia saldremos siendo un poco mejores.

La defensa de lo público a lo que ahora aplaudimos cada noche, del bien común, del tiempo, de bajar el ritmo, del trabajo con horarios racionales… Quién sabe si hasta tanta innecesaria reunión se convertirán en un mail, ahora que sabemos que, en realidad, siempre podía haber sido eso.

Los pesimistas, o simplemente los realistas que saben que andamos justos de memoria, dan por hecho que nada de eso ocurrirá. Que cuando se levante la veda volveremos a las andadas de siempre y que, fieles a nuestra tradición, tropezaremos con las mismas piedras de siempre.

Ojalá no, pero cuesta creer que no ocurra lo mismo en nuestras cocinas, ahora extrañamente habitadas y activas, recuperando esa función de centro de la casa que siempre habían tenido hasta que el delivery, los platos precocinados y los brunchs con aguacate nos convencieron de que cocinar era de pobres.

Y aunque es casi seguro que de esta saldremos más pobres, cuesta pensar que todas esas tartas y cocidos de estos días no son solo un espejismo. Un efecto más de ese maldito virus que nos tiene confinados en casa, y que desaparecerá con él cuando vuelvan la normalidad, las prisas, y los platos listos que cada vez ocupan más espacio en los supermercados.

Ojalá que no. Pero, sobre todo, ojalá que pronto podamos comprobarlo.

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.