MasterChef Celebrity 4: Los Chunguitos, la hija del Marqués y un nivel culinario por los suelos

Cuatro semanas lleva ya en antena la cuarta edición de MasterChef Celebrity (esta noche se emite el programa 5) y por aquí aún no habíamos hablado del tema. ¿Por qué? Pues porque esta vez preferíamos esperar algunas semanas para que no nos acusaran de hablar antes de tiempo.

Ahora, con unos cuantos programas y apuntes en nuestra libreta, ya estamos preparados para decir lo que seguramente hubiéramos dicho el primer día: o el formato se agota, o ya no saben qué hacer para mantener la audiencia. Solo eso explica que Los Chunguitos entraran en el programa y peor aún, ¡se mantengan!

Que sí, que nosotros también nos reímos con ellos, pero se supone que aquí se viene a cocinar y, de momento, lo más que han hecho es triturar una piña en la batidora durante aproximadamente 30 minutos. Eso, y una ensalada verde cuyas hojas y demás ‘tallos’ no vieron ni el agua antes de acabar en el plato, con cuerda incluida. Y pese a todo, milagrosamente -o no- ahí siguen. Casualmente, en las pruebas de exteriores -que como todo seguidor del programa sabe, son las más duras y siempre faltan manos- el equipo en el que ellos cocinan (por decir algo, porque lo cierto es que ayudar, más bien poco) siempre gana la prueba. Y eso que cuentan con 4 manos menos…

En fin, cualquiera con un poco de mala baba diría que esto huele a chamusquina… Nosotros nos sumaremos a la teoría de los propios José y Juan que no dudan en calificarse a ellos mismo como “los talismanes” del programa.

 

Tamara Falcó, la “artista” revelación

Además de su falta de conocimientos culinarios, el paso de Los Chunguitos por el programa será recordado también por la amistad que han entablado con Tamara Falcó. “Madre mía, la hija de un Marqués con Los Chunguitos”, comentaban sus compañeros entre risas al principio del programa. Pero lo cierto es que la hija de Isabel Preysler y el Marqués de Griñón está rompiendo moldes.

La que en un principio tenía todas las papeletas de ser la Lomana de la cuarta edición, se ha ganado al jurado, a todos sus compañeros y a una buena parte de la audiencia del programa. Hasta El Sevilla, cantante de Mojinos Escozíos (no se nos ocurre un artista más lejos en todos los sentidos de Tamara Falcó) dijo al abandonar el programa que lo mejor de su paso por el concurso, lo que más le había sorprendido, habido sido conocer a Tamara: “Me parece maravillosa. La gente tiene muchos prejuicios y le va a venir muy bien el programa para que la gente la conozca”.

Y es que lejos de ser una niña remilgada, Tamara se muestra semana a semana cercana, divertida y cariñosa. Y no se le caen los anillos a la hora de hacer nada. Ni siquiera para coger el hacha y despellejar los conejos que haga falta para salvar a su equipo. Hasta el jurado la nombró la mejor en aquella prueba. Y es que esa sí es una imagen para pasar a la historia de la televisión. Y nos referimos al trabajo de Tamara, claro, no a la escena en sí que, para muchos espectadores, volvió a ser algo que el programa se podría haber ahorrado como ya pasó en ediciones anteriores.

La espontaneidad de Tamara es tal que gracias a ella estamos conociendo las intimidades culinarias -y no solo culinarias- de su familia. Ahora sabemos que en casa son adictos al chocolate (eso explicaría el idilio de su madre con los Ferrero Rocher), que a Vargas Llosa no le gusta comer nada que tenga hueso (¿?), que en su casa quien cocina es Ramona (ya sospechábamos que mamá no era), etc. De hecho, su exceso de sinceridad le llevó la semana pasada a confesar que para su libro Cupcakes de Tamara tan solo se había hecho las fotos. “Luego dijeron que eran mis recetas, pero no lo eran”. Maravilloso.

 

Boris y Anabel, de nuevo en el programa

La semana pasada se produjo otro de esos momentos que ponen en duda el funcionamiento del programa. ¿Recurren a antiguos concursantes que funcionaron bien por gusto o porque necesitan un poco de mecha? Las audiencias les acompañan, eso es cierto, pero ¿quizá los concursantes no brillan todo lo esperado por el bajo nivel culinario?

El caso es que en el programa de la semana pasada Boris Izaguirre y Anabel Alonso aparecieron en la prueba de eliminación como candidatos a entrar de nuevo en el concurso, consiguiendo hacerse con una plaza y eliminando de paso a dos de las concursantes de esta cuarta edición: Marta Torné y Elena Furiase.

Justo o no, dos concursantes de pleno derecho de esta edición han sido expulsadas por dos concursantes que ya pasaron en su día por el programa y que, obviamente, no están en igualdad de condiciones. Y lo peor de todo no es eso. Lo peor -y más frustrante- es que Los Chunguitos volverán a ponerse de nuevo delante de los fogones una semana más.

6 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Davinia

    Al final Masterchef es un reality. Hay mil canales con programas exclusivamente de cocina. A mí me encanta ver cocinar a los jueces o a los grandes cocineros invitados. Cuando pones un programa así tiene que entretener y creo que lo hace muy bien.
    Además no olvidemos que es un programa para amantes de la cocina, y es Amateur. No profesional. No sé qué esperamos de los concursantes. Yo quiero ver evolución y se ve. Los Chunguitos son tan válidos como otros que han ido. Antes estaba Top Chef que era para cocineros profesionales y a ver dónde está el programa…
    Para mi un gran descubrimiento Tamara, y ganador Álex.

    09 octubre 2019 | 10:56

  2. Dice ser Inmaculada

    Porque criticar tanto alos Chunguitos si aún están ahí es porque valen

    09 octubre 2019 | 11:52

  3. Dice ser Maria Eugen8a

    Estoy totalmente de acuerdo! No digo que Elena y Marta sean unas chef de primera categoría pero han puesto mucho más interés y han trabajado muchísimo más que los Chunguitos, que no se entiende que continúen en el concurso. Y lo mismo respecto a Antúnez

    09 octubre 2019 | 12:07

  4. Dice ser Antonymanz

    Siguen sin dar gorros de cocinero a los concursantes y es una auténtica vergüenza sabiendo que es de obligado cumplimiento por Sanidad. ¡ Menuda forma de enseñar y encima a 500 por hora, auténticamente angustioso!

    09 octubre 2019 | 21:47

  5. Dice ser Reinaldo Barrios Moreno

    Es un programa para entretener, cada protagonista está hecho con sus profesiones, ninguno va a ser cocinero por Dios. La entrada de Boris y Anabel le va a dar tremendo empujón y a divertirse q para eso se hace. Te lo dice un cubano que desde esta isla no se pierde un capítulo y nosotros a estas alturas nos reimos hasta de nuestras desgracias. Venirnos a hacernos un cuento. Si he visto mas comida en Mastercheff que en mis 54 años de vida en Cuba.

    10 octubre 2019 | 07:19

  6. Dice ser Francisco Memela

    TELEBASURA

    10 octubre 2019 | 08:03

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.