Archivo de abril, 2019

“La cáscara de ninguna fruta tarda 400 años en descomponerse”: una campaña contra los envases estúpidos

¿Tiene sentido cubrir con plástico un plátano o vender a gajos y envasada una mandarina? Pueden ser ejemplos un tanto extremos -posiblemente existen, ojo-, pero responden perfectamente al nombre de la campaña Envases estúpidos con la que, una vez más, se quiere denunciar el ridículo uso de plástico para comercializar frutas y verduras que ya cuentan con su propia protección natural.

“La cáscara de ninguna fruta tarda 400 años en descomponerse”, puede leerse en las etiquetas de estos productos falsos -insistimos que hemos visto cosas igual de absurdas- utilizados en la campaña de la ONG colombiana Conservación Internacional.

“La naturaleza se ha tomado miles de años para crear el envoltorio perfecto para las frutas pero, paradójicamente, estamos sustituyéndolo con plásticos que, en lugar de proteger, destruyen nuestra medio ambiente”, explican los responsables según leemos en La Criatura Creativa.

Lee el resto de la entrada »

¿Es un crimen cortar así los ‘bagels’?

Quienes pensaban que eso del integrismo gastronómico con algunos platos era patrimonio de España están muy equivocados. Cada país tiene sus propios productos intocables, y pobre del que se atreva a salirse del guión previsto.

En algunos lugares de Estados Unidos, por lo visto, los bagels son su particular paella. No es que alguien se haya animado a rellenarlos de chorizo -que seguro que están bien buenos-, pero sí a cortarlos de una forma un tanto peculiar: en rebanadas como si fuera pan en lugar de abiertos por la mitad, como mandan los cánones.

Lo que visto desde aquí parece un detalle sin importancia o incluso una ingeniosa idea si toca repartirlos entre muchos, al otro lado del Atlántico es capaz de crear uno de esos revuelos en redes sociales que acaban en los titulares de la prensa de medio mundo.

Lee el resto de la entrada »

Si la mala alimentación mata más que el tabaco, ¿por qué no aplicar a la industria alimentaria las mismas reglas?

A estas alturas todo el mundo habrá visto el titular: un estudio asegura que comer mal mata más que el tabaco. Algo que, por aclarar lo obvio ante los comentarios que hemos escuchado a algunos fumadores, no significa que el tabaco no mate, sino que un fumador que coma mal tiene el doble de boletos en la rifa. Por si había dudas.

Pero volviendo al tema, la impactante comparación viene a confirmar lo que recientemente aseguraba otro estudio: el consumo de alimentos ultraprocesados tiene un efecto directo en la esperanza de vida.

En realidad, ya había datos colaterales que apuntaban en esa misma dirección -empezando por los disparados índices de obesidad infantil en muchos países desarrollados-, pero ahora estos dos estudios refuerzan esa relación estrecha entre alimentación y salud. Para bien, pero también para mal.

Las cifras son realmente escandalosas: una de cada cinco muertes en el mundo tiene que ver con la alimentación, y entre las causas más concretas se citan el exceso de sodio -ojo que la sal amenaza con ser desde hace tiempo el nuevo azúcar- y las pocas verduras, frutas y legumbres que se comen.

Por cierto, no se matiza en este estudio -no era el tema-, pero adelantándonos al comentario de turno: sí, lo que más muertes provoca no es comer mal, sino no comer.

Con este panorama, y aunque la buena noticia sea que España ocupa el tercer puesto en el ranking de países donde mejor se come del mundo -en términos de salud, un dato que la verdad sorprende-, no deja de ser curioso que todavía haya quienes no duden en llamar exagerados a los nutricionistas cuando ponen el grito en el cielo ante todas esas triquiñuelas que usa la industria de la alimentación para colar sus productos.

Lee el resto de la entrada »

‘Milk-coke’, la mezcla de Coca Cola y leche que divide a Inglaterra

Por si lo del Brexit fuera poco, tenemos nuevo frente abierto en el Reino Unido. Concretamente en el sector de mezclas extrañas que algunos aseguran que son una delicia y otros las califican de cerdada infame que no probarían ni locos.

Por suerte esta vez la cosa no va de paella, chorizo o algún otro plato español tuneado, sino de la loca  idea de mezclar Coca Cola con leche. Bautizado con el original nombre de milk-coke el escritor James Felton compartió hace unos días la idea en su cuenta de Twitter y no tardó en desatarse la típica batalla campal 2.0 entre defensores, detractores y los que, por supuesto, ya lo conocían.

Y es que por lo visto lo de echarle un poco de leche al refresco de cola no es ni una cosa única de Birmingham como algunos sugería ni mucho menos un cóctel nuevo.

Entre los comentarios no faltan quienes aseguran que eso ya existe desde hace medio siglo, los que recuerdan que sus padres ya les daban refrescos con leche -un aplauso para los padres del año- y los que señalan que los populares floats de Estados Unidos (una bola de helado servida sobre un refresco) no dejan de ser algo parecido a esto. Incluso parece que el invento ya tenía nombre en algunas zonas del Reino Unido: brown cow (vaca marrón), en referencia al color de este mejunje.

Desde el diario Metro han investigado un poco más y tras una búsqueda en redes sociales han llegado a la conclusión que en países como China O Tailandia también es medianamente habitual esta combinación, aunque prefieren usar leche condensada. Por si no era suficientemente dulce.

Lee el resto de la entrada »

¿Se te ponen malos los plátanos o los aguacates? Estas pegatinas prometen resolverlo

Si eres de los que nunca calcula bien las cantidades al hacer la compra en la frutería y acabas con un montón de plátanos pochos o de agucates demasiado maduros -lo que en el caso de los agucates supone un dineral, visto el precio al que andan-, hay un invento que podría salvar toda esa fruta de acabar en la basura.

Sí, efectivamente, comprar menos o pedirle al frutero piezas con diferente grado de maduración para que no estén todas verdes o pasadas a la vez sería lo más sencillo. ¿Pero quién quiere cosas sencillas que nos obliguen a ir al mercado un par de veces a la semana cuando tenemos una de esas modernas startups dispuestas a resolver, mediante una campaña de recaudación de fondos, los problemas del primer mundo?

Tras la correspondiente dosis de escepticismo, la verdad es que la idea de StixFresh suena muy interesante: pegatinas que se pueden poner en una amplia variedad de frutas para evitar que se pongan malas y alargar su vida durante -aseguran sus creadores- nada menos que 14 días.

¿Y cómo lo consiguen? Las pegatinas mágicas están impregnadas de una sustancia similar a la que de forma natural desprenden las frutas para protegerse de algunos depredadores y que, entre otros efectos, impide la proliferación de bacterias y, por tanto, retrasa su putrefacción.

Lee el resto de la entrada »

¿Qué es ‘Impossible Foods’, la “carne” vegetal de la nueva hamburguesa de ‘Burger King’?

Aunque parecía una broma del April Fools’ Day -el día de los inocentes del mundo anglosajón- y seguro que muchos todavía no acaban de creérselo, lo de Burger King con Impossible Foods parece que va en serio: la hamburguesa vegetariana de la casa utilizará como ingrediente principal la que muchos consideran ya la carne vegetal del futuro.

En realidad, el proyecto de Impossible Foods lleva ya unos cuantos años en marcha y en 2016 ya estábamos hablando por aquí de ellos. De todos modos, es ahora cuando está comenzando a popularizarse en Estados Unidos, con precios suficientemente asequibles como para poder encontrar estas hamburguesas sin carne en supermercados, y ahora también en cadenas de comida rápida.

Una compañía que, por cierto, poco tiene que ver con esa imagen de vegetarianos hippys que igual muchos tienen. Se trata de una startup que entre sus inversores cuenta con nombres como Bill Gates o Google.

Pero volviendo a sus hamburguesas, pese a que algunos hablan de ella como carne sintética, en realidad no estamos ante ningún tipo de carne de cultivo surgida de un laboratorio -algo por ahora muchísimo más caro-, sino de un preparado vegetal que se asemeja por aspecto, textura e incluso olor y sabor a la carne convencional.

Lee el resto de la entrada »

‘Master Chef 7’: maridajes con cerveza en el país de los vinos y otras decepciones de la nueva edición

Este año la séptima edición de MasterChef ha arrancado bajo la premisa del ‘todo nuevo’. La novedad fundamental, con permiso de la ausencia de Eva González, es que, por primera vez, compiten no solo los concursantes sino también el jurado. “Nuestra reputación está en juego”, afirmaba Jordi Cruz nada más arrancar el primer programa.

Como si de La Voz se tratara -igual se trataba de homenajear a Eva- cada jurado tiene sus propios minichefs. 5 cada uno para ser exactos, aunque la pobre Samantha ya tuvo su primera baja en el primer programa. Veremos cómo evoluciona la cosa hoy en la segunda entrega.

Pero más allá de esto, la verdad es que, novedades novedades, pocas. Un año más ha apelado al altísimo nivel culinario, pero bastó la primera prueba de eliminación -a base de bocadillos- para ver que, de entrada, los que se salvan se pueden contar con los dedos de una mano. Y no lo decimos nosotros, es que ellos mismos se retratan.

Sin ir más lejos, Teresa, la gallega que dice haber venido al programa a “reivindicar las canas” se vanagloriaba de haber hecho su primera mayonesa. Vamos, que ni Carmen Lomana en la edición Celebrity. Y lo mejor es que se supone que ella, y algunos otros de sus compañeros, han sido los elegidos de entre los 25.000 aspirantes que se han presentado a esta edición…

Lee el resto de la entrada »

¿A alguien le puede ofender esta foto? Parece que a Instagram sí

La complicada relación de Instagram con la carne es de sobra conocida. Sobre todo si es de mujeres e incluye un pezón. Pero lo que no sabíamos es que el puritanismo de Facebook y sus aplicaciones incluía también la faceta más gastronómica del asunto cárnico.

Así lo comprobó hace unas semanas la chef Olia Hércules al ver como Instagram censuraba una foto que había compartido y en la que podían verse las orejas cortadas de un cerdo y dos patas. Una escena de lo más habitual en cualquier mercado del país pero que, por lo visto, viola las normas de Zuckerberg respecto a lo que se puede publicar o no.

“Esta foto contiene material sensible que puede ofender o molestar a algunas personas”. El mismo argumento que usa Instagram para unas tetas -nunca para violencia o para armas, ojo- pero aplicada a la casquería porcina.

Lee el resto de la entrada »