Paula Echevarría y las milagrosas cápsulas de café que adelgazan y rejuvenecen

Foto: Gtres

Nutrición, salud y famosos es una combinación altamente peligrosa. Y por si a estas alturas todavía quedaba alguna duda de ello, Paula Echevarría se encargaba recientemente de recordarnos que por aquí también tenemos muchas aspirantes a ser la Gwyneth Paltrow nacional.

Aunque también en este caso la cosa va de café, por suerte no se trata de ningún experimento escatológico como lo que proponía la Paltrow, sino de algo mucho más sencillo: unas cápsulas de café capaces de hacernos perder unos cuantos kilos y unos cuantos años mientras nos tomamos un simple cortado.

Semejante milagro no ha tardado en ser reflejado por la prensa nacional, siempre atenta a las andanzas y consejos de la influencer. ¿Para entrecomillar sus consejos o comentar por lo menos que se trata de publicidad de la marca de cafés en cuestión? Por supuesto que no. Para dar por hecho que es su truco secreto para no ganar peso aunque ha dejado de fumar.

“Con una cápsula de cada puedes luchar contra los estragos del envejecimiento y perder los kilos que nos sobran y que no hemos sido capaces aún de quitarnos después de la Navidad”, leemos por ahí. Así, tal cual.

Por lo visto el presupuesto de los cafés milagrosos Q77 no daba para pagar una foto permanente en el Instagram de Echevarría -con 2,7 millones de seguidores ahora mismo-, así que se tuvieron que conformar con una efímera Story. Que tampoco habrá salido barata teniendo en cuenta las tarifas de la influencer de belleza y moda. Pero visto el revuelo en medios parece que la inversión ha merecido la pena.

Dejando a un lado las más que cuestionables promesas -por ser suaves- de estas cápsulas que se venden a euro la unidad y que se publicitan como “suplemento nutricional reductor y anti-aging“, la recomendación de Paula Echevarría vuelve a poner una vez más sobre la mesa la falta de regulación de la publicidad en redes sociales.

Por una parte, no parece que se advierta por ningún lado que se trata de publicidad pagada, algo que en otros soportes es obligatorio y que otros países ya han comenzado a regular también en Internet para controlar la avalancha de publicidad encubierta con la que los influencers e instagramers de turno inundan cada día las redes.

Y luego está la responsabilidad de los famosillos de turno a la hora de recomendar lo que sea por cuatro duros. O, mejor dicho, la falta de responsabilidad y sentido común, dando por hecho que sus seguidores son suficientemente estúpidos como para creer que unas cápsulas de café, por mucho colágeno y cromo que tengan, pueden tener un efecto real sobre el peso o la edad.

Pero llegados a este punto, tal vez el problema sea tener que apelar a la responsabilidad de la influencer de turno en lugar de tener una ley suficientemente clara y dura que impida que este tipo de tropelías publicitarias sigan ocurriendo.

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Josepepe

    Pues a ella adelgazar… puede que sí por que delgaa está (lo ha estado antes de las cápsulas también). Lo de rejuvenecer… pues es una chica con 40 tacos bien llevados, pero no dirías que es una treintañera.

    11 febrero 2019 | 09:33

  2. Dice ser www.claso.net

    Debemos tener mucho cuidado con la alimentación que llevamos, ya que de ello no solamente dependerá nuestro peso, si no también nuestra salud en general a corto y especialmente a largo plazo, que es cuando aparecen las consecuencias de una alimentación que no se ha llevado de forma adecuada.
    Un saludo

    12 febrero 2019 | 17:40

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.