BLOGS
La Gulateca

Recetas, libros, gadgets, vinos, restaurantes... Un blog de gastronomía sin humos

Archivo de agosto, 2018

Sandías cuadradas a 160 euros y melones “huevo de Godzilla”: el fascinante mundo de la fruta de lujo en Japón

Quienes pensaban que las sandías amarillas que descubrimos hace poco eran la versión más extraña de esta fruta están equivocados. Y es que en Japón todo es siempre un poco más raro.

Un paseo por un supermercado del país es toda una experiencia. La oferta de bebidas daría para un máster interminable –Fanta de melón o de yogur tropical es algo normal por allí- pero incluso en la frutería hay unas cuantas sorpresas.

La primera: los precios. Pese a esa imagen de la dieta japonesa como un modelo saludable a seguir, la verdad es que por allí la fruta es casi un alimento de lujo que no se suele incluir en los menús.

Tal vez eso explique cosas tan extrañas como plátanos envueltos en plástico uno a uno y con dibujos de Hello Kitty -Japón is different-, limones y limas empaquetados como artículos de lujo con bien de plástico o, en general, esa manía de envasarlo todo. Llama la atención que en un momento en el que en Europa y otras zonas se acrecienta la guerra contra envases y plástico, por allí no parecen darse por aludidos.

Pero volviendo a la fruta, en realidad este alimento tiene un sentido un tanto ceremonial en Japón. De hecho, es habitual regalar cestas de fruta como símbolo de agradecimiento o de status. Y no es de extrañar teniendo en cuenta el precio.

Pero, sin duda, lo que más sorprende es toparse con las famosas sandías cuadradas que hace aproximadamente un año saltaron a los titulares de medio mundo. Una cosa es saber que existen y reírse en la distancia de las rarezas niponas, y otra tenerlas delante y comprobar que el precio en un supermercado de cierto nivel en Tokyo es de 20.000 yenes.

Calculadora en mano, eso son casi 160 euros. Sí, por una sandía cuadrada. La historia de esta versión cúbica tiene diferentes versiones, aunque la mayoría apuntan a motivos de almacenamiento y transporte para explicar el invento. ¿El método? Simplemente colocar la sandía dentro de un molde con forma de cubo en sus últimas fases de crecimiento para que se adapte a esa forma.

Lee el resto de la entrada »

La caja de pizza que se convierte en bandeja para comer en la cama

Reconozcámoslo: comer pizza en la cama no es cómodo ni sencillo. Por mucho que pueda ser el sueño gastronómico de muchos amantes de la pizza -¿lo es?-, las posibilidades de acabar con las sábanas hechas un cuadro son altas.

Poner la caja con alguna que otra mancha de grasa encima no es buena idea, pero dejarla a cierta distancia y tenerse que levantar a por cada porción también da bastante pereza.

¿La solución? Efectivamente, no comer pizza en la cama y comportarse como personas adultas con dos dedos de frente. Pero si insistimos en la idea, hace un tiempo desde la cadena Boston Pizza lanzaron una propuesta bastante ingeniosa: convertir la caja en una bandeja para la cama.

Lee el resto de la entrada »

¡Sorpresa! A las marcas de agua embotellada no les gusta el agua del grifo gratis en los restaurantes

“El agua del grifo no es competencia para nosotros”, aseguraba hace unos días en una entrevista el máximo responsable de esta división de Danone y con marcas como Font Vella o Lanjarón detrás. Pero tras esa aparente tranquilidad, un discurso que parecer deja claro que se avecina una auténtica guerra en el sector.

“Darla gratis puede ser contraproducente -explicaba- y hacer que la gente beba menos agua, por ejemplo, si se encuentra una jarra al llegar a la mesa que no saben quién ha podido manipular antes. Además, si el agua ya se ofrece de antemano, piden otras bebidas y no se la beben”.

Y es que -¡sorpresa!- a las compañías que venden agua embotellada no les hace ninguna gracia que se pueda obligar por ley a ofrecer agua del grifo de forma gratuita en bares y restaurantes.

Iniciativas que apuntan en esa dirección ya se han aprobado en lugares como Andalucía y Navarra, aunque por ahora no se trata de normas, sino simplemente de recomendaciones y propuestas para incentivar el consumo de agua del grifo y reducir así el uso de plásticos. En otros lugares como Catalunya el gobierno ha descartado legislar por ahora sobre un tema que promete ser muy polémico en los próximos tiempos.

Lee el resto de la entrada »

‘Pantortilla’, el hojaldre que soñó con ser una tortilla

Cada pueblo tiene sus propios dulces. Seguro que ocurre en todos los países, pero en España basta recorrer 20 kilómetros para que los pasteles que se elaboran en una localidad ya reivindiquen su identidad propia respecto a los del vecino.

Así que, cuando se viaje pensando en el plato, hay dos cosas que siempre preguntamos al llegar a un lugar: aquí qué se desayuna y cuáles son los dulces típicos.

En el caso de Reinosa (Cantabria) ni siquiera hay que preguntarlo, porque un paseo por el pueblo hará que nos crucemos con unos cuantos carteles de pastelerías que ofrecen “pantortillas”. Sí, efectivamente, hay vida más allá de los sobaos y las quesadas en Cantabria.

Así que, quienes se pasen por Reinosa -ojo que muy cerca está el nacimiento del Ebro, ya que estamos-, además de leer sobre la lucha obrera de esta localidad a finales de los 80, deberían dejarse caer por alguna de estas pastelerías para probar el dulce más tradicional. Y único -nos recuerdan- porque sólo se hace aquí.

El enorme cartel en la fachada de Casa Vejo nos parece un reclamo suficientemente directo como para entrar y probarlos. Un hojaldre redondo y con azúcar quemado en su parte superior que, echándole un poco de imaginación, dicen que a su creador le recordó a una tortilla. Y de ahí el nombre, claro.

Aunque la teoría oficial asegura que el invento fue obra del panadero Nicanor García, que se olvidó de la levadura y echó mantequilla, hay leyendas bastante más épicas sobre el origen de este hojaldre redondo.

Elaborado con harina, mantequilla y azúcar, a base de vueltas en su amasado se van formando capas -como en el plegado tradicional del hojaldre- y se consigue esa característica textura al cocerlos. Además de la maña del panadero, su calidad dependerá de la harina usada y de la mantequilla, claro. Por suerte, por aquí la hay muy buena si se sabe buscar.

Lee el resto de la entrada »

La decepcionante verdad sobre las zanahorias ‘baby’

Foto: GTres

¿Qué son las denominadas ‘zanahorias baby’? No parece una pregunta complicada. Como su propio nombre sugiere, zanahorias de tamaño menor al habitual que han sido recolectadas antes de acabar su crecimiento. Un ingrediente habitualmente más caro que las tradicionales en relación a su precio por kilo pero que luce mucho en algunas recetas o cuando se presenta en crudo en una ensalada.

Hasta ahí todo normal. Pero, como ocurre tantas veces, no todo es siempre lo que parece en la industria alimentaria, y resulta que la mayoría de las zanahorias baby que se comercializan son en realidad zanahorias normales y corrientes que son cortadas y perfiladas para tener la apariencia de una pequeña.

Un proceso mecanizado y que no es ningún secreto. De hecho, en este vídeo se puede ver perfectamente cómo las zanahorias son cortadas por la mitad para obtener de cada una al menos dos zanahorias baby a las que se consigue dar una forma bastante aparente, como si hubieran sido recolectadas así.

Lee el resto de la entrada »

La receta de las mejores croquetas del mundo. Adiós a Marisa Sánchez

Croquetas hay muchas. Algunas buenas e incluso excelentes. Pero si hablamos de las mejores del país o del mundo seguro que en la conversación aparece el nombre de Marisa Sánchez. Ayer esta cocinera nos dejaba, así que cuesta pensar en un mejor homenaje que recuperar la receta de sus famosísimas croquetas.

Era la madre de Francis Paniego, el conocido chef riojano con dos Estrellas Michelin. Y posiblemente así aparezca definida en muchos titulares. Pero era mucho más que eso. Gastrónoma que fue galardonada con el Premio Nacional de Gastronomía en 1987, ella era el alma de Echaurren Tradición, el restaurante de donde surgió El Portal de Echaurren y que se mantiene hoy como un auténtico referente de la cocina tradicional de la zona.

Tanto en estos restaurantes como en Tondeluna -donde tuvimos ocasión de probarlas hace ya años- o en El Portal, las croquetas nunca faltaban en el menú.

Alabadas por críticos y, lo que es más importante, por quienes paran en Ezcaray o Logroño a comer, su bechamel ligera y fluida y su excelente fritura acabaron convirtiéndolas en la bandera de la casa. Y un símbolo de una cocina que evoluciona y busca la excelencia, pero sin separarse del recetario tradicional y popular.

Así que estamos convencidos de que Francis Paniego estaría encantado de que diésemos la vuelta a la fórmula habitual y hablásemos de él como el hijo de Marisa, la de las croquetas.

Lee el resto de la entrada »

Sí, el helado de mahonesa existe

Cada verano encontrar el sabor de helado más extraño de la temporada es casi un reto. Y aunque pensábamos que el helado de kalimotxo que perpetran en Bilbao -y que probamos hace tiempo- era difícil de superar, en Escocia han ido un paso más allá y sirven helados de mahonesa.

Aunque es verdad que si hay helados de fabada o de chipirones, ¿por qué no de mahonesa? Buena pregunta, aunque el hecho de que la gente normal no coma mahonesa a cucharadas puede ser una buena razón.

En cualquier caso, la heladería Ice Artisan Ice Cream ha decidido probar con ese extraño sabor para un helado y parece que el experimento le ha salido bien: se ha convertido en un éxito en las redes sociales y muchos curiosos se han pasado por la población escocesa de Falkirk para probar la rareza del verano.

Lee el resto de la entrada »

Sandía amarilla, ¿conoces la variedad más fotogénica de esta fruta?

Cierto, no es ninguna novedad. Desde hace años se puede encontrar en muchos mercados y, según leemos, se cultiva principalmente en zonas de Salamanca. Pese a ello, hemos de reconocer que llegamos tarde porque hace unos días, en un mercado del norte de Portugal, tuvimos nuestro primer encuentro con una sandía amarilla.

Idéntica por fuera a las convencionales, la sorpresa está en el interior. A primera vista es como si una sandía y una piña hubieran decidido procrear -por decirlo de forma fina- y el resultado fuera esta llamativa variedad, de color amarillo intenso.

Pese a que por color y apariencia recuerda más a una mezcla de estas dos frutas, resulta que es más conocida como sandía-melón, aunque lo cierto es que su sabor no tiene nada que ver ni con melones, ni con piñas, ni con calabaza, otro de los presuntos padres de la criatura.

Lee el resto de la entrada »

La foto de la fabada y el absurdo mito de que en los restaurantes con estrella se come poco

Hay muchas formas de detectar a uno de esos “cuñados” que saben de todo y, sobre todo, más que tú, pero una de ellas no falla: muchos aseguran que fueron al restaurante de un chef de cierto nivel -cuanto más conocido y mediático sea, mejor- y salieron con hambre. A partir de ahí la historia se puede adornar con una hamburguesa para rematar la raquítica cena de turno y comentarios sobre el precio desorbitado que pagaron por cuatro platillos minúsculos.

Cualquiera que haya pasado por alguno de los muchos restaurantes con una o varias estrellas sabrá de sobra que, si de algo suelen pecar los menús degustación de estos locales, es de una sucesión de platos bastante amplia que acaba con el comensal con problemas para llegar al postre.

Es, de hecho, una de las quejas habituales de muchos críticos gastronómicos que desde hace tiempo abogan por menús degustación más cortos. No hace falta probar 15 o 20 platos, aseguran. La mayoría de los cocineros no les hacen mucho caso.

De ahí que la historia de la fabada minúscula pero preciosa que estos días ha aparecido por las redes resulte especialmente absurda. Un plato de diseño con unas cuantas fabes y el compango (morcillo, tocino…) servido aparte y también presentado de forma exquisita.Todo con una pinta estupenda pero, por lo visto, escaso para el selecto paladar de las redes sociales.

Lee el resto de la entrada »

Hamburguesa con croquetas. Alguien tenía que inventarlo

Foto: Mauro Fuentes

Tras los bocadillos de croquetas que se zampan en Holanda, la croquertilla -esa curiosa fusión entre croqueta y tortilla– o los cachopos de croqueta (o croquetas de cachopo) creíamos haberlo visto absolutamente todo alrededor de uno de los platos más típicos del país y que más pasiones levante.

Pero siempre hay margen para ponerle croquetas a más cosas. ¿A una hamburguesa? También. Eso es lo que han pensado en Maye’s Bistro, una de las hamburgueserías de Madrid que nunca falta en las listas de las mejores de la ciudad y donde han decidido probar esta curiosa fusión croquetil.

Según nos cuenta su propietaria, Mayerling Strubinger, todavía no está en la carta, pero después de verano seguramente entre bautizada como Rocío Jurado -sí, todas las hamburguesas de la casa tienen nombres de lo más originales- y dispuesta a crear una nueva moda en el mundo de las hamburguesas gourmet.

Lee el resto de la entrada »