BLOGS
La Gulateca

Recetas, libros, gadgets, vinos, restaurantes... Un blog de gastronomía sin humos

Jamón ‘made in USA’: el cerdo ibérico ya pasta cacahuetes en Georgia

Aunque las luchas internas entre productores de jamón y la continua sombra del fraude alrededor de uno de los productos más preciados de España rara vez permite levantar la vista para ver más allá, tal vez ha llegado el momento de hacerlo.

Porque todo parece apuntar a que el jamón ibérico va camino de uno de esos disparates nacionales que sólo el tiempo confirmará y permitirá lamentar: la exportación de animales de raza ibérica para su cría en otros países y la consiguiente producción de jamones ibéricos fuera de España.

Un tema que, lejos de ser nuevo, algunos productores llevan tiempo denunciando. Se habla mucho de China y su interés por producir jamón, pero en Estados Unidos ya hay cerdos ibéricos en granjas de Georgia. Y salvo que se cambie la normativa, nada parece poder frenar que este jamón ibérico made in USA se produzca y llame tal cual.

¿Alguien se imagina un champán hecho en Tokio? No, entre otras cosas porque la normativa es muy clara: sólo las bodegas de la región de Champagne pueden producir esta bebida espumosa. Punto.

Pero con el cerdo ibérico no ocurre lo mismo. En 2008 y en plena crisis -explica Eater, que dedica un amplio e interesante artículo al tema del ibérico instalado en Estados Unidos- el gobierno dio luz verde a la exportación de animales de raza ibérica vivos, destinados a la cría fuera de España.

La familia Oriols llevó los cerdos ibéricos y desde 2015 crecen y engordan felices, junto a ovejas, conejos y otros animales, en White Oak, una granja ecológica en Georgia.

No son, por cierto, los primeros españoles que llevaron cerdos ibéricos al otro lado del Atlántico, ya que por las mismas fechas otros se establecieron en Texas con un plan similar. Y, por lo visto, a muchos les parece una anécdota de lo más graciosa y una bonita historia de emprendedores que aseguran estar ya vendiendo a restaurantes ibérico hecho en Estados Unidos.

Tienen los cerdos, pero no la dehesa y las bellotas, apuntarán los más optimistas. Y aunque es verdad y la cría del ibérico debería estar vinculada a este paraje natural único, la realidad no es así.

De entrada, porque en España también es posible llamar ibérico a jamones de cerdos que ni han pisado la dehesa ni han visto bellotas. Tendrán una etiqueta blanca, cierto, pero podrán presumir de ser ibéricos pese a salir de granjas de producción intensiva.

Así que desgraciadamente la dehesa no es una condición para hablar de cerdo ibérico. Ni en España ni en Estados Unidos, donde parecen estar bastante contentos con la adaptación de los animales al clima y las condiciones de Georgia.

Y el tema de las bellotas tampoco es un problema insuperable, porque resulta que los cacahuetes y las nueces pecanas por allí se producen en cantidad, y bien combinadas tienen una composición similar -grasas sanas- a las de las bellotas. Todavía es pronto para saber cómo afectará al resultado, pero sus dueños se muestran optimistas.

Así que, entre la curiosidad de los estadounidenses por esos cerdos de piel oscura y músculos atléticos y el entusiasmo de los empresarios españoles que parecen haber hecho negocio con la idea, la pregunta es obligada: ¿Harán algo las autoridades antes de perder el control sobre el producto español más preciado, o mejor esperar a que sea muy tarde y empecemos a ver en el supermercado de turno jamón alimentado con cacahuetes e importado de Estados Unidos? Al tiempo.

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser sorpasso

    Por esa regla de tres no tendríamos la mayoría de alimentos que cultivamos porque son de otras regiones del mundo. La lista sería interminable pero con nombrar el propio cerdo ya es suficiente:
    El cerdo (Sus scrofa domestica) es una subespecie de mamífero artiodáctilo de la familia Suidae. Es un animal doméstico usado en la alimentación humana por muchos pueblos. Su nombre científico es Sus scrofa ssp. domestica, aunque algunos autores lo denominan Sus domesticus o Sus domestica, reservando Sus scrofa para el jabalí. Su domesticación se inició en el Próximo Oriente hace unos 13 000 años,​ aunque se produjo un proceso paralelo e independiente de domesticación en China. Fuente https://es.wikipedia.org/wiki/Sus_scrofa_domestica

    25 abril 2018 | 13:19

  2. Dice ser Pepe Pérez

    La culpa es de los productores y ganaderos por no haberse puesto serios con el tema. Ante la demanda presionaron para poder colar casi cualquier cosa como Ibérico, y mira que ya había clasificaciones que ofrecen la calidad suficientes a las que solo había que potenciar comercialmente, como el Recebo. Ahora solo queda la esperanza de que se legisle para que solo se pueda etiquetar como Ibérico lo que sale de un cerdo ibérico criado en dehesa, pero no creo que suceda. La avaricia rompe el saco, y dentro de unos años veremos muchos productores y ganaderos con el saco roto.

    25 abril 2018 | 13:22

  3. Dice ser articuloDrelleno

    Que memez, lo siento pero el artículo no tiene sentido.
    Quien se lo pueda permitir y aprecie la diferencia ya se preocupará de comprar puro ibérico de bellota, si tan bién lo hacen en la dehesa no tendrán competencia.

    y a la gran mayoria de los mortales que sobreivimos comiendo jamon serrano y como mucho algún iberico de recebo, cuanto mas abundante sea el producto más accesible será para todos.

    Y quien te dice a ti ahora que los chinos no les sale un jamón mejor que un cinco jotas por cuatro duros…fiate de los chinos y no corras, que estos empiezan copiando y acaban haciendolo mejor que tú y más barato

    25 abril 2018 | 21:41

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.