Trucos y curiosidades croqueteras para celebrar el ‘Día de la croqueta’

(Foto: Gtres)

En esta casa somos muy de respetar las fiestas de guardar, así que el 16 de enero está marcado en rojo como fecha importante del calendario. Y es que desde hace unos años este día se celebra el “Día Internacional de la Croqueta”. No sabemos cómo de internacional será en realidad -nos cuesta imaginar a los vecinos de Ohio celebrándolo, por ejemplo- o el origen, ni por qué el 16 de enero y no cualquier otro día, pero cuando algo gusta mejor no hacer demasiadas preguntas.

Así que para festejarlo por todo lo alto y mientras nos zampamos las croquetas de chocolate que quedan de ayer, hemos recopilados algunos trucos y curiosidades de uno de los platos más populares y tradicionales de la gastronomía española.

· Origen francés. Aunque las croquetas se han convertido en uno de los iconos de las tapas españolas, en realidad se trata de un invento francés cuyas primeras referencias se remontan a la corte de Luis XIV. La bechamel ya hacía tiempo que estaba inventada, así que sólo faltaba poner por encima una capa crujiente y ponerle nombre: croquettes, del verbo croquer que significa crujir. Todavía tardarían más 50 años -las referencias varían entre 1860 y 1900- en dejarse ver por España y convertirse en un plato más o menos habitual.

· También en bocadillo y en máquinas de vendingPero no sólo en España son un bocado fácil de encontrar en casi todas las casas y bares. Dejando a un lado las variedades locales, otro de los lugares enamorados de las croquetas son los Países Bajos. De hecho, en Amsterdam y otras localidades holandesas, las populares máquinas de vending de comida siempre reservan un espacio para enormes y contundentes croquetas. No es lo único que sorprende por allí al hablar de croquetas, porque también es habitual comérselas entre pan y pan. Y tras probarlo, la verdad es que están bastante buenas.

· La clave, reposar la masa. En cada casa y cada pueblo las croquetas de hacen de una manera y, conociéndonos, cada una de esas recetas será la única, auténtica y la mejor del mundo. Así que variedades y trucos hay muchísimos, también listas con las mejores del país aunque, sinceramente, cualquier que haya viajado un poco y probado unas cuantas seguro que tiene más de 10 favoritas y una lista que se va ampliando sin parar.

¿Son mejores las que son más mazacote que las llamadas croquetas fluidas? ¿Que haya mucho relleno o mejor una bechamel protagonista? Depende de a quien se le pregunte. Pero más allá de la calidad de la bechamel y los ingredientes, hay un truco que funciona muy bien: dejar reposar la masa de un día para otro antes de dar forma a las croquetas. Si una vez listas y con pan rallado, volvemos a no tener prisa en freírlas, también ayudará a tener unas croquetas perfectas. Signifique lo que signifique eso.

· Croquertilla, la croqueta de tortilla. Lo descubrimos el año pasado -con la consiguiente bronca de los de “eso ya se hacía en mi pueblo hace 8 siglos”- y nos fascinó tanto que probamos a hacerlo en casa. Y salió. Hablamos de la fusión entre dos de las tapas más populares del país: la tortilla de patatas y la croqueta. El resultado es una croquertilla que puede ser una buena forma de celebrar esta fecha sin traicionar a nuestra también amada tortilla.

· El récord de comer croquetas. Parece un chiste, pero se cuenta -quién sabe si como anécdota heredada o historia real- que el récord mundial de comer croquetas lo tiene un vasco. Y es que el bueno de Patxi Bollos, cuenta la prensa de la época, se zampó nada menos que 236 croquetas que tenía que llevar desde un restaurante a un banquete. Vaya, un Deliveroo adelantado a su tiempo que, en previsión del sueldo miserable, decidió cobrarse en especies y, por lo visto, después de este aperitivo, cena.

· También dulces y veganas. De pollo, de jamón, de cocido, de espinacas… La lista de ingredientes que pueden ir en una croqueta es prácticamente infinita. Por algo estamos hablando de una receta de aprovechamiento, perfecta para dar salida a lo que tengamos en la nevera. Pero lo que muchas veces se nos olvida es que también hay sitio para las croquetas dulces, como estas de chocolate que preparamos ayer y que seguro que indignan a algún talibán croquetero. Y si la bechamel clásica no es compatible con nuestra dieta vegana, que no cunda el pánico porque también tenemos una receta adaptada.

· La polémica Adrianesca entre croquetas y cachopos. Aunque, por suerte, las croquetas normalmente no protagonizan conflictos internacionales como la paella, de vez en cuanto también merecen algún titular. El último fue gentileza de Ferran Adrià, que se atrevió a comparar el cachopo asturiano con una simple croqueta. Además de conseguir cabrear a media Asturias -la otra media tampoco está tan convencida de que eso sea la mejor aportación gastronómica de la tierra-, también despertó la inventiva de un bar que, en su homenaje, creó que la croqueta de cachopo.

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.