BLOGS
La Gulateca

Recetas, libros, gadgets, vinos, restaurantes... Un blog de gastronomía sin humos

Receta: tarta fácil de higos y canela

Fotos: Emma García para La Gulateca

Las cosas buenas duran poco, y los higos no son una excepción. Así que hay que aprovechar ahora que están en temporada. Deseados tanto por instagramers –que los inmortalizan en cestas de mimbre o sobre servilletas de encaje- como por el resto de los mortales, sólo podemos disfrutar de este peculiar y delicioso fruto (que en realidad no es un fruto) unos escasos meses al año.

Nosotros tampoco hemos podido resistir la tentación, y esta vez hemos optado por preparar una riquísima tarta de higos y canela, tan sencilla de hacer que en un momento la tendremos lista. Y es que ahora que el calor parece que nos deja, ya no tenemos excusas para no encender el horno.

Ingredientes

  • 1 lámina de hojaldre
  • 4 huevos
  • 50 g. de ázucar
  • 200 ml. de nata líquida
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • Mermelada de higos
  • 600 gr. de higos frescos y bien maduros

Preparación

1. Ponemos la masa de hojaldre -casera o comprada, si queremos ir rápido- en un molde para horno, la pinchamos con un tenedor, y reservamos. Precalentamos el horno a 200º.

2. Cortamos los higos en láminas y los ponemos sobre la base de la masa de hojaldre.

3. En un recipiente, batimos los cuatro huevos y añadimos la nata, el azúcar y la cucharada colmada de canela en polvo. Mezclamos bien con un tenedor o varilla. La canela combinada con el sabor de los higos le da un sabor (y olor) irresistible.

4. Vertemos los ingredientes batidos del bol sobre la masa de hojaldre que hemos cubierto con los higos laminados. Podemos poner otra capa de higos en láminas por encima o llevarla directamente al horno si una capa de higos nos parece suficiente. Nosotros hemos preferido doble capa de higos.

5. Dejamos la tarta horneando unos 25 minutos a 200º. Después de este tiempo y con la mezcla ya cuajada, la sacamos del horno para cubrirla con una capa de mermelada de higos, mucho mejor si es casera (aquí te explicamos cómo hacerla).

6. Si nos animamos, podemos decorar la tarta con unas tiras de hojaldre formando una rejilla, y las pintamos con huevo batido. Volvemos a meter la tarta con la mermelada otros 10 minutos en el horno.

7. Al sacarla del horno, la dejamos enfriar un poco y desmoldamos. Lista para comer.

Y así de aparente y estupenda queda esta tarta que solo con su olor atraerá a todos los habitantes de la casa (o del vecindario). Si sobra algo, podemos guardarla en la nevera y cuando queramos volver a comer, le damos un toque de horno o microondas, porque aunque se puede comer fría, la verdad es que calentita o tibia esta mucho mejor. ¡ A merendar!

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.