BLOGS
La Gulateca

Recetas, libros, gadgets, vinos, restaurantes... Un blog de gastronomía sin humos

12 recetas para llevarte a la playa (o dónde sea)

¿Cansado de repetir bocadillos en cada excursión? ¿Ya has probado todas las variedades de Paellador en el chiringuito? ¿Echas de menos comer en condiciones tras el baño o el paseo de turno? Pues por mucho que algunos crean que el verano y un picnic son incompatibles con comer bien, hemos rebuscado en nuestro archivo de recetas para dar con una docena de platos frescos, sencillos y perfectos para llevarse a cualquier parte.

Hummus de remolacha

No descubrimos nada si decimos que el hummus es un gran invento para llevarse a cualquier parte. Pan o verduras crudas para acompañar, y tenemos un plato estupendo, fácil de hacer y riquísimo para ir picando. En este caso, nos salimos un poco de la receta tradicional para darle color a base de remolacha.

Las famosas croquertillas

¿Me llevo tortilla o unas croquetas a la playa? Para acabar de una vez por todas con esta terrible duda existencial llegan las croquertillas, nuestra tapa preferida del verano desde que las descubrimos hace poco. Lo mejor de todo es que, aunque parezca sofisticado, son muy fáciles de hacer en casa. Éxito asegurado.

Ensalada de pasta

No hay verano sin ensalada de pasta. Ni playa, monte o piscina sin una buena tartera con una buena ración. Pero si estás harto de la de siempre, aquí te proponemos alguna alternativa para que sea más original y fresca.

Rollos de ensaladilla rusa

La ensaladilla rusa es otro de esos clásicos que no pueden faltar en verano. Cuidado con la mahonesa y las temperaturas, eso sí. En este caso, hemos probado con una versión vegana que también queda estupenda. ¿El truco? Presentar la ensaladilla en forma de rollitos con lechuga. Más fácil para comer de bocado.

Los clásicos filetes rusos

¿Quién no se acuerda de los filetes rusos? Antes de que las hamburguesas estuvieran por todas partes, esta carne empanada casi nunca faltaba en los tuppers de la playa. Y, tras recuperarlo y volver a comerlos, es fácil entender por qué: están buenísimos. Sí, también fríos.

Hummus de zanahoria

¿Otro hummus? Pues sí. Queda mucho verano por delante y no es plan de que repitas variedad y queden en entredicho tus dotes de cocinillas. Prueba esta versión con zanahoria y bien de especias, y decide si te gusta más o menos que el de remolacha. Posiblemente acabes preparando de los dos.

Un sandwich cubano

Bocadillos hay muchos. De hecho, si quieres que los tuyos suban de nivel, echa un vistazo a estos consejos de expertos. Pero si nos tenemos que quedar con uno -complicado, la verdad- ahora mismo escogeríamos el clásico sandwich cubano. Hay muchas recetas y formas de hacerlo, y cada uno dice que la suya es la auténtica -el resto es pan con cosas, como la paella- pero esta que probamos hace tiempo nos encantó.

Ensalada de judías

¿Y si en vez de pasta, lechuga o arroz usamos judías como base para una estupenda ensalada veraniega? Eso es lo que hacemos en este caso, animándola además con una vinagreta de anchoas que resulta un aderezo genial para un montón de platos.

Chips vegetales

El picoteo es parte clave de cualquier picnic veraniego que se precie. Pero no siempre picoteo tiene que significar comer mal o poco sano. En este caso, un microondas y unos vegetales y hortalizas es todo lo que necesitamos para preparar unos chips caseros de verduras, tan ricos como coloridos. Si los usamos para untar en alguno de los hummus que os hemos propuesto, tenemos un combinado genial.

Sandwich de manzana

Volvemos con los bocadillos y sandwiches, pero en una versión muy especial. ¿Por qué no sustituir el pan por una fruta? Puede sonar raro, pero estos sandwiches con manzana, queso y frutos secos son una idea muy original, fácil de hacer y sorprendentemente fresca para tener a mano en cualquier sitio.

Ensalada de col

Otra de nuestras ensaladas favoritas cuando toca preparar algo para comer fuera: col, zanahoria, salsa… Si este verano repetís ensalada, no será por nuestra culpa.

Refresco casero de sandía

¿Y para beber? Si la idea es tomar algo sano, este refresco casero de sandía es muy fácil de hacer. Tan sencillo como preparar un zumo natural -de sandía o de lo que nos apetezca- y añadir agua con gas para convertirlo en un estupendo refresco.

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Montse

    Y si no hay comida con neverita en la playa, nunca va mal un relato con calorcito http://blog.universoerotico.com/, me encantan leerlos sobre todo en estas fechas

    14 agosto 2017 | 14:14

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.