BLOGS
La Gulateca

Recetas, libros, gadgets, vinos, restaurantes... Un blog de gastronomía sin humos

Archivo de agosto, 2017

‘Dorilocos’, el arte mexicano de ‘tunear’ las bolsas de patatas fritas

Si añadir un poco de salsa –como la que preparamos el otro día– a unas patatas fritas de bolsa, para muchos ya es algo extraño, posiblemente lo de los Dorilocos mexicanos sonará a ciencia ficción. No es para menos, porque por allí lo de tunear las bolsas de snacks con todo tipo de salsas e ingredientes es todo un arte.

Y es que desde hace ya mucho los llamados Dorilocos o Tostilocos son una de las botanas (picoteo) más habituales que se pueden encontrar en cualquier calle de los pueblos y ciudades de México.

Si las aceras están repletas de puestos que practican auténtica comida callejera -no esa de postal que se ofrece en España-, en muchos parques y kioscos se ofrece este curioso aperitivo que incluso las propias marcas de snacks ya han hecho suyo, sugiriendo posibles recetas que conviertan una bolsa de patatas fritas o de Doritos en algo más.

La idea es muy sencilla, nos explican en un pequeño puesto en la plaza de San Sebastián de Norte, uno de los Pueblos Mágicos que merece mucho la pena visitar en la zona de Puerto Vallarta. Era nuestro primer encuentro con unos Dorilocos, y nuestra cara de asombro sólo era comparable a la de ellos al vernos sorprendidos por algo que parece bastante lógico.

Lee el resto de la entrada »

El consumo de helados veganos se ha duplicado en los últimos años

Sabores más exóticos, recetas más saludables -o que al menos lo parezcan- y menos lácteos en los ingredientes. Así es como el mercado europeo de helados ha cambiado en los últimos años, según un reciente estudio de Mintel que analiza las ventas y tendencias dentro de este segmento a lo largo de 2016.

Y dentro de los cambios más relevantes de los últimos años, los helados veganos -sin lácteos ni ingredientes de origen animal- han mostrado un gran crecimiento, duplicando sus ventas de 2014 a 2016. Eso sí, por ahora siguen representando una parte muy pequeña del mercado: tan sólo el 4%.

Elaborados a base de frutas y sustitutos vegetales de la leche, su auge es especialmente significativo en Europa donde, según los datos de este estudio, el 60% de los nuevos helados presentados a lo largo de 2016 fueron veganos.

No obstante, a nivel global, las tendencias difieren bastante de unos países a otros. Así, mientras en occidente el consumo se ha ido reduciendo, países como India, Vietnam e Indonesia despuntan como los grandes nuevos aficionados al helado. De todos modos, China sigue siendo el principal mercado, seguido por Estados Unidos.

Lee el resto de la entrada »

Cobrar por el mantel y otros timos de algunos restaurantes para subir la cuenta

Aunque parece que este año no ha habido ningún escándalo con las cuentas veraniegas que se haya convertido en uno de los hits del verano, eso no significa que algunos locales no hayan intentado pasarse de listos a la hora de cobrar.

La organización FACUA ha recopilado recientemente algunas de las prácticas más surrealistas denunciadas por los clientes durante estos meses y que, más allá del clásico clavazo veraniego del que tanto nos gusta hablar por aquí, son sencillamente timos que algunos restaurantes parecen tener instaurados a la hora de cobrar la cuenta.

En la lista se incluyen genialidades como cobrar por el mantel o, como reza el ticket en cuestión, “servicio de lavandería” a razón de 1,75 euros por comensal. Aunque no ha trascendido el nombre del negocio que cobra este original suplemento, quien lo denunció a través de Twitter matizó que no ocurrió nada en particular y que no se trataba de un plus por provocar algún tipo de marcha o desperfecto en el local.

¿Se trata de una forma diferente de cobrar por cubierto -cómo sí se hace más a menudo- o es una simple tomadura de pelo? En realidad, explica Ruben Sánchez en un capítulo de su libro Timocracia donde recopila algunas de las tropelías de los hosteleros, cobrar por el cubierto en sentido literal es tan absurdo como lo del mantel -el local tiene que proporcionar todo lo necesario para comer, dice la ley-, pero lo que sí suele hacerse en algunos locales de cierto nivel es el cobro por servicio.

Lee el resto de la entrada »

Recetas de verano: salsa casera para el aperitivo

Fotos de Emma García para La Gulateca

Aunque agosto enfila su recta final, la buena noticia es que no hay ninguna ley que prohiba seguir disfrutando de la hora del aperitivo durante todo el año. Ese rito a base de vermut, cañas, vino o lo que se tercie, y en el que nunca puede faltar algo para picar. Y si caen unos berberechos o unas patatas fritas, tenemos el ingrediente perfecto para acompañarlos: la salsa aperitivo.

Muy popular por Catalunya -seguro que también en más sitios, que no se nos ofenda nadie-, la más conocida es la firmada por Espinaler, aunque otras marcas han sacado ya sus propias versiones bajo esa denominación genérica de “salsa aperitivo”.

Aunque no es complicado encontrarla cada vez en más sitios, la versión casera es muy fácil de hacer, queda muy rica y además podemos ajustar su sabor a nuestros gustos. No se trata de copiar la original, sino de crear -más o menos- nuestra propia salsa aperitivo para triunfar en el próximo vermut.

Lee el resto de la entrada »

7 restaurantes de Barcelona para aprovechar lo que queda de verano

Aunque el mes de agosto enfila su recta final, todavía quedan suficientes días por delante para aprovechar el verano haciendo lo que más nos gusta: comer rico y descubrir nuevos lugares en los que hacerlo. Algo más necesario que nunca para plantar cara al terror y la barbarie que han sacudido la ciudad Condal los últimos días.

Así que, dispuestos a llenar las calles y los bares, volver a la normalidad y recuperar ese verano que algunos han querido robarnos, hemos recopilado algunos de nuestros lugares favoritos y últimos descubrimientos en Barcelona para terminar agosto y empezar septiembre de la mejor manera posible.

Mediamanga

Mont Bar se ha ganado un merecido prestigio en los últimos años en Barcelona. Y ahora es el turno de Mediamanga, el nuevo establecimiento de un equipo que reivindica la elegancia y la cocina tradicional en un espacio muy agradable y cuidado que algunos definen como bar gourmet. Producto de primera, elaboraciones que respetan la materia, y una presentación cuidada son los tres pilares de Mediamanga. ¿Qué comer? Su ensaladilla rusa, el salmorejo con pescaito, el trinxat o el sandwich de ventresca son algunos de los mejores bocados.

The Greenhouse

Hace ya tiempo que tenemos fichado el Hotel Pulitzer por su estupenda terraza y por ofrecer uno de los mejores menús del día del centro de Barcelona. Pero quienes se animen a sobrepasar su recepción por la noche se encontrarán con una agradable sorpresa: The Greenhouse y la cocina de Damien Bolger, que desde hace unos meses ha asumido las riendas gastronómicas del hotel. Los vegetales mandan en la renovada carta, con platos tan recomendables como las Brassicas o los tomates con fresa fermentada. Su menú degustación (a 60 euros) es una gran opción.

Quillo

La cocina del sur se asoma a Barcelona a través de la cocina de Quillo. Un bonito y amplio local de ambiente desenfadado y con un excelente servicio que recurre a clásicos como los molletes -muy recomendables-, el contundente cochifrito o, como no, gazpacho y gambas para los que no quieran pasar calor. También hay platos más elaborados como el rabo de toro o las manitas de cerdo con cigalas. Precios muy bien ajustados y un horario ininterrumpido completan la carta de presentación de uno de esos lugares a anotar en el mapa de la ciudad.

Mana75

Está un poco escondido, pero el paseo merece la pena. De hecho, es un buen plan para quienes anden por la playa -sí, hay gente que va a la playa en Barcelona- y luego vayan buscando un lugar para comer una paella. Los arroces son la especialidad de este reciente y espectacular local con una zona donde elaboran decenas de paellas simultáneamente. Aunque no podemos dejar de probar alguna de sus 12 variedades de arroces, sería un error irse de allí sin pedir también los mejillones o el espectacular Singapur Day, uno de esos platos que, por sí sólo, justifican el paseo y volver por allí unas cuantas veces.

Can Ramonet

Para los que busquen algo más clásico, Can Ramonet, en la Barceloneta, es el lugar al que ir. Cocina marinera clásica -ojo a sus guisos cuando baje el calor, por cierto- de un veterano del barrio que sigue al pie del cañón ofreciendo los mejores arroces de la zona. Presume de ser la taberna más antigua del puerto, así que algo para compartir y una paella es un excelente plan para un día de verano. Su terraza suele estar muy concurrida, pero a nosotros nos gusta más sentarnos dentro. Somos así de clásicos.

Woki Playa

Seguimos en la Barcelona con otro local que hace ya una década empezó a poner de moda en la ciudad los -por entonces- muy exóticos woks y la comida para llevar. Woki Playa sigue en su sitio, con esa interesante mezcla entre chiringuito y restaurante, y una carta renovada en la que el tapeo (los mejillones al curry y los calamares a la andaluza son una buena idea) convive con el mayor protagonismo de la brasa. Platos como la presa ibérica o el pez mantequilla a la parrilla se suman así a la carta de un local que defiende el producto ecológico y de proximidad, y donde, por cierto, también es posible tomar unos estupendos cócteles.

La Taverna del Clínic

Otro clásico de la ciudad. Y es que agosto es un buen mes, no sólo para descubrir nuevas aperturas, sino también para repasar locales como La Taverna del Clínic, que lleva más de una década reivindicando la buena cocina. Ahora su carta se viste de verano con nuevos platos como el tataki de buey o la anguila ahumada con lima. Recetas frías para los días y noches de verano de la mano de los hermanos Toni y Manu Simoes, que han convertido este restaurante en una referencia gastronómica de la ciudad. Dispone de menús a partir de 30 euros (en barra), así que no es una mala idea apuntarlo para darse un capricho este verano.

En esta cafetería los hombre pagan un 18% más que las mujeres

Se llama Hadsome Her, se define como un restaurante vegano y feminista, y hace unas semanas saltó a los titulares de medio mundo por una iniciativa que pretende llamar la atención sobre la desigualdad entre hombres y mujeres, y la brecha salarial. Y es que la propietaria de este local situado en Melbourne (Australia) ha instaurado una tasa por la que los hombres tienen que pagar un 18% más que las mujeres.

Una cifra que responde a una razón muy concreta: ese es el porcentaje que las mujeres australianas ganan de menos respecto a los hombres por desarrollar el mismo trabajo. En España, por cierto, esa brecha es de nada menos que el 23% según las cifras de los sindicatos del país.

Mientras los de “ni machismo ni feminismo” ya se estarán subiendo por las paredes, hay que tener en cuenta que esta tasa reservada para los hombres sólo se aplica una semana al mes y, sobre todo, es voluntaria. Según explica Alexandra O’Brien -responsable del negocio-, el dinero recaudado se destina a organizaciones que luchan por los derechos de las mujeres.

Lee el resto de la entrada »

El vídeo que explica cómo se hacen las gominolas (y que no va a gustar a los vegetarianos)

(Foto: GTres)

No, las gominolas no están hechas de petróleo, como dice una de las muchas conspiraciones alrededor de la industria alimentaria. Además de dar título a un estupendo y recomendable blog, más que por el petróleo, si hablamos de chuches lo suyo sería preocuparse por las cantidades de azúcar que incorporan.

Aunque somos de los que pensamos que el problema real está en esos alimentos aparentemente sanos o inocuos que también llevan azúcar -nadie come gominolas pensando que son sanas o buenas-, hay un aspecto más de estas chucherías que normalmente pasa desapercibido y que a muchos no hará ninguna gracia.

De hecho, si preguntamos si un vegetariano o un vegano pueden comer gominolas, seguro que nos encontramos con alguna cara de sorpresa. ¿Por qué no van a poder comerlas? Pues resulta que en muchos casos no deberían, porque entre los productos que se utilizan para elaborarlas están las gelatinas de origen animal.

Eso es lo que explica este vídeo que hemos descubierto a través de Microsiervosy que narra el proceso de elaboración de una gominola en sentido inverso, desde que le hincamos el diente hasta que, en fin, se obtienen esas gelatinas.

¿A alguien se le han quitado las ganas de comer chuches?

Las cartas de algunos restaurantes tienen más bacterias que los baños, asegura un estudio

¿Cómo valorar a primera vista el nivel de higine de un restaurante? En algunos países existe una catalogación que debe estar expuesta al público y que otorga una nota según el nivel de limpieza. Pero a falta de este dato, posiblemente todos pensemos en que lo mejor sería colarnos en la cocina o visitar el baño para hacerse una idea del nivel general.

Aunque estas dos zonas se supone que son las más sensibles de cualquier local de hostelería, en realidad, un reciente estudio ha demostrado que tal vez deberíamos preocuparnos más por otro elemento que normalmente pasa desapercibido: la carta.

Y es que según el estudio Pathogen persistence in restaurant menus: comparison between materials, elaborado por el departamento de Ciencia y Tecnología del Basque Culinary Center, las cartas de algunos restaurantes pueden albergar miles de millones de bacterias por metro cuadrado.

Lee el resto de la entrada »

Recetas de verano: pizza de sandía

Foto de Emma García para La Gulateca

Si la pizza con piña ya es para muchos una aberración, no queremos ni imaginar lo que pensarán de una receta de pizza que no sólo lleva sandía, sino que esta fruta es su ingrediente principal. Pero que nadie se eche las manos a la cabeza, que aquí la idea no es colocar sandía sobre una masa tradicional de pizza -aunque todo sería cuestión de probar- sino usar una rodaja de esta rica y veraniega fruta como original base sobre la que colocar otros ingredientes.

Y es que, si el otro día descubríamos que unas rodajas de sandía congeladas permiten preparar un sano y estupendo helado de forma muy sencilla, hoy nos atrevemos con la pizza -vale, diremos “pizza” entre comillas- más colorida y refrescante del verano.

Lee el resto de la entrada »

El misterio del helado que no se derrite tras estar 4 días al sol

Es uno de los dramas del verano: comprar un helado y que empiece a derretirse en las manos antes de que hayamos podido darle el segundo bocado. Curiosamente, hay algo peor, o al menos más inquietante: que no se derrita pese a estar a pleno sol durante varios días.

Algo así es lo que le ha pasado a una mujer australiana que, alarmada al ver que medio helado que se cayó en el suelo del jardín no se derretía, escribió al supermercado donde lo había comprado para preguntar qué demonios le echaban para que ocurriera semejante milagro.

El misterio del helado inmune al calor y al sol no ha tardado en dar la vuelta al mundo y despertar todo tipo de teorías sobre la causa de este curioso fenómeno veraniego. La verdad es que la respuesta dada por los portavoces de la cadena de supermercados Coles no ha contribuido demasiado a tranquilizar a la clienta ni a calmar los ánimos de los conspiranoicos de turno.

Cuatro días después, la galleta ha comenzado a desaparecer, pero ahí sigue el helado (Foto: Facebook de Mary Salter)

Según las explicaciones dadas, los sandwiches helados que comercializan utilizan las técnicas habituales de la industria alimentaria a la hora de elaborar helados, con ingredientes que consiguen que el helado tarde más tiempo en derretirse.

Concretamente se habla de espesantes añadidos a la leche y la nata que consiguen que, cuando por efecto del calor se evaporan los líquidos, el helado adopte una forma similar a la espuma en lugar de derretirse como cabría esperar de cualquier otro producto helado. Sí, la idea de comer un estupendo bol de espuma con espesantes no suena demasiado atractiva.

Lee el resto de la entrada »