La Gulateca

Recetas, libros, gadgets, vinos, restaurantes... Un blog de gastronomía sin humos

¿Pueden las bebidas vegetales de soja, almendra o avena denominarse “leche”?

¡Las almendras no pueden ordeñarse! Es un chiste bastante recurrente cuando se habla de la moda de las llamadas leches vegetales. Pero más allá de la broma se esconde un tema legal muy interesante y de actualidad: ¿Pueden estas bebidas de origen vegetal llamarse leche?

Y es que últimamente la lactosa goza de casi tan mala fama como el gluten. En muchas ocasiones se trata de una fobia sin ningún tipo de argumentos médico o científico -no hablamos de los casos de intolerancia, evidentemente- pero, por supuesto, la industria alimentaria no ha tardado en ver el negocio y subirse a esta moda inundando el mercado de todo tipo de bebidas vegetales, libres de la malvada lactosa.

Pero volviendo al tema de las denominaciones de estas bebidas. En Estados Unidos, el caso ha saltado recientemente a los titulares por el enfado de las asociaciones de ganaderos y de la industria láctica. “Están confundiendo a los consumidores”, protesta uno de los representantes de estas asociaciones, según recogen en NPR, la radio nacional publica de Estados Unidos.

Según explica este portavoz, algunas empresas, al usar la palabra “leche”, pretenden hacer creer que estas bebidas pueden suplantar nutricionalmente a la leche, y que su aporte es similar. Algo sobre lo que, por cierto, también se pronunció en su momento la Asociación Española de Pediatría (AEP), recordando “la importancia que tiene el consumo de leche y derivados en el desarrollo óseo durante la etapa infantil, y asegurando que las bebidas vegetales o ‘leches’ de soja, almendra o arroz no tienen los mismos nutrientes que la de vaca y, por tanto, no deben sustituirla”.

Desde el bando de los defensores de estas bebidas se asegura que, en realidad, se entiende por leche cualquier líquido obtenido de una fuente de proteínas, sea una vaca, coco o soja. Por cierto, la última que suena en la lista es la denominada “leche de guisantes”. En este sentido, tampoco se pude pasar por alto que algunos nutricionistas cuestionan esa supuesta necesidad de la leche como fuente básica de calcio para los huesos.

En cualquier caso, y más allá de las opiniones enfrentadas, lo cierto es que la ley es bastante explícita en cuando al uso del término “leche”. Según explicaba hace tiempo el dietista-nutricionista Juan Revenga citando la legislación vigente, leche es: “la secreción mamaria normal de animales lecheros obtenida mediante uno o más ordeños sin ningún tipo de adición o extracción, destinada al consumo en forma de leche líquida o a elaboración ulterior”.

Incluso en esta misma norma matiza que “podrán denominarse ‘leche’ sólo los alimentos que se ajusten a la definición formulada”. Una excepción que sí recoge la legislación actual: la leche de almendras, la única vegetal que sí puede tener esta denominación.

Es verdad que en la mayoría de casos se opta por hablar de leches vegetales en el etiquetaje del producto, reservándose el concepto de leche para la de almendras. Y es que la acepción también recoge la posibilidad de llamar leche al “jugo blanco obtenido de algunas plantas, frutos o semillas”, aunque no así la citada normativa.

Resumiendo, ¿se puede hablar de leches vegetales? Con la actual normativa en la mano, parece claro que no, por mucho que el nombre y la denominación se haya extendido y sean ya de uso habitual en la publicidad y entre los consumidores.

Por supuesto, el tema es mucho más complejo y no se queda sólo en si se puede o no llamar leche. La cantidad de azúcar que en muchos casos llevan añadidas estas bebidas, los problemas medioambientales que provoca el uso intensivo de frutos secos para cubrir la creciente demanda -en California, por ejemplo, la leche de almendras se ha convertido en un auténtico problema ecológico por la habitual escasez de agua-, o esa discutible idea de que son más sanas que la leche, son sólo algunas de las muchas vertientes de un tema que dará mucho que hablar en los próximos meses y años.

14 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Ytuth

    Es solo una metáfora.

    17 enero 2017 | 07:59

  2. Dice ser Daniel L.

    las cremas hidratantes sí se pueden llamar leche?
    para aclarar las cosas, aquí va la tercera definición de la rae:

    3. f. Jugo blanco obtenido de algunas plantas, frutos o semillas. Leche de coco, de almendras.

    casi cualquier cosa es más sana que la leche de vaca.

    aunque como publicidad no está mal.
    saludos

    17 enero 2017 | 08:12

  3. Dice ser Ruben

    En la definición de leche ponen: “…sin ningún tipo de adición o extracción…”

    Entonces, lo que nos venden en el supermercado, tampoco puede denominarse leche, ya que se le añade conservantes, se le extrae la nata… Así que, puestos a ser restrictivos en el uso de la palabra leche, habría que quitarla de muchos envases.

    17 enero 2017 | 08:31

  4. Dice ser Beatriz Robles

    Un apunte. Un párrafo dice “Es verdad que en la mayoría de casos se opta por hablar de leches vegetales en el etiquetaje del producto, reservándose el concepto de leche para la de almendras” cuando la realidad es que en el etiquetado no aparece el ´termino “leche” sino bebida.
    Legalmente solo está permitido como excepción el término “leche de almendras” para una bebida vegetal (Reglamento 1234/2007 y Decisión de la Comisión, de 20 de diciembre de 2010, por la que se establece la lista de productos a que hace referencia el anexo XII, punto III, apartado 1, párrafo segundo, del Reglamento (CE) nº 1234/2007 del Consejo)

    17 enero 2017 | 08:57

  5. Dice ser Fer

    Sin entrar en saludabilidad, yo entiendo por leche la sustancia nutritiva secretada por las mamas de las hembras de los mamíferos, así de simple. No entiendo la manía que tinenen los fanáticos de ciertos estilos alimenticios pseudo-religiosos por querer suplantar ciertos alimentos que consideran malos. Si son malos pues haz otros y en paz. ¿Qué necesidad hay de hacer cosas ‘buenas’ que se parezcan a las ‘malas’?

    17 enero 2017 | 09:45

  6. Dice ser Carmen R

    ‘Legalmente’ no se puede llamar leche… Yo pensé que la RAE se ocupaba ya de eso.

    Enhorabuena por el artículo/publicidad. Apenas he notado el Vivesoy.

    Un aplauso 😉

    17 enero 2017 | 12:12

  7. Dice ser eh

    A ver, el 99% de los envases pone: “bebida de..” salvo las de almendras tal vez.

    17 enero 2017 | 12:24

  8. Dice ser La Gulateca

    Carmen R, te has leído el artículo? Por lo menos has visto las fotos? Tú crees que a Vive Soy le hará mucha gracia ver esa imagen donde se recuerda la cantidad de azúcar que incorpora? Has leído los comentarios sobre la moda (a veces absurda) contra la lactosa? Enhorabuena por notar la publicidad, has sido muy perspicaz…

    17 enero 2017 | 13:43

  9. Dice ser Viva el vino

    Se entiende por leche cualquier líquido obtenido de una fuente de proteínas, sea una vaca, coco o soja.
    y digo yo, el zumo de naranja, piña etc, ¿es leche de naranja,piña, etc?

    17 enero 2017 | 16:54

  10. Dice ser Carmen R

    Me he leído el artículo.
    He visto las fotos: Incluyes dos de la misma marca (una de ellas donde se especifica que no contiene azúcar)
    Si no haces publicidad de la marca en cuestión, lo haces sobre la injustificada mala prensa de la lactosa (cosa que por cierto, no sé de dónde viene)

    Ahora te hago otro par de preguntas:
    ¿Tienes algo que comentar sobre la definición de la RAE?
    ¿Me puedes explicar dónde están esos ‘comentarios sobre la moda (a veces absurda) contra la lactosa’?
    ¿La gente no puede cambiar sus hábitos alimenticios, simplemente porque hay gente que ya no está sacando beneficio? ¿No es la leche de vaca, tal y como sale de la teta, un producto demasiado graso para el consumo regular del ser humano? ¿Tan malo es que la gente deje de tomar lácteos? ¿Sabes lo que contamina una granja de vacas? y por último… ¿De verdad esperas que con semejante artículo el público no piense que te está pagando la industria de la leche?

    Un perspicaz saludo.

    17 enero 2017 | 17:03

  11. Dice ser 23452245

    Exacto, y también deberíamos de cambiarle el nombre a nuestra galaxia, la Vía Láctea, porque técnicamente está formada por millones de estrellas, y no por leche. A los ignorantes astrofísicos habría que recordarles que las estrellas no tienen tetas.

    17 enero 2017 | 18:03

  12. Dice ser Ignotis parentibus

    Si la horchata no es leche la soja y la avena tampoco.

    17 enero 2017 | 19:36

  13. Dice ser internauta

    @ Carmen R
    No te ofendas, te lo voy a preguntar sin acritud: ¿eres un poco tontita? Hala, lee otra vez el artículo, esta vez sin comerte las palabras.

    18 enero 2017 | 01:02

  14. Dice ser Francisca Vendurrias

    Qué artículo más incompleto y malo :/

    04 octubre 2018 | 02:22

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.