La Gulateca

Recetas, libros, gadgets, vinos, restaurantes... Un blog de gastronomía sin humos

Lecciones de filosofía alrededor del vino

FilosofiadelvinoEn el inicio no fue el verbo, fue la boca. Esta es la primera lección que se aprende gracias al ensayo de Béla Hamvas, La filosofía del vino. Con la boca se alimenta y se aprende, decía Novalis. Con la boca se habla, se besa y se alimenta. Con la boca se hace física y metafísica. Y con el vino, incluso religión.

Hacer filosofía es hacer conceptos, decía Gilles Deleuze. Y La filosofía del vino de Béla Hamvas hace precisamente eso: crea nuevos modos de pensar sobre el vino y gracias a él. Que nadie se confunda, éste es un libro de filosofía, pero también es un libro imaginativo y humorístico.

“Malditos ateos, el vino es una religión”, defiende Hamvas. Tal vez la única que merezca ser amada, rezada y bebida. La religión del vino, la de Saturno, la de los melancólicos y los genios, la de Dionisios, la de las máscaras y los rostros…

Hombres de religión frente a la razón abstracta. Hombres que carecen de corazón y sólo tienen rostro. De eso hablaba también Nietzsche en el Zaratrusta y de eso -de la metafísica del vino- se habla en este tratado. El vino te da las máscaras, el corazón, la pasión y el amor por la vida.

El vino es también física, claro. Hay países de vino y otros de aguardiente, cosa de bárbaros. Hay vinos llanos, de montaña y criados junto al agua. Los hay de rubios y morenos, masculinos y femeninos, vinos que son sopranos, contraltos, tenores o bajos. Los hay místicos, lógicos, visuales y acústicos. Los hay holgazanes, coquetos, locuaces y trágicos.

La vida entera son cambios. Son diferentes vidas, nuevos conceptos, son nuevos “tú” y “yo”. Por eso hace falta algo más para comprenderla y cambiarla constantemente en un ejercicio de gimnasia casi revolucionaria. Tu triste vida diaria -se defiende con pasión en estas páginas- solo será menos triste si vas más allá de la física. Y es ahí donde, de nuevo, el vino se convierte en la herramienta necesaria para esos cambios. Pero no es en pos de la embriaguez, sino en busca de la experiencia hedonista.

La comida se debe ajustar al vino y no al revés, como ya decía Kingsley Amis en Sobrebeber. Lo contrario es cosa de ateos, porque es el vino el que da el alma; la comida sólo alimenta, reivindica Hamvas. Así que no teman los que hayan llegado hasta aquí entre bostezos filosóficos, que en estas páginas que tenemos entre manos también se habla de qué platos pueden tener el honor de acompañar a qué vinos. O en qué situaciones y en qué vida -ya hemos dicho que hay muchas- se debe optar por una u otra botella.

Y hasta aquí puedo escribir. El resto deberás leerlo, ateo de razón abstracta.

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser ANTONIO LARROSA

    El vino no es lo mio, el vino embrutece, emborracha , se pierde el control , la dignidad debería estar prohibido conducir bajo sus efectos, No comprendo a la gente que lo adora.¿Que esta prohibido conducir borracho? ¡Ah ! pues no lo sabia porque veo a muchos conduciendo como si estuvieran locos de remate..

    Clica sobre mi nombre

    28 enero 2015 | 12:02

  2. Dice ser slower baby

    Todo el post se resume en una palabra. Alcohol. Todo lo demás es una paja mental , muy literaria , bucólica y melalcohólica, ella , pero paja al fin y al cabo.
    A ver quién es el guapo que descorcha una botella de 500 pavos y no se la bb entera. Qué rica , y qué pedo, suave, sin resaca de ningún tipo y entre algodones pero pedo. Lo que buscabas.
    Por lo demás sigamos disfrutando de los que hacen cosas bonitas nada más bajo su efecto.

    28 enero 2015 | 20:01

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.