Las leyes más absurdas sobre comida en Estados Unidos

Leyes_USA

En Alabama está prohibido llevar un cono de helado en el bolsillo trasero del pantalón. © Olivia Locher

Todos hemos oído alguna vez hablar sobres las surrealistas leyes de algunos estados y pueblos en Estados Unidos. Según se puede leer por ahí, en Denver, por ejemplo, está prohibido prestar la aspiradora al vecino y en Pennsylvania se prohibe cantar en la ducha.

Cabe suponer que estos ejercicios de surrealismo legislativo son simplemente vestigios de normas que en su momento pudieron tener algún sentido -lo de cantar en la ducha lo sigue teniendo, cierto- pero que lógicamente no se aplican. ¿Verdad que no?

El caso es que el mundo de la gastronomía tampoco se queda al margen de este circo y rebuscando entre las leyes más absurdas es posible encontrarse con unas cuantas muy divertidas que afectan a la comida. Algunas de ellas incluso protagonizan un divertido ensayo fotográfico de Olivia Locher titulado I fought law.

Hay muchas más, pero este es nuestro particular ranking de leyes absurdas. Porque a veces la realidad supera a un guión de los Monty Phyton.

Dejar a los expertos. En Tulsa, Oklahoma, va contra la ley abrir una botella de soda sin la supervisión de un ingeniero con título. No queda claro si con la presencia de un cuñado es suficiente.

La cervecita de después. Ojo si te vas a vivir a Iowa y eres de los que se llevan la cerveza a la cama. Sí, también hay una ley respecto a eso. Atención: “Después de hacer el amor los hombres no están autorizados a beber más de tres tragos de cerveza mientras achuchan a sus mujeres”. Efectivamente, para los gin tonics encamados o lo que ella se toma no parece haber restricciones.

Pepinillos que rebotan. En Connecticut los pepinillos tienen que rebotar -se supone que al lanzarlos al suelo- para que sean considerados pepinillos. La pregunta que llevamos días haciéndonos es qué es un pepinillo que no rebota, ¿un ñu?

Comer pollo frito sólo con los dedos. Eso dice una ley de Gainesville, Georgia. Lo mejor del caso es que, al parecer, un hombre de 91 años fue arrestado en su cumpleaños por incumplir la norma usando un tenedor. El típico iaioflauta, vamos.

Amabilidad ante todo. Una de las cosas que suele llamar la atención cuando se viaja por primera vez a Estados Unidos es que en muchos restaurantes sirven una jarra de agua nada más sentarte. En Arizona se toman muy en serio el gesto, porque una ley declara ilegal rechazar un vaso de agua que te ofrezcan. Es que no tengo sed… no me cuentes tu vida.

La margarina es el mal. No siempre estas leyes absurdas van desencaminadas. De hecho algunas no están nada mal, como esta de Wisconsin que declara ilegal servir margarina en lugar de mantequilla a estudiantes, pacientes y presos, salvo por cuestiones médicas. ¡Viva la mantequilla!, claro que sí.

No sin queso. En Wiscossin está prohibido servir en los restaurantes pastel de manzana sin queso por encima. Ya se sabe que la cocina fusión si no entra por las buenas acabará cuajando por las malas.  Con el tema del queso, eso sí, hay algo de bipolaridad entre estados, porque en Tampa Bay (Florida) está prohibido comer requesón (cottage cheese) los domingos a partir de las 6 de la tarde.

Leyes_02

En Wisconssin son muy de mezclar dulce y salado. Quieras o no. © Olivia Locher

Ese aliento. Volvemos al asunto amoroso, porque en Alexandria (Mississippi) son muy cuidadosos con el tema de los alientos de dragón. Por eso está terminantemente prohibido que un hombre haga el amor con su mujer -sobre otras variaciones no se dice nada- con alientazo de ajo, cebolla o sardinas. En este caso la propia ley incluye instrucciones precisas sobre el modo de actuación: se deberá limpiar los dientes si se le pide.

Las ostras también tienen derechos. Desde que el año pasado el estado de Maryland abolió la pena de muerte, se ve que están muy sensibles con esto de los derechos humanos. Y de las ostras, porque incluso hay una normativa que las protege a estos moluscos del maltrato. En realidad nadie tiene muy claro cómo se puede maltratar a una ostra, pero esperamos que no se incluya echarles limón.

Tu hamburguesa es tuya. Otra de esas leyes con las que es fácil empatizar: en Oklahoma está prohibido robar un mordisco de la hamburguesa de otra persona. Nada de compartir y tampoco nada de jugarse la cuenta a suerte en Richmond, Virginia. Allí no se puede lanzar una moneda al aire para ver quien paga el café.

Yahveh y las cebollas. Está claro que la cebolla no tiene muy buena prensa entre los legisladores estadounidenses. En Hackberry (Arizona) una ordenanza prohibe a las mujeres comer cebollas crudas mientras beben buttermilk en Sabbat. No es que no sea kosher, es que semejante combinación tiene que ser directamente pecado. En Bostón, por cierto, está prohibido comer cacahuetes en la iglesia. ¿Y un marmitako en el altar? No hay datos al respecto.

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.