Coctelween

IMG_9387

Si eres de los que odia Halloween o sufres ese habitual trastorno bipolar que te impide repartir tu amor entre las castañas, los panellets y las calabazas con boca y  y ojos, tenemos la solución para soportar esta noche: alcohol. Sí, nada original pero realmente efectivo. En dosis adecuadas incluso puede ser  suficiente para no liarse a guantazos si algún crío llama a la puerta para pedir caramelos como si esto fuera Minnesota.

Cócteles temáticos para la ocasión seguro que hay muchos, pero posiblemente pocos tan infames como éste. Y es que la base es nada más y nada menos que un zumo de Halloween de marca Solevita que encontramos el otro día en Lidl. Zumo de granada y calabaza, prometía el envase. Aunque no nos lo creímos demasiado, no pudimos resistir la tentación.

Como era de esperar, cualquier parecido entre el sabor del zumo y el de la granada o la calabaza es pura coincidencia. Eso sí, el sabor del Frenadol lo borda. Y no, no es una forma de hablar. Con semejante base farmacéutica y color fluorescente, preparar un bebercio digno de esta terrorífica noche no tiene mayor misterio: dos partes de zumo radioactivo de éste y una parte de ron. Si tanto dulzor nos resulta empalagoso, se puede repetir la jugada con vodka.

Es más, si pretendemos quedar bien y no matar a ningún invitado por sobredosis de Frenadol, lo mejor sería optar por un cóctel en condiciones a partir de esta misma idea: zumo de granada, zumo de calabaza (batimos mucha calabaza con agua y colamos hasta dejar una consistencia fina y bastante líquida), bien de hielo y el alcohol de nuestra elección. Las pajitas negras, indispensables por aquello de darle un toque tétrico a la noche.

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.