Dietas “milagro” que deberían existir

Jamon

Desde hace unos días diferentes medios de comunicación se han hecho eco de una nueva dieta desarrollada por el Instituto Médico Europeo de la Obesidad. “La dieta del jamón y el vino” la llaman y aseguran que con ella uno pierde entre 4 y 6 kilos al mes.

A pesar de lo que pueda parecer por el nombre, no es una dieta basada exclusivamente en estos dos productos, sino que los incorpora dentro de una dieta variada y ligera como complemento y recompensa. Para hacer, en definitiva, el régimen más llevadero.

Como nosotros no somos un medio “serio”, preferimos quedarnos con la idea que nos vino al leer el nombre: Una dieta en la que comes más jamón que Bertín Osborne y en la que está permitido el pipirivipipi sin medida. Aquella imagen nos llevó al éxtasis y empezamos a preguntarnos: en un mundo ideal y extraterrestre, ¿qué alimentos que en el planeta Tierra sólo te llevan al mundo de la lorza deberían ser adelgazantes naturales?

De aquí parte nuestro recopilatorio de hoy, uno del que no aprenderéis nada, ni os servirá para nada más que para tener antojos repentinos. Un recopilatorio de dietas ideales que, si hubiera justicia en el Universo, existirían.

1.- La dieta del desayuno perpetuo

Nos encanta el desayuno, es una de las comidas más placenteras que existen. Y ya no digamos ese desayuno dominguero, en el que te tomas tu tiempo, preparas zumo, cortas algo de fruta, haces un buen café o té, sales a comprar pan recién hecho, con algo de embutido y, de postre, algo dulce. En nuestras mañanas más madrugadoras, hacemos incluso unas crepes o unas tortitas. Podríamos vivir en ese bucle mañanero por los siglos de los siglos y, además, tener el tipo de Miranda Kerr.

2.- La dieta del pincho de tortilla y la caña

Esta no es muy original y probablemente ya exista… pero no negaréis que vivir en un mundo en el que los pinchos de tortilla y las cañas fueran ilimitados y que, además, nos ayudaran a mantener la figura no sería tanto o más ideal que Tamara Falcó. Esta dieta alcanzaría el summum si, además, los pinchos fueran de diferentes tortillas: hoy de bacalao, mañana de calabacín… ¡Para que después digan que no se come variado en las dietas!

3.- La dieta de la barbacoa y el cóctel

Otra dieta maravillosa de ese mundo lejano que está en nuestra cabeza sería la de la barbacoa eterna. En esa dieta se vive en una especie de noche veraniega sin fin, en la que puedes jartarte de carne y verdura a la brasa y luego “bajar la comida” con un cóctel fresquito mientras oyes el mar de fondo. Aún así, seguirías luciendo unos abdominales que harían palidecer al mismísimo Henry Cavill.

4.- La dieta de la hamburguesa y la coca-cola

hamburguesa

Seguimos con un clásico. Alguno de los miembros de este blog podría alimentarse casi exclusivamente de estos productos… En un planeta lejano y extraordinario -al que esperamos emigrar pronto- uno podría comer hamburguesas variadas a diario sin preocuparse de acabar como Hurley de Lost y acompañarlas de ese mezclote indescifrable y delicioso llamado Coca-cola, sin miedo a morir por un subidón de azúcar.

5.- La dieta de las comidas domingueras de tu madre

Se nos ocurren pocas dietas mejores que esta. ¿Te imaginas poder comer cada día los excelsos -e hipercalóricos- platos que prepara tu madre los domingos y fiestas de guardar sin acabar como Falete? Los que vivimos lejos de casa, hemos probado esta dieta en versión exprés durante las vacaciones y os aseguramos que no funciona…

Quizá estas dietas existan en un mundo muy muy lejano que no conocemos aún pero, como diría mi padre, con lo que avanza la ciencia hoy en día, ¿quién sabe lo que puede pasar?

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser lourdes

    ¿Cómo se llega a ese mundo paralelo? ¿Dónde está el portal interestelar?

    27 septiembre 2013 | 11:14

  2. Ninna

    Lourdes, estamos trabajando en ello. Científicos de la NASA llevan meses de investigación ultra-secreta para tratar de encontrar la puerta a ese mundo maravilloso. Seguiremos informando.

    27 septiembre 2013 | 12:59

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.