Aceite de oliva 0,0: lo nunca visto

aceite3Hace ya décadas que las calorías, el tanto por ciento de materia grasa y el concepto light invaden la etiqueta de miles de productos en los supermercados. La sociedad ha cambiado, el sedentarismo está a la orden del día, el fast food se ha comido la dieta mediterránea y todos nos hemos vuelto un poco más tiquismiquis con nuestras lorzas. Así que intentar vender un producto abanderando el “no engorda” es un recurso fácil.

La dieta adulta de muchos ciudadanos está llena de estos productos. Es el modo de tener tranquilas nuestras conciencias: yo me cuido, compro yogures desnatados, productos light y con el café sacarina, que el azúcar engorda un huevo. Es mucho más fácil que currarse una dieta equilibrada con mucha verdura y mover el culo de vez en cuando.

Pero toda tendencia tiene un límite. Y el nuevo -en realidad ya existía, pero sólo para el mercado profesional- aceite para frituras que acaba de lanzar La Masia podría serlo. Quede claro de entrada que no lo hemos probado y por tanto no vamos a valorar su calidad ni su sabor. Nada de eso. Estamos hablando de lo que llega al consumidor a través de la vista. De cómo se  presenta y se vende.

Nada más verlo -muy destacado, por cierto, al ser un nuevo producto en el lineal del supermercado- llama la atención la etiqueta dominada por el el azul pastel, un color muy propio de productos bajos en calorías. Es el tipo de cromatismo que no se usaría jamás para un producto sabroso y contundente y más propio, por ejemplo, de quesos bajos en grasa y en sal.

Bien destacado en medio de la etiqueta la cifra 0,0. Es la idea que destaca, y por tanto cabe entender que este es su principal argumento de cara al consumidor: un aceite sin materia grasa. Exactamente igual que los yogures desnatados -por ejemplo- en los que esta cifra está bien presente. El concepto 0,0 en un yogur  (una preparación, en principio, a base de leche) cuesta de entender. Pero en el caso de un aceite es sencillamente ridículo. Un aceite de oliva es pura grasa. Buena, pero grasa.

Quienes en pleno ataque de incredulidad se molesten en leer la etiqueta descubrirán que se trata de un aceite de oliva especial para frituras que consigue que los alimentos cojan un 50% menos de grasa al freír. Así que lo del 0,0 seguimos sin entender muy bien de dónde sale.

Por si queda alguna duda, nuestra enciclopedia gastronómica, La cocina y los alimentos de Harold McGee lo explica muy claro: “Las grasas y los aceites son miembros de la misma clase de compuestos químicos, los triglicéridos. (…) Los aceites son grasas líquidas”.

Visto lo visto cabe preguntares si es lícito sugerir que un aceite comercial -no hablamos de aceites acalóricos que venden en farmacias- puede ser bajo o directamente sin grasa y, sobre todo, usar ese cuestionable argumento del 0,0 como gancho comercial. Incluso vamos un poco más allá, ¿de verdad un aceite de oliva refinado químicamente -con tan solo un 0,01% de aceite virgen– es más sano que uno de oliva virgen extra?

Somos conscientes de que estos interrogantes pueden aplicarse en mayor o menor medida a casi todos los productos light. Pero este caso es especialmente significativo de hasta dónde puede llegar el marketing para vender,  llegando incluso a negar la propia naturaleza de un alimento. Un aceite sin grasa, el no va más.

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Boris Jódar

    Para nada un aceite refinado será más sano que un virgen extra. Tan solo hay que tener en cuenta que el aceite refinado es aceite al que se le han añadido (y después quitado) productos químicos para eliminar toda sustancia nociva para salud y quedarse con lo más básico: la grasa.

    Pierde todas las vitaminas y antioxidantes que tiene un virgen extra y tampoco aguanta las altas temperaturas igual. Como bien decís, es todo un truco de marketing.

    15 julio 2013 | 20:00

  2. Dice ser Rosa

    La verdad que la innovación y España cada vez van mas de la mano. Enhorabuena por estos descubrimientos y por la defensa de nuestro aceite de oliva

    23 noviembre 2018 | 16:59

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.