Codornices rellenas con puré de calabaza

DSC01913

Por si a estas alturas todavía no estaba claro, lo cierto es que por aquí somos muy de platos sencillos pero resultones. Recetas sin demasiado misterio pero que con nombre un poco largo y un par de ingredientes bien sonantes pueden resolverte una comida aparente para un domingo. Por ejemplo.

“Codornices rellenas de ciruelas y puerro acompañadas de puré de calabaza”. Un platazo de lo más aparente. Sobre todo si nos estiramos y ponemos un par de codornices por comensal, que ya se sabe que estos bichos mucho huesecillo para mordisquear y poca carne. Y ya que nos ponemos carnívoros, que sea en condiciones.

Como estamos pesadísimos con hacerle un hueco al patxaran en nuestras recetas, en este caso también lo hemos usado para animar el guiso en lugar del más típico chorrete de vino. Tres cuartos de lo mismo con el relleno: nuestras ciruelas y puerro pueden sustituirse, por ejemplo, por pasas y cebolleta o cualquier otro fruto que tengamos por ahí muerto de risa. Nuestra ingeniosa y original combinación, eso sí, no quedó nada mal.

Ingredientes (2 personas)

  • 2/4 codornices (dependiendo de tamaño)
  • 6 ciruelas secas picadas
  • 1 puerro
  • Caldo/agua
  • Un poco de patxaran
  • Sal, pimienta, aceite de oliva…

Para el puré:

  • 200 gramos de calabaza
  • 1 zanahoria
  • 1 patata pequeña
  • 40 ml de nata (o leche evaporada)

Preparación

Picamos el puerro y las ciruelas y lo remojamos en un bol con un poco de patxaran, para que las ciruelas se vayan hidratando con el licor. Limpiamos y salpimentamos las codornices, y rellenamos con esta curiosa mezcla. Como no entrará mucho, el resto lo rehogamos en una cazuela unos minutos, dejando que el puerro se dore un poco.

DSC01902

Aunque también podríamos hacerlas al horno, hemos optado por la cazuela. La idea es que queden doradas, casi a la brasa, así que añadimos un poco de aceite y dejamos que se hagan a fuego bastante fuerte, añadiendo sólo el agua o caldo necesario para que no se sequen demasiado.

Si nos animamos a echarle en este punto otro chorrito de patxarán tampoco pasará nada. La verdad es que el sabor dulzón de este licor liga muy bien con la carne de la codorniz, las ciruelas y el sabor más potente del puerro. Tapamos la cazuela y vamos vigilando (15 minutos, dependiendo del tamaño) hasta que la carne de las codornices esté hecha, pero tampoco muy pasada.

DSC01907

El puré no tiene ningún misterio. Todos los ingredientes a la cazuela, dejamos cocer unos 20 minutos a fuego suave y trituramos. Queremos que quede denso -no una crema- así que mejor quedarse un poco cortos con la nata (con leche evaporada nos gusta más y queda más ligero). Sí, ya sé que para muchos si lleva nata es una crema y no un puré, pero no nos vamos a pelear ahora por estos detalles. Que quede densa y punto.

DSC01910

Emplatamos con la codorniz y el relleno que se nos haya salido mientras se hacían -pasa en las mejores familias- y al lado un poco del puré. Pretendíamos que quedará elegante pero informal dejando una línea de puré con una cuchara en el plato, pero no estamos demasiado convencidos de que el experimento haya resultado. En cualquier caso, con o sin adorno pretencioso, el plato queda muy rico.

 

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Correcami

    Me encanta lo de sencillo pero resultón, esas son las mejores, con poco esfuerzo o, como es mi caso, poca destreza, quedas como Ferrán Adriá. Aquí en Cádiz cuesta encontrar codornices, ¿se podría hacer una versión con pollitos picantones?

    Hoy yo pongo el postre, tartita de queso:

    http://cocinarconciencia.blogspot.com.es/2013/02/tarta-de-queso-con-mermelada-casera-de.html

    Saludos

    25 febrero 2013 | 10:38

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.