Trucos básicos para sobrevivir a un risotto

El punto del arroz, ese gran misterio. En un país de arroces como éste, cocinar este cereal al punto es para muchos una de las técnicas culinarias más difíciles. Y eso que hay mil formas de hacerlo, desde el más seco al más caldoso.

Uno de los arroces que más reticencias despierta a la hora de cocinar es el risotto. Esta receta italiana de arroz meloso, de textura mantecosa pero con el grano perfectamente definido tiene su aquel pero si seguimos unos pasos básicos tenemos el éxito asegurado.

El risotto admite mil variaciones en lo que a ingredientes se refiere. Para ilustrar esta pequeña guía nos hemos decantado por uno de calabacín y queso gorgonzola. Ni que decir tiene que se puede preparar con todo tipo de verduras, pollo, pescado, marisco… lo que se nos ocurre. Pero siempre con queso, claro.

Para esta receta hemos utilizada una cebolla, un calabacín hermoso, medio vaso de vino blanco, por supuesto arroz – a poder ser de tipo bomba o arborio -, caldo de verduras y queso gorgonzola.

El proceso no es complicado. La base de todo risotto es cebolla bien pochada. Debe cocinarse a fuego medio-bajo hasta que quede bien transparente intentando que no coja nada de color.

Una vez está la cebolla pochada se añaden los otros ingredientes según la cocción que necesiten. En este caso el calabacín. Con la cebolla y el calabacín bien pochados toca incorporar el protagonista, el arroz. Es importante mezclar bien el arroz con el sofrito sin que coja color.

Ahora es el momento de incorporar el vino. Hay que esperar que se evapore el alcohol y el arroz se lo beba. Una vez “emborrachado” incorporamos una parte del caldo hirviendo .

El risotto, al contrario que la paella, es un arroz de movimiento así que hay que remover con frecuencia. Además vamos incorporando caldo a medida que el arroz lo va absorbiendo. Este es el gran secreto del risotto: remover y incorporar el caldo poco a poco. La proporción de caldo-arroz es aproximadamente 3 a 1, pero es un dato meramente indicativo que habrá que ir adaptando en cada momento.

Superado el tema del caldo, el segundo momento crítico es la incorporación del queso. En este caso, el gorgonzola es un queso cremoso que facilita el acabado del risotto. Hay que añadirlo cuando el arroz está casi al dente, ese momento en que el arroz está cocido pero con el núcleo crujiente.

Una vez más toca remover para ligar perfectamente el queso con el arroz. Otro dato importante es que el arroz debe estar ligeramente caldoso para aguantar bien el último tramo de cocción.

Unos minutos más a fuego medio-alto y el risotto está terminado. En lugar del gorgonzola podemos utilizar un queso seco -como el típico parmesano- pero en este caso hay un paso más, una vez apagado el fuego hay que incorporar una nuez de mantequilla y remover bien para ligar. En nuestro caso el gorgonzola ha hecho la función de parmesano y mantequilla juntos.

Con estos pasos básicos y teniendo en todo momento controlado la cantidad de líquido y el punto de cocción del arroz no es difícil conseguir un buen risotto. Para quedar bien con la famiglia.

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.