¿La pasta caduca?

El tema de la caducidad de los alimentos es uno de esos clásicos que siempre merece la pena recordar. Además, la cada vez más instaurada distinción entre “consumo preferente” y “fecha de caducidad” para evitar que productos en buen estado acaben en la basura, anima a revisar criterios y acercarse a la despensa veraniega con otra mirada.

Por ejemplo, toda esa pasta que por algún extraño motivo acumulas en el armario ¿caduca y deberías darle salida antes de las vacaciones o puede seguir ahí sin problemas?

La respuesta rápida sería que no caduca y que puedes seguir viviendo tranquilo y consumiendo esa pasta seca durante, posiblemente, un par de años. La fecha de consumo preferente te dará una pista de cuándo puede empezar a perder el color o verse afectado el sabor, pero salvo que alguna muestra externa -moho, bichitos…- lo indique, adelante.

Las respuesta larga obliga a distinguir entre pasta fresca y seca. ¿Hace falta? Es una obviedad, pero por si acaso. La pasta fresca dura apenas una semana y necesita refrigeración.

Pero volviendo a la seca, y más allá de las pistas visuales y de la fecha de consumo preferente -en un paquete de espaguetis recientemente comprado leemos que el consumo preferente es mayo de 2023-, muchos aseguran que, en realidad, la pasta no caduca nunca si se conserva bien.

Se trata de harina y agua, así que el único problema puede ser el mismo que en determinados ambientes puede afectar a las harinas, con la aparición de bichos. Para remediarlo, un bote hermético puede ser una buena alternativa a los paquetes en los que se vende la pasta, si la idea es almacenarla durante mucho tiempo y que no pierda propiedades. Respecto al lugar, como para casi todo, poca luz y lo más seco posible.

Piden incluir pulpos y langostas en la lista de animales sintientes a los que evitar el sufrimiento

Además de ganar un Óscar, la película Lo que el pulpo me enseñó es posible que haya cambiado la percepción de muchos hacia este animal.

Si hasta ahora para la mayoría todo se resumía en las omnipresentes patas de pulpo a la brasa, los comentarios sobre lo difícil que es encontrar auténtico pulpo gallego o el precio al que se cotiza una ración con más cachelos que pulpo, de repente este animal se ha convertido en una especie inteligente, capaz incluso de socializar con los humanos.

Siempre lo ha sido, claro, pero el éxito de la película -muy interesante también el libro El alma de los pulpos de Sy Montgomery- ha descubierto a muchos esta faceta más entrañable de un invertebrado que, como la mayoría, tampoco es que despertara demasiadas simpatías.

Y, como todos sabemos -lo digamos o no-, cuesta menos comerse algo que nos parece muy ajeno o poco entrañable. Hablaba el otro día con un representante de Interovic sobre los corderos y el hecho de que hace ya años que no aparecen imágenes del animal en las campañas sobre su consumo.

El caso es que parece que el pulpo ha escalado unos cuantos peldaños en esta escalera de animales a la que cada vez más se lo piensan dos veces antes de hincarle el diente. Mucho más si recordamos la tradición de matarlos a base de golpes contra la roca. De hecho, no hace falta ser animalista o vegano para que esto chirríe.

Y no es solo una sensación, porque en Reino Unido hay un debate abierto sobre el tema. La asociación Conservative Animal Welfare Foundation, que The Guardian define como muy influyente y bien posicionada, ha pedido la inclusión de pulpos y langostas en la lista de animales con sentimientos, capaces de sentir dolor y, por tanto, merecedores de cierto nivel de protección.

Ya hay una propuesta centrada en los peces, pero crustáceos y cefalópodos se quedaban fuera. Algo que esta enmienda pretende evitar, para que estén incluidos entre los animales a los que, en la medida de lo posible, evitar el sufrimiento y el dolor.

Algo que traducido a la industria pesquera supondría ciertas normas sobre la captura y sacrificio de estas especies, así como su transporte en vivo.

De hecho, hace ya unos años Suiza abordó el tema prohibiendo expresamente que langostas y otros mariscos fueran cocidos estando vivos.

El helado que une a Franco Battiato con Logroño

“Cuando murió Franco Battiato nos reunimos varios amigos y en mitad de la calle compartimos un helado que habíamos elaborado en su honor”, explica Fernando Sáenz, uno de los heladeros más conocidos de España y que ha convertido DellaSera (Logroño) en lugar de peregrinaje obligado para los amantes del helado.

Y lo que fue una simple reunión de unos pocos amigos acabó convertido en un sabor más de los que sirven en esta heladería. Los que vinieron lo compartieron en redes sociales y al día siguiente la gente venía a la heladería preguntando por el “helado Battiato”, recuerda Sáenz. El primer día se vendieron 200 helados de este nuevo sabor a base de un tipo de mandarina muy especial.

En homenaje a Silicia -la isla donde nació y vivió Battiato- y sus cítrico, Sáenz apostó por una mandarina sikuasa, que se considera como una especie ancestral, origen del resto de mandarinas. Una variedad japonesa que por aquí solo cultiva en su huerto valenciano Vicente Todolí.

El que fuera director de la Tate Modern de Londres ahora atesora la que posiblemente es la mayor colección de cítricos del mundo. Así que de allí, de Palmera (Valencia), viene esta mandarina de color verde y de producción muy limitada, lo que en cierto modo pone fecha de caducidad al helado Battiato.

Cuando se acabe el lote de mandarinas, se acabó el helado hasta la cosecha próxima. Queda para unas dos semanas más, calcula el que es posiblemente el heladero más conocido de Logroño -del país, en realidad- y fan del recientemente fallecido cantante italiano.

Lee el resto de la entrada »

Receta de tostas caseras, una buena idea para aprovechar el pan viejo

Formas de aprovechar el pan duro hay muchas. Y ahora, con estas tostadas de chapata que podemos preparar en un momento, tenemos más para sumar a la lista. Y es que, teniendo en cuenta la indecente cantidad de alimentos que desperdiciamos, no es mala idea que al ver en la cocina un trozo de pan que se ha quedado un poco duro o mustio no pensemos en tirarlo, sino en cómo aprovecharlo. 

Estas tostadas quedan igual -o mejor- que las que encontramos ya preparadas en el supermercado y, además, podemos hacer versiones diferentes como las de ajo y perejil que también hemos preparado.

Son perfectas para untar lo que apetezca, picar con hummus o guacamole, o para acompañar cualquier plato. Si las guardamos en un tupper hermético o caja metálica aguantarán crujientes unos días sin problema.

Para preparar las tostadas normales solo necesitamos pan de chapata del día anterior. En realidad podemos usar cualquier tipo de pan, pero las de chapata además quedan muy bonitas por su forma.

Cortamos el pan en rebanadas muy finas, las ponemos en la bandeja del horno y horneamos a 200º hasta que queden bien doradas. Si les damos la vuelta a la mitad de proceso, el dorado quedará más uniforme.

Las sacamos del horno, dejamos enfriar y servimos o guardamos en un tupper.

Para las tostadas de ajo, picamos en un mortero un diente de ajo y un poco de perejil fresco con un chorro de aceite de oliva virgen extra. Pincelamos con esta mezcla las rebanadas de pan ya cortadas finas antes de hornearlas.

Ponemos las tostadas en la bandeja del horno, esta vez sobre una lámina de papel vegetal, y horneamos unos 10 minutos por cada lado, aunque vigilando que no se quemen. Dejamos templar y servimos o guardamos en un tupper.

¿Tienen los políticos que pedir que se coma menos carne?

Decía hace unos días Pablo Casado que los políticos no tienen que intervenir en la vida de los demás. Y que, aplicando esa filosofía, él no podía ir por ahí pidiendo a la gente que deje de comer carne.

Titular, polémica en redes, y a otra cosa. Lo de cada semana o cada día. Resulta imposible llegar a todas las trifulcas relacionadas de uno u otro modo con la cocina y la alimentación, así que mejor dejarlo estar.

Después de todo, no es nada nuevo ni ajeno al partido que lidera Casado. Aquello de Aznar sobre las copas de vino que ya forma parte del anecdotario político español o, más recientemente, la exitosa campaña de Ayuso alrededor del concepto de la “Libertad” aplicado a ir a bares y terrazas, parece haber creado escuela.

Pero, pensándolo mejor y tras dejar reposar la polémica unas semana, lo que parece un mensaje más y que incluso podría parecer anecdótico o parte de un discurso coloquial, en realidad es de gran importancia. Y denota -como muchos nutricionistas le recordaron a Pablo Casado en las redes sociales- una gran irresponsabilidad por su parte.

No es que los políticos tengan que andar por ahí diciendo a la gente que coma más o menos carne. Ya hay expertos en el tema que llevan años dando consejos sobre la materia y recordando lo obvio: cuanto menos carne, mejor para la salud.

Sí, es una faena. Y a muchos nos gustaría que el vino y los torreznos fueran saludables. Y que llenar un restaurante en plena pandemia mundial no fuera peligroso. Pero la realidad y la ciencia tienen la mala costumbre de no plegarse a nuestros gustos.

Pero ahora que sabemos que lo suyo es comer poca carne y lo mejor posible, que la industria ganadera tiene una responsabilidad considerable en el cambio climático, y que la sostenibilidad a nivel global del consumo de carne medio de los países desarrollados es cuestionable, plantear el tema de comer o no comer carne como una cuestión de libertad individual donde la política no debería asomarse es absurdo. O, mejor dicho, es irresponsable, por muchos votos que pueda dar el asunto.

Lee el resto de la entrada »

La tortilla de patatas ya tiene su propio monumento en el pueblo que se atribuye el origen de este plato

¿Se inventó la tortilla de patatas en Villanueva de la Serena como desde hace muchos años repiten muchas teorías y, por supuesto, también en esta localidad de Badajoz? Pues parece ser que no. Pero eso no quita para que este pueblo ya tenga el que seguramente sea el primer monumento del mundo dedicado a uno de los platos más reconocidos de la gastronomía española.

Inaugurado hace unos días como pistoletazo de salida de la “Semana de la Tortilla de Patatas”, la historia del proyecto se remonta a 2017, cuando el consistorio de Villanueva de la Serena anunció su plan de destinar 20.000 euros a este monumento. Finalmente, fue la escultura del artista local Antonio Ramos la elegida para representar el orgullo con el que en Villanueva de la Serena lucen eso de inventores de la tortilla de patatas.

Tiene unas dimensiones de unos 5 metros de altura aproximadamente, unos 4 metros el tenedor y un metro aproximadamente la peana, que es de granito, describen desde el ayuntamiento.

Lee el resto de la entrada »

Contaminación, ruidos y olores junto a colegios y casas: la cara B de las “cocinas fantasma”

Cuatro enormes chimeneas, 12 cocinas industriales, hasta 500 vehículos de reparto y con mercancías circulando a diario alrededor. Esa es la realidad de las denominadas cocinas fantasma que empiezan a proliferar en muchos barrios de las grandes ciudades para dar servicio principalmente a las plataformas de reparto de comida.

Ya no hace falta un restaurante fijo con su sede, mesas, horario y cocina, ahora las hamburguesas, sushi o burritos que pides desde el móvil pueden salir directamente desde una de estas dark kitchen. Una idea en auge, muy rentable y que no solo redibuja el futuro de la hostelería, sino que también plantea graves problemas para las zonas donde se instalan.

Sobre todo si se hace junto a un colegio. Eso es lo que denuncian los vecinos del barrio de Delicias y las familias del colegio público Miguel de Unamuno, que vieron cómo hace unos meses estas chimeneas aparecían junto al patio donde juegan cada día sus hijos.

Situada en la calle Ferrant 8 de Madrid, la cocina en cuestión tiene todos los permisos. Ese es el problema, que están haciendo algo legal porque a nadie en la administración se la ha pasado por la cabeza que una instalación industrial de este tipo al lado de un colegio y rodeada de viviendas igual no es buena idea.

Contaminación potencialmente peligrosa junto al patio del colegio, olores, aumento del tráfico por los repartidores y la llegada de mercancías…

“Tras la negativa del Ayuntamiento de Madrid de actuar para proteger al alumnado del Colegio Miguel de Unamuno y velar por el bienestar del vecindario, queremos llevar ante los tribunales nuestra causa y así evitar que esta instalación industrial pueda dañar tanto a la comunidad educativa del centro como a las vecinas y vecinos del barrio”, denuncia la asociación creada.

Para ello han organizado una recogida de fondos que permita afrontar los gatos de un proceso judicial contra los responsables de esta cocina fantasma. La propia naturaleza del negocio hace que más allá de la empresa que gestione la instalación en concreto, resulte complicado saber exactamente qué restaurantes, plataformas o cocineros están detrás, lo que en cierto modo complica la presión pública para buscar soluciones.

No es el primer caso ni, desgraciadamente, parece que vaya a ser el último. Se calcula que solo en Madrid ya están operando o proyectadas 200 cocinas de este tipo. Según denuncia Mas Madrid, la legislación actual sí permite regular el negocio con la ley medioambiental en la mano, aunque desde el ayuntamiento parece que hay más interés en dar concesiones que en abordar un problema creciente.

Seis cervezas para refrescar los primeros calores del año

Por aquí somos muy de ir recopilando los vinos que hemos probado y que nos parecen interesantes y recomendables. Pero la verdad es que los primeros calores del año y ese verano que se asoma a la vuelta de la esquina hacen que una buena cerveza sea una alternativa estupenda.

En los últimos años la gama disponible ha crecido exponencialmente, tanto de pequeñas marcas que han despuntado en el mundo de las artesanas como de referencias de las grandes cerveceras que han hecho los deberes.

Así que hemos seleccionado media docena de cervezas con perfiles muy diferentes -unas de supermercado, otras que sólo se encuentran en algunas ciudades o más de tienda especializada- pero que tienen algo en común: tienen un punto diferente, están muy ricas, y maridan perfectamente con las ganas de terraza y verano que tenemos acumuladas.

La Sagra Primavera

Aunque llegamos derrapando a la temporada cervecera de primavera, despedirla con esta Sessión IPA de La Sagra es una gran idea. ¿Y qué es una session IPA?, se preguntará la mayoría. Básicamente, una IPA algo más ligera, fácil de beber y pensada para el verano. Vaya, nada de cerveza masticable, sino algo refrescante.

Tiene 4,5 grados, un toque floral muy agradable y es perfecta para cuando hay sed y calor, pero quieres algo diferente a la clásica caña.

Basqueland Zumo

Su nombre es una buena pista de lo que promete esta cerveza de Basqueland que, por cierto, acaba de cumplir cinco años. Y que -eso lo decimos nosotros- puede presumir de los nombres y etiquetas más bonitos del mercado en un sector donde sobran calaveras y cervezas para machote,s y faltan botellas y latas que apetezca beber a simple vista.

Aclarado este punto, Zumo es uno de las referencias más frutales y frescas de la casa. Una Hazy IPA -algo así como una IPA turbia, por no entrar en tecnicismos que importan al 0,00001% de los bebedores de cerveza- con un marcado carácter fresco y tropical. Se vende en formato de 440 ml que, la verdad, es estupendo para competir (algo más de dos quintos) o para disfrutar con calma.

San Miguel Yakima Valley

No es nueva, pero confesamos que acabamos de descubrirla. Y que nos ha gustado mucho. Otra IPA que usa como nombre uno de los lugares de referencia de los lúpulos que llegan de Estados Unidos. Tiene algo más de 6 grados, pero su carácter cítrico y floral hace que resulte muy agradable y fácil de beber, con un amargor fresco pero bien integrado.

Precio ajustado (menos de 1,5 euros en tienda) para una cerveza diferente pero fácil de beber y perfecta para asomarse al mundo de las IPA más veraniegas.

Lee el resto de la entrada »

Así es el nuevo espacio de Sevilla dedicado a la cerveza y la labor social

El centro de Sevilla vuelve a oler a cerveza. Así se presenta la Factoría Cruzcampo, que ocupa el histórico edificio donde la marca comenzó a producir cerveza en 1904 y que ahora abre sus puertas reconvertida en una espectacular microcervecería urbana.

Los maestros cerveceros Irene Pascual y Juan Jiménez son los encargados de las primeras creaciones de la casa, con guiños sevillanos en nombres e ingredientes, como La Descará, una cerveza de trigo con un toque de naranja y miel de azahar de Lora del Río.

Muy interesante también la Mijita, con muy poco alcohol (una mijita) pero sabor e intensidad. Son, aseguran, “cervezas con acento”, un guiño a la reciente y comentada campaña de la marca con Lola Flores.

Además de elaborar y servir estas cervezas frescas y sin pasteurizar, la oferta incluye catas a ciegas así como maridajes con tapas o con un menú degustación completo. Por ahora, solo entre semana y hasta las 6 de la tarde, que no se trata de hacer la competencia a la hostelería ni esto es un restaurante o un brew pub al uso.

De hecho, la vertiente cervecera es solo una parte secundaria de la filosofía de este espacio, que acoge la Fundación Cruzcampo y, sobre todo, sirve de escuela a los alumnos becados por la compañía. Son ellos los que crean y elaboran el menú en cocina, aprenden sobre el servicio en sala o el noble arte de tirar bien una caña.

También sobre marketing, proyectos y, en definitiva, todo lo necesario para poder dedicarse a la hostelería. Tras 10 meses de aprendizaje, los estudiantes -de 8 nacionalidades diferentes- realizarán prácticas este verano en establecimientos de todo el país.

Una interesante labor de apoyo a la inserción laboral de los más jóvenes y a la necesaria profesionalización en el mundo de la hostelería que, además, también se financiará gracias a este nuevo espacio: todo lo recaudado irá destinado a la Fundación Cruzcampo y, de hecho, durante 2021, por cada euro aportado por los clientes la compañía pondrá otros 10 más.

Un documento interno evidencia que los productos insanos (a conciencia) llenan las estanterías de los supermercados

El agua moja; en verano en Córdoba hace calor;y muchos de los productos de Nestlé no son saludables. Las tres noticias son más o menos igual de sorprendentes e inesperadas. Esta vez no ha sido el sindicado de nutricionistas quienes han señalado la evidencia del portafolio de la multinacional, sino que la propia compañía lo ha reconocido.

¿Un acto de contrición por el daño hecho en tantos desayunos con cereales que presumen de saludables y no lo son? ¿El principio de una nueva era? Por supuesto, nada de eso. Se trata de un documento interno que hace unos días publicó Finantial Times y provocó una aluvión de titulares del tipo “qué vergüenza, aquí se juega” de la escena aquella de Casablanca. Por recurrir a los tópicos.

Pese a lo evidente de todo ello, es verdad que el informe tiene su interés. Hay que matizar que no hablan de productos de alimentación infantil, la gama de cafés, alimentos especiales o para animales. Pero, para el resto de su portfolio, las cifras internas dejan poco margen a las dudas: solo el 37% podría entrar dentro de la calificación de saludable.

Pero, seguramente, lo más interesante es el apunte que hacen los autores de un informe que, claro, no estaba pensado para que saliera a la luz: hay productos que, por su propia naturaleza y composición, nunca podrán ser sanos, por mucho que se renueven.

O por mucho que se juegue al Nutriscore, añadiríamos nosotros al comprobar que los cereales Chocapic lucen orgullos una B. Y que en su web oficial, la empresa presume, precisamente, de haber ido mejorando la lista de ingredientes estos años para lograr esa nota.

Lee el resto de la entrada »