¿Cuál es la diferencia entre la mozzarella y la burrata?

Son dos de los quesos italianos más conocidos fuera del país y habituales en las cartas de restaurantes de medio mundo e incluso en el lineal de los supermercados. La mozzarella y la burrata guardan ciertos parecidos en aspecto, ingredientes (leche de vaca) y elaboración (pasta hilada), de ahí que muchas veces se crea que se trata de dos versiones de un mismo producto o que incluso la burrata es una especie de versión premium de la mozzarella.

Nada de eso, nos explican desde la Cámara de Comercio Italiana en Barcelona. “Ambos se producen con un método de elaboración de pasta hilada pero se trata de dos productos completamente diferentes que se producen en zonas distintas de Italia”, explican.

La mozzarella es un queso fresco de pasta hilada muy utilizado en numerosos platos de la gastronomía italiana, incluido dos de los más conocidos: la pizza, donde se usa en fresco o seca, y la ensalada caprese, con tomates, mozzarella y albahaca.

La mozzarella se produce a partir de la cuajada de la leche de vaca (o búfala) pasteurizada, a la que se añaden fermentos lácticos y cuajo. La cuajada se reduce en tiras y se amasa en agua hirviendo para hacerla hilar y cortarla.

Federica Falzetta, responsable de esta Cámara de Comercio, aporta más detalles sobre este popular queso. La Mozzarella di Búfala Campana, certificada con denominación de origen con protección europea, se produce con leche de búfala en las provincias de Caserta y Salerno y en algunos municipios de las provincias de Nápoles, Benevento, Latina y Foggia.

Lee el resto de la entrada »

El arte de envolver bien unos pasteles: la primera pista de que estamos en una buena pastelería

Como hijo de pastelera y tras haber pasado unas cuantas mañanas en una -mi primer sueldo fue repartiendo pasteles y Roscones de Reyes en Navidad-, uno tiene sus manías con el tema. No solo con los pasteles o su calidad, que también, sino con los propios locales.

La pastelería en cuestión donde trabajé muchos años estaba en Bilbao. La paulatina desaparición de pastelerías tradicionales en el centro y en los barrios y la invasión de cadenas de panaderías con café, pasteles y panes infames a precio de derribo, es una de esas cosas que me ponen de los nervios.

Así que al pisar una -en Bilbao o donde sea- que parece mantener esa esencia de pastelería tradicional se disparan las alarmas. El olor ya suele ser una buena pista para saber si estamos en una de verdad o en uno de esos sitios donde se limitan a descongelar barras de pan con semillitas y vender pasteles industriales. Un obrador huele dulce, a mantequilla, a chocolate y a harina. Y que haya alguien dentro con las manos y el delantal manchado también es un dato interesante.

Pero hay otro detalle que a mí me gana: cómo envuelven los pasteles. El algo hipnótico. Ese papel grueso donde acabará impregnada parte de la grasa del pastel aunque unas tiras de cartón intenten evitarlo. Los giros y dobleces aprendidos de memoria y ejecutados con precisión y velocidad. El anudado con una cuerda de color que sale de un aparato expresamente diseñado para eso. Y la lazada final.

Quedan unas cuantas donde practican este arte que, con más nostalgia que criterio, he convertido en mi particular 50 Best pastelero. Si lo veo, estoy predispuesto a creer que estoy en una pastelería de verdad y que el producto será bueno. Como sistema de valoración de locales puede ser mejorable, pero la verdad es que a mi me funciona bastante bien.

En Irún (Gipuzkoa), por ejemplo, la pastelería Aguirre confirma esta teoría. Una de las de toda la vida, con un local sin concesiones a la modernidad, pasteles que se envuelven como debe ser y un hojaldre (ojo a las palmeras de chocolate) y brioches buenísimos.

Florencia recupera sus “ventanas del vino”, usadas hace más de 400 años durante la peste negra

Durante las primeras semanas tras el confinamiento, algunos bares y restaurantes habilitaron pequeñas ventanas en las que poder recoger la comida minimizando el contacto. Una buena idea que, por supuesto, ya estaba inventada.

Y hace muchos siglos además, porque ya en el siglo XVII  se popularizaron en Florencia las llamadas buchette del vino (ventanas del vino) que, como su propio nombre indica, servían precisamente para eso: despachar vino a los clientes sin tener que estar cerca de ellos.

Un invento que se extendió por toda la Toscana en aquellos años de peste negra y peste bubónica, especialmente intensa en Italia en 1630. Posiblemente no lo llamarían así, pero lo que ahora conocemos como distancia social se volvió un requisito imprescindible para mantenerse a salvo.

Así que algunos se las ingeniaron para poder seguir comprando y bebiendo vino sin riesgo de contagio a través de estas pequeñas aperturas. Tenían el tamaño justo para una botella o garrafa de vino y contaban con una puerta de madera para poder dejarlas cerradas.

Durante siglos quedaron olvidadas hasta que, durante el confinamiento por el coronavirus, alguien se acordó de ellas y pensó que sería una buena idea recuperar su uso original.

Foto: Asociación ‘Buchette del vino’

Han pasado más de 400 años y ahora toca la Covid-19 en lugar de la peste. Y en vez de vino a granel se utilizan para servir copas de vino o un Spritz a la hora del aperitivo. Pero se mantiene el espíritu original tan italiano: que una maldita pandemia no nos deje sin algo rico para beber. La Dolce Vita en tiempos de pandemia.

Lee el resto de la entrada »

Celebra el ‘Día Internacional de la Cerveza’ con estas muy veraniegas

Si eres de los que necesita una excusa para abrir una cerveza o, mejor aún, para probar una nueva, estás de suerte. Y es que resulta que el 7 de agosto es el ‘Día Internacional de la Cerveza’.

Una de esas efemérides que no dejan un sólo día en el calendario gastronómico o de bebidas -hace poco era el día de la cerveza IPA, ojo con eso- pero que nos viene perfecto para repasar algunas cervezas que nos parecen especialmente interesantes para el verano.

Vaya, que las puedes beber cuando quieras -salvo que sean ediciones limitadas que duran lo que duran- pero a nosotros la verdad es que esta pequeña y totalmente subjetiva selección nos está haciendo más llevadero el verano. Y teniendo en cuenta cómo está siendo 2020, eso tiene mucho mérito.

La Sagra Radler 

La cerveza con limón es una de las bebidas que más triunfa en verano. Refrescante, suave y normalmente con poco alcohol, la verdad es que entra muy bien.

El problema es que muchas de las radler parecen más un refresco que una cerveza. Algo que La Sagra se ha propuesto remediar con su versión de este clásico, apostando por combinar una buena cerveza artesana con zumo de limón natural. Aunque se presenta como estacional, según nos cuentan no descartan que se quede en el catálogo de la casa.

18/70 La Gilda 

Dicen que es una cerveza creada pensando en el gusto de los vascos y de hecho es en Euskadi -sobre todo en Donosti- donde en apenas un año se ha convertido en una de las más populares.

Y no sabemos si lo del paladar cervecero vasco es sólo una idea de los de marketing, pero la verdad es que yo soy vasco y es una de mis preferidas. Como estudio de mercado es una birria, pero algo es algo. De sabor algo más potente y amargo que otras lager, recientemente presentaban una edición especial dedicada a La Gilda. Razón de más para quererla. Si este verano pasas por allí, pruébala.

Lee el resto de la entrada »

6 recetas de helados caseros para preparar este verano

Aunque este año ha sido, como mínimo, atípico y las vacaciones diferentes, nadie ha podido con nuestras ganas de comer helado a todas horas para sobrellevar un poco mejor las altas temperaturas.

Preparar helados caseros siempre es buena idea. Los ingredientes de los industriales no suelen ser los más aconsejables, y si los hacemos nosotros podemos adaptar o cambiar ingredientes como queramos. Incluso podemos preparar alguno de aquellos que hace décadas consiguieron que nuestros veranos fueran aún más inolvidables.

Desde algunos hechos solo con fruta y sin azúcar a otros dignos de estar en cualquier heladería, en esta lista de lo más fresquita hay helados para todos los gustos. Ya solo queda ponerse manos a la obra y tener siempre reservas en el congelador para disfrutar del verano.

Sandía helada

No es exactamente un helado pero sí una sandía que después de unas horas en el congelador y tuneada con chocolate se convierte en el postre o merienda perfecta para el verano.

Solo tenemos que cortar una sandía en triángulos, fundir nuestro chocolate favorito y decorar al gusto con un poco de gracia para que queden así de bonitas. El helado natural más sencillo de todos. Aquí te contamos cómo hacerlo. 

Helado de plátano (sin azúcar)

Y siguiendo con helados de fruta, fáciles de hacer y sin azúcar, no podía faltar el helado de plátano. Tan sencillo de preparar que, desde que lo descubrimos, forma parte siempre de nuestro menú semanal veraniego. En el vídeo, Iker os explica cómo preparar este helado que es la alternativa perfecta a los industriales.  

Y si nos cansamos del helado de plátano podemos seguir usándolo como base y añadir otras frutas. En este caso la combinación de fresa y plátano queda muy bien. Como podemos usar fresas congeladas para prepararlo, teniendo las dos frutas en el congelador estará listo en un momento. Aquí la receta paso a paso.

Helado de frutos rojos y yogur

Un helado casero muy rico y sano es este de yogur con frutos rojos. Podemos sustituir el azúcar por pasta de dátiles si queremos hacerlo más saludable, y usar una bolsa de frutos rojos congelados para agilizar más el proceso y tenerlo preparado en poco tiempo.

Si te animas, aquí tienes todos los detalles para prepararlo en casa.

Helado de galleta María

El helado de galleta María va dedicado a los más golosos. Aquí nos saltamos por completo la parte healthy que solemos buscar. ¿Y qué podemos decir? Ya desde la primera cucharada nos hizo suspirar.

Tenemos todo el sabor de las galletas María en versión helada, y ya que nos permitimos el capricho podemos incluso hacer un sandwich usando dos galletas. Riquísimo y muy fácil de hacer, como puedes ver aquí.

Polos de melón, lima y hierbabuena (sin azúcar)

Estos polos de fruta tampoco necesitan azúcar si nos hacemos con un melón bien dulce. La combinación de estos tres ingredientes es una de nuestras favoritas.

El clásico polo de hielo con sabor ácido pero totalmente casero y natural. No pueden faltar en el congelador. La receta paso a paso, aquí. 

Frigopie 

¿Y quien no tiene en su memoria el Frigopie? Aquel helado que la marca Frigo popularizó en los 80 y que tenía verdaderos adeptos.

La versión casera es muy fácil de hacer. La gracia está en hacernos con esos moldes con forma de pie tan característicos que no son difíciles de encontrar ahora. El resto no tiene ningún misterio. Aquí tienes todos los pasos.

Bares y restaurantes de zonas turísticas quieren recuperar al cliente local. Pero parece demasiado tarde

En los casi 20 años que llevo viviendo en Barcelona no me he sentado jamás en una terraza de Las Ramblas ni conozco a nadie que lo haya hecho. Alguna vez ha surgido la idea de hacerlo como experimento periodístico para comprobar el nivel del timo, pero es todo tan obvio que es como demostrar que el agua moja.

En la Plaza Real, hace mucho tiempo me llevaron a ese restaurante que forma parte de un grupo que tiene más de una docena por la ciudad y que ofrece menús a precio cerrado y con ciertas ínfulas y apariencia de local. Hasta ahí mi experiencia gastronómica en dos de los epicentros del turisteo de la ciudad.

No soy un caso aislado, claro. Cuesta pensar en alguien que a la hora de elegir lugar para comer o tomar algo señale estos dos puntos. Son zonas que se entregaron hace ya mucho tiempo al turismo -en el peor sentido del término- y que simplemente se dan por perdidas para quienes viven aquí. Por supuesto, tampoco Barcelona es un caso aislado, porque el tema se repite en muchas otras ciudades turísticas.

Pero llegó el virus y todo saltó por los aires. El primer día de reapertura de bares muchos fuimos a hacer la foto de las terrazas de Las Ramblas. Meses después siguen vacías. Y lo mismo la Plaza Real. El sábado pasado al mediodía la estampa era desoladora.

Compartí un par de fotos del lugar -con hileras de mesas vacías- en Twitter y tuvieron una repercusión considerable. Y un comentario repetido: nos han echado de allí, ahora que no pidan que volvamos.

Ese parecía el plan de algunos negocios que incluso los primeros días lanzaron ofertas de paellas y cañas a precio de derribo en plenas Ramblas. Con que no fuera un timo sería suficiente, pensó entonces la mayoría. Pero se ve que la inercia puede más que la promoción y a algunos valientes que se asomaron por allí les acabaron clavando sus 4 euros por una cerveza.

Lee el resto de la entrada »

¿Por qué hay que guardar los huevos en la nevera si en el supermercado están fuera? (Excepto en Estados Unidos)

Cada año ocurre lo mismo: el calor y las vacaciones hacen que la nevera cobre un especial protagonismo. A ver, que siempre lo tiene, pero es en esta época cuando surgen las dudas existenciales sobre los alimentos que hay que mantener refrigerados, los que no, los que es mejor dejar en la nevera antes de irnos unos cuantos días…

Un tema que aparentemente tiene poco margen de discusión pero que suele generar polémica. Nada como comentar que, en general, la fruta se lleva mal con la nevera para que muchos salten a la yugular diciendo que a 40 grados a la sombra no hay nada que aguante fuera de la nevera. Benditas casas con su despensa fresca sin nevera.

Y entre tanta duda existencial hay un gran clásico: los huevos. Todos los guardamos en la nevera (¿verdad?) pero de vez en cuando surge la pregunta del millón: ¿y por qué si en el supermercado los tienen a temperatura ambiente?

Lee el resto de la entrada »

‘Grillo’, el vino de la semana

Si este fuera un verano normal, posiblemente andaríamos por Barbastro, disfrutando del Festival del Vino de Somontano. Una cita que hemos convertido en tradición para empezar las vacaciones -somos muy de tradiciones por aquí cuando tienen que ver con Huesca y vino- y que es muy recomendable para cualquiera que disfrute con la gastronomía y el vino, con el añadido de los paisajes de esta zona.

Pero, como casi todo en este puñetero 2020, no va a poder ser y tocará esperar hasta 2021 para volver a este festival. Para compensarlo, hemos decidido descorchar uno de nuestros vinos favoritos del Somontano: Grillo. Un tinto de la bodega El Grillo y la Luna, más pequeña y desconocida que otras de la zona, pero de donde salen vinos muy interesantes.

De entrada, el diseño ya llama la atención -reconócelo, tú también te dejas llevar por la etiqueta-, pero la buena noticia es que hay mucho más: un tinto de esos con mayúsculas, fruto de una combinación (coupage suena más fino, cierto) de uvas syrah, cabernet sauvignon, garnacha y merlot en la que, jugando con los porcentajes, se consigue cierta continuidad entre añadas. Ahora está a la venta la de 2011.

Un vino con mucha personalidad, un proceso de elaboración muy cuidado (vendimia y selección manual…), de aromas intensos y un gran equilibrio entre su intensidad y cierta acidez y frescura que lo hacen muy agradable de beber.

Variedades: syrah, cabernet sauvignon, garnacha y merlot.

Zona: DO Somontano

Para hacerte el listo: si se te va de precio, la gama 12 Lunas de esta misma bodega es también muy interesante.

Precio: 40 euros

Receta de granizado de mojito en Thermomix

Cuando el termómetro no deja de subir, la única manera de sobrellevar el calor es buscar la sombra, ponerse a remojo y beber algo fresquito. Los granizados naturales de fruta son una buena idea, pero si queremos hacer una versión solo para adultos y animar un poco las noches de verano, nada mejor que estos granizados de mojito que en el Thermomix tendremos preparados en 5 minutos.

Quedan tan ricos que seguramente hará falta más de una ronda, recordando, eso sí, que aunque llevan poco alcohol, el ron es uno de los ingredientes, y hay que tomarlos con moderación. La cantidad de azúcar y de ron podemos adaptarla a nuestro gusto, aunque con las cantidades que proponemos quedan perfectos.

Una receta que con el robot de cocina se hace en un momento, todo en el mismo vaso, sin tener que hacer nada a mano ni tirar de congelador. Se tarda menos en preparar los granizados que en beberlos, y os podemos asegurar que van a volar nada más servirlos. Si los mojitos clásicos ya son buenos, en formato de granizado están incluso mejor.

Ingredientes para una jarra (6-8 mojitos)

  • 3 limas limpias (enteras, con piel y todo)
  • 330 gr. de agua
  • 330 gr. de gaseosa de limón (tipo Sprite o Seven Up)
  • 120 gr. de azúcar
  • 100 gr. de ron
  • 15-20 hojas de hierbabuena fresca
  • 800 gr. de cubitos de hielo (de los grandes de siempre, no picado)

Preparación

  • Ponemos las limas y el agua en el vaso del Thermomix.
  • Trituramos 3 veces en modo turbo 0,5.
  • Ponemos el castillo en el vaso para usarlo a modo de colador. Colamos el líquido pasándolo a una jarra. Reservamos.
  • Desechamos el contenido del castillo (los restos de lima).
  • Aclaramos el vaso con un poco de agua y volvemos a poner dentro del vaso el zumo de lima con agua reservado.
  • Añadimos la gaseosa de limón, el azúcar, el ron, las hojas de hierbabuena y los cubitos de hielo.
  • Trituramos 40 segundos a velocidad 6 y ya estará el granizado listo.
  • Pasamos el contenido a una jarra o servimos directamente en vasos individuales.
  • Podemos decorar con hojas de hierbabuena.

Pollo frito perfecto: tres trucos para conseguirlo

Cuando el pollo frito está bueno es una delicia. Es verdad que las versiones más cutres no pasan de cadena de comida rápida -ojo que también tienen su punto adictivo, como muchas otras cerdadas-, pero si hablamos de un buen pollo frito, con buena materia prima y rebozado crujiente, la cosa cambia.

Una receta aparentemente sencilla (quién no sabe freír trozos de pollo) pero que, como todo, también tiene sus misterios. Por eso le hemos pedido a Daniel Viejo-Prado, responsable de cocina de Piel de Gallina -nuevo local de Barcelona especializado en este plato-, que nos de algunos consejos para bordar en casa un pollo frito perfecto. O al menos intentarlo, claro.

Lee el resto de la entrada »