Entradas etiquetadas como ‘Siemens’

La quiebra del negocio nuclear de Toshiba, otra muestra del fracaso económico de la energía atómica

Por Carlos Bravo – Coordinador del Secretariado Técnico de la Alianza Mar Blava

planta nuclear

Salvo en los medios económicos, apenas ha transcendido que recientemente la corporación japonesa Toshiba ha reconocido una pérdida de más de 6.200 millones de dólares en su negocio nuclear, principalmente en manos de su unidad estadounidense Westinghouse Electric Co. (WEC), que, según informa la prensa, está contemplando declararse en quiebra.

Toshiba está tratando de recaudar fondos para cubrir los miles de millones de dólares en pérdidas en su área nuclear. Los analistas financieros consideran que es muy improbable que Toshiba sea capaz de encontrar algún incauto inversor que quiera comprar una Westinghouse en bancarrota. Eso pone en serio riesgo la viabilidad de los proyectos de centrales nucleares que estaba construyendo en Estados Unidos y China. Tampoco parece factible que encuentre alguna empresa dispuesta a emprender la construcción de las docenas de nuevas centrales nucleares que WEC-Toshiba había planificado y negociado en países como India.

El fiasco económico de Toshiba en su aventura nuclear es de magnitudes históricas. En 2006, Toshiba pagó 5.400 millones de dólares por la compra de Westinghouse, en una apuesta decidida por el futuro de la energía nuclear. Sin embargo, Toshiba ha sido víctima de sus propias mentiras, de la gran mentira del “renacimiento nuclear” que en esos años propagó por todo el mundo, con gran despliegue de medios, la industria nuclear: un renacimiento que nunca llegó. Las declaraciones de su presidente ejecutivo, Sr. Tsunakawa: “Nuestra adquisición de Westinghouse en aquel entonces podría no haber sido la decisión correcta, si consideramos los números de hoy”, darían pie para hacer una crítica mordaz.

Ya en el año 2001, la empresa estatal francesa AREVA, hizo grandes promesas sobre el proyecto del reactor EPR que iba a construir en Finlandia, el llamado Olkiluoto-3. Se aseguró entonces que ese reactor iba a ser construido en un tiempo récord de cuatro años y con un coste de 2.500 M€, y que no se necesitaría recurrir a apoyos estatales ni a subsidios de ningún tipo. Olkiluoto-3 sería el buque insignia del “renacimiento nuclear”. Su construcción empezó ya con retraso, en 2005, pero se afirmó que estaría terminada en 2009. Sin embargo, tan sólo dos años más tarde, en 2007, la propia AREVA anunciaba oficialmente que su terminación se retrasaría hasta 2011, dos años más con respecto a lo inicialmente previsto, por lo que tendría que pagar 2.200 M€ de penalización. En 2017, doce años después de iniciarse su construcción, todavía no está terminado, y se reconoce oficialmente un sobrecoste de más del 300% sobre lo inicialmente presupuestado. Parecida evolución en lo que se refiere a retrasos, sobrecostes y defectos de diseño que afectan a la seguridad, lleva el proyecto de Flamanville-3, en Francia, otro EPR, también de AREVA.

Lee el resto de la entrada »

Gamesa/Siemens: bueno para los accionistas, malo para el país

Por Fernando Ferrando – Vicepresidente de la Fundación Renovables y ex director general de Gamesa Energía

“En el día de hoy vencido y desarmado el ejército rojo…” …la Junta General de Accionistas ha aprobado el acuerdo alcanzado por Gamesa y Siemens para la adquisición de la primera por parte de la segunda. Previamente, como dicen los diferentes despachos de agencia, existía un acuerdo entre el fabricante alemán e Iberdrola, accionista de referencia de Gamesa que, aunque tuviera un 18% de las acciones, le suponía un porcentaje de poder de decisión plenipotenciario.

Instalaciones de Gamesa en India (GAMESA)

Instalaciones de Gamesa en India (GAMESA)

El presidente de Gamesa ha manifestado que el proceso ha sido “una fusión entre iguales”, figura más literaria que real porque al fin y al cabo Siemens se queda el 59% del capital y los accionistas de Gamesa el 41%. Eso sí, estos van a percibir un suculento dividendo de 3,75 € por acción, porque siempre la claudicación con pan suele ser menos dolorosa. Podríamos decir que esta cantidad cubre un alto porcentaje de la valoración de la compañía en los libros de los accionistas de referencia.

Lo preocupante es que, en palabras del Presidente de Gamesa, esta no necesitaba ninguna operación porque tenía su hoja de ruta trazada. Entonces, ¿por qué se ha hecho?

El análisis de los datos de cada una de las compañías viene a refrendar la adquisición (perdón, “la fusión entre iguales”) porque comercialmente donde es fuerte Gamesa, países en vías de desarrollo, no lo es Siemens, que lo es en países más desarrollados como Estados Unidos, Canadá o Alemania.

No quiero entrar en el análisis de cifras que Gamesa y Siemens tienen dentro de sus proyecciones porque, aunque esto es el resultado de una operación idónea de cualquier analista, creo que nos estamos jugando mucho más que los resultados de una valoración.

La cuestión fundamental a la hora de entender el futuro de nuestra Gamesa es si existe posibilidad de compartir tecnologías y modelos, situación que, por estructuras de diseño, tamaños y migración de los mismos, es bastante dudosa. Lo lógico es que al final triunfe una de las líneas productivas y mucho me temo que, en cuanto a desarrollo tecnológico, ingeniería e I+D la opción alemana acabe absorbiendo los importantes esfuerzos que Gamesa ha llevado a cabo.

Lee el resto de la entrada »