Entradas etiquetadas como ‘Fracking’

‘Fracking’ no, gracias

Por Luis Mª de la Maza – Socio protector de la Fundación Renovables

Fuego en un río de Chinchilla, en Australia, por la contaminación con gas del agua debido al fracking.

Fuego en un río de Chinchilla, en Australia, por la contaminación con gas del agua debido al ‘fracking’.

El fracking está de moda, qué le vamos a hacer. Como en casi todo lo que circula por este mundo de la energía, con muy poca información para el común de los mortales, debidamente dosificada y orientada y con los políticos dándoles el peor sesgo que se le pueda dar a un tema técnicamente complicado pero económica y empresarialmente “muy interesante”.

Y es que seguimos enganchados a la idea de que no podemos vivir sin petróleo y de que hay que sacarlo de donde sea, de debajo de las piedras (nunca mejor dicho) si hace falta. Sigue importando poco si cuesta un potosí o si continuamos deteriorando el medioambiente; lo que importa es que podamos mantener nuestro estilo de vida derrochador e irracional y, claro, que los oligopolios energéticos sigan con su brutal negocio, le pese a quien le pese.

Para los que todavía no lo sepáis, el fracking es una técnica de extracción de gas no convencional mediante fracturación del subsuelo en el que este se encuentra atrapado; se utiliza una técnica de perforación mixta, primero hasta 5.000 metros en vertical y después varios kilómetros en horizontal. Se inyecta agua con arena (98%) y una serie de aditivos químicos (2%) a gran presión, la roca se fractura y el gas se libera y asciende a la superficie a través del pozo. Hasta aquí todo relativamente inocente, aunque caro de narices, y teniendo en cuenta que ese 2% de aditivos químicos ya es en sí un enorme problema porque una parte de la mezcla inyectada vuelve a la superficie.

Lee el resto de la entrada »

Es innecesario hacer nuevas prospecciones de hidrocarburos

Carlos Bravo – Gerente de Fundación Renovablescarlosbravomini

Pese a que el precio de los hidrocarburos en los mercados internacionales está en niveles inusualmente bajos desde hace algunos meses, las empresas del sector petrolero y gasístico no se han rendido. Aunque ante esta situación, que seguramente será meramente coyuntural, hayan bajado el pistón en algunas zonas, por otro lado, siguen desarrollando nuevos frentes y tratando de llevar a cabo nuevas exploraciones, tanto por tecnologías convencionales como no convencionales (fracking, perforación en aguas profundas, etc.).

En España, además de la multitud de proyectos de fracking presentados en los últimos años, existe un buen número de proyectos planteados para la exploración y posterior explotación de hidrocarburos en aguas profundas en el área balear-levantino-catalán del mar Mediterráneo, en el Cantábrico, o en el Atlántico a la altura de Canarias, amenazando gravemente a su medio ambiente y a su economía, al poner en riesgo la viabilidad de sectores tan estratégicos como el turismo o la pesca. Proyectos, aquellos y estos, auspiciados abiertamente en la anterior legislatura por el ministro de Industria, Energía y Turismo, aún hoy en funciones, José Manuel Soria. También en el país vecino, Portugal, están en tramitación una serie de proyectos en el mar (al sur, en Algarve y Alentejo, y en el norte, cerca de Galicia), que, además de a las suyas propias, tienen capacidad para poner en jaque a nuestras costas.

Los equipos tratan de apagar el fuego de la plataforma petrolífera 'Deepwater Horizon' (National Geographic)

Los equipos tratan de apagar el fuego de la plataforma petrolífera ‘Deepwater Horizon’ (National Geographic)

El propósito final de todos estos proyectos es extraer petróleo en el subsuelo marino, en aguas profundas, por medio de plataformas petrolíferas en alta mar. Proyectos de la misma naturaleza que el que ocasionó el mayor vertido de crudo de la historia: el de la plataforma Deepwater Horizon de British Petroleum en el golfo de México, el 20 de abril de 2010, y que provocó un desastre ambiental y económico sobre la pesca y el turismo, cuyos negativos efectos se prolongarán durante décadas.

¿Es necesario correr en nuestras aguas y costas ese tipo de riesgos catastróficos cuando, con las políticas adecuadas, el ahorro, la eficiencia energética y las energías renovables se podrían satisfacer al 100% nuestras necesidades energéticas, en lugar de los combustibles fósiles, que lamentablemente son la base del consumo energético en la actualidad?

Lee el resto de la entrada »

Señor candidato, ¿la energía no es una prioridad?

Sergio de Otto – Periodista especializado en energía y sostenibilidadsergiodeottomini

Lo dijo Pedro Sánchez varias veces, muchas veces, en su discurso de investidura: “necesitamos, debemos cambiar la forma de gobernar, de hacer política”. Si el discurso del candidato socialista recurrió a la reiteración en sus apelaciones al diálogo, al acuerdo, al pacto, a “ponernos a trabajar la semana próxima”, cuando abordó el tema de la energía o de la lucha contra el cambio climático pasó muy deprisa, demasiado deprisa, sin la convicción y el empeño plagado de “buenismo” que empleó en otros momentos.

Menos de un minuto para abordar el reto más importante que tiene planteado la humanidad como lo es el cambio climático y referirse a una de las recetas más importantes para afrontarlo, la transición energética, es poco tiempo. Anunció una Ley de Cambio Climático de la que no adelantó un solo dato sobre su posible contenido. Y cuando habló de transición energética “que combata firmemente el cambio climático” redujo la ambición de la misma (recogiendo los términos del acuerdo con Ciudadanos firmado la semana pasada): “un objetivo último: alcanzar un sistema energético eficiente, innovador y sostenible, que siente las bases para un sector eléctrico más autosuficiente, basado en las energías renovables, en 2050”. Una expresión equívoca que da a entender que se pretende que solo sea autosuficiente el sistema eléctrico que hoy por hoy es apenas el 25 por ciento de nuestro sistema energético. Si no se hace una referencia a la electrificación del transporte y a otros usos domésticos e industriales de la energía la anunciada transición energética sería ridícula y no haría posible su intención de lograr una “reducción de emisiones de CO2 compatible con los recientes compromisos de París”. Lee el resto de la entrada »