Entradas etiquetadas como ‘Ciclo combinado’

Costes ajenos y “regalos” hacen del recibo de la luz el más caro de Europa

Por Sergio de Otto – Periodista especializado en energía y sostenibilidad

torange.biz

En el recibo de la luz pagamos cosas que poco o nada tienen que ver con lo de producir, transportar, distribuir y comercializar la energía y otros regalos que hacen que sea el quinto más caro de Europa. Vamos a empezar por los “pagos por interrumpibilidad” que perciben grandes consumidores de energía por la “posibilidad” de cortarles el suministro si la seguridad del sistema lo requiriera. Hoy esa posibilidad no existe, ni de lejos, pero hay grandes empresas que chantajean al Gobierno señalando que si no reciben esa “subvención industrial” se van de España. Total: 500 millones de euros al año.

Pagamos “pagos por capacidad” que reciben las grandes compañías eléctricas se supone que por estar de guardia con sus centrales térmicas de gas de Ciclo Combinado, por si en algún momento las renovables “no están ahí”, apoyo que teóricamente podría tener su razón de ser pero que en la práctica no es así. Los 27.000 MW que suman no se construyeron para “apoyar” nada sino para convertirse en la primera tecnología del sistema. Se equivocaron, y mucho. Hoy ese error nos cuesta unos 600 millones de euros al año.

Pagamos los llamados “costes extrapeninsulares”, solidaridad con los consumidores de Canarias y Baleares que no sería necesaria si en lugar de quemar fuel hubieran implantado ya renovables con las que tendrían una electricidad un 130% más barata. En cualquier caso, 900 M€ año.

Pagamos unos “costes de operación del sistema y mecanismos de ajuste”, la energía que se compra hora a hora para ajustar oferta y demanda fina, que las grandes corporaciones se lo guisan y se lo comen con nula transparencia. 1.200 M€ año.

Pagamos tres impuestos y uno (el IVA) sobre los otros dos, herejía fiscal; pagamos un déficit que …. es otra cuestión.

Pagamos unos costes de generación más altos de lo que debiéramos porque el mercado está diseñado para que las eléctricas obtengan de sus centrales nucleares y grandes hidráulicas unos insólitos beneficios caídos del cielo.

Y, sobre todo, pagamos en distribución y transporte unos costes regulados que permiten a nuestro oligopolio mantener unos beneficios que doblan en margen a los de las eléctricas europeas. Y sí, también pagábamos unas primas a las renovables que eran una excelente inversión para este país, aunque algunos las señalaron como las culpables de todos los males. En definitiva: regulación desastrosa y regalos para muchos a costa de pocos.

  • Imagen: torange.biz

Gas natural, una amistad peligrosa

José Luis García – Responsable del Área de Energía y Cambio Climático jose_luis_garcia

de Greenpeace España

La urgencia de actuar frente al cambio climático es cada vez más evidente. Así lo atestigua el nuevo récord de temperaturas mundiales alcanzado este mes de febrero.

La responsabilidad del problema está perfectamente atribuida a la quema masiva de combustibles fósiles: carbón, petróleo y gas. Pero mientras la necesidad de reemplazar a los dos primeros está ampliamente aceptada, persiste un debate sobre el papel que corresponde al gas natural.

Central Eléctrica de Ciclo Combinado en el Puerto de Barcelona (Antón Osolev)

Central Eléctrica de Ciclo Combinado en el Puerto de Barcelona (Antón Osolev)

Curiosamente, las empresas que extraen el gas son esencialmente las mismas que extraen el petróleo, de manera que las petroleras ven en el negocio gasista una oportunidad de prolongar su dominio del sector energético, con una imagen más aceptable para la opinión pública. Para ello, el sector cuenta con la complicidad de instituciones como la Comisión Europea, que ha publicado una propuesta para impulsar el uso del gas, en la que ignora la prioridad que deben tener las renovables y la eficiencia energética para el suministro energético europeo. Algo que choca con los compromisos que se han de derivar del Acuerdo de París sobre cambio climático.

Y debe ser muy importante para la industria gasista lograr ese apoyo político y social, porque hay mucho dinero en juego, a juzgar por las decenas de millones que se gastan en estrategias de lobby sobre los responsables públicos.

Lee el resto de la entrada »