BLOGS
La energía como derecho La energía como derecho

Las claves de un tema que nos afecta a todos

Razones para el cierre de Garoña

Carlos Bravo – Coordinador del Secretariado técnico de Alianza Mar Blava

Hace unas semanas recibí, con cierta sorpresa, un escrito de la Subdirección General de Energía Nuclear (SGEN) del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital (MINETAD) en el que, en resumidas cuentas, informaba que se había recibido en ese Ministerio el informe del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) sobre la renovación de la autorización de explotación de la central nuclear de Garoña y que podíamos alegar al respecto. ¡Ojalá fuera la Administración siempre tan diligente y deseosa de fomentar la participación pública!

Ya sabemos que el pasado mes de febrero, el Pleno del CSN, con el único voto en contra de la consejera Cristina Narbona, emitió un informe positivo al alargamiento sine die de la vida de la central de Garoña. Este informe del CSN es preceptivo, pero no vinculante para el Gobierno, que es quién tiene la decisión final sobre la renovación del permiso de explotación solicitado por el titular de la planta, Nuclenor (participada al 50% por Endesa y por Iberdrola). Aunque recientemente Iberdrola ha dejado claro que no quiere que Garoña vuelva a ponerse en marcha porque, dice ahora, que no le salen las cuentas y que la central no sería rentable si ésta volviera a funcionar.

El motivo de la SGEN para enviar de oficio dicho escrito era el cumplimiento del artículo 35.a) de la Ley 30/1992 del Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, que dice: “Los ciudadanos, en sus relaciones con las Administraciones Públicas, tienen los siguientes derechos: a) A conocer, en cualquier momento, el estado de la tramitación de los procedimientos en los que tengan la condición de interesados y obtener copias de documentos contenidos en ellos. (…)”. Ello, sin perjuicio, seguía informando, del posterior trámite de audiencia que se ha de llevar a cabo en relación con este expediente.  

Pero, puesto que el MINETAD nos lo facilita tanto, démosle argumentos para que decidan no renovar el permiso de explotación de Garoña y ésta se cierre ya definitivamente. El 16 de diciembre de 2016 se cumplieron cuatro años desde que la central fuera desconectada de la red eléctrica por decisión de la compañía propietaria y ojalá no vuelva a producir ni un solo kilovatio-hora más.

Tanto en Europa como en Japón y Estados Unidos, la energía nuclear está viviendo un proceso de declive, más pronunciado a medida que se van cerrando cada vez más centrales, se reducen los encargos de nuevas, las pocas que están en construcción se enfrentan a graves problemas económicos y técnicos e importantes retrasos, cada vez más gobiernos (lamentablemente no el español) se mueven decididamente hacia las energías renovables y las grandes empresas de la industria nuclear se enfrentan a serios problemas financieros. De hecho, incluso dentro del sector nuclear, algunos de sus mayores promotores creen que esta energía está ya en una crisis terminal.

Como el tiempo y los hechos se han encargado de demostrar, la energía nuclear es un fracaso económico, tecnológico, medioambiental y social, que ha causado ya graves problemas a la salud pública y al medio ambiente: accidentes nucleares, la generación de residuos radiactivos imposibles de eliminar y, además, contribuye a la proliferación de armas nucleares.

De hecho, la energía nuclear es considerada ya, para la opinión pública y la mayor parte de los grandes inversionistas, un dinosaurio industrial del siglo XX.

Garoña es, siguiendo el símil anterior, una especie de fósil viviente. Es una central nuclear de la llamada “primera generación”, diseñada en los años 60, que empezó a funcionar en 1971 y está ahora entre las más viejas del mundo.

Es, además, idéntica a una de las centrales nucleares cuyo edificio de contención vimos saltar por los aires cuando se produjo el gravísimo accidente nuclear de Fukushima en 2011, que provocó cientos de miles de afectados y desplazados y contaminó amplias zonas del territorio con altos niveles de radiación.

Ese mismo año, Garoña, la central gemela de Fukushima, debiera haber sido cerrada de forma inmediata. Sus defectos de diseño y los numerosos problemas de seguridad que ya venía padeciendo, largo tiempo atrás, hubieran requerido inversiones muy importantes en la instalación para que ésta pudiera seguir operando en las condiciones de seguridad exigibles tras la catástrofe nuclear de Fukushima (accidente catalogado de nivel 7, el máximo, en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares, como el de Chernóbil).

 Con una potencia de 460 Megavatios (MW), su contribución eléctrica, cuando funcionaba, era escasa, de poco más del 1% de total del Sistema Eléctrico peninsular. En suma, una central totalmente prescindible, más aun, teniendo en cuenta el enorme sobredimensionamiento que padece desde hace años nuestro Sistema Eléctrico.

Y por supuesto, como toda central nuclear, cumple todas las características de esta tecnología:

  • La energía nuclear es intrínsecamente peligrosa y, como se demostró en el desastre de Chernóbil y luego en el de Fukushima, la radiactividad liberada en un grave accidente nuclear puede viajar miles de kilómetros, traspasando todo tipo de fronteras.
  • Las centrales nucleares son objeto potencial de ataques terroristas. Además, existe la posibilidad del desvío de materiales nucleares para la fabricación de armas atómicas.
  • Es la energía más sucia. Las centrales nucleares generan residuos radiactivos cuya peligrosidad permanece durante decenas de miles de años y cuya gestión, tratamiento y/o eliminación son cuestiones aún no resueltas. La industria atómica no ha sido capaz de encontrar una solución técnica definitiva, satisfactoria y segura, para este grave problema.
  • En su funcionamiento rutinario emiten al medio ambiente radiactividad en forma líquida (que se traslada al mar, a los ríos y embalses, de los que depende para su refrigeración) y en forma gaseosa a la atmósfera. Esa contaminación está ahí, aunque la radiactividad no la podamos percibir con nuestros sentidos.
  • La energía nuclear no es necesaria puesto que la viabilidad técnica y económica de un sistema de generación eléctrica basado al 100% en energías renovables es un hecho ya comprobado científicamente. Hay muchas combinaciones de un mix 100% renovable que tendrían un coste menor que el de un sistema basado en tecnologías convencionales.
  • Por sus características de funcionamiento dentro del Sistema Eléctrico, las centrales nucleares son un gran obstáculo para el despliegue a gran escala de las energías renovables. En la transición a un sistema 100% renovable se necesitaría una fuente de energía de respaldo que fuera flexible, capaz de encenderse y apagarse en el corto plazo. Pero la energía nuclear, pensada para un funcionamiento en base 24/7, nunca podría hacer eso satisfactoriamente.
  • Es la fuente de energía que menos empleo genera por unidad de energía producida. Menos que cualquier energía renovable.
  • La energía nuclear nunca podrá ser una solución económicamente viable y eficiente para reducir emisiones de CO2 en la lucha contra el cambio climático.
  • En España la energía nuclear no genera independencia energética. España importa el 100% del uranio que se emplea como combustible en sus centrales nucleares, por lo que nuestra dependencia del extranjero al respecto es absoluta. También dependemos totalmente de países extranjeros en otras fases básicas del ciclo nuclear, como es el enriquecimiento del combustible.

En resumen, la energía nuclear es incompatible con un modelo energético sostenible ya que no cumple ninguna de sus premisas: no es económicamente eficiente, ni socialmente justa, ni medioambientalmente aceptable. Como la central de Garoña (y todas las demás).

 

 

14 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser fuku kaka

    ¿Cómo anda lo de Fukushima?
    ¿Se sabe algo? ¿Cómo la refrigeran, dónde esta el material radiactivo, cómo se desmantelará?
    ¿Existe la tecnología capaz de desmantelar una central en caso de accidente grave? ¿Si no es así, es ponerlo todo al azar?

    17 Mayo 2017 | 11:42

  2. Dice ser GaroñaVuelveYa!

    Pues mira, ecologista de pacotilla. Son 480 MW de energía producidos 100% limpia. Como siempre echándole la culpa a las nucleares, bla, bla, bla. Dejad de quejaros ya de las nucleares y primero preocupaos por las plantas de carbón aún abiertas. Mientras os quejáis de las nucleares (cuya probabilidad de que ocurra un Chérnobil o un Fuskushima, en España es imposible, para empezar Fukushima fue por un agente externo a la mano humana. Chérnobil tenía el reactor mal diseñado y una serie de errores en cadena que se produjeron…) mientras os quejáis de algo inofensivo y limpio, cientos de toneladas de Co2 y de Oxido Nítrico están siendo lanzados a la atmósfera. Verguena dáis quejandos de las nucleares.

    17 Mayo 2017 | 12:29

  3. Dice ser David

    Madre mía, aquí escribe cualquiera sin saber de nada ni contrastar sus palabras. Mentira todo el artículo

    17 Mayo 2017 | 12:33

  4. Dice ser GaroñaVuelveYa!

    En su funcionamiento rutinario emiten al medio ambiente radiactividad en forma líquida (que se traslada al mar, a los ríos y embalses, de los que depende para su refrigeración) y en forma gaseosa a la atmósfera. Esa contaminación está ahí, aunque la radiactividad no la podamos percibir con nuestros sentido.

    —————————————————————————————————-

    En cuánto a ésto es un puto chiste, jajajaja. Éste hombre sin aparente cultura científica en cuánto a energía del átomo parece ser que dice que contamina ríos, aguas, embalses, etc. Para empezar los átomos radiactivos que quedan en el agua utilizados para la refrigeración del núcleo sólo perduran en el medio durante 7 segundos y después se desintegran.

    ¿Quieres como modelo energético una “tan verde Alemania” cuyo 44% de la energía producida viene de combustibles fósiles?

    O mejor un modelo energético Francés cuyo el porcentaje de energía proveniente de combustibles fósiles solo representan el 5%

    17 Mayo 2017 | 12:57

  5. Dice ser Truker

    Estaría bien que antes de escribir un artículo se documentase un poco en lugar de verter una opinión que encima se sustenta en razones que no son ciertas. En primer lugar nuestro pais se ve obligado a importar energía ( Que por otro lado proviene de nuclear y nos obligan a hacernos cargo de los residuos generados) y a generarla a partir de gas o carbón. En segundo lugar ninguna central nuclear emite radiación al exterior por el aire o por el agua de su refrigeración en funcionamiento normal, por favor no alrmemos a la población con mentiras. Yo estoy totalmente a favor de las renovables pero a día de hoy no es suficiente y la nuclear es un buen suplemento que encima no contribuye al efecto invernadero.

    17 Mayo 2017 | 13:55

  6. Dice ser investigador

    Este hombre cada vez que escribe un “artículo” de estos se luce… cada vez queda más en evidencia por dios santo!

    17 Mayo 2017 | 15:02

  7. Dice ser Juliana

    Mira, ya están los ecolojetas con sus discursos de no y no y no a todo. Ciertamente Garoña es una central con sus añitos, y quizá por eso no debería renovarse la explotación, sino que debería cerrarse PARA ABRIR UNA 20 VECES MÁS GRANDE AL LADO, para que los hippies de turno de 0 consumo energético puedan seguir usando sus iPads para colgar discursos chorra y sin fundamento en la red. ¿Qué es eso de que la energía nuclear no es económicamente eficiente? ¿Tú has leído al menos un poquito de lo que supone la energía nuclear en cuanto a producción de energía eléctrica? Veo que no. Es mejor decir a todo que no. Que no a la energía que no salga de molinillos de papel, que no a usar coches porque son una guarrería, que no a todo, pero eso sí, luego a los que se les llena la boca con estas sandeces son los primeros con el iPad de última generación debajo del brazo, y con las zapatillas del momento cuya marca sea reconocidamente una de esas que tiene a niños en Bangladesh cosiendo suelas. A otro perro con ese collar.

    17 Mayo 2017 | 15:31

  8. Dice ser Juliana

    Por cierto, lo de la foto del inicio del artículo (por llamarlo de alguna manera) y que tanto utilizáis al referirnos a la contaminación de las centrales nucleares a ver si lo adivinas porque es:

    A) radiactividad de la buena
    B) CO2 de lo bueno
    C) vapor de agua

    ¡No, por dios, que no sea la C)!!!

    17 Mayo 2017 | 15:35

  9. Dice ser Fernando

    Vale majetes, pero ahora decidme que es lo que envenena la atmosfera, que es lo que produce los gases del efecto invernadero y el que es el protagonista de los agujeros de la capa de ozono, ……, entre otras cosas. He oido decir energia nuclear ?????. NOOOOOOO !. Parece ser que tienen mas la culpa las energias fosiles ???. SIIIIIII !. Premio para el caballero.

    17 Mayo 2017 | 15:37

  10. Dice ser ¿saben cómo desmantelarla ya?

    ¿Sabe alguien cómo está Fukushima?

    17 Mayo 2017 | 16:00

  11. Dice ser Ferrendiez

    A ver, soplahierbas, que te lo explico despacito. Garoña es una central SEGURA, sin ningún tipo de incidente grave que reseñar en toda su vida, a la que además se la revisa para verificar que sigue siendo SEGURA. Sus residuos se custodian en condiciones de seguridad en el almacén habilitado al efecto. Por tanto ofrece energía eléctrica BARATA Y SEGURA. ¿Qué motivo hay para desdeñar esa energía? Sin perjuicio de seguir invirtiendo en energías verdes de ésas que tanto os ponen.

    17 Mayo 2017 | 17:00

  12. Dice ser Los de siempre

    Independientemente de la veracidad del artículo, queridos pronucleares, parece que no os dais cuenta de que a la gente NO le gustan las nucleares. Y punto. Nos importa tres como estén diseñados los reactores. Queremos renovables, porque nos parece ético y seguro, y no hay charleta de acomplejado que necesita hacer ver que sabe mucho de nucleares que nos vaya a cambiar de opinión.
    Por cierto, sería interesante que alguno intentaráis rebatir lo de que es la energía que menos trabajo genera por unidad producida. Ah, que eso no os interesa…igual es que trabajais en nucleares.

    18 Mayo 2017 | 02:40

  13. Dice ser GaroñaVuelveYa!

    A ver número 12

    A mí también me gustan las renovables, todo bonito y todo muy limpio pero sabes cuál es el problema?

    El almacenamiento y que las renovables son intermitentes, o es que a caso cada día hay sol y cada día hace el viento suficiente como para que la eólica cubra el 50% de la demanda eléctrica?

    Pues en ese caso tenemos como apoyo a las nucleares. Energía limpia y de gran eficiencia

    En cuánto a lo de los trabajos, bueno aquí se viene a debatir sobre energía. Los trabajadores de las centrales están muy bien cualificados para realizar su trabajo.

    18 Mayo 2017 | 09:28

  14. Dice ser Rubén Medina

    Cada vez más se observa como la energía renovable adquiere más confianza. La nuclear siempre ha sido arriesgada, por eso siempre coloco el ejemplo de Dinamarca cuyo sustento energético en el país depende de energías renovables tales como la eólica y la solar. Encontré un blog excelente sobre energía solar http://enlight.mx

    19 Mayo 2017 | 14:04

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.