BLOGS
La energía como derecho La energía como derecho

Las claves de un tema que nos afecta a todos

La Corte Penal Internacional y el cambio climático

Por Juan Castro – Gil – Abogado y Secretario de ANPIER

cambiclimaticoHace tan solo unos días, la Corte Penal Internacional, asomó su patita medioambiental fuera del armario.

La Corte Penal Internacional es un Tribunal creado con el impulso de la ONU (aunque al margen de ella) a finales del siglo pasado, con el objeto de juzgar a personajes acusados de cometer crímenes de esos que no caben en cabeza humana (si es que cabe alguno), tales como los genocidios, guerras, esclavitud…

Los países del mundo, después de mucho tiempo discutiendo sobre la posibilidad de crear un tribunal penal supranacional para asuntos que superaban límites territoriales e incluso de derecho natural, tuvieron que vivir en sus propias carnes el genocidio ruandés y la barbarie de los Balcanes para dar el paso finalmente y aceptar compromisos de cesión de soberanía de Jueces no nacionales. Todo el mundo entiende que haya determinados delitos que superan la imaginación de la jurisdicción doméstica, en los que además, la triste realidad demuestra que terminarían resultando impunes si un organismo semejante no los abordase.

Hasta ahora, en el imaginario colectivo, este tipo de procesos se destinaba a sanguinarios criminales que asesinaban sin pudor a centenares de miles de inocentes, o a los que usaban armas químicas contra la población, o esclavizaban a niños y mujeres en beneficio de guerras miserables,… Pero, ¿qué incidencia penal pueden tener determinadas actividades humanas que inducen de forma directa a un cambio del sistema de vida radical provocado por el cambio climático?

No se rasquen los ojos todavía.

No parece que exista mucha discusión (más allá de alguna anécdota) sobre que la acción humana está forzando sobremanera los límites de supervivencia de nuestro planeta. Existe consenso científico: el calentamiento global provocado por la acción del hombre, (fundamentalmente por su política masiva de extracción y generación energética fósil), está suponiendo un cambio en los ecosistemas, en la salud, en los territorios, en el agua, … de dimensiones nunca conocidas desde que existe el género humano.

Quizás sin valorar en su completa magnitud las dimensiones de su documento, la Corte Penal Internacional anunció que iba a empezar a considerar los casos de destrucción del medio ambiente, el mal uso de la tierra y la apropiación masiva de tierras como crímenes contra la humanidad. Esto supondría un cambio sideral en su estrategia hasta ahora. Quizás prebostes de grandes compañías den un respingo al pensar que su política de forrarse a costa de contaminar, contaminar y contaminar (que hasta ahora les ha salido gratis), a lo mejor, empieza a tener otras consecuencias. Quizás politiquillos de sobre fácil que han aceptado bajo mantras falsos de sostenibilidad económica que el petróleo, el uranio, el gas o el carbón son intrínsecos al estado de bienestar (aunque se lleve por delante el espacio natural de sus hijos y sus nietos), les empiece a temblar un ojillo al vislumbrar una posibilidad como esta. A lo mejor alguno de los iluminados que entiende que la posibilidad de destrozar masivamente acuíferos de nuestros ámbitos rurales buscando una pizca de gas que vender a precio de oro, se lee un par de veces esta noticia.

Que un indeseable tirano acabe con una tribu del Amazonas parece que nadie discute que habrá de ser perseguido más allá de dónde se encuentre, pero que otros miserables de corbata destrocen a cachitos todo lo que conocemos, parece que sorprende que deba de ser perseguirlo penalmente. ¿O no?

No creo que la Corte Penal Internacional levante esta alfombra inmediatamente, pero desde luego, es extraordinario que se hayan atrevido a que este debate salga del oscuro armario en que muchos lo quieren dejar. A ver si de una vez por todas es cierto aquello de que el que contamina paga, pero de verdad.

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser consenso

    Existe consenso científico en una opinión, pero no está demostrado más allá de lo que es una hipótesis.

    Cuando según el método científico algo está demostrado y funciona bajo unas normas estas pasan a ser leyes. Antes de que eso se pueda demostrar, son teorías. Y si ni siquiera hay indicios y solo es un postulado, se llama hipótesis.

    Mientras una gran campaña con mucho dinero se empeña en convencer a la gente que invierta dinero en su industria para evitar el cambio climático, 150 científicos han montado una plataforma para intentar convencer a la ONU para que presente pruebas de eso que muchos ya dicen que es un hecho… sin haberlo demostrado primero.

    http://www.climatescienceinternational.org/

    http://www.libertaddigital.com/ciencia/consenso-150-cientificos-escepticos-niegan-el-calentamiento-antropogenico-1276378505/

    28 septiembre 2016 | 12:05

  2. Es mentira que haya consenso sobre el cambio climático. Unos dicen que es causado por el hombre, y otros decimos que no lo es.
    Ninguna prueba científica demuestra que el cambio climático sea antropogénico. Todas las pruebas demuestran que el clima está determinado astronómicamente.
    La corte penal internacional debería ocuparse en perseguir a Bush, Blair y Aznar, y no en plegarse a los intereses de los países más nuclearizados, interesados en imponer trabas a los países en vías de desarrollo.
    HIDE THE DECLINE

    28 septiembre 2016 | 17:05

  3. Dice ser twoblueeggs

    Gonzalo Calvo Pérez una avestruz tiene más gónadas que tu.

    28 septiembre 2016 | 23:08

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.