BLOGS
La energía como derecho La energía como derecho

Las claves de un tema que nos afecta a todos

Los ciudadanos y la transición energética

Por Juan Castro – Gil – Abogado y Secretario de ANPIER

Imagen de Amsterdam (Flickr/Labé)

Imagen de Amsterdam (Flickr/Labé)

El año pasado, una pequeña asociación formada por ciudadanos holandeses, decidió liarse la manta a la cabeza, implicar a un abogado con extrema conciencia social y demandar a su Estado ante los tribunales, exigiendo que, de forma inmediata, se tomasen medidas legislativas más ambiciosas de las que tenían comprometidas con la Unión Europea para combatir el cambio climático, que en Holanda, además de envenenarlos, los está metiendo bajo el agua.

Pese a los esfuerzos del gobierno holandés, que juraba por los dioses de los tulipanes que lo estaban haciendo requetebién y mantenía que el populacho no tiene capacidad para obligar a semejante ignominia a su todopoderoso Estado, un Tribunal les dio la razón a aquel grupito de valientes ciudadanos, y el gobierno holandés ha tenido que cambiar sus insostenibles políticas medioambientales.

Hace tan solo unos días, medio centenar de adolescentes de Boston y alrededores liaron a una abogada, a la que pagaron con toda la ilusión que cabía en el mismísimo océano Atlántico, e hicieron lo mismo contra el Estado de Massachusetts. Por supuesto, los argumentos que defendían sus gobernantes fueron los mismos que en el caso holandés: ¿qué van a saber estos niñatos del cambio climático? La contestación de James Miller, de 17 años, fue tan convincente que resultó sonrojante: “los políticos siempre dicen que el futuro es de los jóvenes; si es así, tenemos derecho a que las decisiones de los gobiernos actuales no nos lo estropeen”. Curiosamente, la Corte Suprema también les dio la razón.

Estas dos historias se han reproducido con parecido éxito en lugares tan dispares como Pakistán o el Estado de Washington y están en marcha en países como Bélgica o Noruega.

En España, seguramente porque ha sido la fotovoltaica la tecnología que ha puesto patas arriba al sector eléctrico, al permitir que cualquier persona pueda producir energía, la asociación que aglutina a varios miles de pequeños productores (Anpier), ha cogido ese guante y avanza en un ambicioso proyecto con personalidades de muchas disciplinas, para demostrar que la transición energética a sistemas de generación 100% renovable no solo es posible, sino también obligatoria.

Al igual que en el resto de latitudes, confiamos en que en nuestro país, tengamos políticos y jueces valientes, que sepan afrontar este problema en la verdadera dimensión que requiere. Cualquier otra opción, no nos conducirá a nada bueno.

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Juan Carlos

    Y si nos unimos en asociación tanto de personas con placas solares o sin ellas, y todo aquel que quiera o no quiera crear su propia energía y hacernos fuertes para poder levantar la voz y cambiar el sistema, seria mejor para todos nosotros, para la sociedad, para el medio ambiente.
    Estoy dispuesto a escuchar ideas, sugerencias y hacer lo posible para dar un paso al frente y comenzar la lucha contra la injusticia.
    Saludos.

    02 Junio 2016 | 03:37

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.