Edison, genial inventor… y empresario sin escrúpulos

Brillante inventor de más de mil patentes, durante su vida menos conocida se mostró como un empresario sin ningún tipo de miramiento para acabar con la competencia. Movilizó un enorme grupo de abogados qué perseguía cualquiera que incumpliera alguna sus patentes, particularmente sobre la industria del cine, lo que le reportó grandes beneficios hasta que llegó Hollywood

Thomas Alva Edison

Adobe Stock

Thomas Alva Edison (1847-1931) fue un brillantísimo inventor al que se le deben entre otras cosas el fonógrafo o la lámpara eléctrica incandescente, y respecto a los temas que más nos interesan aquí, inventó la película de celuloide de 35 mm de anchura, aquella que tenía perforaciones en los laterales para su arrastre, el kinetógrafo y el kinetoscopio.

Un inventor muy prolífico, a lo largo de su vida registró más de 1.000 patentes y era conocido en su localidad “el mago de Menlo Park”. Tuvo sonados enfrentamientos como con Nikola Tesla, que había trabajado para él. En 2020 se estrenó la película Tesla (Michael Almereyda, 2020) que muestra esta rivalidad (ver 8 películas históricas del 2020).

tesla edison

Edison (izq,) se enfrenta a Nikola Tesla en la película biográfica ‘Tesla’ (2020) (Ew)

Desde el laboratorio de su casa, apodado por el personal que trabajaba allí como la “Black María” ya que se asemejaba a los coches de transporte de presos (aquí hablamos sobre ello ‘Black Maria’, el primer estudio de cine de la historia ), construyó el kinetoscopio, la primera impresión de fotografías animadas sobre una película. Por ello, junto a los Lumière se les considera los “padres del cine” (ver ¿Los Lumière o Edison? ¿Quién inventó el cine? ). El kinetoscopio, patentado en 1891, tenía el problema que era de visión individual y algo incómoda (ver foto de abajo), nada que ver con las proyecciones en sala de los Lumière .

kinetoscopio edison

El no muy cómodo kinetoscopio de Edison (Lomography)

Sin embargo no todos conocen que además el genial inventor y pionero era un ávido empresario, que no dudo en monopolizar la industria del cine a su favor. Desde su empresa Edison Manufacturing Company, denunció a todos aquellos que no usaban sus aparatos, debidamente patentados, claro está, por lo que pronto se hizo con todo el mercado en el país. Incluso los Lumière no pudieron realizar una gira en el país norteamericano ya que sus cámaras y proyectores fueron requisadas en la frontera.

Thomas Alva Edison fonografo

Edison junto a su fonógrafo (Adobe Stock)

Edison se convirtió en casi un  dictador de la industria americana y todos aquellos independientes que querían seguir trabajando al margen de las leyes impuestas por el magnate, tuvieron que huir ante la avalancha de demandas. Los “proscritos” como les llamaba Edison, terminaron huyendo a la costa este del país, llegando a los suburbios de Los Ángeles, un antiguo feudo de los indios llamado “bosque de acebos”, más conocido como Hollywood (ver Un suburbio llamado Hollywood)

Tras una campaña de prensa en contra de las productoras rivales, decidieron unir sus fuerzas y crear en 1908 la MPPC (Motion Picture Patents Company), lo que significaba un monopolio total de la industria. Las productoras que se unieron a Edison fueron Biograph, Selig, Vitagraph, Essanay, Lubin, Kleine, Kalem y los productores franceses Pathé Frères y Méliès (Star Film). También el fabricante Kodak que se aseguraba como único proveedor de película.

Este trust monopolizó todo el proceso del cine hasta 1915 y lo hacía en todas sus fases, desde la fabricación de la película virgen, los aparatos de grabación y proyección, y también procesos de producción, distribución y exhibición. De esta forma durante ese tiempo solo las películas realizadas por el trust de Edison circulaban por el país en exclusividad, eliminando toda la competencia incluyendo las películas extranjeras. Si alguien quería distribuirlas debían pagar la licencia correspondiente así como un canon semanal para la exhibición.

William Fox

William Fox lideró los litigios contra el trust de Edison (Wikipedia)

Durante ese tiempo aumentó en gran medida la producción de películas logrando una red de exhibición que alcanzaba 4.500 salas, prácticamente la mitad de las existentes. Muchos de los productores independientes tuvieron que litigar durante años contra el monopolio pese a tener a su favor la Ley Sherman Antitrust de 1890.

Algunos de estos productores eran Adolf Zukor, William Fox o Laemmle. Finalmente en 1915 lograron una sentencia favorable del Tribunal Supremo que declaró ilegal el monopolio de la MPPC. Sin el monopolio y la creciente industria desarrollada en Hollywood, el imperio cinematográfico de Edison fue decayendo ante nuevas figuras como Zukor, fundador de la Paramount, que importó el film d’Art europeo, contratando a estrellas que garantizaban los éxitos en taquilla. Además decidieron ampliar la duración de las películas con los largometrajes, algo a lo que Edison siempre se negó, y que logró hacer del cine un espectáculo de masas.

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser avestruz

    este señor no se merece ni que se le mente. Estafador, oportunista, ladrón, extorsionador… de eso lo que quieras, de genio o de brillante NADA.

    07 enero 2021 | 12:44 pm

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.