Max Linder y los orígenes del cine cómico

Si hay alguien considerado como el primer gran cómico del cine es sin duda el actor francés Max Linder, del que el propio Chaplin se consideraba su alumno.

Charles Chaplin y Max Linder

Charles Chaplin y Max Linder

La primera cinta de humor data de 1895, y es una de las primeras películas que los Hermanos Lumière proyectaron en el Salón Indien de París. Entre estos primeros trabajos, se encontraba El regador regado (L’Arroseur arrosé) donde un jardinero termina empapado de agua cuando un bromista le pisa la manguera, idea que tomaron de una ilustración Hermann Vogel. Esta inocente película de apenas un minuto tuvo mucho éxito entre los asistentes y eso que los pioneros usaron al propio jardinero de su finca como actor.

Tras este tímido comienzo, los payasos siguieron la senda del humor en pantalla, donde se llevaban todos los golpes posibles como sucedía en el circo. De entre ellos destacó el francés André Deed, que interpretaba a un payaso tradicional. Pero todo este humor todavía estaba en pañales y tuvo un punto de inflexión con Max Linder (1883-1925).

Gabriel Maximilien Leuvielle, su verdadero nombre, había comenzado en el teatro pero desde 1905 giró su carrera hacia el cine. El personaje de Linder era un dandy, vestido siempre de etiqueta, con guantes, bastón y su imponente sombrero de copa. Su primer gran éxito fue Max patinador (1907), donde vestido de su habitual gala, sombrero incluido, trataba de aprender a patinar sobre hielo, algo no le resultó nada fácil. A diferencia de lo que se había hecho hasta entonces, principalmente persecuciones, caídas o peleas, donde habitualmente casi todo terminaba destruido, Linder introduce un nuevo rumbo al humor, con comedias de enredo o situaciones comprometidas donde el actor trata de no perder la compostura pese a sus habituales fracasos…  y siempre impecablemente vestido.

Max patinador (1907)

Fue tan importante la figura de Max Linder que Chaplin, llegó a decirle al que consideraba su maestro que gracias a sus películas había decidido comenzar en el cine.

“Al único Max, el maestro, de su alumno.”
Dedicatoria de Charles Chaplin

Se considera que el momento más importante de Linder fue entre los años 1911 y 1913, que logró rodar casi un centenar de filmes, siendo el actor europeo más popular y más cotizado, llegando a cobrar un millón de francos al año. Durante ese tiempo rodó éxitos como Max víctima de la quinina (1911), El casamiento de Max (1912) o Max torero (1912).

Pero su declive coincidió con la Primera Guerra Mundial donde fue llamado a filas del ejército francés y fue herido aunque no de gravedad. La falsa noticia de su muerte en el conflicto creó un auténtico shock en el mundo del cine. Recuperado de las lesiones fue contratado en Hollywood en 1916 pero jamás recuperaría la fama pasada. La productora Estudios Essanay trataba de compensar la reciente pérdida de Chaplin con el “fichaje” de Linder, a razón de 5.000 dólares a la semana y una docena de películas al año. También trabajó para la United Artist, donde realizó sus mejores obras en Hollywood, como Sea mi mujer (1921) o Los tres mosqueteros (1922), películas que él mismo dirigió.

max linder

La vida personal de Linder fue muy complicada, lo que le llevó a la depresión y a las drogas. Se casó con la joven Ninnete Peters en 1923, a la que había conocido siendo aún menor. Preso de la depresión y los celos, en 1925 se suicidó junto a su esposa, a la que convenció para que se envenenara antes de cortarse él las venas. Dejaban una niña de apenas un año.

Los celos y el ocaso de su carrera con nuevas estrellas, terminaron con él, pero dejó un bagaje de más de doscientas películas y un lugar de oro en la historia del cine. Más tarde llegarían grandes del humor como el rey de la pantomima Charles Chaplin, Mack Sennet y sus escenas de tartas de crema o ya en época del cine hablado, los Hermanos Marx, que aparecieron cuando la comedia americana se imponía entre los espectadores de los años 30.

Escena de Max Linder toreando a un tren en Max Torero (1912)

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.