La ‘fren-ética’ sima mediterránea

Cunde entre la gente, los gobiernos son sus representantes y educadores, una práctica desconcertante: Los esfuerzos y compromisos que en otros tiempos estaban encaminados a cambiar el mundo son ahora empleados en proteger lo que tenemos, llámese bienestares o idiosincrasia. Incluso así, no estamos seguros de encontrarnos a salvo de ciertas contingencias, por más que muchas sean difíciles de identificar.

La vida es un compendio de situaciones personales dentro de la convivencia social. Se visibiliza lo mismo en postulados que en formas de vida; en ocasiones apenas se manifiesta claramente, lo cual nos conduce a dudas. A menudo, de forma consciente o no, se elige entre una cosa y otra que en cierta manera la contradice. Cuando se reflexiona de verdad entre varias alternativas aparecen los dilemas, insustanciales bastantes veces, en otras llegan a tocar la moralidad o la ética. Bastante gente siente incomodidad a la hora de pensar, sobre todo si lo cuestionado trasciende la esfera del beneficio personal inmediato. Un ejemplo de dilema moral podría ser la cuestión de la acogida de los inmigrantes que viajan días y días en barcos que los han rescatado de una muerte segura en el Mediterráneo.

Los flotadores provisionales que los barcos de Open Arms y Médicos sin Fronteras han procurado este mes de agosto a los náufragos mediterráneos en peligro de ahogarse nos obligan a posicionarnos. Más allá del sentimiento emocional, ya de por sí relevante, está el asunto de la acogida o no por parte de los países ribereños del Mediterráneo, que tuvo su momento álgido en 2015 cuando se tendieron endebles pasarelas entre Turquía y Grecia. Ante este drama, hay gente despreocupada, otra que piensa una cosa y dice otra, gente que conscientemente se manifiesta a favor de que España los acoja; no faltan difuminaciones de los representantes gubernativos y recriminaciones a las ONG cuyos barcos han rescatado a los náufragos. Cada una de estas posiciones tiene una parte opinable, otra más grave censurable desde el punto de vista ético, pues se ponen en juego los conceptos del bien y del mal que, en buena manera, dicen que sostienen la civilización democrática que lleva tantos años bañando el norte mediterráneo.

Duele que personajes como Salvini, o Trump, pretendan a(re)sumir la moralidad global, con la excusa de que quienes sufren en una barcaza o en un desierto están allí porque la redes mafiosas los han transportado. De vez en cuando, hay que sentarse a pensar cuál es la escala personal y social de valores, implicarse en diálogos razonados sobre estos temas respetando las opiniones y conductas ajenas, y formar un juicio moral. Incluso no estaría de más colocarse en alguna ocasión en el lugar de los otros.

Si no lo hacemos más veces y muchas personas, demasiada gente no podrá superar la sima mediterránea, sitio sin fondo en donde cayó la implicación ética de los Gobiernos de Europa. Mucho menos lograrán alcanzar la cima 2030, allí donde aparece escrito el objetivo/deseo núm. 16 de los ODS: Promover sociedades justas, pacíficas e inclusivas, que rubricaron todos los países implicados en este drama veraniego. El freno a la ética universal, visible en el Mediterráneo, lo dificulta mucho.

No se trata de resolver para siempre un problema complejo con muchos intereses en interacción
; de esta tarea deben hacerse cargo los Gobiernos y organismos internacionales, en lugar de dejar que la sima se agrande, por más que digan que las conversaciones para resolver este caso son frenéticas. Es necesario remediar puntualmente estos episodios de agosto –barcos llenos de gente rescatada de la muerte probable, hacinada en penosas condiciones, deambulando por el Mediterráneo o detenidos a escasos metros de un puerto en el que no dejan desembarcar, etc.- representan un esperpento de la condición humanitaria, un frenético estorbo para la convivencia.

Mucha gente no duda de la estrategia, no le supone ningún dilema el asunto: primero salvarlos y acogerlos, después dialogar para encaminar las cosas.

(EUROPA PRESS)

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser HartoDeLosMoralistas

    1º Esta más que comprobado que las ONGS son parte necesaria en las mafias de tráfico de personas.

    2º El mundo es una mierda, el tercer mundo es una porqueria, pero estas personas y estos países tras la descolonización, ¿Que han echo? ¡¡¡¡NADA!!!!, tienen religiones medievales, han tenido diversos régimenes comunistas, y han fracasado como sociedad, no han sabido planificar su población (en parte por culpa de la Iglesia que ha estado muchas décadas promoviendo que el preservativo era un pecado)

    3º La mayoria no vienen de conflictos: Muchos vienen alentados por amigos o familiares que les dicen que aqui en Europa les damos de todo.

    4º ¿Porqué tenemos nosotros por ejemplo que acoger, instruir y soportar económicamente a los menores marroquies, que tienen la delincuencia por forma de vida, un país que no está en guerra, que es una dictadura teocrática donde su Rey se ha comprado un yate de 900 millones de euros?

    Es que verá, señor moralista, los proclamadores de la solidaridad infinita, vivis en buenas zonas, rodeadas de seguridad: Pero los que tenemos que convivir con la gente que viene aqui a vivir del cuento y delinquir (QUE YA SON MUCHOS), ocupan pisos, roban a nuestros hijos por las noches haciendoles la llave del MataLeón… y encima algunos cobran paguitas de integración que ya querrian muchos españoles.

    Estamos hartos, señor moralista, hartos de que listos como ustéd nos hagan responsables de todos los males del mundo.
    La pobreza del mundo no se soluciona empobreciendo a las clases populares de los paises del primer mundo. Es muy fácil hablar desde el púlpito de la moralidad, cuando no se tienen los problemas de convivencia y delincuencia que ocasiona una inmigración DESCONTROLADA y completamenta ALOCADA.

    03 septiembre 2019 | 11:00 am

  2. Dice ser HartoDeLosMoralistas

    Aún diré más:;

    Salvinni, señor Moralista profesor de Geografía lo único que hacía era cumplir con el mandato que le dieron los que le votaron: PROTEGER LA SEGURIDAD Y LOS INTERESES DE LOS CIUDADANOS ITALIANOS, que es para lo que se vota a un político.

    Tal y como dijo Abascal el otro día en el congreso (Sí, ese a la que toda la España izquierdista y manipuladora le tachan poco menos que de Hitler), les espetó a los políticos: “USTEDES FUERON ELEGIDOS PARA DEFENDER LOS INTERESES DE LOS ESPAÑOLES Y NO PARA OTRA COSA […]”

    ¿Quienes se creen los políticos de izquierdas para convertir a España en una ONG a nivel planetario?

    De vergüenza vamos…

    03 septiembre 2019 | 11:05 am

  3. Dice ser hoka

    Tal y como dijo Abascal el otro día en el congreso (Sí, ese a la que toda la España izquierdista y manipuladora le tachan poco menos que de Hitler), les espetó a los políticos: “USTEDES FUERON ELEGIDOS PARA DEFENDER LOS INTERESES DE LOS ESPAÑOLES Y NO PARA OTRA COSA […]”

    10 septiembre 2019 | 5:33 am

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.