Este 5 de junio no es un día cualquiera

Cada cual plantea los días a su manera y conveniencia, pero hay ocasiones en las que las fechas marcan intenciones asumidas por mucha gente; y no nos referimos solamente a las fiestas clásicas de los calendarios de siempre. Hoy, cinco de junio, por si no se había enterado, es el Día Mundial del Medio Ambiente; al menos eso lleva diciendo la ONU desde 1972; sí, ha leído bien. Por eso, no le extrañe que, por unos días, medioambiente será una de las palabras más pronunciadas en todo el mundo: figurará como titular de las noticias, se le dedicarán programas especiales en los medios de comunicación; incluso será una estrella rutilante en las redes sociales.

Seguro que sobre el asunto se generarán múltiples actividades promovidas por su ayuntamiento, por el gobierno de su comunidad; hasta las asociaciones culturales y de vecinos están por la labor. ¡Apúntese a alguna!

Este 5 de junio de 2019 no es un día como el de todos los años. Fijémonos en el lema/tema que la ONU se ha inventado para hoy: La lucha contra la contaminación del aire.

Esta, la polución global con sus estampas particulares muy presentes en nuestras calles de las principales ciudades, representa una imagen absurda, a la vez que inquietante, de la sociedad civilizada y super tecnificada.

Pero claro, el acto principal de la ONU se va a celebrar en Hangzhou, provincia de Zhejiang, en China, en uno de los países que más ha castigado hasta ahora a sus ciudadanos con la contaminación del aire, no solo urbano. Vamos a creer que se hace desde allí expresa un propósito de enmienda global; no solo los chinos o indios deben ponerse en marcha para acabar con la mortífera contaminación que sufren en este momento, también el resto de países que la han provocado antes que ellos.

Un joven pasea con una mascarilla para protegerse de la contaminación en Pekín (China). (Rolex Dela Pena / EFE)

Cuando pienso que hoy puede ser un gran día, aquel que nos impulse a caminar con paso decidido hacia la cima de la Agenda 2030, me suena la canción de Joan Manuel Serrat. Repaso la pegadiza melodía y su letra para mí mismo y para el planeta, y me digo que el esencia me gusta pero la letra admite matices: hay que tener cuidado con los instintos y placeres propios para que no perjudiquen a otros; seguro que hay que darse una oportunidad y no dejar escapar este día, que puede servir para comenzar a pelear por un medioambiente diferente, siendo conscientes de que el desespero momentáneo o duradero no cabe si algo no marcha bien.

 

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Fran

    Anoche en el programa Documentos TV de La2 hubo un programa sobre el tráfico marítimo de mercancías que realmente me sobrecogió, y es algo que la opinión pública no suele conocer.

    Parece ser que los grandes buques mercantes que transportan los contenedores de un extremo a otro del mundo y que están controlados por apenas 20 familias, ya que sus empresas no suelen tener accionariado público, usan combustibles que cualquier otro medio de transporte consideraría como desecho y basura. Los motores de esos monstruos flotantes queman cualquier cosa y necesitan 200.000 toneladas diarias para moverse: por eso usan la guarrería más barata que encuentran, llena de sulfuros.

    Resulta que cada uno de estos barcos contamina igual que 50 millones de coches. Solo se necesitarían 20 barcos para contaminar tanto como los 1000 millones de coches que existen en el planeta, pero no hay 20 barcos navegando los océanos, sino 60.000 de ellos. Culpamos del deterioro de nuestra atmósfera al parque móvil anticuado, cuando estos cacharros contaminan miles de veces más. Son chatarra andante que no es mantenida, de ahí vertidos como los del Prestige que nunca se han pagado medioambientalmente.

    Las grandes navieras están fuera de la ley, con sus banderas “de conveniencia” que se venden al peso. Nadie pone sanciones internacionales, ni bloqueos económicos, ni entra en guerra con Panamá, Liberia, Islas Marshall, Mongolia, Bolivia… para evitar el daño que todo esto genera al planeta, ya que el mundo prefiere que las mercancías lleguen de un sitio a otro de forma barata, aunque tarden 1 mes. Somos los propios consumidores los que preferimos productos de China con “portes gratuitos”. La conciencia hace tiempo que se fue por el sumidero.

    05 junio 2019 | 11:40 am

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.