Entradas etiquetadas como ‘tetas’

Resumen de la gala de Gran Hermano en la que Mercedes Milá se desnudó

Veréis, a mí, que Milá se desnude en medio de la gala, me parece cojonudo.

Es más, me parece que se queda corta y que un día de estos deberían hacer una gala nudista con todos los mejillones y los percebes al aire. Una gala de GH dedicada al marisco del amor, claro que sí.

Pero ya me conocéis (si no me conocéis soy Gus, que tal, aquí mi señora), soy un hombre metódico, cronológico, crónico y anatómico (forense), así que empezaremos por el principio, para que no os perdáis nada, oh, mis amados lectores.

Milá iba vestida de Juegos Reunidos Geyper. Ajedrez, oca, damas… la tumbas en una mesa y puede jugar toda la familia. Sobre todo los papás, porque además llevaba un vestido negro con cremallera de los de “busco a Jack’s”, solo que esa balconada parecía más bien decir “que busque Jack’s entre estas dos glándulas mamarias si tiene cojones”.

Esta mujer debería salir al plató con un cartelito junto a las peras en el que pusiera “por motivos de higiene póngase guantes para manipular la fruta”. Si se descuida se le escapa una teta y se va ella sola con su pezoncillo y su pequeño hatillo rojo con topitos blancos a hacer las américas. (Fotos de Milá empelotá más abajo, cochinos, que sois unos cochinos -y a mi que me gusta-).

Sin título-1

Ya sabéis que la misión de esta semana de Adrián y Desiré, nombres en clave Yogurín, alias Yogu y Faleta, alias Fale, era hacer incursiones en la casa para robar cosas.

Pues bien, los habitantes de la casa se dieron cuenta (a ver, que no son Stephen Hawking, pero tampoco gilipollas) y sospechaban que en la casa de al lado había alguien que perpetraba los robos.

Estaban ya como un joyero, teniendo pesadillas con los butrones, cuando llegó la gala.

¡¡¡¡Y LLEGÓ LA TRAICIÓN, AMIGOS!!!!

Sí, después de que Fale y Yogu se lo montaran como para haber podido rodar Ocean’s cuatro y mitad, Gran Hermano decidió traicionarles.

Así que Milá les contó a los concursantes quiénes eran los ladrones y le alió con los de la casa grande para tenderles una trampa a los nuevos en el que sería su último robo.

“¡No, no vayáis, es una trampa!”, gritaba yo en mi casa, desgañitándome y mesándome los cabellos de los sobacos, viendo cómo Fale y Yogu iban a ser cazados como perdices azuzadas.

Milá les dijo a los concursantes que pasaran a la casita mientras los nuevos estaban en la casa perpetrando el robo de una caja de color azul. Los concursantes se escondieron en la morada de los ladrones.

Y cuando digo esconderse lo digo en serio, porque se metieron hasta en las alacenas, debajo de las camas, en los armarios…

Los pobres traicionados regresaron y… ¡¡¡SUSTACO PADRE!!! Eso sí, seguido de presentaciones, besitos y risas histéricas de las chicas cuando se les acercó Yogu, haciendo que se oyeran castañuelas sin ser la Feria de abril ni ná.

De la semana de estos dos cabe destacar los caretos del Yogu escuchando a Fale. Así como de “mira, te escucho porque no tengo a mano una katana que hincarme en las tripas”.

Ojo y cuidado que Fale quiere hacerse a Juan Carlos. Madre del amor hermoso. Como lo coja lo troncha de dentro a fuera.

Y destacamos una frase de Fale: “¿Iván? Si tiene más pluma que yo” JA JA JA JA

El contenido de la caja que tenían que robar era un libro del blog de Milá (Lo que me sale del bolo). Hay que joderse. Si lo sé, les doy el cambiazo y pongo mi libro.

Ah, que no tengo. Mierda. Bueno, pues mi posado en Interviú.

Ah, que no tengo. Mierda. Bueno, pues un pedo denso, para que se lo comieran nada más abrir la caja. JA JA JA. Tengo que hacer eso antes de morirme.

No sé si alguna vez os lo he dicho, pero tengo una historia de amor con ‘Los Miserables’, de Víctor Hugo. Me encanta la novela, me encanta el musical y me ha encantado la película.

Si se pudiera tener sexo con la propiedad intelectual, me lo haría con ‘Los Miserables’ y luego me quedaría a dormir para hacerle el desayuno y llevárselo a la cama con una rosa.

Por eso mi corazoncito está dividido, porque la prueba de la semana que viene consiste en que monten el musical en la sala de pruebas, que han decorado a lo Francia revolucionaria.

Estoy contento por un lado, pero por otro, pienso en esta panda de gañanes mancillando con sus sucias voces mi musicalito y me entran ganas de verles a todos arder en la hoguera de la revolución.

Antes de seguir con eso.

Entraron al apartamento (una vez desalojado) dos nuevas concursantes.

Una se llama Jessica. Dijo que sus aficiones son “salir de fiesta con mis amigas y disfrutar“. Toma ya, que aficiones. Para premio nobel va la jodía. Lo mismo cura el cáncer saliendo con sus amigas. Eso es ambición y lo de los científicos del CERN es perder el tiempo.

Ya os digo que han metido a ésta para cebar tentar gorrino trufero que los gemelos tienen entre las patas.

La otra que entró se llama Anabel y es una amante del agua oxigenada. Tiene un rubio natural que si lo llega a tener Marilyn se le acaba lo de mito erótico y acaba de vieja loca solterona rodeada de gatos.

El caso es que la primera es monitora deportiva y a la otra le gusta cantar. Currículums más que suficientes para que una se haga pasar por profesora de interpretación y la otra por maestra de canto.

Tócate los eggs. Wert estaría orgulloso de ellas, no digo más.

Peeeeeeeeeeeeeeeero, hay una doble trampa. Ellas saben lo que son, pero lo que no saben es que los otros saben lo que ellas saben pero piensan que no saben los que saben lo que van a hacer.

¿Claro no?

O sea, ellas se harán pasar por profesoras, ocultando que son concursantes, como si fueran contratadas por el concurso ex profeso para la prueba. Peeeero, Milá se lo dijo a los concursantes, que saben que ellas no son profesoras.

Así que los concursantes conocerán el juego y además, podrán ver las valoraciones que día a día hagan las profesoras falsas de sus progresos en el musical e intentarán influir, sin que se note que saben lo que son, en esas valoraciones.

Así, el que al final de la semana quede mejor posicionado en el ránking tendrá un regalo especial.

Si lo habéis entendido ahora mismo os cuento lo de la teoría de la relatividad. Estoy venido arriba, me siento capaz de todo.

A esas alturas de la gala yo estaba planeando cenarme una lata de callos a la madrileña, pero me disuadisteis, malditos. ¡¡Hay que cenar bien, que luego se pasa uno muchas horas sin comer mientras está adormilao!! (Sabiduría popular para un infarto seguro, volumen I).

La primera en salvarse de la expulsión fue Susana. No fue muy bien recibida a su regreso a la casa, pero eso era de esperar teniendo en cuenta que la más de la mitad de los que había allí la habían nominado.

Los más emocionados fueron los gemelos, que están a pico y pala con la muchacha. De hecho, los dos quieren “llevársela”. Seguramente se refieren a llevársela al teatro o a una exposición de arte moderno y no a rellenarla como a los pavos en acción de gracias.

Y hablando de calentones, a Miriam le importa lo que piense su prometido fuera de la casa de sus amoríos con Igor lo mismo que a mi me importa lo que piensen los pelos del culo del color de mis calzones.

La chica está caliente como para fundir barras de acero sentándose encima. Y es que a Miriam le hicieron una despedida de soltera y la muchacha iba suelta como la casquivana de Gabete.

Fliparon hasta las chicas de la casa. Madre del amor hermoso. Tenía el mejillón del amor como recién cocido (muy elegante fue pasarse la mano por el potorramen en pleno striptesase de JC, que solo le faltó olérsela).

Milá reparte hostias para todo el mundo. La azafata que va de guay intentó hacerle publi a las colegas que le habían hecho los zapatos y la Milá he ha dio un tajo que ni con hacha vikinga. A la muchacha le va a doler el cuello de la crujida una semana.

¡¡¡Y A LA CALLE LA PEQUEÑA PONY!!!

Sí, Noelia a su casa enorme y preciosa. La verdad, era un poco pavisosa, así que yo no la voy a echar de menos.

La echaron con el 60,9%. Toma ya.

Justo después, Milá dijo que ella le ha dicho al novio de Miriam que no vaya más al plató, que no haga platós, que lo va a pasar mal, que el pobre está siendo manipulado y que tiene el corazón destruido.

Le dijo que esa era su casa, que podía ir cuando quisiera y que se cuide mucho. Y es que dice Milá dijo que ir a un concurso como este con pareja es complicado.

No, mujer, no, lo complicado es ir a un concurso como este cuando tienes más hambre de hombre que la ballena de Jonás.

¿Sabéis la leyenda del Kraken que atrapaba a los marineros y se los llevaba a las profundidades? Surgió un día que Miriam fue a la piscina municipal y empezaron a desaparecer muchachos.

Y llegó.

Llegó el despelote de Milá.

Untitled-2

De aquí a nada Mercedes Milá va a ser tendencia en los calendarios de talleres y camiones.

El caso es que a la vuelta de una publi llevaba puesta una camiseta de la selección española de fútbol, para darle un poco de intelectualidad al programa, e invitó a Iván a quitársela.

Y después, le invitó a bajarle la cremallera delantera del vestido, que iba del cuello al cañón del colorado. E Iván se vino abajo y se la bajó entera.

Untitled-1

Resultado: Milá como una banana pelada y enseñando tetas, refajo, medias, bragas y hasta el alma.

“En la vida hay que reírse, no hay culo que no pueda verse”, dijo.

¡¡PUES CLARO QUE SÍ!!

Bueno, no. Se me han ocurrido un par de ejemplos de culos y se me han quitado las ganas de comer callos de por vida.

El caso es que adoro la naturalidad de Milá. El día menos pensado vuelven de una publi y está la mujer meando mientras presenta y oímos algún pedillo entre vídeo y vídeo.

Las nominaciones se hicieron en dos fases: la primera, nominando con un punto y delante de todo el mundo, en el salón. La segunda, nominando también con un punto, pero en privado y en el confe.

Pero vamos, que nadie supo aprovechar ese modo de nominar para hacer estrategia.

Nominados JUAN CARLOS, ARGI, y SUSANA. No tengo nada claro quién va a salir.

¿Quién esperaba a Noe en el plató?

¡Su yegua!

La pequeño pony se abrazó a su animal con ansia desmedida, ante el espanto del animal, que después de lo de las albóndigas del Ikea está con la mosca detrás de la oreja cada vez que alguien se le acerca demasiado.

En cualquier caso hubo mucho amor. Si no llegan a ser las dos hembras, habríamos visto sexo entre especies.

Lorena saltó cabreada como un mono. Le habían chivado que la tía de Noe le dijo al entrar ésta en el plató, aprovechando el batiburrillo de saludos a familiares: “cuidado con Lorena“. Y la Lore se puso a llorar, porque ella siempre ha defendido a Noe.

Metida de pata de la tía de Lorena, que se tenía que haber metido los consejos en el culo.

“Si estás fuera no es por envidia porque tengas un descapotable, es porque dentro de la casa has sido una lianta y una metemierdas”, dijo Saray a Noe.

Y es que la pequeño pony se ha pasado el tiempo dentro de la casa haciéndose la rica de gran corazón y gran benefactora. ¿Sabéis Cáritas? Pues lo fundó ella y envuelve personalmente hasta el último bocata de chopped que se reparte.

Y eso que los pobres son unos envidiosos que huelen mal y que la han votado para que se vaya, osea, mierda de plebe que no tiene cosas bonitas.

“Esto para muchas personas era un juego, para mi no”, dijo Noe para defenderse. “Puedo entender que me llamen falsa, pero yo me guío por impulsos momentáneos”, dijo.

Cojonudo. Si el asesino de Milgüoki hubiera usado esa defensa en su juicio, ahora estaría en la calle y destripando gente impunemente.

El novio de Noe se llama Pichu. Debe ser porque la primera vez que follaron le dijo a Noe: “Hola, soy Machu y este es mi Pichu”.

Milá le hizo ver que Pichu no estaba en el plató. “Sé que puede estar molesto por actitudes, caricias y masajes“, dijo Noe. Sí, o eso o es que intentó entrar por el portón del plató pero no le daba el gálibo por los cuernos.

Y así se quedó la cosa, amigos.

 

Ana y Eva, de Gran Hermano 10, expertas en tetas

Las ovejas que han metido en la casa vieja, ajenas al raro mundo de los humanos, no saben que se han librado de milagro, y que los raros motivos de los seres de dos patas les han salvado.

Que la gente haya elegido a Eva entre las que tenían que entrar en la casa garantiza que los lanosos animalitos vayan a tener unos cuidados adecuados, porque la gran hermana, además de gran hermana, es granjera.

Ella y Ana, principalmente, se han dado a la tarea del ordeño, con buenos resultados. ¡Cómo exprimían las tetas de las ovejas! y al final han sacado unos buenos cubitos de leche (de leche de verdad, no de esa que venden en los supermercados…)

Gema, alias la sargenta de hierro parece adaptarse un poco peor. Debe ser porque a las ovejas no les puede decir aquello de “voy a dar cuenta a España de cómo sois realmente”.

Y yo me pregunto: Cuando salgan de la casa, ¿saldrán esquiladas las ovejas en Interviú?