El día que Jorge Javier Vázquez quiso ser Noemí Galera con una bronca en la casa de ‘Gran Hermano’

Jorge Javier Vázquez, con los concursantes asustados. Se nota, ¿no? (FOTO: TELECINCO).

Buah, circunspectos, reflexivos, cariacontecidos, acojonados vivos… así dejó a los concursantes de Gran Hermano el discurso que JJV les echó en la mismísima casa de Guadalix. Lo mismo ahora se quedan suaves que en las discusiones van a parecer la Madre Teresa de Calcuta en un ceda el paso.

No, qué va. Se tomaron la ¿bronca? a guasa. A Gran Hermano se le había pedido que fuera más severo con las salidas de tono y las meadas fuera de tiesto de los grandes hermanos, que no es que meen fuera de la maceta, es que no cae ni una gota dentro.

Y claro, es que eso fue como cuando un niño pequeño dice una palabrota, que los adultos se descojonan pero tienen que regañarle porque es lo que toca, pero no se toman en serio la regañina ni el niño ni los adultos.

“Tenemos una visita, una visita de excepción”, les anunció el Súper en la casa y entró JJV por la puerta de la cocina. Llegó con una gran sonrisa, lo normal cuando vas a decir algo malo y fue recibido con besos y alegría.

– ¡Padilla, a mi despacho! Ssu madre ha muerto devorada por su gato.

– Sé que debería estar triste, pero su sonrisa me cortocircuita los sentimientos, jefe. ¡Venga un abrazo alegre!

Total, que le ofrecieron café y JJV pidió un descafeinado, que si se pone les pide un capuchino con leche de almendra y su cara dibujada en la espumita. Pero no había ni descafeinado, así que se conformó con agua.

Iba a pedir un poco de leche de Verdeliss, como se la reponen…”, dijo JJV. Bueno, la repanocha. Es como si vas a un juicio por robarle la medallita de oro a una vieja y según entras el juez te dice: “Vaya, un medallista. Enhorabuena por sus oros” y se descojona.

“Vengo a contaros dos cosas, una muy buena: el programa lo está viendo mucha gente. Cuando digo mucha gente digo muchísima gente”, les dijo JJV. El 99,5% de esa gente os azotaría en la plaza de su pueblo de lo cabreada que está, pero lo está viendo mucha gente, le faltó decir.

“Pero que lo esté viendo tantísima gente tiene una parte que a vosotros os pone una responsabilidad importante. Cuando un programa se ve tanto cualquier cosa que suceda fuera tiene muchísima repercusión“, les dijo, hablándoles despacio, como si fueran guiris borrachos pensando en hacer balconing.

“Cualquier palabra, cualquier gesto, se multiplica y eso puede llevar a un efecto de imitación o de homologación de cosas que no son buenas. No podemos aceptar cosas que están pasando aquí. En la calle las palabras de las lleva el viento, aquí quedan grabadas“, aseguró.

Ahí tenían ya el miedo metido en el cuerpo. En la puntita de un pelo del nudillo del dedo gordo del pie lo mismo tenían un poco de miedo.

“Tenéis que pensar qué concurso queréis hacer porque se va a quedar en la memoria de la gente y se os recordará por eso“, les advirtió. Porque tú escribes Romeo y JUlieta y luego entras a GH y a la gente lo de los encoñáos esos ni le suena, pero de la gala en que te echaron se acuerdan hasta de la fecha.

“Es complicado convivir con gente desconocida con la que no tenéis afinidad, ¿cómo no va a haber discusiones? Pero la base tiene que ser el respeto”, les hacía ver, pero ya medio descojonado, claro y se perdía bastante el efecto cabreo. No sé si quisieron que JJV hiciera un Noemí Galera, pero es que le faltaba la seriedad y la cara de mala hostia de Galera, que te mira mal y se te meten los cojones para adentro del cuerpo que te los tienen que sacar con fórceps.

“No os pedimos que seáis los mejores amigos de por vida, pero las cosas se pueden solucionar de una manera diferente a cómo lo hacéis”, siguió diciendo JJV. Con que no os apuñaléis con un tenedor hasta desfiguraros nos conformamos, creo que venía a decir.

“Que tengáis claro que hay algunos colectivos que dependiendo de las palabras y las expresiones que uséis pueden sentirse ofendidos”. Por ejemplo: embarazadas que toman leche, dueños de kebaps, hembras de zorro, gente con el ojo pipa y/o que sufran caída de pantalones por gigantismo testicular y la Asociación Española de Personas con Rodillas Negras.

“Debería estar con una fiesta de Halloween y he venido sólo para ésto“, dijo ya descojonado JJV. Efecto de la bronca: se lo tomaron a cachondeo. Menos Garó, que lo de “os recordarán por ésto” le sentó a cuerno quemado. Pero a cuerno de unicornio a la plancha.

Y nada, ahí se fue JJV, dejando tras de sí la peor bronca de la historia. Bueno. Se aprecia el intento. A lo mejor practicando.. 

6 comentarios

  1. Dice ser mercedes cortes perez

    ¿Valla?,uffff,Gus que fallo,te perdonamos porque creemos que estarías pensando en las vallas de las cabras,hay que ver….

    01 noviembre 2018 | 08:02

  2. Dice ser Ains

    Vaya valla

    01 noviembre 2018 | 09:14

  3. Dice ser Anoska

    Toque de atención ante posibles demandas. Son muy listos

    01 noviembre 2018 | 09:14

  4. Dice ser Nenufar

    Esta echo aldrede. Es por las vallas olimpicas.

    01 noviembre 2018 | 09:44

  5. Dice ser Néstor

    Tampoco se acentúan ésto ( ni cualquier otro demostrativo aunque sea pronombre) ni sólo ( aunque sea adverbio). Lo de “valla” ha sido por el subconsciente ( al utilizar el simil olímpico). Por lo demás, muy incisivo y lúcido, como siempre.

    01 noviembre 2018 | 10:31

  6. Dice ser El valla

    Hoy en día cualquiera puede ser periodista o blogero
    Vaya tela jjjjjjj como salta la valla el escritor.
    🙈🙈🙈🙈🙈🙈🙈
    Que dolor de ojos me ha entrado al verlo

    01 noviembre 2018 | 10:59

Los comentarios están cerrados.