BLOGS
El ojo de Gran Hermano

"Cual babosa se están arrastrando por la casa de habitación en habitación según les conviene" Javi Gran Hermano 8 (Año 2006)

Empieza la gala de Gran Hermano VIP de los concursantes baratos

Hoy más que nunca lo de VIP pierde su sentido.

¿VIP? ¿Very Importan Person?

Madre del amor hermoso, si han buscado unos sustitutos que si te descuidas no les conocen ni en el Registro Civil…

Empezamos…

La semana ha estado movidita.

Vemos en el confe a los sustitutos de esta noche.

Rappel está acojonado, ya no tiene redaños para hacer predicciones sobre quién se va, porque ha fallado más que un elefante intentando tener sexo anal con un chihuahua.

Belén Roca está en plató. “Las personas que me han parado me han dado mucho cariño”, dice y añade que se le ha “roto un sueño”. Ya sabéis que su madre está enferma.

Pero eh, que eso no quite lo importante: Jordi saca oooootra vez el tema del cepillo de dientes. Y CONFIRMA QUE CARLOS LO USÓ.

Si estabais pensando en darle un beso con lengua cochinera a Carlos Lozano pensarlo dos veces, porque es como besar a Pato WC.

“Es una broma de mierda”, dice Javi en el plató. Se ríe él solo. Un cómico acaba de morir en alguna parte.

“Se nos fue de las manos, no queríamos atentar contra la salud de Carlos”, dice Belén. “Son bromas que haces cuando eres pequeña, en un campamento”, “no estuvo bien, pero…”. Sí, se la ve arrepentida. Lo mismo que a Hannibal Lecter cuando se come el hígado del cartero.

Vamos con la semana de Charlotte. La muchacha ha estado más atacada de Constantinopla. Los que la atacan son El Pequeño Nicolás, que cuando la toma con alguien es como un pitbull mordiendo una salchicha, y Alejandro, que ha encontrado a alguien a quien le puede colgar el muerto de ser el más tonto de la casa (para quitárselo él).

Atención al comentario progresista, igualitario y feminista de Nicolás: “Te veo que tienes barriga”, le dijo a Nicolás y cuando ella le dice que también tiene él responde “yo soy hombre”.

GAÑÁAAAAAAAAAAAAAAAAAN

En una de las charlas entre la rubia y los dos garrulos, éstos últimos compararon a Charlotte con Michael Jackson, por haberse “tuneado”. Bueno, no voy a valorar el hecho de que entre los tres tienen menos vocabulario que el menú de una tasca, pero que comparen a esa muchacha con Michael Jackson es como comparar un zurullo con una secuoya porque los dos tienen color marrón.

En fin. Que Carlos, cuyo primer mandamiento es “Ama a Carlos sobre todas las cosas”, sacó a relucir la palabra “acosador” para referirse a los dos muchachos. Y claro, a los muchachos les sentó como si les hubiera tratado las almorranas con aloe vera. Pero sin pelar la planta.

Más que nada porque Charlotte se agarró a eso como se agarraría a una oferta 2×1 en tinte de pelo para atacar a los dos premios Nobel que son Alejandro y El Pequeño Nicolás, que a este paso va a ser la nueva Aída Nízar.

Joder las predicciones de Rappel. Es que no acierta ni por aproximación. A Rappel le preguntas quién va a ser el próximo presidente de los EE UU y te dice que Rita Barberá. Según él en la repesca entran Julius con Lucía. A tomar por saco.

TOTAL, QUE ENTRA DANI A LA CASA

Sí, amigos, es esa persona que estuvo en GH con pajaritas como si las llevara cosidas al cuello y que es la viva imagen del frikismo. Cuando hagan la próxima enciclopedia van a poner su foto al lado del término Friki.

Todos los de la casa le reciben con una sonrisa. Con la misma sonrisa a la que recibes a un inspector de hacienda que viene a tu casa con un bate de béisbol en la mano. Y es que claro, que a estas alturas les metan a gente nueva les sienta igual que si llega Dani y se come el último trocito de bocadillo.

A Laura le sentó mal que Carlos le dijera que va por detrás (cosa que ha hecho, porque el deporte preferido de Laura es apuñalar gente por la espalda) así que se chivó de que Carlos había dicho lo del acoso a Charlotte.

Y se inició la Tercera Guerra Mundial. Más que nada porque Charlotte comenzó a gritarles a los dos jovenzuelos “ACOSADOOOOOOR”

“Soy ecuánime”, les dijo Carlos cuando se lo reprocharon. Alejandro dijo “qué ecuánime ni ecuánime”. De ahí se fue al confe a pedir un diccionario. Para él ecuánime es que Ecu se anime.

Pero aprender palabras puede ocupar mucho espacio en una cabeza dedicada en cuerpo y alma a llevar pelo para estar guapo, así que mejor le hizo una “cruz gitana” a Carlos Lozano. Y le va a dar tres puntos a Carlos. OOOOOOH, NOOOOOOOOOOOOOOOOOO

No sé que hacen las Naciones Unidas que no amenazan a Kim Jong Un con darle tres puntos, porque se rinde fijo, entrega las armas nucleares y convoca elecciones en Corea del Norte.

Mientras se montaba el pollo en la casa, mientras todos discutían, a Laura Matamoros sólo le faltaba acariciar un gato de angora mientras se mece en un sillón de orejas.

Entra Samira Salomé. Que no, no es un personaje de una telenovela marroquí, es una que salió en Mujeres y Hombres y Viceversa, ese programa que es inversamente proporcional a la cantidad de libros que se editan en el mundo.

“Tápate el pezón que a Carlos se le va a caer la baba”, le advierte Laura de GH antes de que entre. Y efectivamente, entra y Carlos Lozano pone cara de haber visto una hamburguesa después de hacer dieta un año.

Laura y Samira son otras dos mujeres de esas que se ponen las tetas como el que carga un asno con dos alforjas. No me entendáis mal, me encanta que cada cual se sienta bien con su cuerpo y se arregle lo que le de la gana y en ocasiones queda perfecto.

Pero eso es una cosa y ponerse unas tetas que el cirujano las tiene que mover con cadenas y una polea, hay mucha diferencia. Un par de kilos de diferencia. Tú te llevas esas seis tetas para sellar Venecia y no les vuelve a entrar agua.

-Hola, quería ponerme tetas.

-¿De qué talla las quiere, señorita?

– Veamos… imagine que viniera Gozilla a ponerse mamas, ¿cuáles le pondría? Pues esas.

Más vídeos. Broncón de Rappel y Carlos. Y por si no estuvieran ya gritándose y echándose mierda que parecían los que abonan el césped, saltó Laura a decir que se dijeran lo que habían dicho por detrás. A Laura la mandas a apagar el monte y se va con una lata de gasolina.

Rappel se quedó más resentido que el dueño de un buffet libre cuando va a comer Falete y se fue al confe a ponerle a parir. Laura, siempre cerca, iba animándole para que se encendiera más y más. Laura es capaz de hacer arder un hielo. En la próxima peli de los X-Men va a salir ella, pero en el bando de Magneto.

“En mi profesión soy el mejor desde hace 50 años y soy conocido mundialmente”, decía Rappel de sí mismo. Claro que no llegó a decir qué profesión es esa… porque si Rappel es el mejor vidente el peor debería buscar un trozo de cuerda y una rama de árbol gorda.

Es más fácil que un vietnamita le acierte un tiro a Rambo que Rappel acierte una predicción.

Entra Laura Campos, la tercera aspirante, cinco años después de que ganara Gran Hermano y de que empezara un proceso de transformación para parecerse a Donatella Versace.

“Tenéis todos cara de no me hace ni puta gracia que entre gente”, dice Laura y todos responden al unísono: “NOOOOOOO”. Jaja ja ja ja Y una mierda.

EXPULSADOS A LA SALA DE EXPULSAR.

CAMBIAMOS DE POST.

CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

1 comentario

  1. Dice ser Fan de Gus

    Lo que me he podido reir con lo que has escrito, jaja

    10 Marzo 2016 | 23:04

Los comentarios están cerrados.