BLOGS
El ojo de Gran Hermano

"Cual babosa se están arrastrando por la casa de habitación en habitación según les conviene" Javi Gran Hermano 8 (Año 2006)

Hermanos y enemigos en Gran Hermano VIP

Vamos con Laura y Javi.

Laura está resentida. Pero no resentida de un poco rencorosa, no, está resentida de me he acostado con el negro del whatsapp y le he pedido sexo anal.

Porque Javi va contando cosas como que tiene un colchón de 22.000 euros. Y ella, que dice que ha pasado hambre porque su padre no les pasa una mierda de dinero y se lo lleva todo él, pues le sentó un pelín mal.

Es verdad que Javi siempre la defiende, pero ella le tiene más enfilado que un toro a un mozo en un pasillo.

El último nominado es Julián. Se está abriendo como una crisálida. Sí, de la crisálida está saliendo una mariposa de dos metros y cien kilos, pero oye, no le vamos a poner pegas ahora que el muchacho ha dejado de ser Mr Penas.

Rosa Benito habla de él que lo mismo cuando acabe el concurso va y le adopta. Si Rosa Benito fuera un canguro lo llevaría metido en la bolsa así se herniara.

“A mi madre le hacía dormir el sonido del blister al sacar las pastillas”, dijo de su madre. Joder, este chico es una alegría. Se te pone a contar su pasado y acabas deseando ver El niño del pijama de rayas para subirte la moral.

“No quiero que nadie piense que estoy intentando dar lástima”, le dijo a Liz… y luego le contó sus problemas económicos y sus intentos de suicidio. No, no quiere dar pena, quiere ser el Chiquito de la Calzada de las desgracias.

Y se salva… ¡¡JULIÁN!!

Dice El pequeño Nicolás que no ha hecho las maletas porque se le arrugan las camisas y que si las mete para luego sacarlas, pues que para qué. JA JA JA Moral a tope.

Si alguna vez os sentís bajos de ánimo es porque lo tiene todo este chaval. Pero ojo. OJO, que la salvación de Julián deja las cosas muy difíciles para Nicolás. Me da a mi que se le van a arrugar las camisas.

Julián Contreras vuelve a la casa. Es recibido con amor y cariño y todo el mundo piensa que se salva Laura.

¿A que no sabéis qué? Julián está llorando. En los libros de Sociales (Conocimiento del Medio para los jovenzuelos) van a cambiar el tema del ciclo del agua para incluir el aporte a ríos y mares de las lágrimas de Julián, que son tan cuantiosas que yo creo que lo de las lluvias de El Niño van por él.

“Es una sala pequeña y oscura y muy dura”, describe Julián la sala de expulsiones. Hala, otro trauma para la colección.

Vemos al Pequeño Nicolás haciendo pesas. Es como ver a una hormiga intentando mover una barra de pan.

“Yo nunca he tenido novia, he tenido amigas”, confesó. Sí, tiene toda la pinta de no haber tenido novia. Eso sí, a Belén Roca se le arrimaba por detrás que la chica casi tuvo que usar Filvit champú para quitárselo.

El caso es que se vistió de mujer. Podría haber protagonizado ‘La chica danesa’ y le daban un Oscar con vagina por su fiel interpretación de una mujer.

El Pequeño Nicolás se lleva súper bien con Sema. “Súper, me puedes explicar qué es demagogia? Es que lo dije y no sé lo que es. Soy como Mario Vargas Llosa, digo palabras de intelectual”, dijo Sema en el confe.

Sí, Sema (que conoce a Llosa porque sale con la de los Ferrero Roche) eres un intelectual lo mismo que un Neandertal sacándose trozos de carne de entre los dientes con la costilla de un jabalí.

Otra que se ha ganado el cariño de la casa es Lucía Hoyos. Y cuando digo cariño me refiero a que si la ven pasar que se la lleva la corriente esconden el salvavidas para no tener que echárselo.

1 comentario

Los comentarios están cerrados.