BLOGS
El ojo de Gran Hermano

"Cual babosa se están arrastrando por la casa de habitación en habitación según les conviene" Javi Gran Hermano 8 (Año 2006)

Marta, la sorpresa de la noche, en su entrevista

“Soy muy ordenada… hijaputa y ordenada”, dice Milá.

“Yo piripiteo”, dice Marta. Del verbo piripitear.

“Soy muy picada, soy muy niña, soy impulsiva pero soy buena persona”, decía Marta de sí misma en un confe. “Yo me conozco la chulería que me sale y la Marta asquerosa que me sale cuando me siento atacada”, decía en otro.

“Hay una frase de Shakespeare que me encanta que es ‘De la misma manera que alguna vez has juzgado serás condenada”, dice Marta. Sí, sí, así la dijo, tal cual.

El día que Marta descubra las gafas va a flipar, porque va a poder mirar las cosas sin poner los ojos como dos puñaladas.

Vídeo de su maravillosa amistad con Amanda. “Esta es la típica choni chunga con la que voy a acabar mal”, dijo Marta de la rubia.

“Te viniste muy arriba con tu 1%, tu 2%… y al final te fuiste con un cincuentaypico por ciento”, le dice Marta a Amanda.

Y a Raquel que “una vez se fue porque le echó Sofía y otra vez porque te eché yo”, ja ja ja. La que está muy arriba es Marta.

Esta chica tiene la misma humildad que Vin Diesel en un seiscientos.

“A mi las chonis me encantan, pero hay tipos de chonis, hay chonis que dicen “no me sale del jigo”, explica Marta. Catálogo de Chonis de Canikea 2015. Pon una choni en tu vida.

“La puta guarra”, definió Marta a Raquel. Os diré una diferencia entre las dos: Raquel es una mujer educada y serena y Marta es una niña histérica con manía persecutoria.

“Hay tres programas a la semana…” dice Milá “¡¡¡¿QUEEEEE?!!!” dice Marta flipando. ja ja ja ja sí, Marta, nosotros tampoco lo entendemos…

“Tengo un poco de falta de vista pero la disimulo bien… ¿no?”, dice Marta. NO. Ja ja ja ja. Se te nota a seis kilómetros, corazón, que pones los ojos que parece que estás en una tormenta de arena.

“Se te van a hacer arrugas como a mí”, dice Milá y Marta suspira acojonada. Si le dices que le va a salir chepa no se preocupa más.

Vídeos de las broncas de Han y Aritz, en las que oh, sorpresa, Marta se metió. Porque Marta se metía en todo, chavales. No hay conflicto en el que no estuviera ella. Marta no salió en el cuadro de la rendición de Breda entre Nassau y Spínola.

“Han me entiernece muchísimo”, dice Marta. Que pena que este Gran Hermano haya truncado su carrera como periodista. Habría sido una risa verla de reportera.

La amiga de Aritz… ¿Es Fofito reencarnado?

“Han puede ser muchas veces muy insoportable…”, dice el amigo de Han para defenderle. Ah, los amigos así valen un tesoro. Y me encanta esa cosa que lleva en la cabeza, que es como un visón atropellado, electrocutado y barnizado después.

“Es un chaquetero y me abandona, pero yo a Han le adoro”, dice Marta, también para defender a Han. Joder, le están cubriendo de gloria.

Marta estaba enamoradita de Suso y ella lo sabe. Por eso le aguantó todas las mierdas que Suso le hizo. “Estoy muy acostumbradas a estos chicos, en Canarias hay muchísimos. Amigos chulos, sí, los tengo”, dice Marta. Hala, amigos literatos pocos, pero chulos, los que quieras.

¿Queréis que un secreto deje de serlo? Sólo tenéis que contárselo a Marta. Vemos vídeos que así lo demuestran. Si a Marta le hubieran contado dónde está la Atlántida, seis meses después habría un parque temático encima porque lo habría contado a todos los habitantes del planeta, uno por uno.

“Mañana voy a psiquiatra”, dice Marta cuando ve los vídeos en los que ella se chiva de a quiénes van a nominar Ivy y su clan. Pues mira, tampoco te va mal.

Marta hace movimientos de cuello de negra del Bronx que lo mismo en uno de esos giros de cervicales le sale disparada una vértebra y le saca un ojo a Milá.

Argumentos de Marta:

  • “Bais, bais”.
  • “Que sí, que sí”.
  • “Saliste con un XX%”.
  • “Puñalada, puñalada”.

Etc. Es pasmosa su capacidad de presentar las ideas de una forma ordenada y clara para hacer prevalecer su punto de vista.

Marta se despide de la casa. “Mi Sofi, eres un pivón no me extraña que la envidia abunde”, le dice a su amiga. Porque Marta lo juzga todo por el físico. Para qué iba a envidiar nadie la inteligencia, o la educación u otras cosas que no sirven para nada, como esas.

“Dadle una vuelta a la casa porque en cualquier momento puede haber visitas”, les dice Milá para despedirse. Y claro, en la casa se han quedado más rallados que un parmesano en Italia.

OJO: EL JUEVES QUE VIENE ALGUNOS DE LOS EXPULSADOS VOLVERÁN A LA CASA. “Para cerrar viejas heridas”, dice Milá.

Y se acabó lo que se daba. Mañana, como siempre, resumencito de la gala.

¡Y vídeo haciendo el canelo!

¡Muchos besos y gracias por estar ahí!

4 comentarios

  1. Dice ser dhiego

    Lo que quieras, pero Marta me ha divertido más que la mayoría de los muebles que hubieron en esa casa, Raquel decididamente me recuerda a Indira pero en copia mala, Amanda una poligonera que se cree diva.

    11 Diciembre 2015 | 01:13

  2. Dice ser Gustazo

    Buaaaa buaaaaaaa buaaaaaa

    Jajjajajja siiiiii

    Marta a la calleeeww por fiiiiiin

    Ke pesada dios mio, como se puede hablar a esa velocidad para no decir nada nunca….buffff

    11 Diciembre 2015 | 01:32

  3. Dice ser Desi

    Te has equivocado querido amigo Gus, Marta no llamaba eso a Raquel. El puta guarra se lo llamó Raquel a sofia, después en la fiesta donde les dejaron disfrazarse de exconcursantes marta dijo: estoy entre la puta guarra( a sofia en referencia al comentario de raquel) y la segundona (respuesta de sofia a raquel) es lo mismo que dijo el dia que raquel y sofia se mataron en la sala de expulsión y marta estaba enmedio.
    En todo caso ella no insulta (esa vez) sino que refiere un insulto de otra persona en otro momento.

    11 Diciembre 2015 | 02:13

  4. Dice ser sanber

    #3, Raquel llamó “puta guarra” a Sofía, pero a mucha gente se le olvida que Sofía se refirió a Raquel como “la puta esa” en varias ocasiones mientras pegaba empujones a Suso. Luego dice la pava esa que si Aritz es violento…

    11 Diciembre 2015 | 11:08

Los comentarios están cerrados.