Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Entradas etiquetadas como ‘judíos’

Cuando la historia se repite

Una fotografía que se puede ver en la exposición de los nazis, encabezados por Adolph Hitler, en la París ocupada / Núria Segura Insa

Una fotografía que se puede ver en la exposición de los nazis, encabezados por Adolph Hitler, en la París ocupada / Núria Segura Insa

Estos días, y hasta el 5 de marzo, El Masnou acoge en el museo de la Náutica la exposición Huyendo del Holocausto, Cataluña y los refugiados judíos de la Segunda Guerra Mundial, cooproducida por el Museo de História de Cataluña y la Oficina de Patrimonio Cultural de la Diputación de Barcelona. En ella, a través de la historia de siete familias de judíos, se relata la suerte que corrieron estas personas que cruzaban los Pirineos por tren, pero también a pie para no penetrar por las fronteras oficiales.

Esta exposición es una de las actividades realizadas por estas entidades para conmemorar el setenta aniversario del cierre de los campos de concentración y exterminio nazis. El 27 de enero, precisamente, hizo 71 años que se liberó a miles de presos Auschwitz, uno de los principales campos de exterminio. Se calcula que por las grises paredes de este campo pasaron 1,3 millones de personas, de los cuales 1,1 fueron asesinados.

A finales de enero, se celebró otra efeméride. Hace setenta años, el 28 y 29 de 1946, Francesc Boix presentó en el proceso de Nurember sus fotografías que captaron el horror más inhumano que se vivió en el campo de Mauthasen. Boix, el único testimonio español en el juicio contra los dirigentes nazis, luchó en el ejército republicano y acabó de reo en el campo de Mathausen, donde trabajó en el departamento fotográfico de la policía nazi. Una vez en libertad, sus fotografías sirvieron para detectar a los líderes del nazismo.

Adentrándome en la exposición, no puede evitar hacer paralelismo con la situación actual de los refugiados sirios, afganos o iraquíes u otras nacionalidades. Como en ese entonces los judíos, ambos huyen de la barbarie y de la crueldad humana: de la máquina del terror nazi a las brutalidades del Estado Islámico o de interminables guerras.

Los judíos se jugaron la vida para cruzar buena parte de una Europa rendida a los pies del nazismo, desde Polonia a Francia. En su travesía, se debían de esconder y hacer caminos no oficiales, peligrosos, entre las montañas y el frío para buscar un sitio donde poder vivir en paz. Hoy en día, los refugiados ponen su vida en riesgo para cruzar el mar, sortear el conflicto para llegar a Europa.

Lee el resto de la entrada »

Cuando tiemblan los cristales

"El trabajo os hará libres", lema a la entrada de un campo de concentración // Blog Patria Judía

“El trabajo os hará libres”, lema a la entrada de un campo de concentración // Blog Patria Judía

Hace 75 años de la Noche de los Cristales Rotos. Pero no parece tanto. Al menos, no para los miles de judíos que viven en Europa. Unos 700.000 repartidos en ocho países principalmente, como Alemania, Italia, Reino Unido o Letonia. La mayoría cree que el antisemitismo es un problema importante en sus países y lo que es peor, que en los últimos cinco años la situación ha ido a peor.

El 21% ha sufrido insultos y otros abusos por ser judío. Incluso un 2% ha sido víctima de ataques físicos. No parece mucho un 2%, pero son 14.000 personas. Además en Europa, la cuna de los derechos humanos y de una cultura marcada por el Holocausto y su memoria. Así lo revela una encuesta de la Agencia Europea de Derechos Fundamentales.

Lo preocupante es que no lo vemos. Tal vez porque en el auge de los partidos extremistas, el odio se ha disuelto de una forma general en despreciar a toda persona que llega de un tercer país extracomunitario. Porque quienes están hoy en el punto de mira son los musulmanes, vengan de países árabes, del este de Europa o del África subsahariana. Y tal vez también porque el 76% de las víctimas de abusos antisemitas no lo denunciaron ni a la policía ni a ninguna organización.

He ahí la clave. Los judíos, que si algo tiene de bueno su estereotipo es que están organizados hasta el último eslabón, no denuncian ni a través de las ONG. Lo que el estudio refleja es que muchos Estados miembros de la UE aún carecen de los mecanismos necesarios para prever y controlar este odio. Porque las estructuras de los Estados están todavía infestadas por un microrracismo, si lo podemos llamar así, que pasa desapercibido por lo integrado que está en nuestros sistemas políticos y administrativos.

La situación en Israel y los Territorios Palestinos Ocupados no ayuda. Creemos superada la masacre del Holocausto y hablamos sin tapujos de lo que ahora la víctima convertida en verdugo reproduce sobre otro pueblo. Pero lo cierto es que en Alemania, que al menos monumentalmente se ha fustigado con sus crímenes a la Humanidad, el 63% de los judíos encuestados ha evitado ocasionalmente llevar en público signos que les distingan.

Ningún pueblo debe ser perseguido. Ni siquiera el que no da ejemplo. Por eso esta Europa de los derechos humanos tiene que hacer gala de su nombre, poner freno a los extremismos que denigran a todos los pueblos y unir esfuerzos para que triunfe el respeto. Para que los cristales no empiecen ni siquiera a temblar.