Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Archivo del autor

¿Y si el turismo se nos ha ido de las manos?

Un grupo de jóvenes ante la Policía en Magaluf (Mallorca) / FOTO: GTRES

Un grupo de jóvenes ante la Policía en Magaluf (Mallorca) / FOTO: GTRES

Turismofobia. Es la palabra del verano. Al menos, en España. Los editoriales de los periódicos nacionales acogen estas semanas una discusión continua entre los que critican una gestión irresponsable del turismo y los que claman al cielo por la creciente aversión a los turistas. Pero en países como Alemania o el Reino Unido hace años que sus jóvenes de clase media, protagonistas del denominado turismo de borrachera, hacen aflorar las vergüenzas de unas sociedades presumiblemente civilizadas. Sin embargo, cada vez son más los analistas que inciden en el que problema no son los turistas, sino el modelo de turismo.

En el punto de mira está Magaluf, esa especie de enclave balear de Sodoma y Gomorra en el que todos los vicios más avergonzantes están, en la práctica, permitidos. Al menos, así lo reflejan constantemente los tabloides británicos The Sun, Daily Mirror o Daily Star, pero también los medios locales de Mallorca, que hacen referencia al todo incluido de los hoteles y a lo mucho que les compensa a estos visitantes, mayoritariamente jóvenes, coger un avión para irse de fiesta.

La isla también tiene problemas con los turistas en otras zonas como S’Arenal, Platja de Palma, Palmanova o Punta Ballena en una temporada que se prolonga desde mayo hasta bien avanzado septiembre.

De nada sirve que la ONU haya declarado este 2017 como Año Internacional del Turismo Sostenible. España sigue siendo el destino preferente del nuevo modelo turístico al que el periodista Joan Lluís Ferrer puso nombre en su libro Viaje al turismo basura. En él habla no sólo de Magaluf, sino también de otros lugares de masas como Salou, Barcelona y Lloret de Mar en Cataluña y Sant Antoni en Ibiza. Todas tienen un cóctel en común: el que forman el alcohol, la playa, el sexo y, en su conjunto, la falta de civismo y de sentido de la decencia. Y también el negocio que está detrás.

Lee el resto de la entrada »

Arabia Saudí no es Venezuela

El rey de Arabia Saudí junto a Donald Trump / EFE

El rey de Arabia Saudí junto a Donald Trump / EFE

Que Arabia Saudí no es Venezuela no es sólo un hecho irrebatible geográficamente hablando. También lo es desde un punto de vista mediático y en todo lo que tenga que ver con la opinión pública. Así daba cuenta de ello el periodista Pascual Serrano hace unas semanas en sus Perlas informativas de eldiario.es: «”Arabia Saudí: 14 hombres afrontan ejecución inminente por participar en protestas” (…) Esta es otra de esas noticias que no vemos en nuestra prensa porque no es en Venezuela y el gobierno saudí es un buen cliente de las empresas españolas».

El país árabe fue noticia ese día, esencialmente en las webs de algunos medios, porque su Corte Suprema ratificó la ejecución de catorce opositores acusados de «diversos ataques armados» en las manifestaciones contra el gobierno saudí. La noticia no sólo no trascendió, sino que al día siguiente la mayoría de los periódicos de masas no la llevaron a su versión en papel. Y mucho menos a toda página.

La situación es lo suficientemente grave como para darle, como mínimo, la misma difusión que a lo que está sucediendo en Venezuela. Amnistía Internacional lleva tiempo alertando sobre la gravedad de las ejecuciones y las torturas en Arabia Saudí, donde según los cálculos de la organización «al menos 66 personas han sido ejecutadas en lo que va de 2017. Cerca de 26 sólo en las últimas tres semanas». Es decir, más de una ejecución diaria, y fundamentalmente por motivos políticos.

Lee el resto de la entrada »

Portugal y el eucalipto, una historia de amor tóxico

Las masas de eucalipto ocupan unas 646.700 hectáreas en Portugal / FOTO: EFE

Las masas de eucalipto ocupan unas 646.700 hectáreas en Portugal / FOTO: EFE

Portugal llora la pérdida de más de 60 vecinos que murieron atrapados por un incendio forestal “imposible de controlar” que a esta hora continúa activo. Las llamas se originaron en el bosque de la localidad de Escalos Fundeiros, en el municipio de Pedrógão Grande (Leiria), y arrasaron decenas de viviendas, vehículos y vidas humanas, algunas dentro de vehículos con las que familias enteras se adentraron, sin saberlo, en una ratonera de humo. ¿La causa? A priori, se cree que el fuego se inició en un árbol por el impacto de un rayo. Pero su rápida expansión se debió, en gran parte, a la orografía de la zona, en la que predominan los eucaliptos y los pinos, sumada a la tormenta, las altas temperaturas, la presencia de cables eléctricos y las rachas de viento.

Si bien parece que el fuego no podría haberse evitado –aunque varios expertos subrayan la falta de prevención-, su voracidad sí. Organizaciones medioambientales como Greenpeace o Ecologistas en Acción llevan años advirtiendo sobre la expansión del eucalipto en Portugal y España, dos países que representan el 7 % de la superficie mundial de plantaciones de este tipo, según datos del 2011.

Los bosques artificiales, cuyas especies crecen muy rápidamente, no sólo son un jugoso negocio para la industria maderera, sino también carne de especulación urbanística, mientras que, sin un control, amenazan a la flora y la fauna, la conservación del suelo y la gestión de los recursos hídricos. Y, como en este caso, está comprobado que arden muy rápidamente, a pesar de que empresas como la española Ence han llegado a afirmar, en base a datos propios que, lejos de empeorar los incendios, los eucaliptos -“bien gestionados”- apenas han ardido en comunidades como Galicia y Asturias en los incendios de los últimos meses.

Lee el resto de la entrada »

Las 5 lecciones de J.K. Rowling en Twitter

FOTO: GTRES

FOTO: GTRES

Existe la creencia de que los ídolos de masas pierden su encanto al conocerlos personalmente. Pero para un gran número de tuiteros que la admiraban por ser la creadora de la saga Harry Potter, J.K. Rowling no cumple con esa premisa. Los mensajes feministas que la británica escribe en su cuenta de Twitter no han hecho más que aumentar todavía más su legión de fans, aunque al mismo tiempo nunca había tenido tantos detractores como ahora. Al menos no en el mundo digital.

Rowling fue noticia en la última semana por defender a Theresa May ante los insultos vertidos hacia la primera ministra del Reino Unido por el escritor John Niven, simpatizante del laborista Jeremy Corbyn, al que la autora tenía en buen lugar. “Acabo de dejar de seguir a un hombre a quien consideraba inteligente y divertido porque llamó puta a Theresa May. Si no puedes discrepar de una mujer sin usar esos sucios y viejos insultos, que te den a ti y a tus políticas”, escribió.

Lee el resto de la entrada »

Objetivo Melania Trump

FOTO: GTRES

FOTO: GTRES

No es ningún secreto que las primeras damas de Estados Unidos han estado siempre en el punto de mira de los medios de comunicación. Ocurrió, entre muchas otras, con Eleanor Roosevelt, Jackie Kennedy, Hillary Clinton, Michelle Obama, y ahora también con Melania Trump. Aunque, para infortunio de esta última, existe la particularidad de que su marido no es amigo de los principales medios de comunicación de todo el mundo. Y eso tiene repercusiones (también) para ella.

Cuando parecía que con Michelle, laureada por los medios por su inteligencia, su carisma y su saber estar -además de por su gusto en el vestir-, casi se había superado la superficialidad y el sexismo con las primeras damas de EE.UU., la llegada de Melania a la Casa Blanca ha evidenciado todo lo contrario. Desde el momento que Donald Trump puso un pie en la carrera presidencial, la exmodelo empezó a ser juzgada masivamente por ser la esposa de un hombre 24 años mayor que ella. Pero eso fue sólo el principio.

Lee el resto de la entrada »

Ahora la guerra está en la Red

Un total de 178 países han resultado afectados hasta ahora con "ransomware"

Un total de 178 países han resultado afectados hasta ahora con “ransomware”

El viernes pasado el mundo se estremeció. No cayó una bomba nuclear, ni hubo un bombardeo masivo, ni tampoco un ataque terrorista con su escalofriante balance de muertos. Lo que se produjo esta vez fue un ciberataque, de cuyas consecuencias no pudieron librarse, entre otros, gigantes empresariales como Telefónica ni el sistema público de salud del Reino Unido, ni 30.000 oficinas del gobierno chino, ni infinidad de compañías japonesas.

Lo que ocurrió fue un secuestro. Un secuestro y encriptación de datos valiosísimos. Ya sea porque eran imprescindibles para el trabajo diario o porque eran estrictamente confidenciales. El código malicioso ransomware se hizo con los ficheros de miles de ordenadores de todo el mundo y exigió un rescate económico -con bitcoins, la moneda electrónica, por si hubiera dudas en torno al alcance del mundo digital en el que nos movemos-. Pero no había garantías de recuperación.

Lee el resto de la entrada »

Asia, una fábrica para pedófilos

Noruega advierte del aumento de muñecas para pedófilos, o "pedo-dolls", en las aduanas

Noruega advierte del aumento de muñecas para pedófilos, o “pedo-dolls”, en las aduanas

Plástico y silicona. Dos materiales a priori inocentes que se utilizan para la fabricación de infinidad de productos del mercado. Pero también son los materiales principales de las pedo-dolls o muñecas para pedófilos, que se crean fundamentalmente en Asia.

La alarma la dieron los responsables de aduanas de Noruega al asegurar que este tipo de muñecas, con un aspecto de niña o niño escalofriantemente realista y un peso inferior a 20 kilos, no dejaban de aumentar en los controles. Un total de 21 unidades sólo entre octubre y febrero. Con vagina, ano, uñas y pelo. Por lo tanto, equipadas para practicar sexo con ellas.

Lo que los profesionales del control de aduanas subrayan no es el número de pedo-dolls que han llegado a Noruega, que a simple vista no es muy elevado, sino el rápido aumento de las mismas en un espacio corto de tiempo. Y que algunos de sus receptores habían sido condenados por delitos sexuales, además de estar en contacto con niños en su entorno familiar.

Lee el resto de la entrada »

Por qué Le Pen, May y Merkel no son feminismo

Le Pen, contraria a la prohibición del aborto, ha hecho una campaña en la que la apuesta por las políticas de igualdad ha brillado por su ausencia / EFE

Le Pen, contraria a la prohibición del aborto, ha hecho una campaña en la que la apuesta por las políticas de igualdad ha brillado por su ausencia / EFE

Entre los discursos más mainstream de lo que va de siglo, uno de los más repetidos en política es el de la importancia de que haya más mujeres responsables de la gobernabilidad de los Estados. Mujeres políticas, pero también mujeres empresarias, mujeres juezas, mujeres directivas.

Atendiendo a este aspecto, podría decirse que el estatus actual de Angela Merkel o Theresa May (y puede que próximamente el de Marine Le Pen) es una buena noticia. Y lo es, si tenemos en cuenta que hace muy pocas décadas era impensable que una mujer pudiese asumir la batuta de un país, cuando el hecho de que Margaret Thatcher fuese primera ministra del Reino Unido era una sonada excepcionalidad.

Todo ello radica en la necesidad urgente de que mujeres y hombres tengan los mismos derechos de acceso a las esferas de poder, lo fundamental de la eliminación del techo de cristal y el establecimiento de cuotas para asegurar que las mujeres tengamos un hueco asegurado. Pero es necesario algo más.

Lee el resto de la entrada »

Margaret Thatcher era del «bremain»

EFE

FOTO: EFE

Al contrario de lo que se está dando por hecho en plena negociación del brexit, Margaret Thatcher era partidaria de lo que por entonces se conocía como Comunidad Económica Europea (CEE). El afán de amplios sectores del Reino Unido por abandonar la Unión con el argumento de dar un golpe de autoridad ha recordado mucho a los contundentes modos de la Dama de Hierro, pero nada más lejos de la realidad.

La imagen de Thatcher luciendo un jersey plagado de banderas europeas dio la vuelta al mundo y pasó a los anales de la historia, aunque muchos parecen haberla olvidado. Era el año 1975 y la que se convertiría años después en la primera primera ministra (valga la redundancia) del Reino Unido hacía campaña por la permanencia de su país en el mercado único.

La campaña de la Dama de Hierro no fue una eventualidad ni un desliz. El Reino Unido había logrado ingresar en la CEE en 1973 después de un largo camino de indecisión: podría haber sido uno de los países fundadores del mercado único, pero en 1955 el entonces Gobierno conservador de Anthony Eden se retiró de las conversaciones y abogó por boicotear el proyecto europeo; y, aunque Londres cambió de parecer más tarde, la Francia de Charles de Gaulle vetó su adhesión hasta en dos ocasiones.

Lee el resto de la entrada »

Y Trump bombardeó Siria

Mark Wilson / EFE

Lo que se perfilaba como una alianza fuerte y duradera entre Donald Trump y Vladímir Putin desde que el estadounidense llegó a la Casa Blanca empieza a resquebrajarse. Y el motivo se llama Siria. Tras criticar con dureza a Obama por bombardear el país de Oriente Medio, Estados Unidos bombardeó este viernes la base aérea siria Al Shayrat, en Homs, en respuesta al ataque con armas químicas del martes del que la comunidad internacional culpa a Bachar Al Asad.
La reacción del Kremlin -que a lo largo de la semana se ha esforzado en asegurar que son los rebeldes, y no su amigo Al Asad, quienes poseen armas químicas-, ha sido inmediata. Moscú calificó el ataque estadounidense como «una agresión a un Estado soberano, en violación de las normas del Derecho Internacional y bajo un pretexto inventado».

«Es un intento de desviar la atención de las numerosas víctimas civiles en Irak», señaló un portavoz de Putin, quien añadió que lo ocurrido supone «un deterioro en las relaciones» entre Estados Unidos y Rusia.

También el propio Bachar Al Asad calificó el ataque como una acción «despiadada e irresponsable».

Lee el resto de la entrada »