BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Bobby Sands, ¿terrorista o mártir?

cartel Bobby Sands

Foto: Elena González

Robert Gerdad Sands, más conocido como Bobby Sands, nació en Belfast en 1954, en Irlanda del Norte. Antes de meternos de lleno en la vida de Sands, pongámonos en contexto. Vamos a intentar explicar cómo es que Irlanda del Norte llegó a ser el escenario de uno de los conflictos político-religiosos más importantes de esta época. ´The Troubles´, como fue apodado el conflicto armado en Irlanda del Norte, provocó la pérdida de unas 1.500 víctimas durante la segunda mitad del siglo XX. Enfrentó, por un lado, a los unionistas de Irlanda del Norte (de religión protestante, mayoritaria en la región), partidarios de preservar los lazos con el Reino Unido; y por otro lado, a los republicanos irlandeses, en su mayoría católicos y demográficamente minoritarios, partidarios de la independencia o bien de la integración a la República de Irlanda, país de religión católica.

Pues bien, volvamos entonces a la vida de Sands. Con tan solo diez años, él y su familia se vieron obligados a cambiar de barrio por la intimidación de los unionistas. Sobre este hecho llegó a escribir más tarde y apuntó: “yo sólo era un chico de la clase obrera de un gueto nacionalista”. “Es la represión la que crea el espíritu revolucionario de la libertad”, apuntillaba en su relato sobre su infancia. A los 18 años se vio obligado a abandonar su trabajo y poco después su familia tuve que mudarse de nuevo por problemas políticos.

Todos estos conflictos llevaron a Sands a unirse al Movimiento Republicano en 1972. Sus vínculos con el movimiento pronto captaron la atención de las autoridades y, más tarde ese mismo año, fue arrestado y acusado de poseer armas en su casa. Pasó los siguientes tres años de su vida en la cárcel. A finales de 1976, las autoridades arrestaron a Sands de nuevo, esta vez en relación con un bombardeo que había tenido lugar en una gran empresa. Después de sufrir un brutal interrogatorio, un juez sentenció a Sands a 14 años de prisión en una instalación utilizada para albergar prisioneros republicanos desde 1971 hasta 2000, conocida como `Maze prison´.

IRA, Bobby Sands

Foto: Elena González

La huelga de hambre era una vieja tradición irlandesa, llevada a cabo desde el siglo VIII. En esos momentos, los irlandeses que tenían motivos de queja contra alguna persona, se plantaban en la puerta de la casa de su ofensor hasta que el conflicto se solucionara. Pero esta tradición no saltó a los periódicos hasta que en 1972 una huelga de hambre masiva de presos del IRA consiguió que el gobierno conservador de Edward Heath concediera a los provos -miembros del IRA provisonal- un estatus especial que consistía en dejarles vestir su propia ropa, no hacer trabajos penitenciarios, derecho a libre asociación en las celdas, derecho a educación y reducciones de pena. Estos privilegios fueron derogados por el premier laborista Harold Wilson el 1 de marzo de 1976.

No es de extrañar por tanto, que Bobby Sands, jefe de los provos en Maze, eligiera el 1 de marzo de 1981 para comenzar su huelga de hambre. Sands tomó la decisión estratégica de organizar la nueva huelga con un comienzo escalonado. Un nuevo prisionero se uniría cada semana, creando así una presión sostenida sobre el gobierno británico. Sands fue el primero en dejar de tomar alimentos y amenazar con dejarse morir si no se le devolvía el estatus especial. Cuatro días después de que comenzara la huelga, el parlamentario de Fermanagh-South Tyrone murió repentinamente. Sinn Fein, partido político republicano asociado con el IRA, nominó a Sands para el puesto vacante. El 9 de abril fue elegido. El nuevo estatus de Sands como diputado creó un enorme interés mediático, pero el gobierno británico no hizo concesiones. La dureza del Gobierno de Margaret Thatcher y su decisión de no conceder las exigencias de los presos no hizo más que elevar el tono de la lucha de los irlandeses católicos del Ulster.

Finalmente, Sands murió el 5 de mayo de 1981, 66 días después de que comenzara a dejar de comer. La huelga de hambre terminó oficialmente el 3 de octubre. Diez presos murieron en este tiempo. En junio, los republicanos presentaron nueve candidatos al parlamento irlandés y obtuvieron dos diputados. A principios de diciembre de aquel mismo año, el IRA, tras 13 años de violencia política en Irlanda del Norte, aceptaba que su brazo político, el Sinn Fein, se presentase a las elecciones. Pero sólo era el principio del final del conflicto armado. El acuerdo del Viernes Santo (10 de abril de 1998) tardaría en llegar 17 extensos años de sufrimiento y muerte. Tan solo en los meses que duró la huelga iniciada por Bobby Sands, murieron violentamente más de 60 personas, entre civiles, policías y soldados.

5 comentarios

  1. Dice ser Turay

    En nombre de los poderosos, los opositores son revolucionarios, y los revolucionarios terroristas. Y así de fácil manejamos gente para nuestro bien.
    EDUCACION. El día en que este término sea el motivo bélico la tierra comenzará a tener sentido.

    19 septiembre 2017 | 09:46

  2. Dice ser David

    Aparte de que puedas estar a favor o en contra de estos activistas/terroristas del IRA; hay que reconocerles un par de huevos para dejarse morir de hambre por sus ideas. Explicale esto a la generacion del smartphone.

    19 septiembre 2017 | 10:27

  3. Dice ser R.H.V.

    Articulo muy interesante. No tenia conocimiento de este señor. GRACIAS

    19 septiembre 2017 | 11:28

  4. Dice ser Para David

    David, o explícale eso al profugo De Juana Chaos, con su huelga de hambra a base de sandwiches de jamón de york y queso ~_~

    19 septiembre 2017 | 14:54

  5. Dice ser Aída Carretero García

    Corremos el riesgo de convertir en héroes a todos aquellos que mueren defendiendo sus ideas, olvidándonos de que, antes de morir, ellos mismos han matado a otros supuestos héroes. No son héroes, no son terroristas… son criminales, son asesinos !!!!

    19 septiembre 2017 | 17:29

Los comentarios están cerrados.