BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Ley electoral italiana, el cuento de nunca acabar

Diputados Italia

Palazzo Montecitorio, sede de la Cámara de los Diputados.

El país de la inestabilidad crónica en sus gobiernos no parece encontrar una ley electoral que agrade a todos los partidos políticos. Antes de hablar de la nueva propuesta, echemos la vista atrás.

En 2005 se aprobó la Ley Calderoli, más conocida por “Porcellum” (la cerdada, en italiano), ley en la que el sistema electoral proveía bonos de mayoría. En el Congreso, el partido que obtuviese la mayoría simple a nivel nacional recibía automáticamente la mayoría absoluta de la cámara, repartiéndose el resto de los escaños proporcionalmente entre los demás partidos. En el Senado, el partido que obtuviera la mayoría en la región conseguía automáticamente la mayoría absoluta de los senadores por la misma.

Pasamos ahora al “Italicum”, aprobada en 2015 por el Gobierno de Matteo Renzi. Esta ley establece que el partido que supere el 40% de los votos se quede con el 55% de los 630 escaños de la Cámara de los Diputados. Eso sí, sólo es válida para la Cámara baja, ya que la reforma constitucional impulsada por Renzi, que preveía que el Senado dejara de ser escogido directamente por los electores, rebajando así sus competencias y convertirlo en un órgano de representación territorial; fue rechazada en el referéndum del pasado mes de diciembre.

Resumiendo, dos cámaras, dos leyes electorales distintas.

Forza Italia, Partido Democrático, Movimiento 5 Estrellas y el ultraderechista Liga Norte habían llegado a un pacto verbal para diseñar la nueva reforma electoral. Ésta se parecería al sistema alemán en que querrían imponer a los partidos lograr al menos un 5 % de votos para entrar en el Congreso.

Esta discusión sobre el sistema germano de proporcionalidad como modelo, desató la polémica dentro de la coalición de gobierno incluso antes de iniciar su discusión parlamentaria por el rechazo de los grupos minoritarios al suelo del 5% que incluirá la norma.

Entre los políticos a favor, Silvio Berlusconi, que se ha pronunciado sobre este tema y ha proclamado que lo subiría hasta el 8% para evitar la hiperfragmentación actual de las Cámaras. En el otro lado, Angelino Alfano, ya que algunos pequeños partidos quedarían sin representación parlamentaria si no se unieran; como presumiblemente le ocurriría a Alternativa Popular, liderado por Alfano.

Después de lo expuesto y teniendo en cuenta que ha habido 64 gobiernos en 70 años, ustedes creen que… ¿conseguirá Italia alguna vez una reforma de la ley electoral que garantice la estabilidad política de sus gobiernos?

1 comentario

  1. Dice ser Portaco

    La republica es la panacea!

    15 junio 2017 | 08:35

Los comentarios están cerrados.