BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

África, camino a la prosperidad, si la dejan en paz

“Sueño con un África en paz consigo misma” decía Nelson Mandela. Pensar en África es para la mayoría pensar en conflicto, corrupción endémica, nepotismo, pandemias, subdesarrollo, migraciones, hambre… África carga con muchas lacras históricas de su pasado que son aún difíciles de superar: las consecuencias del colonialismo, las deficiencias gubernamentales, la costosa y mala diligencia de los nuevos estados independientes, el analfabetismo, la desconsideración por el medio ambiente…Pero África, con todos sus peros, es un gigante que despierta.

En 2050, más de 1.300 millones de personas poblarán el continente africano, el 35% de la población mundial. En 2100, será el hogar de 4,4 millones de personas – cuatro veces su población actual. La ONU contabiliza 71 ciudades africanas con una población superior a los 750.000 habitantes, muchas de los cuales carecen de infraestructura para apoyar a grandes poblaciones. Estas ciudades están creciendo a un ritmo imparable – esperado para sostener 100 millones más gente en 2025 de lo que lo hicieron en 2010.

Este aumento planteará importantes desafíos. Los gobiernos africanos seguirán enfrentando pobreza, conflictos, enfermedades, acceso al agua potable, a la educación… El continente continúa sufriendo un rápido crecimiento urbano acompañado de una pobreza urbana masiva y muchos otros problemas sociales. La Onu advertió que “las trayectorias de desarrollo seguidas por las naciones africanas desde la post-independencia pueden no ser capaces de cumplir las aspiraciones de un desarrollo humano de base amplia”. La Unión Africana precisa de un desarrollo más dinámico, que reúna a todos los países africanos, que genere confianza y proteja sus intereses en el juego internacional.

El continente comenzó a despegar en la segunda mitad del siglo XX, con una población casi cuadruplicada en 50 años. África oriental y central, incluidos países como Kenia y el Congo, tuvieron el mayor crecimiento demográfico. Mientras tanto, los del sur y del norte -como Sudáfrica y Túnez- registraron menos crecimiento. Esta tendencia se espera que continúe en este siglo, pero hasta ahora el crecimiento de la población no se ha equiparado a la prosperidad. En la próxima reunión del G-20 en Alemania, África y sus perspectivas será uno de los temas centrales a tratar, dónde Representantes de las economías mundiales más grandes discutirán con representantes africanos sobre una cooperación más estrecha entre la comunidad internacional y valorando las oportunidades y desafíos de un continente en el que siete países se muestran en la lista de los 10 que más han crecido en el mundo y donde nacerá uno de cada tres niños futuros. El desafío global para África en las próximas décadas es el crecimiento masivo de la población en un contexto de pobreza generalizada. Es importante, desde Europa, no equivocarse con África: sus problemas son también los nuestros. La comunidad internacional debe mirar hacia África y el desarrollo en ese continente, debe convertirse en uno de los temas centrales de la política europea y global.

Gráfico de la ONU

África posee incalculables recursos minerales, el 35% de las reservas minerales mundiales, más del 40% de las reservas de oro, el 55% de las de cobalto, el 92% de las de platino, además de las petrolíferas que aumentan cada día con nuevos hallazgos. Con este panorama, parece que tendríamos que ser optimistas pero como escribía la periodista Naomi Klein: “África es pobre porque los inversionistas y sus acreedores son inmensamente ricos”. Riqueza material y demográfica que son explotadas por grandes y empresas y países que existen hoy reencarnando las antiguas potencias coloniales, construyendo un nuevo modelo de colonización.

Un continente de más de 30 millones de kilómetros cuadrados de extensión, conformado por 54 países diferentes, con 54 gobiernos de diferentes colores, cuyos límites fronterizos fueron diseñados por las diferentes potencias colonizadoras durante más de 50 años que responden a intereses económicos.

El continente africano, condicionado por tantos factores externos que lo perturban, lucha cada día para encontrar su sitio en el mundo, la política internacional y sus organismos. Para cambiar su imagen internacional, quiere huir de tópicos ni generalizaciones. África es a menudo considerada medios como un continente desgarrado, perdido… los escépticos avisan que los problemas nacionales que desafían varios países, reducen a cero todos los progresos de los últimos años y el rápido renacimiento económico del continente negro. Pero eso es una visión generalista.

“África es muy heterogénea, geográfica y culturalmente. Y requiere un banco de información común”, decía Jordi Bacaria, director del Centro de Barcelona para Asuntos Exteriores (Cidob), en la conferencia internacional organizada por el Real Instituto Elcano (RIE) la semana pasada en la Casa Árabe, en Madrid. Y es que África es, en realidad, la suma de 55 países. “Solo por una convención reduccionista, por comodidad, decimos África”. Decía el reportero polaco, Ryszard Kapuscinski, en su libro Ébano. ¿Somos los medios de comunicación cómplices de la visión de África como una generalización cuando sólo hablamos de sus guerras, de las crisis humanitarias o las enfermedades que fustigan el continente?

 

 

 

 

6 comentarios

  1. Dice ser Laverdad

    Africa y prosperidad son palabras antonimas. En Africa la vida del ser humano esta por debajo de la de una vaca o un reloj.

    07 Mayo 2017 | 16:33

  2. Dice ser joseluis123456

    africa nunca se desarrollara, les falta inteligencia y les sobra las elevadas tasas de natalidad y la religion islamica que esta en contra del progreso de los pueblos y en contra del 50% de su poblacion que son las mujeres a las que somete a un apartheid.

    es imposible generar riqueza en paises que muriendose de hambre aumenta su poblacion por millones.

    07 Mayo 2017 | 17:26

  3. Dice ser uno que pasaba

    El problema de África es cultural. Mientras sigan teniendo hijos como si no hubiera mañana no hay nada que hacer, además de seguir viviendo como sociedades tribales. No es lógico que la gente viviendo igual que hace 70 años sigan teniendo más hijos.

    En 1950, la Europa de los 27 tenía una población media de 250 millones de personas. 70 años después y gracias en parte a la inmigración, es de poco más del doble. Africa, con una población similar en 1950 a la europea por aquella época, no sólo no ha duplicado la población, sino que la ha multiplicado por 6 y sigue haciéndolo…

    Mientras aquí nos preocupamos de que nuestros hijos tengan un techo y comida, allí da igual, tienen tantos hijos como puedan y sólo miran cuántos sobreviven. Luego nos llenan de anuncios de niños hambrientos, de mujeres embarazadas y niños cruzando el estrecho y la pregunta es la misma. ¿por qué tienen hijos cuando aquí en Europa muchas familias se lo piensan para tener uno porque casi no lo pueden mantener?

    07 Mayo 2017 | 22:01

  4. Dice ser Joana

    Sí, que dejen a Africa en paz.
    Cuando los malditos y racistas hombres blancos llegaron a Africa y arrasaron…. arrasaron la nada que ahí había, hicieron mal. Cuando se fueron y dejaron todo lo que hoy tiene Africa, hicieron bien.
    Que dejen en paz a los africanos. Que se acabe la colonización brutal. Nada de injerencias de los blancos, que ya es sabido que son malos, crueles, racistas, xenófobos, ladrones y el paradigma de todos los males.
    Que se acaben las vacunas, la tecnología de todo tipo. Abajo con las calles, los hospitales, los pantalones, los cuchillos. Fuera la electricidad y los motores, los coches y los teléfonos son injerencias coloniales. Fuera los antibióticos, vivan los curanderos. Muerte a los supermercados, que vuelvan el canibalismo y la mierda en el pelo.
    Que disfruten lo que son, y que vivan con lo que puedan inventar. Y si no pueden… pues no pueden.

    Mandamos a todos los africanos para africa, y que ellos solitos resuelvan sus asuntos. Y que inventen la rueda, si pueden.

    08 Mayo 2017 | 13:13

  5. Dice ser Tudela

    La mejor manera de aportar en la dirección que menciona la bloguera, es sin duda no inmiscuirnos más en África.
    Los europeos y los estadounidenses nos hemos metido allí, les hemos robado, hemos sido muy malos y bien es sabido que somos el mal personificado (ayer, hoy y mañana).

    Hay que dejarles a su suerte, porque somos malos y nuestro sucio dinero no tiene que llegar allí, porque somos malos y nuestro sucio dinero capitalista les corrompe.

    Por lo tanto, yo abogo por no realizar donativos a Intermon, a MSF, ni a ninguna ONG ni Gobierno en África. Eso sin duda les ayudará a ser auto-suficientes y a controlar sobre todo su desmesurado crecimiento de población, que no va acorde a su desarrollo técnico ni social.

    Hemos sido muy malos… dejémosles solos y sobre todo quitémosles todo síntoma de injerencia en su cultura, todos los medios técnicos del siglo XXI que les hemos procurado, todo dinero que hemos enviado y ante todo y ¡lo más importante! devolvamos a la gente de África que están ya aquí en Europa (aportándonos luz y cultura) y que vuelvan allí para levantar sus países.

    Yo ya aporto actualmente mucho en este sentido y no doy un duro cuando veo negritos con cara de pena en la tele. Porque somos malos y no necesitan nuestro sucio dinero.

    PD: Hemos probado “a darles pescado”, “a enseñarles a pescar”, “a darles las cañas de pesca” y ¡nada ha servido! Es hora de probar algo nuevo, dejarles en paz y no inmiscuirnos.

    Tenéis razón, ¡HAY QUE DEJARLES EN PAZ!

    08 Mayo 2017 | 13:39

  6. Dice ser Ignotis parentibus

    Y COMO NO LA DEJAN EN PAZ LOS MOROS Y LOS NEGROS SE VIENEN A EUROPA.
    A LOS MEJICANOS Y SUDACAS DEBE OCURRIRLES LO MISMO PORQUE LOS QUE NO EMIGRAN ES PORQUE NO PUEDEN

    09 Mayo 2017 | 18:53

Los comentarios están cerrados.