Fuentesycharcos

“Mark Twain tendría hoy un blog, pero jamás habría escrito gratis”. Robert Hirst, estudioso de Mark Twain

Entradas etiquetadas como ‘Gay Talese’

Periodismo de libro: Miguel Aguilar recomienda “El desmoronamiento”

Periodismo narrativo, periodismo de formato largo, faction, no ficción, crónicas, reportajes, perfiles…Periodismo que, en lugar de publicarse en periódicos o revistas, está pensado para que el autor estire las piernas y emplee doscientas páginas o más en contar historias con toda clase de detalles. Artículos de varios miles de palabras, más largos de los que habitualmente aparecen en los periódicos, que solos o en compañía de otros se publican  en formato de libro. En otras ocasiones, los artículos largos que ocupan unas pocas páginas en una revista sirven de zumo que, una vez mezclado, sirve para hinchar el tema y conseguir las páginas que el editor considera que necesita el libro.

¿Se puede hacer periodismo en España para publicarlo en libros? ¿Hay un nicho de mercado editorial para el periodismo de libro? ¿Qué libros periodísticos demandan los lectores? ¿Tiene interés para los editores que los periodistas escriban libros?

Preguntamos a varios editores su opinión sobre la publicación de libros de periodismo.

El primero en responder es Miguel Aguilar, editor de Debate y ENDEBATE.

314_C924694.jpg¿Resultan interesantes para los lectores los libros de periodismo de largo formato?

Ese tipo de libros interesan al lector español en menor medida que en otras latitudes. El periodismo de largo aliento, o en formato largo, o como se quiera llamar, tampoco dispone en España de demasiado espacio en revistas ni en periódicos, no es un problema exclusivo de los libros. Sin embargo, sí que tiene grandes partidarios entre los editores, los periodistas y los escritores, y por eso se sigue intentando. Quien mejor definió la paradoja es Martín Caparrós cuando dijo que le han pedido muchas veces diez mil palabras sobre la crónica pero muy pocas crónicas de diez mil palabras. También es cierto que algunos libros muy bien acogidos por el público, Anatomía de un instante de Cercas, Enterrar a los muertos, de Pisón o yendo un poco más atrás Relato de un náufrago de García Márquez pueden ser vistos como periodismo narrativo. Y que Gay Talese y Chaves Nogales han vivido un resurgir.

¿Qué libros de crónica o reportaje de los que habéis publicado han tenido mejor aceptación?

En un sentido laxo, Gomorra, de Saviano, que ha debido de vender más de 300.000 ejemplares. De la colección de crónica que teníamos, La ficción real, el perfil de Messi, de Leo Faccio, que habrá vendido cerca de 20.000.

 ¿Una recomendación?

Sin duda alguna, El desmoronamiento. Es el mejor libro que he leído en mucho tiempo. Una obra maestra.

The New York Times prepara el desembarco en Londres

18-Museum-Street-Office-Buildings-Office-Space
Edificio donde The New York Times instalará la redacción en Londres.

 

Ya tardaban. Mientras el diario The Guardian lograba el éxito en Estados Unidos, The New York Times (NYT) no apostaba por lanzar una edición europea en internet. Pero todo llega. Según recoge The Guardian, NYT ha acordado alquilar unas oficinas en 18 Museum Street de Blomsbury, un barrio en el centro de Londres, donde trabajarán alrededor de 100 empleados en 2015.

Sin duda, NYT intenta ganar la guerra del “inglés” que, por ahora, pierde el periódico norteamericano. The Guardian abrió la redacción de Nueva York en 2011 y otra en Australia en 2013. El resultado ha sido muy positivo para el diario británico que, en el pasado mes de septiembre, con un crecimiento del 12,3%, consiguió 42,6 millones de usuarios únicos frente a los 41,6 que obtuvo The New York Times, según comScore.

Roy Greenslade especula en el artículo en The Guardian con la posibilidad de que el NYT convierta la nueva sede de Londres en su centro digital para Europa. Los periodistas, según Greenslade, llegarán desde la redacción de Nueva York y también de París, más si decidieran cerrar la oficina del emblemático Internacional Herald Tribune en la capital francesa.

Las nuevas oficinas londinenses ocuparán unos 800 metros cuadrados. El alquiler no es barato, alrededor de 573.000 euros al año.

Gay Talese en The Kingdom and the Power, publicado en 1969 —cuando en el Times trabajaban 5.307 empleados, de los cuales alrededor de 700 pertenecían al departamento de noticias situado en el tercer piso—, explicaba que The New York Times aparecía en once mil cuatrocientas sesenta y cuatro localidades de Estados Unidos y en todas las capitales del mundo.

Cincuenta ejemplares irían a la Casa Blanca, treinta y nueve a Moscú, algunos se introducirían en Pekín, y de la gruesa edición del domingo se enviaría un ejemplar hasta Formosa, donde lo recibiría un diplomático allí destacado que pagaba por cada número dieciséis dólares y cuarenta centavos”, decía Talese hace 45 años.

Las cosas han cambiado mucho. Ahora “la Dama Gris” se puede leer en cualquier parte del mundo a cualquier hora si se dispone de un dispositivo conectado a internet.  En el terreno digital, el objetivo no es distribuir el periódico para que llegue al lector sino que el lector visite el diario. En un mundo globalizado, la primera segmentación es la del idioma. Por eso, el diario que en este momento es la referencia periodística en todo el planeta se ve obligado a entrar en la batalla de Inglaterra para conseguir más tráfico.